Recordando a Manuel Rodríguez Velázquez

Fernando Ollero | 12 de septiembre de 2013 a las 9:00

A buen seguro a los que viven ajenos al curioso mundillo de la música procesional el nombre de Manuel Rodríguez Velázquez, les puede sonar a chino. A los jartibles les recordará tiempos pretéritos cuando daba sus primeros pasos la banda de cornetas y tambores San Román, que luego paso a llamarse agrupación musical María Santísima de las Angustias, y que en 1987, por cuestiones que no vienen al caso, volvió a cambiar de nombre para ser la agrupación musical Santísima Trinidad.

Es posible que quien escuche alguna de las grabaciones que se pueden encontrar por internet de la banda de la Santísima Trinidad no caiga en la cuenta de la importancia del trabajo que llevo a cabo Manuel Rodríguez Velázquez.
En la primera etapa en la hermandad de los Gitanos, hablamos de la primera mitad de la década de los años 80 del pasado siglo, la banda que dirigía era uno de los referentes, teniendo en cuenta la fuerza que tenia la banda de Santa María Magdalena de Arahal, que en aquellos tiempos no era fácil consolidar una banda de cornetas y tambores o agrupación musical,quizás algún lector recuerde a las bandas de las hermandades del Baratillo, de la O, del Cachorro, entre otras, y el despegue de las bandas de cornetas y tambores, con cambios de estilo en algunas bandas, entre otras la de las Cigarreras.

Aquella banda de María Santísima de las Angustias llegó a tocar en la Borriquita (1980), El Cautivo del Tiro de Linea, Jesús de la Salud, de la Candelaria, en los Gitanos, y tras Nuestro Padre Jesús Nazareno de la hermandad de la O (1984). Como banda de la Santísima Trinidad llego a tocar en el Tiro de Linea, tras el misterio de las Siete Palabras, en el Santísimo Cristo de las Cinco Llagas, pasando en 1993 al Decreto. También abrió paso ante las cruces de guia de la hermandad de las Aguas, San Benito, y Macarena, entre otras. Digno de mención es la relación con la hermandad de San José Obrero, y con los Salesianos de la Trinidad.

En aquella banda tocaba Antonio Velasco Rodriguez, que a finales de los años 80 pasó a formar parte de la entonces agrupación musical Nuestro Padre Jesús Despojado de sus vestiduras. Velasco fue uno de los responsables de adaptar el famoso tema de la Saeta cuando formaba parte de la citada banda de Jesús Despojado.

Recordando buenos tiempos de Manuel Rodríguez Velázquez al frente de la agrupación musical María Santísima de las Agustías vuelvo a dejar este video que ya publique hace algún tiempo, Nuestro Padre Jesús de la Salud, de la cofradía de la Candelaria, por los jardines de Murillo el martes santo de 1986.

Suena la marcha pasa la Virgen del Refugio compuesta por su tocayo Manuel Rodríguez Ruiz.

Los comentarios están cerrados.