Desconsuelo mecánico en la fábrica del amor

Paco Cerrejón | 29 de abril de 2015 a las 5:00

UNIVERSO_01

Albert Monteys hace entrega digital del segundo capítulo de su serie de ciencia ficción ¡Universo!. Lo publica en el portal Panel Syndicate, donde también se puede encontrar el magnífico The Private Eye, de Brain K. Vaughan y Marcos Martín, nominado en los premios Eisner al mejor cómic digital. Podéis descargaros pagando lo que queráis, el precio lo ponéis vosotros. No sé que precio estaríais dispuesto a pagar, pero os aseguro que independientemente de ello, su valor es muy alto.

En ¡Universo! Monteys nos narra diferentes historias de ciencia ficción, que en principio no están relacionadas entre sí. Si en la primera entrega la historia giraba en torno a una empresa que quería conseguir el copyright de todo el universo, en esta ocasión son los robots protagonistas.

universo_04Nos situamos en una sociedad, futura claro está, donde los humanos, en su gran mayoría, tiene a un robot por pareja sentimental y sexual. Pero de repente algo falla y estos robots, tan amantes ellos de sus parejas humanas comienzan a asesinarlas. Esta es la premisa desde la que parte Monteys para hacer un cómic tremendamente entretenido, bien contado y aún mejor dibujado. Monteys se adapta a la perfección y le saca todo el provecho al formato apaisado digital (al igual que hace Marcos Martín en Private Eye), tanto en la narración como en el color.  Se nota que Monteys le ha cogido el gusto tanto a estas historias como al formato, donde se le lee cómodo y ágil.

Lo dicho, os lo podéis descargar pagando lo que estiméis oportuno, incluso nada, pero si os gusta y queréis seguir leyendo estas historias, que merecen y mucho a pena, más vale estirar un poco la tarjeta de crédito o el paypal.

Y ya que estamos, podéis leer una reseña de la primera entrega de ¡Universo! justo aquí.

Y no olvidéis que además podéis encontrar al autor también en digital en Orgullo y Satisfacción.

Entrevista con Miguel Brieva

Paco Cerrejón | 25 de abril de 2015 a las 11:00

brieva_01

Tras autoeditarse con su sello Clismón, publicar en revistas como El Jueves o diarios como El País, publicar varias recopilaciones de sus viñetas de humor gráfico y dibujar un texto infantile de Silvia Nanclares, Miguel Brieva ha dado el paso a la llamada, bien o mal, novela gráfica con Lo que (me) está pasando, una crónica sobre nuestra crisis.

 

¿Cómo has vivido el salto de la viñeta a la novela gráfica?

Como lector de cómic siempre he flipado con las historias largas, pero no había encontrado el momento ni la energía para hacerlo, porque siempre me han infundido mucho respeto. Este cómic surgió a raíz de la sugerencia que me hizo Mónica de Reservoir Books, una invitación afortunada. Fui juntando ideas que encajaban en ese formato y la verdad es que me lo he pasado muy bien, lo he hecho muy a gusto, improvisando, con mucha espontaneidad y disfrutando de cada página. Es cierto que también me lo ha permitido el tipo de historia, sobre todo la estructura de diario que me facilitaba mucho el trabajo. Para mi ha sido una transición para tratar de hacer proximamente algo más ambicioso narrativamente.

 

Con tu libro me pasó lo mismo que con el libro de Fontdevila, el de Juanjo Sáez o Inercia de Antonio Hitos, parece que la crónica real de la crisis se está contando en los tebeos más que en los medios “oficiales”

A lo mejor también se está contando en literatura lo que pasa es que la literatura hoy es casi más minoritaria si cabe que los tebeos. Por ejemplo, hice la portada de un libro que sacó la editorial Libros del Lince que se llama Yo, Precario de Javier López Menacho que ha funcionado incluso internacionalmente y de ahí he sacado cosas para mi tebeo, como por ejemplo el trabajo en precario del protagonista. Pero me da la sensación de que el humor gráfico, al menos para las generaciones más jóvenes, está dando esa voz que no sale reflejada en otros sitios.

Brieva 02

Eres de los pocos autores de comic que edita bajo licencia Creative Commons en lugar de copyright. ¿Estás cómodo con este tipo de licencia?

