Cómic y políticas culturales: la necesidad de organización

Paco Cerrejón | 26 de febrero de 2010 a las 14:35

Hace pocos días en el curso de TICs y Medios Creativos organizado en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico y dirigido a gestores culturales en activo, tuve la suerte de moderar una mesa redonda con José Luis Ágreda, Guillermo y Javi Garrón. En la mesa los autores explicaron brevemente como trabajaban y ofrecieron una breve muestra de sus obras. La mesa funcionó muy bien, los asistentes salieron muy satisfechos y la sensación que dieron los autores de cómics a los gestores culturales fue muy positiva.

Posteriormente, charlando con los participantes del curso, que como he dicho eran gestores culturales en activo, tanto del sector privado como del público (con personal de la Consejería de Cultura, de Igualdad y Bienestar Social, de Diputaciones y Ayuntamientos, incluso de fuera de Andalucía) les transmitía el abandono institucional que sufre el cómic en España y en Andalucía, les hacía especial hincapié en que Andalucía se estaba quedando rezagada respecto a otras comunidades que estaban empezando a crear políticas públicas de apoyo a la historieta. Las conclusiones eran evidentes para todos, por un lado se hacía urgente implementar medidas públicas de apoyo a un sector con un peso cultural tan importante y un peso económico en aumento, incluso pese a la crisis, por otro era condición básica que el sector se organizara y que preferentemente lo hiciera primero a nivel autonómico, ya que las competencias en políticas culturales están transferidas.

Sobre la necesidad de organización del sector ya he escrito en varias ocasiones y no me importa volverlo a hacer. Cada vez se hace más apremiante la necesidad de crear un órgano de interlocución entre los profesionales del sector y la administración pública, en este caso con la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (que además lo ha demandado en un par de reuniones) que es la entidad que debería liderar la creación de estas políticas culturales. Lo más operativo es sin duda una asociación cultural que aglutine a los profesionales del cómic, autores, editores, especialistas, distribuidores, libreros y gestores (qué en última instancia, tenemos más facilidad de acceso a las administraciones). Al definir qué es un profesional del cómic en Andalucía no se debe ser estricto, se debe mirar no ya el que se gane o no la vida con el cómic, sino que tenga una presencia continua y destacada dentro de su subsector (un autor que esté publicando, aunque no se gane la vida con ello, un especialista que escriba asiduamente, un editor que publique anualmente, etc…). Esa asociación debe crearse con una estructura que sea operativa, con una junta directiva representativa y con experiencia real, tanto en la profesión como a nivel asociativo (siempre que se pueda), también aunque sea políticamente correcto, lo más paritaria posible (es muy importante visualizar a las mujeres en el cómic) que tenga fácil acceso a la administración (no debería tener la sede, por ejemplo, en el entrono rural), y con cercanía geográfica. Al mismo tiempo es básico cuidar la imagen desde el principio, el sector sufre de muchos prejuicios (el de la desorganización, de infantilidad, de amauterismo) que únicamente pueden superarse dando una imagen de seriedad, de profesionalidad y, aunque pueda costar, de unidad. Una vez constituida la asociación (y no antes o al mismo tiempo, ya que el debate eternizaría la creación de esa asociación) se debería empezar a trabajar en un documento que explique y estudie la situación del cómic en Andalucía y a raíz de este escrito se deben plasmar las medidas de apoyo y difusión del cómic que la asociación propone a la administración. Y en este momento, comenzar la interlocución, empezando con la Consejería de Cultura, pasando por la de Innovación, de Igualdad y Bienestar Social, siguiendo por las Diputaciones y por los ayuntamientos de las capitales de provincia.

El proceso conlleva trabajo, pero no es complicado. Lo difícil es querer hacerlo, lo difícil es que todo el mundo esté dispuesto a ceder en algo. El problema vendrá si lo que se pone sobre la mesa son intereses particulares o rencillas internas que no interesan a nadie salvo a los afectados. Si realmente hay interés y se busca lo mejor del cómic, no debería haber más problema que el organizarse.

  • jose torres

    ¿Será posible? La teoría es alentadora y debe dejarse ya de hablar sobre el tema y pasar a la acción. Todo el mundo del sector debe darse cuenta que es un paso muy beneficioso para todos. Y ya puestos y al hilo de lo que comentas sobre la “cercanía geográfica”… ¿No sería fantastico contar con una filiar en cada provincia?

  • Paco Cerrejón

    De momento me conformaría con una asociación a nivel autonómico.
    La situación es compleja, pero tarde o temprano alguien dará el paso definitivo y se creará, o al menos eso espero.

  • José Lucas Chaves

    Querido compañero

    Me alegra mucho haber encontrado tu blog y tu artículo.
    Enhorabuena por la labor que estas haciendo en pro de una rama cada vez más importante dentro de la industria cultural.

    Me he sentido dentro de tu artículo cuando hablabas ese momento en el que los tres maestros que llevastes a la mesa redonda se quedaron luego a debatir sobre la actualidad del comic.

    sigue adelante paco!!


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber