Entrevista con Miguel Brieva

Paco Cerrejón | 25 de abril de 2015 a las 11:00

brieva_01

Tras autoeditarse con su sello Clismón, publicar en revistas como El Jueves o diarios como El País, publicar varias recopilaciones de sus viñetas de humor gráfico y dibujar un texto infantile de Silvia Nanclares, Miguel Brieva ha dado el paso a la llamada, bien o mal, novela gráfica con Lo que (me) está pasando, una crónica sobre nuestra crisis.

 

¿Cómo has vivido el salto de la viñeta a la novela gráfica?

Como lector de cómic siempre he flipado con las historias largas, pero no había encontrado el momento ni la energía para hacerlo, porque siempre me han infundido mucho respeto. Este cómic surgió a raíz de la sugerencia que me hizo Mónica de Reservoir Books, una invitación afortunada. Fui juntando ideas que encajaban en ese formato y la verdad es que me lo he pasado muy bien, lo he hecho muy a gusto, improvisando, con mucha espontaneidad y disfrutando de cada página. Es cierto que también me lo ha permitido el tipo de historia, sobre todo la estructura de diario que me facilitaba mucho el trabajo. Para mi ha sido una transición para tratar de hacer proximamente algo más ambicioso narrativamente.

 

Con tu libro me pasó lo mismo que con el libro de Fontdevila, el de Juanjo Sáez o Inercia de Antonio Hitos, parece que la crónica real de la crisis se está contando en los tebeos más que en los medios “oficiales”

A lo mejor también se está contando en literatura lo que pasa es que la literatura hoy es casi más minoritaria si cabe que los tebeos. Por ejemplo, hice la portada de un libro que sacó la editorial Libros del Lince que se llama Yo, Precario de Javier López Menacho que ha funcionado incluso internacionalmente y de ahí he sacado cosas para mi tebeo, como por ejemplo el trabajo en precario del protagonista. Pero me da la sensación de que el humor gráfico, al menos para las generaciones más jóvenes, está dando esa voz que no sale reflejada en otros sitios.

Brieva 02

Eres de los pocos autores de comic que edita bajo licencia Creative Commons en lugar de copyright. ¿Estás cómodo con este tipo de licencia?

Es que a mi tampoco me afecta mucho, he de reconocer que por un lado en el grupo de música al que pertenezco, Las Buenas Noches, con la música, que es el formato más fácilmente pirateable, trabajamos así con creative commons. En el caso de los cómics, donde también lo hago entregado, no es un formato todavía tan pirateable, la expereincia en la música es la misma en un mp3 que en un disco, es casi la misma, en el comic en cambio no es exactamente igual leer en papel que en pdf, a mi como lector me cuesta mucho trabajo leer en un pdf.

 

¿Tu editorial te ha puesto algún problema?

No, porque no le supone una pérdida de ventas y como aún no se piratean tanto los comics, a la editorial aún le sale las cuentas. Si hubiera descargas masivas de mis libros pues seguramente si surgiría un conflicto.

 

¿La paternidad te ha afectado mucho en el trabajo?

La paternidad me ha hecho estar casi un año blanco practicamente. En ese año he conseguido a duras penas hacer el tercer disco de Las Buenas Noches y poco más, algún encargo y para. Pero no hay mal que por bien no venga, también aproveché las horas muertas en el parque con el bebé para pensar muchas de las ideas que aparecen en el libro.

brieva 03

¿Cómo fue hacer el libro Al Final con Silvia Nanclares?

Ese ha sido el libro que más he disfrutado haciéndolo. Si no sintiera la urgencia de hacer una cosa más política, porque es lo que hay que hacer, realmente me encantaría hacer otro libro infantil, de hecho uno de los proyectos que tengo es hacer un libro para niños con más enjundia, tengo ya varios relatos para niños. Lo querría llamar algo así como Niños Extraoridnarios. Me gusta mucho el género fantástico y de aventuras, es casi lo que yo haría si no viviéramos en un mundo de mierda.