Es que a mi tampoco me afecta mucho, he de reconocer que por un lado en el grupo de música al que pertenezco, Las Buenas Noches, con la música, que es el formato más fácilmente pirateable, trabajamos así con creative commons. En el caso de los cómics, donde también lo hago entregado, no es un formato todavía tan pirateable, la expereincia en la música es la misma en un mp3 que en un disco, es casi la misma, en el comic en cambio no es exactamente igual leer en papel que en pdf, a mi como lector me cuesta mucho trabajo leer en un pdf.

 

¿Tu editorial te ha puesto algún problema?

No, porque no le supone una pérdida de ventas y como aún no se piratean tanto los comics, a la editorial aún le sale las cuentas. Si hubiera descargas masivas de mis libros pues seguramente si surgiría un conflicto.

 

¿La paternidad te ha afectado mucho en el trabajo?

La paternidad me ha hecho estar casi un año blanco practicamente. En ese año he conseguido a duras penas hacer el tercer disco de Las Buenas Noches y poco más, algún encargo y para. Pero no hay mal que por bien no venga, también aproveché las horas muertas en el parque con el bebé para pensar muchas de las ideas que aparecen en el libro.

brieva 03

¿Cómo fue hacer el libro Al Final con Silvia Nanclares?

Ese ha sido el libro que más he disfrutado haciéndolo. Si no sintiera la urgencia de hacer una cosa más política, porque es lo que hay que hacer, realmente me encantaría hacer otro libro infantil, de hecho uno de los proyectos que tengo es hacer un libro para niños con más enjundia, tengo ya varios relatos para niños. Lo querría llamar algo así como Niños Extraoridnarios. Me gusta mucho el género fantástico y de aventuras, es casi lo que yo haría si no viviéramos en un mundo de mierda.

 

Ahora estás con Orgullo y satisfacción

Sí, empezé a colaborar hace 4 meses o así. Los conocía desde que lo estaban preparando, me avisaron cuando lo estaban montando pero les dije que tardaría un poco porque estaba acabando Lo que (me) está pasando.

brieva 04

La libertad de expresión parece en estado de sitio, del Jueves a Charlie Hebdo. ¿Cómo has visto todo esto?

Son dos cosas distintas, básicamente lo que veo es una gran hipocresía. La libertad de expression no es real, y cuando se esgrime como se ha hecho con Charlie Hebdo es básicamente para utilizarla en terminos políticos por parte de los gobiernos. Como hemos visto en España que han quitado una escultura en el MACBA*. Si las cosas estuvieran más tensas serían ellos mismo los que cerrarían revistas, como sucede en España esporádicamente.

 

¿El humor tiene límites?

Yo creo que la creatividad y el humor son válvulas de escape fundamentales de nuestra mente, limitarlas no tiene sentido.

 

El buen gusto aparece muchas veces como coartada de la censura

Yo admito que nunca se puede censurer, nada, ni por imaginarlo ni por pensarlo ni por plasmarlo, eso me parece sagrado, eso es lo que permite no hacer esas cosas horribles. Ahora bien yo si que creo en terminus de crítica estética, incluso con el humor, hay cosas que no tienen gracia o de mal gusto, como las cosas chusca que hacen los de las juventudes del PP, son desafortunadas pero no se deben censurar. Hay portadas del Jueves que yo no hubiera hecho, pero en cualquier caso eso entre dentro de la cuestión del gusto de cada uno, pero nunca justifica la censura.

brieva 05

En la presentación de tu libro en Sevilla, Santi Amodeo y Alberto Rodríguez defendieron las subvenciones culturales frente a un comentario que hiciste sobre el mal uso que se había dado.

Las políticas culturales es un tema complicado, con Santi y Alberto estoy de acuerdo, lo que pasa es que ellos hicieron una defense gremial porque concretamente el cine muere si no tiene subvenciones.

 

Pero al comic, salvando las distancias le pasa algo parecido, la falta de apoyo público condena al comic español a ser minoritario en la oferta, en las librerías.

En españa ha habido mucho lastre de una tradición de comic, a la que le tenemos mucho cariño pero que no deja de ser hija de la dictadura, y apenas ahora el comic empieza tener prestigio cultural. El estado ha mantenido lo que llama Guillem Martínez la cultura de la transición, esta especie de pesebrismo y dentro de esto el cómic no entraba, era muy insignificante.

 

¿Crees entonces necesaria la existencia de subvenciones en Cultura?

Creo que debe cambiar todo, yo mantendría e incrementaría sustancialmente la ayuda a la creación cultural, que no a la industria, desde la base, desde los centros culturales y dejaría de subvencionar a las corporaciones, a las empresas, etc.

 

Es que en el estado del bienestar toda la economía está subvencionada, sin embargo la mala fama solo la tiene la cultura.

Yo en realidad me refería a este concepto de cultura de la transición, que habla de una cultura soporífera, apolitical, que se ha fomentado desde las instituciones y desde los medios.

 

Qué comics estás leyendo ahora

Lo que mas me ha gustado en los ultimo tiempo es el recopilatorio que ha sacado la gente de Autsaider, de Cowboy Henkm, como soy muy fan del surrealismo me ha gustado mucho, creo que muchas veces en las cosas más absurdas se dicen las verdades como puños. Pero vamos, estoy leyendo mucho continuamente, pero y ya digo, este de Cowboy Henk me ha flipado. Pero, ahora que lo pienso, en realidad, mi comic favorito de los últimos tiempos es Rebétiko, un comic de un dibujante frances, David Prudhomme, sobre la música rebetika de los años 20 en Grecia, el equivalente al tango argentino en Grecia. Es un dibujo que es una obra de arte y luego el guión recoje de un modo tan bonito y acertado la música popular, lo heroico de la música popular, habría que hacer algo así del flamenco.

 

*Finalmente la escultura, sobre el exrey Juan Carlos 1º, se mostró en el MACBA tras una importante polémica, pero le costó el puesto al director y dos de los comisarios del Centro.

Etiquetas:

Hilda y la Cabalgata del Pájaro

Paco Cerrejón | 22 de abril de 2015 a las 5:00

hilda 01

Cada día estoy más convencido de la importancia de los cómic para niños. Y si uno se encuentra con tebeos como esta nueva entrega del personaje de Hilda, es aún más fácil estarlo.

Hilda y la Cabalgata del Pájaro, escrita y dibujada por Luke Pearson, está editada en nuestro país por la imprescindible Barbara Fiore Editora. Son 44 páginas para disfrutar a color por 16 euros. Casi nada.

Hilda es una niña que vive con su madre en un mundo un tanto particular, con seres mágicos escondidos a la vuelta la esquina o del árbol del bosque más cercano. Hilda es inteligente, cariñosa y muy asertiva. Es uno de esos personajes que te calan aunque no seas un niño. Luke Pearson ha sabido darle profundidad a un personaje infantil, dandole un recorrido que va más allá de la aventura de cada entrega. Los tebeos de Hilda, todos ellos, son además de esa clase de tebeos que no te cansas de regalar. Y si además están tan bien editados mucho mejor.

hilda 02

En esta ocasión Hilda y su madre dejan su casa en el campo y se van a vivir a la ciudad, donde tendrá que acostumbrarse a un nuevo horizonte, a nuevas costumbres y claro está, a nuevos amigos. Precisamente estos nuevos amigos, tirando piedras a los pájaros dejan herido a un cuervo que Hilda tratará de curar y ayudar. Pero este cuervo resulta ser mucho más de lo que parece a simple vista, poniendo a Hilda en una situación que no se esperaba en absoluto. Una aventura deliciosa en la que el fondo, la ciudad, es un personaje más con el Hilda deberá aprender a convivir.

hilda 03

Si tenéis niños, esta es la excusa perfecta para que ellos y vosotros disfrutéis de este tebeo y del resto de la serie, si no los tenéis… ¿desde cuándo hace falta una excusa para una buena lectura?

Por cierto, si no la conocéis, os recomiendo fervientemente Nobrow Press, la editorial, inglesa, original de la serie, publican auténticas joyas, como Hilda.

Los 20 años de María

Paco Cerrejón | 15 de abril de 2015 a las 5:00

mariacumple20anos

Hace ya más años de los que me gusta recordar empecé este blog con una reseña del cómic María y Yo de Miguel y María Gallardo. El tebeo fue un éxito que desembocó incluso en un documental. Hoy, pasados ya más de 7 años, María y Miguel, hija y padre, vuelven a las viñetas con este María Cumple 20 años.

Como aquel primer cómic, este lo edita también Astiberri, en esta ocasión con la colaboración de la Fundación Orange. Son 64 maravillosas páginas a color por sólo 12 euros.

María es distinta, como cada uno de nosotros, su diferencia concreta es el TEA, Trastorno del Espectro Autista. Su padre, Miguel Gallardo, que también es diferente, en su caso hace tebeos e ilustraciones, basa buena parte de su relación y su comunicación con ella en los dibujos y de esa relación surgen estos cómics. En este que nos ocupa hoy, María cumple 20 años, la protagonista ha crecido, ha sumado la música a sus gustos y ha empezado a dibujar. En esta ocasión hija y padre nos cuentan sus vacaciones en la costa catalana, concretamente en Sa Riera, en la Costa Brava. Gallardo sigue en estado de gracia, dibujando con una simpleza engañosa y con una efectividad narrativa pasmosa. Si en el primer cómic el rojo era la única compañía al trazo en esta ocasión es el azul, que el autor usa para ayudar a la composición y dirigir la mirada del lector.

Como la primera aventura de María dibujada por su padre, este es un cómic muy necesario, más aún si cabe que el primero. Entre otras cosas porque plantea preguntas necesitadas de respuestas urgentes, especialmente la que se pregunta su padre por el mañana, por el qué pasará mañana con María cuando su madre y su padre no estén, si seguirá siendo tan querida como lo es ahora. Este cómic, además de seguir contándonos magistralmente la relación entre padre e hija, que sin duda es lo mejor del tebeo, es también una llamada de atención sobre la necesidad de dar respuestas a personas que no pueden, ni deben, entrar en la lógica laboral pura y dura, sin que ello signifique que no puedan ni quieran trabajar, todo lo contrario. Amaia Hervás lo dice muy claro en el epílogo, “María entra en un mundo adulto que no está nada preparado para ella ni para otras personas como ella. Nuestro mundo de adulto significa válete por ti mismo, y si no, búscate la vida”.

María cumple 20 años es un cómic maravilloso, único como su protagonista.

Billie Holiday, una voz en viñetas

Paco Cerrejón | 8 de abril de 2015 a las 5:00

billie_01

Con el simple título de Billie Holiday, dos de los grandes autores del cómic, Muñoz y Sampayo, publicaron un cómic centrado en la figura de la que es una de las mejores voces del jazz de todos los tiempos, de la que ayer martes se cumplieron 100 años de su nacimiento.

En España este cómic lo editó Planeta en 2005, 62 páginas de riguroso y estricto blanco y negro por 7´95 euros.

El cómic de Muñoz y Sampayo no es un biopic al uso, es casi un episodio más de su aclamada serie de género negro Alack Sinner, pero tampoco, también es mucho más que eso. En una madrugada de Nueva York un periodista recibe a última hora el encargo de redactar un artículo sobre Eleonora Tartempion, nombre de cuna de Billie Holiday, de la que se cumplen, en el cómic, 30 años de su muerte. Desde su ignorancia va descubriendo poco a poco la vida, entre la gloria y el infierno de la cantante negra. En el otro extremo de Manhantttan el detective Alack Sinner rememora  su breve relación con la cantante, sin saber que precisamente fue concebido por sus padres escuchando de fondo la música que salía de un local de música negra, donde Holiday tocaba con la orquesta de Teddy Wilson. Sinner, mientras fue policía estuvo encargado de vigilar en su cama de hospital, poco antes de morir, a la cantante, acusada, una vez más, de posesión de estupefacientes. Entre ambos personajes guionista y dibujante nos relatan momentos de la vida de Holiday, a través de los cuales tejen un tapiz de lo que fue su vida, su niñez y su infancia, lo hombres que la maltrataron y los pocos que verdaderamente la amaron y por supuesto y sobre todo de su música, de su voz, inconfundible, única y ya eterna.

billie_02

Billie Holiday, el cómic, es una obra coral, en la que a través de dos hombres, opuestos en muchas cosas, se da voz a la cantante y a su época, al racismo que lo impregnaba todo, al machismo que lo remataba todo, a los ganadores, aprovechados y perdedores que hicieron de extras y de secundarios en la vida breve, murió a los 44 años, de la cantante de jazz. Con un grafismo radical en blanco y negro, donde las viñetas se componen a base de manchas negras y la narración avanza pausadamente, poco a poco.

Una buena ocasión para recordar una de las voces más bellas que ha dado la música y para acercarse al mundo gráfico y narrativo de dos autores que han marcado profundamente el cómic europeo.

En la plaza de abastos leyendo tebeos

Paco Cerrejón | 1 de abril de 2015 a las 5:00

abastos01

Para cada lector existen cómics, o películas o cuadros o lo que sea, que son directamente imposibles que no te gusten porque tocan alguna fibra sensible. Cuando eso se produce la relación con esa historia se vuelve íntima. Y eso es lo que me ha pasado a mi con este tebeo, Abastos.

Abastos es el primer título de la editorial 3 Pintamonas, un cómic que se puede descargar descargar desde la web de la editorial en pdf al precio de 9,90€ o bien comprar en papel en la misma web por 29,40€. 180 páginas a color, basadas en un idea de Raúl Marinho, escrito por José Abelleira y dibujado por Pedro J. Colombo, Víctor Rivas, Beatriz Iglesias y Sagar Fornies y con colores de Aintzane Landa, F.H. Navarro, Beatriz Iglesias, Cristina Charneco, Fabio Castro y Silvia Ortega. Tal profusión de nombres responde a que la historia está dividida en cuatro capítulos correspondientes a las cuatro estaciones y de cada uno de ellos se encarga un equipo creativo diferente. Lo que en un principio podría parecer un lastre la para la historia, esa disparidad gráfica, en la práctica da al cómic 4 tonalidades a una misma historia y a unos mismos personajes perfectamente reconocibles en cada capítulo.

Los autores nos narran una historia coral ambientada en Galicia sobre la cocina, los recortes en educación y en sanidad y sobre la dramática cara humana de esos “necesarios” recortes. Pero pese a tratar situaciones dramáticas, una estudiantes que se queda sin beca y tiene que empezar a trabajar de friegaplatos, un pescadero del mercado de abastos de Santiago a cuya mujer le ha dado un ictus imposibilitando que se valga por si misma y al que deniegan una ayuda por los recortes en dependencia, lo que lo pone en la disyuntiva de o cuidar a u mujer o atender su puesto de pescado,  pese a lo dramático de esta realidad, el cómic ofrece una visión esperanzadora, un optimismo basado en la solidaridad social, el único recurso frente a tanto recorte junto a la protesta. Una historia coral, costumbrista y crónica, otra más en viñetas, de nuestra crisis de cada día.

abastos02

Si bien tanto la estudiante como el pescadero son los ejes sobre los que avanza la historia, en la misma aparecen los dueños de un restaurante cercano a la plaza a los que sirve el pescadero y donde la joven acaba de friegaplatos, las compañeras y padres de esta, la mujer e hijo del pescadero, todos y cada uno con su propia realidad, conformando un caleidoscopio de situaciones, un tapiz, un pequeño trozo de realidad, contado con efectividad y profesión, haciendo una lectura tremendamente agradecida y también necesaria. Un gran cómic.

abastos03

Como decía al principio, Abastos me ha tocado la fibra, primero porque trata dos de mis pasiones, el cómic y la cocina, de hecho al final de la historia, casi a modo de extras, se añaden varias recetas de platos que han ido apareciendo por el cómic. Segundo por los textos que abren y cierran el tebeo, el primero de Miguelanxo Prado, uno de los más grandes autores que ha dado el cómic español y al que tuve la suerte de poder comisariarle una exposición en Sevilla hace años  y el segundo, el que cierra la historia, del cocinero Diego Guerrero, en cuyo antiguo restaurante, El Club Allard, he disfrutado de la mejor y más divertida experiencia gastronómica de mi vida (y como anécdota, otra, poco días antes de recibir este tebeo habíamos reservado, por fin, en el Dstage, el nuevo restaurante de Guerrero) Y por si fuera poco en esta serie de coincidencias gastronómicas, mientras leía este tebeo a un amigo, Gorka Rodríguez de la Pulpería de Melide en A Coruña le dan el título de cocinero gallego del año. Y ya en tercer lugar, pero en el más importante, aquí un servidor se ha criado en un mercado de abastos, concretamente en la plaza de la Puerta de la Carne en Sevilla, donde mi abuelo tenía un puesto de verduras, al que acudía los sábado a “ayudarle” a cambio primero de cinco duros y luego de veinte, que normalmente acababan gastado en tebeos. Como comprenderéis era sencillamente imposible que este tebeo no me acabara gustando. Un pequeño regalo.

abastos04

Publicadas las bese del certamen de Cómic del Programa Desencaja

Paco Cerrejón | 26 de marzo de 2015 a las 17:56

desencajablog

Hasta el 30 de abril están abiertas las bases para participar el en certamen del cómic del Programa Desencaja que anualmente convoca el Instituto Andaluz de la Juventud.

El premio consiste en 3000 euros y la publicación de la obra ganadora a cargo de una editorial nacional.

Sin duda Desencaja es una de las grandes y pocas plataformas de apoyo a los jóvenes creadores de cómic.

Tenéis las bases en este enlace.

Piel de Toro en Crowfunding

Paco Cerrejón | 26 de marzo de 2015 a las 11:53

pieldetoro02

Rafael Jiménez y Juan Francisco Martínez acabo de presentar en la plataforma de crowfunding Verkami el proyecto de un nuevo Cómic, Piel de Toro.

Piel de Toro es un cómic de 54 páginas a color con cubiertas impresas en papel de 300 gramos y plastificada en brillo. Años 60. Una España que comienza a olvidar la Guerra Civil. En esta época surgen a la sombra de los grandes mitos de los EE. UU. nuestros propios héroes. En los años 60, en una España que comienza a olvidar la Guerra Civil surgen a la sombra de los grandes mitos de los EE. UU. nuestros propios héroes. Unos héroes que luchan contra contubernios judeomasónicos, terroristas comunistas, antiguos nazis, mafias extranjeras…

Una oportunidad de apoyar una creación de jóvenes autores en un medio como es el cómic, tan falto de apoyo institucional en nuestro país.

Este es el enlace al proyecto en la plataforma Verkami.

El Arte de asesinar en Viñetas

Paco Cerrejón | 25 de marzo de 2015 a las 5:00

portadaasesiono

Yo, Asesino cuenta con el guión de Antonio Altarriba y los dibujos de Keko, dos de los pesos pesados del cómic español.

Este cómic narra, en primera persona, las vivencias de un catedrático de Historia del Arte en la Universidad del País Vasco que entiende el asesinato como Arte, y como tal lo practica. Pero aún con una premisa de esta fuerza, este cómic es mucho más. Es una reflexión cruda de la realidad del profesarado en la universidad vasca, donde los profesores abertzales tratan de imponer su visión nacionalista y sectaria de la realidad, denigrando y limitando el desarrollo académico del profesorado que no es afín con sus ideas. Sobre esto hay que señalar que Altarriba es catedrático en la Universidad del País Vasco. Este tebeo es además un breve ensayo sobre el dolor en el arte. Como decía, Yo, Asesino es mucho más que un tebeo de género.

Para quien conozco las obras anteriores tanto de Altarriba, que con los dibujos de Kim, obtuvo el Premio Nacional por la biografía de su padre, El Arte de Volar, como de Keko, que sin duda alguna es uno de los grandes dibujantes y narradores del cómic español de todos los tiempos, las expectativas de este Yo, Asesino son muy altas. Y el tebeo, vaya por adelantado, las cumple. La historia salta de los asesinatos, algunos narrados en flashback, a la vida docente del protagonista, pasando por reflexiones sobre la representación del dolor y la violencia en el arte por la vida sentimental del catedrático. Y lo hace con un ritmo que atrapa al lector, consiguiendo que se el cómic se lea, o se intente al menos, del tirón, sin pausas. La narración funciona milimétricamente, apoyada tanto en los calculados textos de Altarriba como en la narración y la ambientación que consiguen los lápices de Keko. Las viñetas de Keko, donde el abrumador blanco y negro se mancha calculadamente de rojo en varias ocasiones, consiguen transmitir una atmósfera que atrapa la mirada. Keko es un maestro de la composición de viñetas y de la narración, sin estridencias pero con una efectividad abrumadora basada en un trabajo minucioso, casi de orfebre, marca de la casa por otro lado.

paginaasesino

No es de extrañar que en Francia este cómic haya ganado el Premio de la Crítica de 2015 que otorga la Asociación de Críticos y Periodistas de Francia.

Yo, Asesino es un tebeo complejo, denso incluso asfixiante en algunos momentos, pero sin que sea contradictorio, es al mismo tiempo una lectura  tremendamente adictiva, es muy difícil pausar su lectura. Si bien es cierto que el final se me antoja un poco precipitado, seguramente por ser abierto, esto no lastra, en mi criterio, la calidad de un cómic que se eleva por encima del género al que pertenece, ofreciendo una historia densa, compleja y si me apuran hasta necesaria, reflejando una de las herencias mas ignoradas que el terrorismo ha dejado en el País Vasco, la presión social, en este caso universitaria, que los simpatizantes de ETA siguen perpetrando contra los que no comulgan con sus “ideas”.

