El día de la historieta (o del cómic)

Paco Cerrejón | 3 de diciembre de 2009 a las 9:38

Buenas pero insuficientes propuestas.

Hace pocos días un grupo de personas relacionadas con la historieta en nuestro país decidió acertadamente impulsar la creación de un día dedicado al cómic. Vaya por delante que me parece una muy buena iniciativa y necesaria.

Hace unos años cuando se creo el Premio Nacional del Cómic todo el sector (o casi) salto de alegría y vio aquello como el comienzo de una nueva era en la que por fin las administraciones públicas atendían las necesidades olvidadas del cómic español. Pero el Premio se quedó sólo, no hubo más iniciativas. Bueno, sí, una más. En un par de reuniones, parlamentarios de distintos grupos del arco político del Congreso nos dijeron que para empezar a estudiar y planificar medidas era condición básica para ellos tener un interlocutor claro y representativo del cómic español. Hubo un par de intentos y fuimos incapaces de organizarnos mínimamente.

Pues bien, iniciativas como la creación del día del cómic, por necesaria que sea, sólo serán parches. Hasta que el el sector no se organice no se podrá empezar a hablar en serio de normalización del cómic español, no se verán resultados reales, no habrá políticas culturales de apoyo a la historieta.

Y la culpa ya ha dejado de ser de los demás, ya no se trata de que los políticos nos ignoren o que los medios nos maltraten o que la sociedad siga viendo al cómic como un subproducto infantil. Se trata de que el sector es incapaz de hacer lo que se espera de él, organizarse y representarse y dialogar con las administraciones públicas.

Si nos portamos como críos es normal que nos traten como a tales.

  • Gonzalo Andino

    Mu fuerte que fuerais “incapaces de organizarnos mínimamente”…

  • Christian Osuna

    Tiene usted mucha razón, señor Cerrejón.
    Pero veo dificil el entendimiento entre las partes. Al histórico y lógico graznar de patos y piar de gallinero de este sector que tantos años se mueve entre el cutrerío, y el freikismo añadalé este Estado de Autonomías, que tantas cosas buenas ha traido y tantas malas. La arrogancia de unos y la catetez y la indocumentación de otros.
    La otrosidad!!! No recuerda aquel dislate de visita al Salón de Barcelona de los congresistas. Espactáculo bochornoso de alcaldes, comisarios curitas y coristas especializados a la espera de Mr. Marshal. Por no hablar de las zancadillas y los empujones…

  • el editor breve

    Yo, tras la experiencia de la Academia, lo he dejado por imposible. Por lo menos a un nivel nacional. Prefiero no entrar en las causas.

    A nivel autonómico, todavía tengo esperanzas.

    Quizás haya que empezar por ahí. Y luego a partir de eso, conozcamos una federación de asociaciones regionales de profesionales del cómic que sirva de interlocutor con el gobierno central.

    A los que no teman quemarse con el intento, suerte.

  • Jesús Cuadrado

    En mi caso, avisé.

  • jose torres

    EN MI OPINION, COMENTARIOS COMO ESTE SON LOS NECESARIO Y OBLIGATORIOS EN CUALQUIER BLOG DEDICADO A LA HISTORIETA. FERIAS DEL COMIC, DIA NACIONAL, PREMIO NACIONAL… TODO ESO LO VEO BIEN. SON PASOS DE GIGANTE. PERO SE ME QUEDA LA SENSACION EN EL ESTOMAGO DE QUE, A LA HORA DE LA VERDAD, LOS QUE REALMENTE PUEDEN Y TIENEN QUE HACER ALGO POR ESTA INDUSTRIA AQUI EN NUESTRO PAIS, NO SON MAS QUE UN CLUB DE AMIGOS QUE SE JUNTAN DE VEZ EN CUANDO PARA TOMAR UNAS CERVEZAS Y MIRARSE EL AGUJERO DE LA PANZA. PERO YA DIGO, ES SOLO MI OPINION. ES POSIBLE QUE FALTEN VERDADEROS… EMPRESARIOS?

  • RM

    Yo diría más: si nos portamos como frikis, nos tratarán como a frikis.

  • Paco Cerrejón

    Personalmente no pierdo la esperanza. Creo que tarde o temprano se organizará el sector. Aunque cuanto más tarde peor.
    Pienso que para poder organizarnos primero debemos “olvidar” lo pasado, es decir, sacar conclusiones de las iniciativas anteriores en positivo y dejar en el armario lo negativo.
    En segundo lugar debemos asumir todos que todos somos imprescindibles, aquellos con quienes no nos llevamos bien, con los que estamos peleados o no nos caen simpáticos, también son necesarios. No se trata de hacerse amigos del alma, sino de colaborar con un mínimo de profesionalidad y de respeto. Los problemas personales y profesionales son individuales, nunca del colectivo. O sea, no se puede vetar a nadie. Hay que aprovechar las sinergias. Hay que asumir que debemos dar una imagen pública de unión (los trapos sucios, que los hay en todos los sectores, se quedan en casa).
    Todo el mundo debe tener claro que esa organización es beneficiosa para todos. No se me ocurre ningún caso en el que alguien pueda salir perjudicado. No se trata de pelearse por un trozo de tarta más grande, si no de hacer más grande la tarta (dicho con mucha precaución y siendo muy reduccionista).
    No se pueden imponer ideas, todos tendremos que ceder en algo, individual y colectivamente. No tiene sentido querer imponer un modelo de organización. El modelo debe salir del diálogo y del intercambio de ideas y experiencias.

