La cofradía en la calle (y IV): Los lugares mitificados

Fernando Ollero | 10 de septiembre de 2008 a las 7:00

De sobra es conocido por muchos cofrades que hay calles y plazas donde hay más publico en Semana Santa que en otras zonas. Unas veces puede ser por lo tarde que se recogen algunas cofradías, circunstancia que puede provocar que en buena parte de su itinerario de vuelta haya menos publico; por lo temprano que salen otras, cuando muchos están en sus puestos de trabajo o atendiendo otras obligaciones, y en muchas ocasiones por que a muchos les gusta ver las cofradías en determinados lugares.

Dejo a un lado la salida y entrada de las cofradías en sus respectivos templos, las primeras suelen estar muy masificadas, no tanto algunas entradas, siempre es muy interesante verlas en las cercanías de sus templos ya sean de negro, de capa, de barrio, de centro.

No voy a enumerar los sitios que suelen estar muy concurridos, aunque muchos tienen un denominador común: los pasos se lucen especialmente en esas zonas, con largas chicotás acompañadas en muchos casos de la interpretación de varias marchas.
No voy a entrar en los motivos por los que hay sitios que llegan a estar mitificados, pero pasa que en ocasiones algunos se llevan un chasco cuando por un motivo u otro hay pasos que en esos lugares van a tambor o todo lo mas con una marcha.

Hoy en día ya sea por que las cuadrillas de costaleros, ya sea por las bandas o por otros motivos, se puede ver lucirse los pasos en buena parte del itinerario de las cofradías. Es posible que no sea lo mismo ver una cofradía en un entorno que en otro, pero siempre se pueden observar detalles interesantes, y en los sitios mas insospechados.

Se quedan a buen seguro mil y un detalles que enumerar de lo que supone una cofradía en la calle, sobre todo cuando sale la de cada uno. Ya habrá tiempo de ir desgranado cosas poco a poco.

Desprecio de Herodes

Fernando Ollero | 9 de septiembre de 2008 a las 7:00

Hace algun tiempo en un viaje me encontre por casualidad en una iglesia una exposición con cuadros sobre la pasión de Cristo y estaba este que representa el Desprecio de Herodes.

Etiquetas: ,

Cuestion de patrimonio

Fernando Ollero | 7 de septiembre de 2008 a las 20:12

Uno de los temas que tienen pendiente nuestras hermandades es lo que podríamos denominar puesta en valor de su patrimonio. En muchos casos los enseres que admiramos cada Semana Santa y en las procesiones de gloria permanecen guardados de tal forma que es difícil, cuando no imposible, poder admirarlos el resto del año.
Es cierto que en no pocas casas de hermandad hay vitrinas donde permanecen expuestos, pero en muchos casos no es fácil que vaya gente a verlos, en unos casos es por las estrecheces, es posible que haya algo de falta de interés, y en otros por falta de información.

No son pocos los visitantes que una vez en nuestra ciudad preguntan por cuestiones sobre nuestras hermandades, en especial por las mas conocidas y el ayuntamiento de nuestra ciudad lleva meses dándole vueltas al proyecto de un centro de interpretación de la Semana Santa.
Habría que ver si lo mas adecuado para dar a conocer el patrimonio que atesoran las hermandades es un museo, o bien muestras temporales, pero desde luego no estaría de mas que las hermandades hiciesen algo al respecto, y quien sabe si obtener unos ingresos extra para reforzar su obra social o las partidas que destinan al mantenimiento de sus capillas y templos.

Por Triana

Fernando Ollero | 6 de septiembre de 2008 a las 17:56

tres caidas

El paso de misterio del Santísimo Cristo de las Tres Caídas, de la cofradía de la Esperanza de Triana, entrando en la calle Pureza.

La cofradia en la calle (III): las nuevas tecnologias

Fernando Ollero | 6 de septiembre de 2008 a las 16:30

De un tiempo a esta parte cada vez es habitual el uso de las nuevas tecnologías por parte de las hermandades y cofradías, desde la informatización de la mayordomía y secretaria hasta las paginas web que abren una ventana a aquellos que por diversas razones no pueden acercarse por los templos y casas de hermandad.

