Diario de un cofrade

Fernando Ollero | 9 de marzo de 2017 a las 8:00

sinfonica-de-sevilla

Quienes me conocen saben de sobra mi desidia sobre las exaltaciones y pregones al uso, decantándome por otro tipo de actos alternativos. El programa del 8 de marzo de 2017 en el teatro de la Maestranza había despertado mi interés, me atraía la idea de un recorrido por la Semana Santa de Sevilla de la mano de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. No era la primera ocasión que escuchaba marchas procesionales en este escenario, y/o de la mano de nuestra orquesta.

Bajo la dirección de José Colomé, y con la colaboración de Erika Leiva y Manuel Cuevas, el programa incluyó las marchas Amarguras, Jesús de las Penas, Pasan los Campanilleros, Valle de Sevilla, La Madrugá, Sevilla Cofradiera, Aquella Virgen, y Procesión de Semana Santa en Sevilla, además de cuatro saetas, de estas últimas especialmente notable tanto en letra como la interpretación la cantada por Erika Leiva dedicada a la cofradía del Cachorro.

Como indica el título, el programa desarrolló un recorrido por las calles de Sevilla en Semana Santa, señalando momentos de las cofradías que quien más y quien menos tenemos en nuestra memoria. No era fácil superar el resultado que disfrutamos con los arreglos de Antón García Abril para la película Semana Santa dirigida por Manuel Gutiérrez Aragón y producida por Juan Lebrón, estrenada hace 25 años.

El resultado del trabajo de José Colomé estuvo a la altura, y en mi opinión fue especialmente bueno en las marchas La Madrugá y Procesión de Semana Santa en Sevilla. Como ya hiciera Gracia Abril, aportó una visión diferente de Pasan los Campanilleros, composición que ha sido y es maltratada en ocasiones por algunas bandas de música, y que fue denostada por el arzobispado de Sevilla en tiempos pretéritos.

En cuanto a nuestra orquesta qué les voy a contar. Es cierto que el programa que atacaban no tenía una especial dificultad, pero como en anteriores ocasiones se lo han tomado con mucho interés; mención especial merecen  el viento madera y la percusión, aportando dulzura, cuerpo y fuerza según lo iba demandando el director.

En este tipo de programas se nota, y mucho, que el público no es el habitual que suele darse cita en el teatro de la Maestranza. Igual me hago viejo, pero ver a alguien con un paquete de palomitas por los pasillos me puso los pelos como escarpias. Sobre el uso de los móviles… es predicar en el desierto; hay quien parece que está siempre pendiente de alguna reunión de última hora de la OTAN o del Consejo de Seguridad de la ONU. Ah, y no hace falta tararear las marchas.

Estampas de ayer: Tres Caídas

Fernando Ollero | 7 de marzo de 2017 a las 12:46

trescaidas-esperanzatriana

Foto: Archivo David Barcáiztegui.

Mañana de Viernes Santo. El paso del Santísimo Cristo de las Tres Caídas ante una de las esquinas del mercado de entradores. Allí en tiempos estuvo la cárcel. La saeta que cantó uno de los presos sirvió a Manuel Font de Anta como inspiración para componer en 1918 una de las grandes marchas procesionales: Soleá dame la mano.

El misterio fue proyectado por Antonio Castillo Lastrucci en 1937, con 11 imágenes aprobándose su realización en cabildo general en 1938. La ejecución de las imágenes secundarias se retrasó al no haber obtenido el plácet de la comisión diocesana de arte. En 1940 dicha comisión indicó que el paso resultaría muy recargado, rechazando varias de las imágenes incluidas en el proyecto. La ejecución del misterio culminó con el estreno del romano a caballo –los populares Rafaé y Calamar– en 1942.

El canasto fue ejecutado en el taller de José Salvago y Compañía en 1894. En 1922 se le añadieron unos faroles sobre la visera y maniguetas barnizadas en su color. Para el nuevo misterio José Rodríguez Carrera amplía el canasto en 1939, realizando también los respiraderos. Fernando Quiles en 1941 amplía la tarima añadiendo una moldura y pequeñas ménsulas en 1941. El paso fue dorado por Antonio Sánchez González en 1943.

Conocido como el portaaviones, fue adquirido por la hermandad de la Vera Cruz de Utrera en 1971.

El azulejo con la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza es obra de Antonio Kiernam Flores en 1955. Y para acotar más la fecha en que se hizo la foto, el esclavo etíope fue suprimido cuando en 1962 Calamar y Rafaé fueron situados en la trasera del paso siguiendo la recomendación de José Sebastián y Bandarán, canónigo de la Catedral, y director espiritual de la hermandad de la Esperanza de Triana.

