Saliendo de San Juan de la Palma

Fernando Ollero | 28 de julio de 2015 a las 9:00

Video del canal del usuario Feria

El palio de la Virgen del Rosario de Montesión saliendo de San Juan de la Palma el Jueves Santo de 2001.

Por aquellos años las redes sociales no tenían, ni de lejos, la implantación que tienen en nuestros días, lo que no quitó que el año anterior se airearan en la prensa las diferencias entre las juntas de gobierno de las hermandades de la Amargura y Montesión de aquel entonces en la coordinación del montaje de los pasos, que hicieron que tuviese que intervenir Palacio.

En el año 2000 la Amargura se quedó sin salir, ya saben la alergia que hay en San Juan de la Palma a las nubes, el cortejo de la Borriquita hizo estación de penitencia con el Amor, y el Jueves Santo hizo un día esplendido.

Como aquí hay para todo el mundo, poco después la banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora del Sol y la cofradía de Montesión tuvieron sus más y sus menos, al romper la primera el contrato que le vinculaba con la cofradía de la plaza de los Carros para acompañar al misterio de la Oración en el Huerto. El tema termino en los tribunales. Curiosamente la gran beneficiada de aquel rifirrafe, la banda de cornetas y tambores Corona de Espinas, que llegó a tener 3 contratos en Semana Santa, desapareció al finales de la primavera de 2010.

Procesión fluvial

Fernando Ollero | 21 de julio de 2015 a las 9:00

Virgen del Carmen

Fernando Ollero | 17 de julio de 2015 a las 10:49

La Virgen de la Amargura en 1989

Fernando Ollero | 9 de julio de 2015 a las 9:00

Video del canal de Porteño del Sur

El paso de palio de María Santísima de la Amargura el Domingo de Ramos de 1989, en la esquina de las calle Placentines con Alemanes; acompañado por la asociación musical Utrerana, que por aquellos años también tocaba tras el palio de la Virgen del Valle. El vestidor de la Virgen era Antonio Rivero Yedro, muchos años sacristán de San Juan de la Palma, y capiller de la hermandad.

Aquella Semana Santa fue la última de Ernesto Ollero Tassara como hermano mayor. En Junio de aquel año se celebraron elecciones, con tres candidaturas, saliendo elegido Nicolás Carretero Luque. Curiosamente por aquel entonces las hermanas ya tenían voz y voto en los cabildos generales, y ya alguna voz había sugerido ya la supresión de la discriminación de las hermanas en la estación de penitencia, y para formar parte de la junta de gobierno.

Por aquellos años hermandad de la Amargura contrataba aún a los ácolitos, tanto para los cultos, como para la estación de penitencia, tras unos años en que este menester  era realizado por hermanos.Creo recordar que la vuelta definitiva de los hermanos ácolitos fue el 27 de diciembre de 1991, festividad de San Juan Evangelista, cotitular de la hermandad.

Estampas de verano

Fernando Ollero | 1 de julio de 2015 a las 9:00

Corona Dolorosa

Fernando Ollero | 28 de junio de 2015 a las 12:25

Ayer su Santidad el Papa Francisco I anunció la fecha para la canonización de Madre María de la Purísima de la Cruz. Tendrá lugar el próximo 18 de octubre en Roma.

Como muchos sabrán la imagen de María Santísima de la Amargura cada Domingo de Ramos desde 1999 lleva prendida en su cintura la corona dolorosa de Madre María de la Purísima. En otras ocasiones también la ha llevado de forma excepcional como en mayo de 2003 con motivo de la estancia de la imagen en el convento de las Hermanas de la Cruz, En noviembre de 2004, cuando se celebró el L aniversario de la coronación canónica de la Amargura, en setiembre de 2010 con motivo de la beatificación, y durante el besamanos de 2014, al conocerse la noticia de la canonización.

corona-madre-maria-purisima

 

Lo que quizás algunos no sepan que es exactamente la Corona Dolorosa. Veamos:

Al igual que el Santo Rosario, la Corona Dolorosa es una oración dedicada a la Santísima Virgen, pero ésta es característica de la Orden de Siervos de María pues recuerda en su rezo siete episodios tristes en la vida de la Santísima Virgen María, posiblemente se remonta al siglo XVII.

Para rezar la Corona dolorosa se emplea un collar de cuentas, muy parecido al rosario, pero con una estructura distinta. Son siete los dolores que se rezan en vez de los cinco misterios del rosario tradicional.

Cada serie empieza con una medalla que muestra uno de los Siete Dolores. Las cuentas en el círculo se usan para rezar un Ave María, que son siete en cada dolor. Las medallas en el círculo se usan para el Padre Nuestro. La medalla del Primer Dolor (la profecía de Simeón) cierra el círculo. Está conectada a un colgante de cuatro cuentas que termina con una medalla de la Virgen Dolorosa. Las cuentas del colgante se usan para rezar las oraciones de clausura.

Se reza un Padrenuestro y siete Avemarías por cada dolor al concluir se agrega un Gloria, antes de comenzar el siguiente dolor. Para terminar se rezan las cuentas que cuelgan del collar, se ofrecen por las necesidades de la iglesia y por las lágrimas que derramó nuestra Santísima Madre en la vida y en la muerte de nuestro Señor Jesucristo. Posteriormente se recitan las letanías a la Virgen, que pueden ser la Lauretanas o las Dolorosas.

(extraido de la web servitas de malaga.es)

Actores secundarios

Fernando Ollero | 23 de junio de 2015 a las 9:00

Tal vez nos hayamos acostumbrado a que los actores secundarios de nuestra Semana Santa se intenten erigir como protagonistas, con el beneplácito de parte del público. Con el problema que cada vez que alguien se atreve a hablar de ellos sin repartir ojana a granel empiezan las caras raras.

Negar que la música procesional, a nivel interpretativo pasa, en general, por un buen momento es cerrar los ojos a la realidad. Como tampoco se puede negar las horas de dedicación y esfuerzo, especialmente de los músicos de las bandas cristeras, cuyo sacrificio suele tener una magra recompensa.

Los que ya tenemos unas cuantas Semanas Santas a nuestras espaldas hemos oído bandas desafinar como fieras, marchas que se interpretaban mutiladas y con desgana, uniformes descuidados y descoloridos, y repertorios muy cortos.
No hemos acostumbrado a que se toquen muchas marchas, los propios músicos se quejan de tener complejo de toca discos, a que las bandas parezcan las protagonistas de las estaciones de penitencia, empatadas a los puntos con algunas cuadrillas de costaleros. A la falta de compostura de algunos músicos cuando van tras un paso, o abriendo ante una cruz de guía. Cuidado, esto no es cosa exclusiva de los músicos.

Resulta curiosa la facilidad con la que algunos largan fiesta con todo tipo de rumores, y sin embargo se pasa de puntillas sobre cuestiones que pueden llamar la atención como son las cuentas de las bandas. Todo aquel que osa criticar muchos de los uniformes que podemos ver hoy en día son tachados de inmediato de rancios. Cuando se habla de las hordas que en muchas ocasiones rodean y jalean a las bandas cristeras. Ya el colmo es lo que me comentaron en el último radioblog en el que estuve, los detalles en los que se fijan algunos de los fans…. Paren que me bajo aquí mismo.

Menos mal que buena parte del público semanasantero permanece ajeno buena parte del año a todo lo que rodea la música procesional. Eso lo saben perfectamente todos los webs master, y cualquiera que use cualquiera de las herramientas que podemos encontrar para medir el impacto de las publicaciones en las redes sociales.
Con todo hay músicos que se quejan, algunos por las críticas, otros cuando hay limitaciones en los repertorios, los menos en petit comité expresan sus quejas sobre la organización de las bandas, y el sacrificio que supone un calendario saturado de actuaciones, desplazamientos, y ensayos.

En esta ocasión pasaré de puntillas sobre las marchas new age, y esas cosas. Eso sí que es predicar en el desierto.

Hay quien habla ya de burbuja musical, quien sabe, igual tienen razón y todo.

¿Qué esperábamos?

Fernando Ollero | 17 de junio de 2015 a las 9:00

Ya se echaba en falta un superjunio electoral, con sus polémicas cibernéticas incluidas; parte del personal tirándose de los pelos por el cariz que toman algunas campañas. A un servidor no le extraña nada algunas de las cosas que se pueden leer por ahí, a fin de cuentas era algo más o menos previsible.

Verán en el fondo algunos parece que se han caído de un guindo. Vivimos en uno de los países donde se utiliza la tecnología de forma convulsiva; hay quien no se separa de su móvil, o tableta ni para ir al baño. Las redes sociales se usan para casi todo, y hasta cierto punto es lógico que buena parte de la campaña electoral este centrada en ellas, al igual que hace unos años estuvieron en pleno apogeo las páginas web de las candidaturas.

Antaño los censos electorales eran por lo general más reducidos, y el tanto por cierto de votos emitidos mucho menor. La mayoría de los hermanos no suelen estar al tanto del día a día, y es lógico que no conozcan a los candidatos, ni a sus equipos; mucho más si se incluyen caras nuevas en las listas. Es normal que se dé a conocer a la candidatura, incluido algún encuentro con los electores.

El problema viene en las formas. Y eso es algo que desgraciadamente no es nada nuevo, incluida la entrada como elefante en cacharrería de algún medio de comunicación. Recuerdo aquella campaña electoral que empezó un periodista, manejando información que le habían proporcionado de forma interesada, ocho meses, se dice pronto, antes de la fecha señalada para aquellas elecciones, cuando nadie más había dicho ni mu. O aquellos comentarios vertidos en una página web sobre la orientación sexual de algunos de los posibles miembros de las listas. Como ven todo muy edificante.

Se habla de politización, y hasta de americanización de las campañas electorales en nuestras hermandades. Yo hablaría mejor de vulgarización. No es lo que se hace, si no como se hace. Parece que a algunos les va la vida en ello, y no dudan en jugar sucio, y dar golpes bajos llegado el caso. Se habla de falta de formación y esas cosas, pero ¿y cuando los protagonistas de algún episodio sórdido tienen formación de sobra?. Eso por no hablar de lo que gusta a algunos encender el ventilador para que todo se llene de un delicioso olor…

Volviendo al estilo, aún tengo guardados una buena colección de correos electrónicos de un candidato a hermano mayor dirigidos a los miembros de la candidatura y colaboradores, en los que les advertía que se abstuvieran de entrar en cualquier tipo de polémica durante el proceso electoral. Aquel candidato fue pionero en eso de los videos promocionales; contó con la inestimable ayuda de un joven periodista con la cabeza muy bien amueblada como asesor. Lo dicho, cuestión de estilo.

A estas alturas lo raro es que a nadie se le haya ocurrido montar un tabloide morado, donde dar rienda suelta a lo que se va rumoreando por ahí, incluido todo los chismes que surgen cuando toca pasar por las urnas.

¡Ah! eso del examen de conciencia, y el propósito de enmienda lo dejamos para otro día, no sea que nos vuelvan a señalar la primera lección en una asociación de fieles: El Catecismo.

Lágrimas

Fernando Ollero | 16 de junio de 2015 a las 11:08

Virgen de las Lagrimas

La Virgen de las Lágrimas, titular de la hermandad de la Exaltación en los años 50 del pasado siglo

El enemigo está dentro

Fernando Ollero | 11 de junio de 2015 a las 13:03

Llegan las serpientes de verano, esos artículos de relleno- las líneas que está leyendo son una muestra- que hablan de cualquier cosa. Ahora toca de nuevo hablar de la desmesura, de la Semana Santa como producto de consumo masivo, del plan A- ¡Qué miedo!- para tal o cual jornada, de recuento de nazarenos (¿A estas alturas aun hay juntas de gobierno que no saben cuantos nazarenos salen a la calle en su cofradía?).
Como nos descuidemos saltará quien abogue por la supresión de las tubas en las agrupaciones musicales porqué este instrumento ocupa demasiado espacio.

Mis sufridos lectores saben que me repito más que el ajo, y a buen seguro ya habrán leído más de un artículo en el que haya comentado exactamente lo mismo que en este. El principal enemigo de las cofradías esta dentro de las mismas, muchas veces sentado en las mesas de oficiales.

Ni plan A, ni B, ni C. Lo principal es tener voluntad de buscar soluciones, y después ponerlas en marcha. Se habla de la obsesión por el reloj, de la Campana-Dakar, y de esas cosas, pero casi nunca de los sufridos riñones y pies de docenas de miles de nazarenos anónimos.

Como aquí hay para todo el mundo, también hay que dar un puñetazo en la mesa sobre los nazarenos. Mucho hablar de las hordas de capiroteros que parece que están en una fiesta de carnaval, en vez de haciendo estación de penitencia, eso sí ni una palabra sobre algunos personajes “notables” –se nota que el adjetivo rancio me da arcadas- con años de estación de penitencia, cuyo comportamiento es simplemente deleznable. ¡Cuidado! Generalizar, en uno y otro caso no deja peligroso, y sobre todo injusto. Por cierto, señoras y señores que visten túnica, dejen sus móviles en el bolsillo ese día, o mejor metido en un cajón.

P.D. Tras el #radioblog de ayer, igual un día de estos me meto otra vez en un bonito charco hablando sobre bandas, y música procesional. Quien sabe…