La estación de penitencia no es menos y no solo por el uso de ordenadores para la expedir de las papeletas de sitio y elaboración de la lista , sino incluso cuando la cofradía esta en la calle.
Hace años fue una novedad el uso de transmisores de radio por parte de alguna cofradía de largo recorrido y nutrido cuerpo de nazarenos. Hoy en día es habitual que muchas de las cofradías de intramuros y moderado cuerpo de nazarenos, los diputados de cruz de guía, generales y diputados mayores de gobierno empleen teléfonos móviles para poder rápidamente transmitir cualquier incidencia o novedad, sin tener que recorrer buena parte del cuerpo de nazarenos, cosa que en algún caso puede resultar tarea difícil debido a la aglomeración de publico en algunas calles, sin caer en la tentación de abusar de ellos dando lugar a estampas poco deseables como la de algún responsable de alguna cofradía hablando durante buena parte de la estación de penitencia por el móvil o mas pendiente de su PDA que de otra cosa.

también conviene estar atentos a la actitud de algunos ya que de un tiempo a esta parte no es difícil ver en las filas, nazarenos escuchando música o hablando por el móvil. Algunas cofradías tienen recorridos muy largos y están en la calle muchas horas, en algún casos que innecesariamente.

Cornetas y tambores

Fernando Ollero | 4 de septiembre de 2008 a las 8:50

banda del maestro paton

Portada del LP grabado por la banda del Maestro Patón en 1982 con la casa Senador.

Por aquella época en Sevilla la mayoría de los pasos de Cristo iban acompañados por agrupaciones musicales y se dice en muchos sitios que por aquellos años solo había dos bandas de cornetas y tambores en la capital, las del Maestro Patón y la Centuria Macarena.
Esto es muy matizable, ya que hasta 1983 existió la banda de ccytt de la Cruz Roja y hasta 1982 hubo una banda llamada Virgen de los Reyes (que nada tiene que ver con la actual agrupación musical Nuestra Señora de los Reyes). En los primeros 80´s las bandas de las Cigarreras y Tres Caídas prescinden de las marchas de la Guardia Civil y Arahal que tenían en su repertorio, y la banda de la Sagrada Lanzada toco marchas del estilo policía Armada. La banda del Sol vende las gaitas que poseía a la entonces agrupación musical Nuestro Padre Jesús Despojado.
También habrá quien recuerde a la banda de ccytt de la Policía Municipal de Sevilla acompañando a varios pasos de cristo en nuestra ciudad en los primeros años 80´s, del pasado siglo.

A la luz de las velas

Fernando Ollero | 3 de septiembre de 2008 a las 9:15

La cofradia en la calle (II): la velocidad

Fernando Ollero | 2 de septiembre de 2008 a las 22:00

Una de las cosas que más llama la atención en muchas de nuestras cofradías es como se ido ampliando paulatinamente el tiempo que están en la calle. No creo que haya una única causa, influyen varias, quizás los costaleros, tal vez las bandas de música, puede que sea cosa de los diputados mayores de gobierno y sus equipos. Lo cierto y verdad es que casi todas han visto ampliado este aspecto, algunas de forma considerable.

Habrá quien argumente que los cuerpos de nazarenos son más numerosos que hace 20 ó 30 años, pero eso solo explicaría una parte. Y es probable que haya quien nos recuerde que hace décadas había cofradías que también se tomaban su tiempo en la vuelta a su templo. Claro que el concepto de estación de penitencia era diferente, y en algunos casos se convertía en una romería dando una vuelta por su barrio.

Reconozcamoslo las cofradías se lucen y mucho y cada año más. Y hay mucha gente que intenta ver las cofradías en lugares señalados, donde las chicotas parecen en muchos casos eternas y las bandas suelen tocar muchas marchas, no digamos lo solicitadas que están las sillas en una zona en concreto de la carrera oficial.