Sin duda alguna, uno de los cómics del año.

 

Lo que (me) está pasando, de Miguel Brieva

Paco Cerrejón | 19 de marzo de 2015 a las 10:31

Brieva 01

Lo que (me) está pasando es la primera novela gráfica de Miguel Brieva tras diversos fanzines, revistas y libros autoeditados, varias recopilaciones de humor gráfico, algunas historietas cortas y un maravilloso libro infantil escrito por Silvia Naclares, Al final. Pese al cambio de formato, pasando a una historia larga, este libro es aún más Brieva si cabe.

En la reseña de No os indignéis tanto de Manel Fontdevila, en la de Crisis (de ansiedad) de Juanjo Sáez y en la de Inercia de Antonio Hitos, ya señalaba que posiblemente la crónica real de la crisis se está contando en las viñetas más que en ningún otro sitio. Y este cómic de Brieva va claramente en esa dirección. Si durante los años del franquismo fue la Escuela Bruguera las que ofreció, posiblemente la única crónica social del un país ahogado por la dictadura, en esta crisis de antes de ayer, ayer, hoy y seguramente mañana, son las viñetas de nuevo, las que están retransmitiendo la realidad cotidiana de la crisis, lejos de soflamas  y promesas de recuperaciones que no llegan y de dramas mediáticos encorsetados.

El protagonista de esta historia es Víctor Menta, un joven parado/trabajador precario de 32 años que vive totalmente alienado y depresivo. Como ejercicio de autoayuda aconsejado por su psiquiatra comienza un diario. El diario de Víctor Menta es el propio cómic, una mezcla de sueños con algo de drogas y mucho de realidad, la actual. Desde esta premisa Brieva traza lo que se me antoja un cuento, una historia que refleja nuestros días de crisis ya eterna mezclada con dosis de fantasía y poesía, algo que recuerda a un final feliz y si me apuran hasta moraleja. Un aleccionador cuento sobre nuestra España de hoy. Brieva no cae en el pesimismo fácil, ofrece en su cómic una reflexión que acaba con una dosis de esperanza, de optimismo crítico y responsable, una llamada al papel de los ciudadanos, responsables de sus propias decisiones y al papel de la colectividad como arma para frenar los abusos de las élites económicas y políticas.

Brieva sale muy bien parado del cambio de registro, del paso de la viñeta suelta a la historia completa. La mezcla de lo real con lo onírico, de la crónica con la crítica, santo y seña del autor, no pierde un ápice de calidad y de calado en esta narración. Es más, incluso gana en desarrollo y profundidad, manteniendo las dosis de humor absurdo y crítico que es definitorio del autor.

brieva 02

Lo que (me) está pasando es además de todo lo que acabo de comentar, un tebeo necesario, casi urgente. Yo no sé si la crisis está pasando o no, verlo no lo veo, la verdad, pero si sé qué el camino por el que nos están metiendo es el equivocado, o cuando menos, el que no queremos andar pero por el que nos están obligando a ir. Y la visión, el discurso, en el mejor sentido del término, de Brieva es necesario, por la lucidez del mismo y porqué al mismo tiempo nos ayuda a nuestra propia lucidez, por el compromiso crítico y ético que destilan sus dibujos, por la reflexión que pone encima de la mesa, sin demagogia, ni gritos ni estridencias, sólo con sus ideas dibujadas, planteando una realidad que nos lleva al desastre, un desastre social, económico, colectivo y medioambiental, todo ello junto, sin categorías forzadas. Brieva piensa y hacer pensar. ahí es nada.

Esta novela gráfica, este tebeo  de toda la vida según esas especie de extraños gusanos que pueblan la faja del libro, cuenta, por si fuera poco la calidad del contenido, con una magnífica edición a cargo de Reservoir Books, algo que por otra parte es costumbre en la editorial y si no echadle un vistazo a Construyendo Historias de Chris Ware.

En definitiva, estamos ante la crónica social de la crisis, ante la manera de ver, contar y entender que (nos) está pasando, más allá de los panfletos y soflamas. Estamos ante un ejercicio de reflexión y de crítica necesaria con una necesaria también dosis de esperanza.

Y para el que pueda pasarse, el jueves 19 de marzo a las 20:00 Brieva lo presenta en la Librería La Extravagante de Sevilla, acompañado de Alberto Rodríguez y Santi Amodeo.

Disfrutadlo y aprovechadlo.

Etiquetas: ,