 

Ahora estás con Orgullo y satisfacción

Sí, empezé a colaborar hace 4 meses o así. Los conocía desde que lo estaban preparando, me avisaron cuando lo estaban montando pero les dije que tardaría un poco porque estaba acabando Lo que (me) está pasando.

brieva 04

La libertad de expresión parece en estado de sitio, del Jueves a Charlie Hebdo. ¿Cómo has visto todo esto?

Son dos cosas distintas, básicamente lo que veo es una gran hipocresía. La libertad de expression no es real, y cuando se esgrime como se ha hecho con Charlie Hebdo es básicamente para utilizarla en terminos políticos por parte de los gobiernos. Como hemos visto en España que han quitado una escultura en el MACBA*. Si las cosas estuvieran más tensas serían ellos mismo los que cerrarían revistas, como sucede en España esporádicamente.

 

¿El humor tiene límites?

Yo creo que la creatividad y el humor son válvulas de escape fundamentales de nuestra mente, limitarlas no tiene sentido.

 

El buen gusto aparece muchas veces como coartada de la censura

Yo admito que nunca se puede censurer, nada, ni por imaginarlo ni por pensarlo ni por plasmarlo, eso me parece sagrado, eso es lo que permite no hacer esas cosas horribles. Ahora bien yo si que creo en terminus de crítica estética, incluso con el humor, hay cosas que no tienen gracia o de mal gusto, como las cosas chusca que hacen los de las juventudes del PP, son desafortunadas pero no se deben censurar. Hay portadas del Jueves que yo no hubiera hecho, pero en cualquier caso eso entre dentro de la cuestión del gusto de cada uno, pero nunca justifica la censura.

brieva 05

En la presentación de tu libro en Sevilla, Santi Amodeo y Alberto Rodríguez defendieron las subvenciones culturales frente a un comentario que hiciste sobre el mal uso que se había dado.

Las políticas culturales es un tema complicado, con Santi y Alberto estoy de acuerdo, lo que pasa es que ellos hicieron una defense gremial porque concretamente el cine muere si no tiene subvenciones.

 

Pero al comic, salvando las distancias le pasa algo parecido, la falta de apoyo público condena al comic español a ser minoritario en la oferta, en las librerías.

En españa ha habido mucho lastre de una tradición de comic, a la que le tenemos mucho cariño pero que no deja de ser hija de la dictadura, y apenas ahora el comic empieza tener prestigio cultural. El estado ha mantenido lo que llama Guillem Martínez la cultura de la transición, esta especie de pesebrismo y dentro de esto el cómic no entraba, era muy insignificante.

 

¿Crees entonces necesaria la existencia de subvenciones en Cultura?

Creo que debe cambiar todo, yo mantendría e incrementaría sustancialmente la ayuda a la creación cultural, que no a la industria, desde la base, desde los centros culturales y dejaría de subvencionar a las corporaciones, a las empresas, etc.

 

Es que en el estado del bienestar toda la economía está subvencionada, sin embargo la mala fama solo la tiene la cultura.

Yo en realidad me refería a este concepto de cultura de la transición, que habla de una cultura soporífera, apolitical, que se ha fomentado desde las instituciones y desde los medios.

 

Qué comics estás leyendo ahora

Lo que mas me ha gustado en los ultimo tiempo es el recopilatorio que ha sacado la gente de Autsaider, de Cowboy Henkm, como soy muy fan del surrealismo me ha gustado mucho, creo que muchas veces en las cosas más absurdas se dicen las verdades como puños. Pero vamos, estoy leyendo mucho continuamente, pero y ya digo, este de Cowboy Henk me ha flipado. Pero, ahora que lo pienso, en realidad, mi comic favorito de los últimos tiempos es Rebétiko, un comic de un dibujante frances, David Prudhomme, sobre la música rebetika de los años 20 en Grecia, el equivalente al tango argentino en Grecia. Es un dibujo que es una obra de arte y luego el guión recoje de un modo tan bonito y acertado la música popular, lo heroico de la música popular, habría que hacer algo así del flamenco.

 

*Finalmente la escultura, sobre el exrey Juan Carlos 1º, se mostró en el MACBA tras una importante polémica, pero le costó el puesto al director y dos de los comisarios del Centro.

Etiquetas:


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber