Colección de originales de cómic de la Diputación de Sevilla ¿La semilla para un centro de la historieta?

Paco Cerrejón | 25 de marzo de 2013 a las 13:38

El pasado noviembre dentro de las exposiciones del XIII Encuentro del Cómic y la Ilustración de Sevilla, organizamos con la producción de la Diputación de Sevilla, la exposición Dibujos, textos y viñetas: selección de originales de los fondos de arte de la Diputación de Sevilla. Dicha muestra recogía una selección de los originales de cómic e ilustración que la Diputación ha ido adquiriendo desde principios de los años 90, con obras de autores como Max, El Roto, Gallardo, Santiago Sequeiros, Raúl, Fernando Vicente, Sonia Pulido, El Cubri o Keko entre otros muchos.

Esta colección, de la que la exposición daba testimonio, junto a un catálogo a punto de ver la luz, compuesta por cerca de una centena de originales, bien podría servir como base de un centro de la historieta. Sé que con los tiempos que corren es casi una osadía sugerir siquiera algo así, pero creo que mucho peor es conformarse y callar las propuestas que, como esta, sean viables y necesarias. Porque un espacio dedicado a la difusión y conservación de la historieta, que contara desde su origen con una colección como esta, quizás la mayor colección pública de este tipo, además de no suponer un coste elevado, cubriría un hueco en las políticas culturales de nuestro país que cada día es más sangrante. Los costes serían mucho más reducidos que los que requiere cualquier centro dedicado al arte contemporáneo, y existen ciudades con dos o más espacios dedicados a la creación de vanguardía.

Existen,al menos en Sevilla, varios edificios propiedad de administraciones públicas, de tamaño mediano, vacíos, pendientes de uso, y que con este contenido, se pondrían en valor, posiblemente con un coste mucho menor de los que presentan cualquiera de los proyectos que se suelen y están barajando ahora mismo.

Un espacio que contaría con un par de salas de exposiciones de tamaño medio, una biblioteca, aulas, oficinas y poco más. Todo el trabajo de restauración y conservación se podría realizar, convenio mediante, con el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (y hay que recordar también que  el coste de la restauración de cómics, ya sea de original o de material impreso es muy bajo). Con este organigrama se tendría un espacio cultural de primer orden, pionero a nivel nacional y que además daría atención a un medio tan olvidado y tan básico en la cultura de nuestro país como el cómic.

Y ya puestos,además del valor cultural del espacio en sí y el bajo coste, habría que añadir los ingresos que podría generar este centro, por entradas, por cursos de formación, por préstamo y cesión de exposiciones, merchadising, etc… lo que reduciría aún la aportación de dinero público.

Pese a la crisis, pese a los recortes selectivos (todos los recortes son selectivos, nunca inevitables), creo sinceramente, que esta colección, su potencial, podría ser el germen de un nuevo espacio cultural, necesario y con un gran recorrido.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber