Dias de quinario

Fernando Ollero | 18 de enero de 2017 a las 9:00

Altar del quinario en honor a Nuestro Padre Jesús del Silencio en el Desprecio de Herodes.

Jesus del Silencio

Jesus del Silencio

Jesus del Silencio

La Virgen de la Amargura y San Juan Evangelista en su antiguo altar en la capilla sacramental de San Juan de la Palma

Virgen de la Amargura

Tal como eramos: Las Glorias

Fernando Ollero | 17 de enero de 2017 a las 9:00

Video del canal de Videos Digital Sevilla

Salida de la iglesia de la Paz, de la orden hospitalaria de San Juan de Dios, el 25 de Julio de 1992 de las imágenes marianas que participaron
en la muestra Las Glorias, dentro de Los Esplendores de Sevilla: Reina de Todos los Santos, Nuestra Señora del Amparo, Virgen de la Salud (de San Isidoro), Madre de Dios del Rosario, Virgen de la Alegría, Virgen de la Luz, Esperanza Divina Enfermera, Divina Pastora de Santa Marina y Nuestra Señora de los Reyes (de los Sastres)

La idea era que hubiesen ido en sus respectivos pasos, no siendo viable dadas las reducidas dimensiones de la puerta de la iglesia de la Paz.  En la nota publicada en febrero de 1992 constaba que estaría la Virgen de las Nieves, que no fue, y aun no figuraba la imagen de Nuestra Señora del Amparo.

lasglorias(2)

Como dato curioso la Divina Pastora de Santa Marina fue trasladada a su actual sede canónica en la capilla del antiguo hospital de San Bernardo, vulgo de los Viejos el 13 de setiembre de aquel 1992.

Aquellas postales: Esperanza de Triana

Fernando Ollero | 12 de enero de 2017 a las 8:00

Esperanza de Triana

La Esperanza de Triana por la plaza del Altozano en su antiguo palio diseñado por José Recio y bordado en el taller de Olmo, que ya presenta la reforma que se le realizó a las bambalinas en 1923

Sabia decisión

Fernando Ollero | 11 de enero de 2017 a las 8:00

Resurreccion-2015

El cabildo general de la hermandad de la Resurrección aprobó la propuesta de su junta de gobierno para retrasar los horarios de su estación de penitencia para los años 2017 a 2019. A buen seguro la cofradía de Santa Marina saldrá ganando.

Tal vez pueda llamar la atención que ahora vayan a luchar para que la carrera oficial presente el mismo aspecto que durante la Semana Santa; me causa pavor la idea del recorrido oficial perfectamente vallado la mañana del Domingo de Resurrección, con las sillas dispuestas con menos de un tercio de entrada- como ocurre muchas veces al paso de otras cofradías-, y el acceso a la Catedral restringido.

La experiencia dará y quitará razones, pero uno de los encantos que tiene la estación de penitencia de la Resurrección es verla de una forma diferente al resto de las cofradías, pudiendo acompañarla a lo largo de la carrera oficial, interior de la Catedral incluido, con la salvedad de la plaza de San Francisco.

Cuñados cofradieros

Fernando Ollero | 10 de enero de 2017 a las 8:00

Quien más y quien menos estamos aun aterrizando tras la Epifanía, pero los de las prisas para todo, la eterna Cuaresma y la incombustible primavera, están ya dándole paso a la trasera, y eso que aun no atisbamos en el horizonte la festividad de la Candelaria; como nos gusta marcar tendencia, igual hay que pedir que en años venideros en el Belén en vez de una cruz de guía pongan una batea con su coro, o casi mejor una marmota.
Fijo que uno de los temas comentados en las sobremesas de las reuniones con familiares y amigos ha sido ese cuñado que todos tenemos que es el que más sabe de todo y opina sobre todo; viene siempre de vuelta, apostilla a toro pasado, siempre lleva la contraria, porque siempre lleva la razón y los demás no.

¿Alguien ha hablado alguna vez de los cuñados cofradieros?  Si, esos elementos que saben todo lo que hay que saber sobre cofradías, los primeros en enterarse del más mínimo rumor- cuando se confirma suelta ese ”ya lo sabía”-, no sabemos cómo se las arreglan pero siempre salen de nazareno en mejor sitio, y están presentes en los más selectos croqueteos, hayan sido invitados o no. Suelen calificar como tradiciones de toda la vida aquello que se empezó a hacer ayer por la mañana. Aún no tienen el pedigrí, y sobre todo la pompa y el boato, que se otorgan los autodenominados  rancios, todo se andará, y desde luego están faltos del encanto y la simpatía que despiertan los Tontos de Capirote que describió Francisco Robles en su libro.

Sonrían por favor, en el fondo todos somos un poco cuñados cofradieros.

Besapies de Jesús de la Pasión

Fernando Ollero | 9 de enero de 2017 a las 8:00

Epifanía del Señor

Fernando Ollero | 6 de enero de 2017 a las 9:12

guion-epifania

Guión de la Epifanía. Hermandad del Gran Poder.

Los Católicos celebramos tres manifestaciones del Señor, a saber:

Epifanía ante los Magos de Oriente: Manifestación a los paganos.

Epifanía del Bautismo del Señor: Manifestación a los judíos por medio de San Juan Bautista en el río Jordán.

Epifanía de las Bodas de Caná: Manifestación a Sus discípulos y comienzo de su vida pública por intercesión de su Madre María.

