Otro año igual

Fernando Ollero | 11 de marzo de 2017 a las 9:00

A la cofradía de Los Gitanos le pasa como a otras tantas que cierran las jornadas de Semana Santa, terminan pagando los platos rotos de los retrasos, y en su caso han de comprimir al máximo su cuerpo de nazarenos nada más entran en la calle Orfila so pena de dejar atascada la Madrugá, al tener que dejar paso a la Macarena, cuyo cuerpo de nazarenos es fácil que llegue desde la esquina de Cuna con Laraña casi hasta los mismos mármoles de la Catedral.

Salvo que haya algún tipo de baculazo, al final hay que darle la razón a Paco Vázquez. La mejor solución puede pasar por establecer un turno de rotaciones, en el que cada año algunas cofradías lleven el peso de sacrificar sus reivindicados itinerarios, y al siguiente sean otras.

Para hacernos una idea de lo que se ha extendido el paso de las cofradías de la Madrugá por la carrera oficial señalar que en 1966, el famoso año de la pescadilla que se mordió la cola, el Silencio tenía señalada la venia en el palquillo a las 02:10 a.m. y el palio de la Virgen de las Angustias debía estar fuera de la Catedral a las 07:35 a.m. El año pasado los horarios oficiales señalaron la venia del Silencio a la 01:15 a.m., debiendo estar el palio de la Virgen de las Angustias fuera de la Catedral las 09:10 a.m.

Llama la atención la rapidez con la que el consejo de cofradías ha señalado que para este año los horarios, y de facto en lo básico los itinerarios, serán los mismos que el año pasado. Dejando a un lado las consideraciones de las reuniones que se hayan podido mantener al efecto, las horas son las que son, limitadas por detrás por la celebración de los oficios en la Catedral, y están sin solucionar los cruces, que tienen ya sus parones más o menos institucionalizados.

Vuelvo a dejar para su lectura un artículo firmado por J.J. León en 1984. Puede resultar un poco apocalíptico, pero quién sabe si en la Catedral quitasen el freno de los horarios veríamos a la cofradía de los Gitanos por Campana a mediodía del Viernes Santo.

articulo-1994

Hace algún tiempo me hablarón de la repercusión que tenían en la calle San Gregorio el contenido algunas tertulias nocturnas en las RR.SS. ; lo fácil es matar al pregonero. El problema no es lo que pensemos los de dentro, los que permanecen ajenos a nuestras cosas nos toman por locos.

A ver que nos encontramos el año que viene.

  • Paco

    Efectivamente el Consejo de Cofradias no hace nada más que pasar de puntillas por todos los problemas que tiene planteados la organización de la Semana Santa . Así cualquiera …y los medios de comunicación todos calladitos …Igualito que con el Consejo de Bourrelier ….que lo tenía todo como con altavoces y mira que resolvía problemas y se enfrentaba directamente a ellos , teniendo en contra a todo el mundo …
    Es comentario generalizado que a las cofradias de penitencia de Sevilla les hubiera ido mucho mejor con la otra candidatura y un Consejo presidido por Enrique Esquivias ,mas compacto , mas volcado a las hermandades y no tan pasota y dividido como el de Sainz de la Maza .. Y siento tener que escribir esto …


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber