Archivos para el tag ‘Felipe Hernández Cava’

La memoria, El Artefacto Perverso

Paco Cerrejón | 8 de julio de 2015 a las 5:00

 

el-artefacto-perverso_portada

Sin lugar a la más mínima duda, El Artefacto Perverso de Felipe Hernández Cava y Federico del Barrio ocupa un lugar de honor en la historia del cómic español. Fue publicado por entregas en la revista Top Cómics en 1994, dos años después Planeta lo recopilaría y editaría con prólogo de Manuel Vázquez Montalbán y prefacio del guionista. Ahora, en 2015, ECC Cómics reedita esta obra maestra. Son 10´95€ por 64 páginas en blanco y negro y mantiene el texto de Hernández Cava que no el de Vázquez Montalbán.

El artefacto perverso al que hace referencia el título es la memoria de Enrique Montero, profesor durante la Segunda República, represaliado por la dictadura franquista que sobrevive haciendo chistes gráfico primero y luego creando un personaje inspirado en las aventuras de Roberto Alcázar y Pedrín de Eduardo Vañó. Los autores crean un historia en paralelo entre las vivencia del dibujante, que se reencuentra con un antiguo luchador contra el levantamiento que lo involucra en sus intentos de desestabilizar el régimen franquista y las aventuras de su personaje de tebeo. Las dos historias se complementan tanto en la trama como en lo gráfico, en el que Del Barrio usa un estilo realista y expresionista para la acción “real” y otro simple, muy cercano, como no podía ser de otra manera, al trazo de Vañó en Roberto Alcázar para los tebeos del protagonista. Además el cómic se compone de cinco capítulos de 12 páginas cada uno, llamado cuadernillos, exactamente como el formato en el que se publicaban las historia del personaje de Vañó.

artefacto 01

Los autores proponen un juego que entra de lleno en el metalenguaje a la vez que traza una dura reflexión sobre la memoria dentro de una dictadura como la franquista. Un juego de sombras reales y ficticias que reflexiona en torno a nuestro pasado y la necesidad de la memoria como elemento básico de una convivencia democrática y consciente de su historia.

artefacto2

El Artefacto Perverso es un eslabón más en la cadena de historias que su escritor, Felipe Hernández Cava, va tejiendo paso a paso con la mayoría de sus cómics, ofreciendo miradas hacia nuestro pasado cada día más necesarias y urgentes. Es además una autentica obra maestra de nuestro cómic.

artefacto3

Enseñando un poco del caos

Paco Cerrejón | 30 de junio de 2010 a las 19:53

Si les gustó el Premio Nacional del Cómic del pasado año, Las serpientes ciegas, váyanse preparando para la siguiente colaboración de Felipe Hernández Cava y Bartolomé Seguí…

Un pequeño adelante, para ir poniendo los dientes largos en el blog de Bartolomé, justo aquí

Ya hay ganas!!!

Las Serpientes Ciegas obtiene el Premio Nacional de Cómic

Paco Cerrejón | 5 de noviembre de 2009 a las 13:51

las-serpientes-ciegas

Las Serpientes Ciegas de Felipe Hernández Cava y Bartolomé Seguí ha ganado el Premio Nacional de Cómic de 2008.

Merecidísimo premio para el que esto escribe.

La reseña del tebeo que escribí en su momento, aquí

Y la noticia completa, aquí

Enhorabuena a Felipe y a Bartolomé!

s1

Exposición de Andrés Rábago en Sevilla

Paco Cerrejón | 21 de abril de 2009 a las 17:11

Hoy, 21de abril se inaugura a las 19 horas en la Casa de la Provincia la exposición Los Surcos Ocultos, centra en la obra pictórica de Andrés Rábago (nombre real del mejor humorista gráfico de este país, El Roto). La muestra está comisariada por Felipe Hernández Cava y estará abierta hasta el 14 de junio.

Todo un lujo, si pueden no se la pierdan.

La gloria de Las Serpientes Ciegas

Paco Cerrejón | 11 de febrero de 2009 a las 17:36

Las serpientes ciegas, de Felipe Hernández Cava y Bartolomé Seguí

Bd Banda, 72 páginas ,16 euros

Hay escritores que son un lujo para el alma, para los tebeos, para la cultura. Es el caso de Felipe Hernández Cava, el mejor guionista que ha dado la historieta española para el que esto escribe.

Encontrarse con cualquier tebeo suyo siempre es un regalo, no por esperado menos agradecido, si además viene dibujado con la maestría y el gusto que despliega en esta obra Bartolomé Seguí, entonces el placer es completo.

Las serpientes ciegas habla de muchas cosas, aunque el lector no se da cuenta realmente de todo lo que ha leído hasta que no ha terminado la última página. Cava nos engaña, nos lleva por un camino aparentemente predecible, un hombre buscando a otro, que a su vez busca a otro. Sabemos que se van a encontrar, lo intuimos, pero interesa más el camino, durante el cual vemos como las ideologías, los grandes principios encierran también lo peor del alma humana. Y mientras estamos recorriendo ese camino de la mano de los diálogos justos y precisos de Cava y de los dibujos contenidos y bellos de Seguí, vamos descubriendo esas mentiras y engaños que encierran otras mentiras, ideologías ansiosas de sacrificios, guerras tan llenas de grandes intenciones como de vicios, egoísmo e intereses.

El tebeo se desarrolla en dos escenarios, la Nueva York de 1939 y la España de la Guerra Civil (a la que tanto juego ha sacado Cava), con trazos de la incipiente caza de comunistas en los USA. Y en estos dos escenarios se desarrolla esta trama de género negro político.

El guión de Cava avanza, se crece a golpe de diálogos, encajados entre los trazos de Seguí que desarrolla un trabajo espectacular, con una escenografía simplemente maravillosa, especialmente los fondos neoyorquinos. Usando un color con una esplendida capacidad narrativa, que aporta además el ambiente necesario en cada escena. Dibujos que una vez terminado el tebeo hacen que vuelvas a abrir sus páginas para detenerte ante la belleza de los mismos.

Un tebeo de género que huye de fáciles discursos ideológicos, que trata al lector como si fuese un animal inteligente. Una obra llena de matices, escrita y dibujada con maestría y ese punto que da conocer y querer tanto el medio.

SOBRE LO MEJOR Y LO PEOR DE 2008

Paco Cerrejón | 22 de diciembre de 2008 a las 13:48

Hasta donde me de la memoria voy a escribir un rato sobre lo mejor y lo peor del 2008 en lo que a tebeos se refiere. Advierto que no voy a ser objetivo, ni voy a dogmatizar (eso se lo dejo a otros). Trataré de repasar lo que bajo mi opinión ha destacado, para lo bueno y para lo malo, en este año que se nos va al son de los niños de San Ildefonso.

Para el que esto escribe, su seguro servidor, el año (en lo que a cómics se refiere) comenzó en Francia, en el salón del cómic de Angouleme, asumiendo otra vez más la cruda realidad del tebeo español en comparación con el francés, sobre todo en lo referido a gestión y atención, social, mediática y política. La primera imagen fue la palabra HISTORIETA estampada a gran tamaño al inicio de la sala de exposiciones de la planta baja del Centro Nacional del Cómic de Francia. Esta exposición realizaba un recorrido por la historia del tebeo argentino, deteniéndose al final en el trabajo de José Muñoz. Una exposición impresionante, comisariada y montada con profesionalidad y un tremendo cariño (y también con muchos euros…).

Tras la gloria, y el frío, de Angouleme, volvimos a la realidad de nuestro país. En este repaso patrio voy a empezar con lo primero, o sea, los comics. Voy a escribirles sobre los tebeos que más me han gustado. No estaría mal que en los comentarios me criticaran o que dijeran los suyos. Este año me parece que ha sido un buen año en lo que al cómic español se refiere, no se si habrá aumentado el exiguo porcentaje de tebeos españoles publicado (en 2007 rondaba el 9%), pero la calidad media ha sido buena, con algunas obras muy importantes. Como por ejemplo BOB DELER de Felipe Hernández Cava y Keko, una satira sobre la gestión cultural de las artes plásticas, donde la caricatura se confunde muy fácilmente con la realidad (vamos, que la realidad parace más una caricatura que otra cosa). Y ya que estamos con Hernández Cava, tenemos que hablar de SOY MI SUEÑO, dibujado en esta ocasión por Pablo Auladell. <!–[if !mso]> <! st1\:*{behavior:url(#ieooui) } –> Un tour de force entre el guión de Cava y el dibujo de Auladell, que nos introducen en los sueños de un piloto de la Luftwaffe en plena IIª Guerra Mundial. Seguimos con dos tebeos que van de la mano, la recopilación de la revista DINERO de Miguel Brieva y EL MANUAL DE MI MENTE de Paco Alcázar. Dos propuestas valientes, tanto en lo creativo como en lo editorial. Seguimos con un tebeo argentino CONEJO DE VIAJE de Liniers, bonito a rabiar. Hay que destacar un experimento como es el libro/disco MENTIROSO MENTIROSO, que además del disco del mismo nombre de Iván Ferreiro recoge las adaptaciones en tebeos de las letras de sus canciones, irregular pero con historias que merecen la pena. DE CÓMO TE CONOCÍ; TE AMÉ; TE ODIÉ ha sido la obra presentación de Gaspar Naranjo y de la editorial Viaje a Bizancio. Posiblemente el descubrimiento del año, los dos. Y ya que estamos con Viaje a Bizancio tengo que incluir en esta lista HISTORIETAS SEVILLANAS de Andrés Martínez de León, el trabajo editorial de recuperación del patrimonio del cómic español más importante del año (aquí me perdonan porque soy el responsable de la restauración digital de este libro, pero si finalmente lo he incluido es por la calidad del trabajo de Martínez de León y no por mi torpe trabajo). Tres revistas de tebeos voy a destacar, la cordobesa DOS VECES BREVES, BD BANDA y la indispensable EL MANGLAR.

Gracias a ellas es fácil hacerse una panorámica clara de por donde va el tebeo español y europeo. De momento paro aquí aunque poco a poco iré actualizando este blog con más tebeos.

Actualización 1: El Superman de Carlos Pacheco (y Busiek)

Lo peor del 2008, editorialmente, es lo de siempre, el poco espacio que se deja en la oferta de títulos publicados a los autores españoles. Y esto es aún más sangrante si tenemos en cuenta la cantidad de tebeos extranjeros malos que se publican cada mes, malos y poca salida comercial a demás. Resulta difícil entender que se publiquen en un solo mes 6 o 7 tebeos distintos de un mismo superhéroe, tanto por la calidad como por la falta real de público. Además resulta ridícula la extraña actitud de algunas editoriales de comprar al extranjero los derechos de obras de autores españoles en lugar de producirles ellos mismo las obras y luego venderlas al extranjero, sobro todo cuando estas mismas editoriales poseen los derechos de representación de esos autores. Surrealista cuando menos.

Esto ha sido la primera parte, en breve la segunda.