Desmontando mitos

Fernando Ollero | 2 de enero de 2017 a las 8:00

Damos por sentado que antaño se publicaban pocas cosas sobre nuestras cofradías, y que hoy vivimos en una etapa de saturación informativa. En realidad esto es una verdad a medias, con todo lo que ello conlleva. Cuesta levantar la mirada y ver que se hacía antes de que el nacional catolicismo lo invadiera todo. Aunque a muchos les pueda parecer raro antes de la guerra la información cofradiera en la prensa solía ser abundante; fueron los tiempos de la dictadura de Franco y el nacional catolicismo los que pudieron hacer que la información fuese escasa y limitada. Hoy hay quien se echa las manos a la cabeza sobre la continua información que fluye entorno a las bandas, cuando resulta que antes de la guerra civil se publicaban hasta los ensayos de la banda municipal de Sevilla cara a la Semana Santa.

Lo que puede cuestionarse hoy en día es la calidad de lo que se publica, pero desde luego si nuestros bisabuelos hubiesen tenido la mitad de los medios técnicos que tenemos hoy en día en casa no duden que se hubiesen utilizado. Pregúntense una cosa ¿Qué leemos y para qué? Como he comentado en otras ocasiones la clave es seleccionar. Es como cuando nos quejamos de la tele basura ¿usted la ve? Cuanta más audiencia tiene más, tele basura se programa.

Esa es la cuestión, la calidad del trabajo que se publica.

Siempre la lluvia

Fernando Ollero | 30 de diciembre de 2016 a las 8:00

Virgen de los Dolores

La Virgen de los Dolores del Cerro del Águila camino de la Catedral el Martes Santo sin pasar por la carrera oficial por riesgo de lluvia, poco después hizo acto de presencia.

Siempre mirando al cielo, salvo tal vez en verano y esos años de pertinaz sequía; capaz de ser la protagonista de nuestras peores pesadillas, más de cuando en cuando nos regala estampas para el recuerdo. La lluvia fue en este 2016 protagonista, en Semana Santa y fuera de ella. Destrozó las ilusiones de no pocos cofrades, obligo a las cofradías del Domingo de Ramos a hacer la vuelta de la Catedral de forma exprés, la Borriquita volvió a salir de noche junto al resto del cortejo de la cofradía del Amor, La cofradía del Cerro se salvó por los pelos de mojarse, no así  Los Javieres, San Esteban, y San Benito. La Candelaria realizó un itinerario distinto al inicialmente previsto.

La lluvia puso a prueba a los rocieros, obligando a casi todas las hermandades a llegar a la Aldea para la romería del Rocío por carretera, o cuando menos recuperar caminos que parecían olvidados; y las malas previsiones meteorológicas hicieron que la hermandad del Gran Poder pusiese en marcha un plan b tanto para la ida como para la vuelta de la Catedral, regalándonos hermosas estampas el domingo 6 de noviembre bajo un esplendido sol.

 

Granpoder-extraordinaria

 

Foto: Domingo Pozo

Igual desde el arzobispado y el consejo para solucionar algunas cuestiones que azotan a nuestras cofradías  van a tener que ingeniárselas para poner a las cofradías algunos nubarrones negros, con lluvia incluida.

 

 

Etiquetas: , , ,

Acólitos hermanos, hermanos acólitos

Fernando Ollero | 27 de diciembre de 2016 a las 8:00

amargura-antigua2-(2)

Hace 25 años, como no en la festividad de San Juan Evangelista, comenzó a funcionar con regularidad el grupo de acólitos de la hermandad de la Amargura, y participando en cuantos cultos programa la hermandad. Lo que hoy se ve como algo normal fue en su momento todo un atrevimiento. Mis amigos Antonio y Eduardo no lo tuvieron fácil para poner en marcha el proyecto; tiempo atrás hubo un grupo de acólitos formado por jóvenes de la hermandad que termino por disolverse generando un problema, al volver a contratar a la cuadrilla que anteriormente hacia este menester, y reclamar esta las remuneraciones no percibidas durante la etapa en que no se había contado con sus servicios.

La junta de gobierno que por aquellos años presidía Nicolás Carretero Luque autorizó que aquel grupo de hermanos jóvenes actuasen como acólitos en la función de San Juan Evangelista de 1990, y en la bendición de la imagen de la entonces Beata Ángela de la Cruz celebrada en la iglesia del convento el 28 de febrero de 1991, para darle culto en San Juan de la Palma.

Cuesta creer las dificultades que hubo para encontrar hermanos que quisieran participar como acólitos en la estación de penitencia.  Como anécdota comentar que me convencieron para entrar en el grupo de acólitos mientras subíamos las escaleras que dan acceso al salón de exposición, para asistir al cabildo general en el que se aprobó la salida del paso de Nuestro Padre Jesús del Silencio en el Desprecio de Herodes para el Santo Entierro Grande de 1992, y los puestos se completaron la misma mañana del Domingo de Ramos.

Y llegó el Domingo de Ramos de 1992, 12 de Abril para más señas, tomamos la alternativa en la calle. Tarde de muchos nervios, y una obligación: no dejar en mal lugar a los que nos dierón su confianza. Otro reto:  hacer doblete. Todo ello bajo la escrutadora mirada de la junta de gobierno, el mayordomo de la hermandad por aquellos años Manuel Ortíz Díaz no nos perdía de vista ni un instante, y el ceño fruncido del entonces capiller de la hermandad Antonio Rivero Yedro, que tenía relación muy estrecha con la cuadrilla de ácolitos profesionales de la que la hermandad había prescindido.

Todo salió a pedir de boca, y el grupo de acólitos se fue consolidando. Para animar a los hermanos jóvenes a participar en los cultos de la hermandad como acólitos se fueron repartiendo los días entre ellos, aquella costumbre terminó derivando en una suerte de carnet por puntos.