    Poder se puede.
    Querer parece que se quiere.
    Ahora hay que hacerlo.

  • RM

    ¿Pero de qué apoyo a qué parte del sector estamos hablando, Paco? ¿De las editoriales que no editan, sino que reeditan material extranjero y en treinta años de vida solo han publicado con cuentagotas a autores españoles? Organizarnos, y plantear exigencias, y ayudas, y un mínimo de respeto del mundo de la cultura cuando lo que vendemos son superhéroes muy malos y comics japoneses y encima le dejamos sitio al mundillo adolescente que se pirra por un disfraz y una minifalda de colegiala o vende abrazos o suspira por una katana y no ha leído, ni compra, un tebeo en la vida… ¿de verdad queremos que nos represente, y representar, a esta gente?

  • Paco Cerrejón

    Rafa, hablamos de apoyo al cómic español, es decir a sus autores y a las iniciativas empresariales que editan historieta española. A nadie se le pasa por la cabeza pedir apoyo para editar la enésima vez que Superman muere. Se trata de conseguir que los autores españoles tengan al menos una oportunidad digna de publicar en España, que los autores españoles tengan su cuota de mercado, su espacio y su sueldo. Se trata de que las editoriales que arriesgan produciendo obras de autores españoles tengan un mínimo apoyo que les permita minimizar los riesgos económicos y poder crear una base industrial seria y con capacidad de competencia. Se trata de conseguir apoyos para aquellos editores que se atrevan a vender los derechos de obras españolas en el extranjero.

    Se trata también de poner fin a la sangría que el patrimonio cultural de este país está sufriendo con la destrucción tanto de material original como de obra públicada. Estamos perdiendo buena parte de la memoria, sentimental, social y cultural de los dos primeros tercios del siglo XX. Del XIX mejor no hablar porqué nos pondríamos a llorar.

    Creo que la gente a representar y la gente que nos debe representar somos aquellos profesionales (entendido en sentido amplio, es decir aquellas personas que son realmente profesionales y se ganan el sueldo con la historieta española y aquellas que no reciben una remuneración económica acorde, por culpa precisamente de lo endeble del sistema editorial del cómic en nuestro país.)

  • RM

    Correcto. ¿Pero entonces por qué seguro que al final se sumarán y/o acabarán torpedeando esas editoriales que re-editan comics foráneos? Nos ha pasado ya tantas veces…

  • Paco Cerrejón

    Pues eso, que nos comportamos (se comportan) como críos.
    Además lo más estúpido es que estas editoriales son las que posiblemente más ganarían, porque con la estructura empresarial que poseen tendrían más fácil poder acceder a las ayudas y las que tienen más fácil crear una estructura empresarial estables y con beneficios en torno al cómic español. Y al mismo tiempo, como dices, son las que primero más pasan y luego las que más torpedean.

    Pero quiero pensar que algún día empezarán a razonar.

    O los demás a pasar de ellas.

  • jose torres

    Paco, con todos mis respetos, te has pasado en eso de mantener la esperanza en que se llegue a un acuerdo y finalmente se organicen, y todos tan contentos. Recuerda que este pais en el que vivimos no es Francia, que aqui se da mas lo de criticar y atacar por la espalda y el salvese quien pueda. A mi tambien me gustaria creer que estamos en el pais de las maravillas donde todo se hace realidad y el sol brilla para todos y la razon se impone sobre la ceguera, pero… es que visto lo visto hasta la fecha, se ma hace muy… casi imposible.
    Un saludo
    PD. Perdon por el pesimismo, pero es que no lo veo.

  • Paco Cerrejón

    Yo ahora tampoco lo veo, pero creo que la cosa sí puede cambiar en un futuro, lo mismo es que soy un optimista impertérrito.
    Varias personas, entre las que me encontraba, tratamos de ayudar a organizar el sector y recibimos varias puñaladas traperas, así que sé muy bien con me codeo pero aún así, creo que cada vez hay más interés en organizarse, y ese interés no está en los de siempre, sino en la gente más o menos nueva que por un lado va entrando y por otro asumiendo su rol dentro del sector. Por este lado es por donde pueden a cambiar las cosas.

  • Paco Cerrejón

    Aunque con proyectos tan mal planteados como el del Museo del cómic de Badalona no vayamos a ningún lado.