Quién nos ha visto y quién nos ve: vetos y prohibiciones

Fernando Ollero | 6 de marzo de 2017 a las 12:40

Santa Maria Magdalena Arahal

Xilófonos de la agrupación musical Santa María Magdalena de Arahal. Procesión del Niño Jesús de Praga de la iglesia del Santo Ángel.

Aunque pueda parecer mentira, hubo un tiempo, no muy lejano, en el que el Consejo de Hermandades y Cofradías tuvo poderes ejecutivos sobre la Semana Santa, señalando lo que se podía hacer y lo que no, y lo que puede parecer más sorprendente: proponía sanciones para las cofradías.

En febrero de 1981 el Consejo de Cofradías tuvo una reunión con responsables de varias hermandades de las que tenían bandas cristeras propias, en la que se trató el tema de repertorios e instrumentos, sin llegar a prohibir nada en aquella ocasión.

El 27 de febrero de 1982 saltaba la noticia en la prensa. La junta superior del Consejo de Cofradías había prohibido algunas marchas, e instrumentos que consideraba que no eran propios de las bandas de cornetas y tambores. Quedaban así vetados los xilófonos, flautas, gaitas, cascabeles, triángulos, y melódicas. Sobre las marchas se prohibieron expresamente la Santa Espina, Alma de Dios, y todas las que tuviesen aires regionales, de zarzuela, o de música moderna (sic); así mismo se vetaba la interpretación de marchas propias de pasos de palio. Por aquel entonces era habitual que las agrupaciones musicales interpretasen Pasan los Campanilleros y Esperanza Macarena, entre otras.

Se puso en el ojo del huracán a la agrupación musical Santa María Magdalena de Arahal, y a todas las bandas que seguían su estilo. Lo que pocos cuentan, y el Consejo no tuvo en consideración, es que muchas cosas de las que prohibieron venían heredadas de la banda de la segunda comandancia móvil de la Guardia Civil de Eritaña, que tenía además de trompetas y trombones de pistones, gaitas, platos y saxofón, y en su repertorio estaban las marchas la Santa Espina y Pasan los Campanilleros. Conocido es que la marcha La Salve, también de su repertorio, incluye un fragmento de la sardana Nit de Llampecs. No deja de ser curioso que la Santa Espina, Nit de Llampecs, y Alma de Dios fueron versionadas con mucho éxito por el grupo Los Relámpagos a mediados de la década de los años sesenta del pasado siglo.

Coincidencia o no, tras la Semana Santa de 1982 las bandas de las Cigarreras, Tres Caídas y la Sagrada Lanzada dejaron a un lado las marchas de la Guardia Civil y de Arahal en sus repertorios.El Consejo de Cofradías, por su parte, premió a varias bandas cristeras con el nazareno de plata, entre ellas a la de la Sagrada Lanzada.

Cuesta creer cómo el Himno Eucarístico que hoy se interpreta en Semana Santa con total normalidad –muy aplaudida por el publico la versión que suele interpretar la banda de cornetas y tambores Nuestra Señora de la Victoria de Las Cigarreras– fuese motivo de disputas con el palquillo cuando lo interpretaba la banda de Arahal tras el Cristo de la Buena Muerte de la cofradía de la Hiniesta el Domingo de Ramos de 1988, 27 de marzo para más señas, por ser una composición “desaconsejada”.

Con todo, al poco tiempo las agrupaciones musicales empezaron a saltarse algunas prohibiciones y “recomendaciones” , la banda de la Lanzada volvió a ser agrupación musical, se fueron recuperando marchas, y la agrupación musical Santa María Magdalena de Arahal siguió teniendo varios contratos en la Semana Santa de aquí algunos años.

A mediados de la década de los noventa del pasado siglo las prohibiciones fueron derribadas por completo por la vía de hechos consumados. La agrupación musical Virgen de los Reyes grabó las marchas Alma de Dios, con flautas y xilófonos, y La Salve con gaitas en el CD Consuelo Gitano. En 1995 tras el paso de misterio del Cristo de la Salud y Buen Viaje volvió a sonar Alma de Dios, xilófonos incluidos, en la plaza de la Alfalfa. En 2010 dieron un paso más, reunieron a antiguos componentes de la agrupación musical Jesús Despojado de sus Vestiduras con motivo del treinta aniversario de la fundación de la banda, y montaron un repertorio con marchas de la Guardia Civil y de Arahal, recuperando las flautas y las gaitas, éstas últimas sólo para la ocasión.

