Billie Holiday, una voz en viñetas

Paco Cerrejón | 8 de abril de 2015 a las 5:00

billie_01

Con el simple título de Billie Holiday, dos de los grandes autores del cómic, Muñoz y Sampayo, publicaron un cómic centrado en la figura de la que es una de las mejores voces del jazz de todos los tiempos, de la que ayer martes se cumplieron 100 años de su nacimiento.

En España este cómic lo editó Planeta en 2005, 62 páginas de riguroso y estricto blanco y negro por 7´95 euros.

El cómic de Muñoz y Sampayo no es un biopic al uso, es casi un episodio más de su aclamada serie de género negro Alack Sinner, pero tampoco, también es mucho más que eso. En una madrugada de Nueva York un periodista recibe a última hora el encargo de redactar un artículo sobre Eleonora Tartempion, nombre de cuna de Billie Holiday, de la que se cumplen, en el cómic, 30 años de su muerte. Desde su ignorancia va descubriendo poco a poco la vida, entre la gloria y el infierno de la cantante negra. En el otro extremo de Manhantttan el detective Alack Sinner rememora  su breve relación con la cantante, sin saber que precisamente fue concebido por sus padres escuchando de fondo la música que salía de un local de música negra, donde Holiday tocaba con la orquesta de Teddy Wilson. Sinner, mientras fue policía estuvo encargado de vigilar en su cama de hospital, poco antes de morir, a la cantante, acusada, una vez más, de posesión de estupefacientes. Entre ambos personajes guionista y dibujante nos relatan momentos de la vida de Holiday, a través de los cuales tejen un tapiz de lo que fue su vida, su niñez y su infancia, lo hombres que la maltrataron y los pocos que verdaderamente la amaron y por supuesto y sobre todo de su música, de su voz, inconfundible, única y ya eterna.

billie_02

Billie Holiday, el cómic, es una obra coral, en la que a través de dos hombres, opuestos en muchas cosas, se da voz a la cantante y a su época, al racismo que lo impregnaba todo, al machismo que lo remataba todo, a los ganadores, aprovechados y perdedores que hicieron de extras y de secundarios en la vida breve, murió a los 44 años, de la cantante de jazz. Con un grafismo radical en blanco y negro, donde las viñetas se componen a base de manchas negras y la narración avanza pausadamente, poco a poco.

Una buena ocasión para recordar una de las voces más bellas que ha dado la música y para acercarse al mundo gráfico y narrativo de dos autores que han marcado profundamente el cómic europeo.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber