El domingo de los fantasmas

Fernando Ollero | 1 de abril de 2011 a las 9:00

muda-2010

Así llaman muchos al día que se realiza la mudá del paso de misterio del Desprecio de Herodes del almacén a San Juan de la Palma.

Algunos puede que se echen las manos a la cabeza al ver una multitud siguiendo la mudá de un paso, para muchos no es más que una excusa para darse una vuelta por el centro, disfrutar y hasta rezar delante de sus titulares.
Dentro de la iglesia probablemente encuentren el palio con la cera fundida.

Ah, también es el cabildo de toma de horas en la capilla Real de la Catedral, reunión que suele tener un carácter meramente simbólico al estar todo el pescao vendido tras las reuniones previas de los diputados mayores de gobierno.

  • Humilladero » Archivo » Fantasmas

    […] La mudá del paso de Cristo del misterio de Jesús del Silencio en el desprecio de Herodes,  congrega cada final de Cuaresma a una ingente cantidad de aficionados y curiosos, para uno de los traslados -no sacros- más cortos y populares, y en los que el vulgo vino a denominar la jornada como el Domingo de los fantasmas… […]

  • Antonio

    Y que nos describiera Joseph Peyré en “La pasión según Sevilla”…

    “(../..)animados por la curiosidad de la multitud y los gritos excitados de los chiquillos. Un “paso”, con sus personajes bajo fundas blancas, que aparece por el ángulo de un balcón como un navío fantasma, gira y embotella la callejuela, en medio del tumulto, imagen que uno no olvida jamás. Sevilla, desde entonces, está fuera de si.”