El que una cofradía se luzca más o menos en algún sitio o tarde mas o menos en pasar, o este más o menos tiempo en la calle, en principio es problema de sus hermanos, por que los demás lo tenemos algo mas fácil que es optar por verla en un sitio u otro. Pero no conviene perder de vista que el que una cofradía decida entretenerse algo en alguna zona, y dada la longitud que pueden llegar a tener los cuerpos de nazarenos, sobre todo en cuanto se abre algo la distancia entre parejas, se puede llegar a frenar en seco a las cofradías que vienen detrás. En otras ocasiones se ven cofradías seguidas fuera de la carrera oficial cuando en el orden en que hacen estación a la SIC no van consecutivas.

Hay que ir tomando conciencia que hay sevillanos a los que las cofradías ni les van ni les vienen y que para algunos los cortes de trafico pueden resultar molestos, las aglomeraciones incomodas y la marchas procesionales algo estridente y fuera de lugar.

No se trata de que todas las cofradías vayan a la misma velocidad por la calle que las mas austeras, ni que una estación de penitencia se convierta en una carrera, pero si algo resulta recomendable algo de mesura.

Efectos colaterales

Fernando Ollero | 2 de septiembre de 2008 a las 7:00

De vuelta a la actividad cofradiera y viendo los planes que tiene nuestro ayuntamiento para reordenar el trafico en la ronda histórica e incluso llegado el caso peatonalizar buena parte del centro de Sevilla, habrá que ver como pueden afectar algunas de las medidas que se están tomando a la vida diaria muchas de nuestras hermandades, sobre todo las de intramuros. Habrá quien piense que nos hemos vuelto unos comodones, que esta muy bien que la gente utilice el transporte publico, cosa que no siempre es posible, pero ese es otro tema. De un tiempo a esta parte hay hermandades que tienen sus almacenes lejos de sus sedes canónicas, que hay incluso parihuelas de ensayo que se ha visto como se bajaban de una grúa, muchos hermanos se mudaron a poblaciones cercanas y no tienen fácil desplazarse al templo y/o casa hermandad y que en no pocos casos los cofrades se desplazan a los cultos de su hermandad directamente desde sus lugares de trabajo y estos en muchas ocasiones están ciertamente lejos y mal comunicados.

La cofradia en la calle (I): La bulla

Fernando Ollero | 1 de septiembre de 2008 a las 7:00

(foto facilitada por Manolo Ruiz)

No pretendo ni de lejos descubrir nada nuevo sobre eso que se conoce como bulla, pero si llamar la atención sobre algunas cosas que se ven desde un tiempo a esta parte. De un lado el poco respeto que demuestran algunos sobre los propios integrantes de una cofradía: nazarenos, acólitos, servidores, capataces y hasta con los propios costaleros y músicos. Por otra parte aun cuando el que va a ver cofradías es muy libre de ponerse donde quiera, dejando eso si al cortejo seguir su camino, no deja de ser curioso que muchas esquinas están colapsadas mientras en el resto de la calle no hay apreturas y en algún caso apenas hay publico.

El tema esta en que muchas de las cosas en alguno sectores del publico en Semana Santa, no es mas que el reflejo de lo que se puede ver un día cualquiera por la calle, y no es que no pidan con educación si pueden pasar o no por algún sitio concurrido, es que ya hay quien pasa por encima del que sea con tal de seguir su camino y cuando ya ha pasado la cofradía hay quien no tiene el mínimo reparo de abrirse paso a empujones sin esperar siquiera un par de minutos.

El tema de los cangrejeros empieza a tomar tintes dramáticos. Es cierto que hace años de esa costumbre de ponerse delante de los pasos, pero es que ya no se quitan ni por equivocación, dando lugar a situaciones cuando menos peligrosas y va siendo demasiado habitual la imagen de capataces pegados al respiradero delantero sin poder apenas moverse, no digamos los empujones que reciben en muchas ocasiones presidencias y acólitos.

Después nos quejamos cuando el ayuntamiento de Sevilla y/o la subdelegación del gobierno siembra de vallas muchas calles, y hasta limita el acceso en alguna de ellas, pero es que aquellos polvos trajeron estos lodos.

Y a todo esto hay calles donde se puede disfrutar de las cofradías sin demasiadas apreturas, pero de esto hablaremos otro día, como también de los lugares masificados y mitificados.