La pata de pollo

Fernando Ollero | 7 de mayo de 2014 a las 10:47

Esta de moda quejarnos cuando vemos fotos con nazarenos en actitudes más o menos irreverentes, sentados en veladores, tomando cervezas o cubatas, haciendo fotos, etc. Los guardianes de las tradiciones de ayer por la mañana señalan como responsables de estos desaguisados a personas que no saben de que va esto de la Semana Santa.

La Feria no es una excepción, y en la misma además de memorables tertulias sobre cofradías, hemos podido vivir episodios más o menos singulares. Uno de ellos sin duda es la extinta procesión de la pata de pollo. Si, un grupo de cofrades paseando al amanecer una pata de pollo entronizada en una silla de enea, tarareando marchas procesionales.

No crean, el tema tenía su ritual marcado, con visita de los organizadores del evento a la Encarnación a primera hora de la mañana del viernes de Feria, desayuno, y después una vuelta por el mercado de la calle Feria para adquirir una pata de pollo. Por la tarde se entronizaba la pata, se celebraba un “besapata”, hay quien habla que un año se llegó a celebrar la “coronación canónica” de la pata de pollo, y al alba del sábado de Feria, salía la pata de pollo, unos comentan que hacia “estación” a la portada de la Feria, yo  he visto, por pura casualidad, a la singular, y etílica procesión en un popular bar del barrio de los Remedios.

Video del canal del usuario BodhiSev

Para los que se rasgan las vestiduras cuando se publican cosas de este tipo…. los cofrades somos muy tiquismiquis. Hay quién termina las copas en una boda paseando una mesa al son de Campanilleros, sube videos de la hazaña, pero después no quieren que se hable del tema. Cosas de los rancios…


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber