El Arte de asesinar en Viñetas

Paco Cerrejón | 25 de marzo de 2015 a las 5:00

portadaasesiono

Yo, Asesino cuenta con el guión de Antonio Altarriba y los dibujos de Keko, dos de los pesos pesados del cómic español.

Este cómic narra, en primera persona, las vivencias de un catedrático de Historia del Arte en la Universidad del País Vasco que entiende el asesinato como Arte, y como tal lo practica. Pero aún con una premisa de esta fuerza, este cómic es mucho más. Es una reflexión cruda de la realidad del profesarado en la universidad vasca, donde los profesores abertzales tratan de imponer su visión nacionalista y sectaria de la realidad, denigrando y limitando el desarrollo académico del profesorado que no es afín con sus ideas. Sobre esto hay que señalar que Altarriba es catedrático en la Universidad del País Vasco. Este tebeo es además un breve ensayo sobre el dolor en el arte. Como decía, Yo, Asesino es mucho más que un tebeo de género.

Para quien conozco las obras anteriores tanto de Altarriba, que con los dibujos de Kim, obtuvo el Premio Nacional por la biografía de su padre, El Arte de Volar, como de Keko, que sin duda alguna es uno de los grandes dibujantes y narradores del cómic español de todos los tiempos, las expectativas de este Yo, Asesino son muy altas. Y el tebeo, vaya por adelantado, las cumple. La historia salta de los asesinatos, algunos narrados en flashback, a la vida docente del protagonista, pasando por reflexiones sobre la representación del dolor y la violencia en el arte por la vida sentimental del catedrático. Y lo hace con un ritmo que atrapa al lector, consiguiendo que se el cómic se lea, o se intente al menos, del tirón, sin pausas. La narración funciona milimétricamente, apoyada tanto en los calculados textos de Altarriba como en la narración y la ambientación que consiguen los lápices de Keko. Las viñetas de Keko, donde el abrumador blanco y negro se mancha calculadamente de rojo en varias ocasiones, consiguen transmitir una atmósfera que atrapa la mirada. Keko es un maestro de la composición de viñetas y de la narración, sin estridencias pero con una efectividad abrumadora basada en un trabajo minucioso, casi de orfebre, marca de la casa por otro lado.

paginaasesino

No es de extrañar que en Francia este cómic haya ganado el Premio de la Crítica de 2015 que otorga la Asociación de Críticos y Periodistas de Francia.

Yo, Asesino es un tebeo complejo, denso incluso asfixiante en algunos momentos, pero sin que sea contradictorio, es al mismo tiempo una lectura  tremendamente adictiva, es muy difícil pausar su lectura. Si bien es cierto que el final se me antoja un poco precipitado, seguramente por ser abierto, esto no lastra, en mi criterio, la calidad de un cómic que se eleva por encima del género al que pertenece, ofreciendo una historia densa, compleja y si me apuran hasta necesaria, reflejando una de las herencias mas ignoradas que el terrorismo ha dejado en el País Vasco, la presión social, en este caso universitaria, que los simpatizantes de ETA siguen perpetrando contra los que no comulgan con sus “ideas”.

Sin duda alguna, uno de los cómics del año.

 

  • Marisa

    ningun arte. un autentico esperpento y un insulto a la inteligencia, y el autentico arte de vivir.
    No todo vale.