En el cajón del olvido habían quedado las melódicas, recuperadas hace pocos años por la agrupación musical Veterana de Sevilla.

Estampas de Cuaresma

Fernando Ollero | 5 de marzo de 2017 a las 9:00

Jesús Nazareno

Fernando Ollero | 4 de marzo de 2017 a las 9:00

Cruz de guía de la Amargura

Fernando Ollero | 2 de marzo de 2017 a las 8:00

Cruz de guia Amargura

Foto de Juan José Serrano, cortesía de David Barcáiztegui.

Una de las cuestiones que no resulta fácil es la datación de las fotos antiguas. Cuantos más datos se suben a la red más complicado es cotejarlos, los buscadores no lo ponen nada fácil, y en los libros no es raro encontrar datos y fechas contradictorios. Y para remate cuando en las redes sociales se intenta aportar algo, parece que hay a quien le molesta.

Esta foto está claro que es de la cruz de guía de la cofradía de la Amargura en el dintel de la puerta lateral de San Juan de la Palma, conocida por aparecer en el libro de Joseph Peyré La Pasión según Sevilla.

Para fecharla podemos tomar como referencia los enseres que en ella aparecen. La cruz de guía obra de Cayetano González fue estrenada en 1941, el diputado que aparece tras ella lleva un canasto anterior al actual juego. Los canastos que conocemos se estrenaron en 1946 con orfebrería de Fernando Cruz Suárez . Sabemos que la foto no es de 1945, toda vez que se ve luz de la tarde, y aquel año por lluvia el Domingo de Ramos la cofradía salió el Jueves Santo a primera hora de la mañana. Por lo que nos quedan los años de 1941 a 1944. Los faroles que escoltan la cruz de guía son de 1931, y se salvaron del asalto que sufrió San Juan de la Palma el 18 de julio de 1936.

Por aquellos años la cofradía de la Amargura salía a las siete de la tarde, la entrada la tenía señalada a la una menos cuarto de la noche; las cofradías por aquellos años celebraban el cabildo de toma de horas el Sábado de Pasión.

En la plaza parece que el público guarda respetuosamente el pasillo por el que discurrirá la cofradía. No se fíen; no aparecen en la foto, pero era usual por aquella época que miembros de la Policía Armada hiciesen la misma labor de las vallas de hoy en día.

La Cuaresma, esa gran olvidada

Fernando Ollero | 1 de marzo de 2017 a las 8:00

amargura-2017(2)

Miércoles de Ceniza, arranca la Cuaresma esa gran olvidada más allá de los atavíos de las Dolorosas, si en los altares para los cultos hay mucha o poca cera, y la sobre saturación de un calendario ya sobre cargado en nuestras hermandades.

Igual es cosa mía, parece que todos llegamos cada año más cansados, y aunque no nos demos cuenta más desganados. Siempre digo lo mismo, las cofradías son un producto de temporada , delicado y frágil. Se nos llena la boca afirmando que han sobrevivido a guerras, incendios, saqueos, y hasta alguna invasión; y es cierto, pero cabe preguntarse si en estos tiempos de aparente esplendor no estamos presenciando la más dolorosa de las decadencias, por más bella que esta pueda resultar.

Exprimimos al máximo el invento: ensayos de costaleros nada más pasa la carroza de Baltasar, certámenes y conciertos todo el año, cultos y más cultos, conferencias, charlas, pregones…pero da la impresión que nos vamos dejando lo más importante por el camino. Si la Cuaresma es tiempo de reflexión, de preparación, de penitencia, y la meta es la Pascua ¿estamos preparados para cumplir su principal mandamiento?

Está demostrado, dejar aún lado la autocomplacencia, la hojana, las palmaditas en la espalda tiene un precio. No se admite la más mínima crítica ante algunos disparates, el principal, pero no el único, nuestro tremendo calendario, que nos hace vivir en un permanente espejismo. Nos escandalizamos y le damos publicidad a fiestas de carnaval que no merecen el más mínimo comentario, y sin embargo el silencio reina sobre cuestiones mucho más importantes, todo el mundo mirando para otro lado, cuando no creando cortinas de humo.

De un tiempo a esta parte está de moda felicitar la Cuaresma, como si estuviésemos en Navidad, o en una gran fiesta de cumpleaños. En el fondo nuestro arzobispo tiene razón, falta formación, y mucha. Desconocemos lo que debe significar la Cuaresma, y eso es muy triste.

Con música

Fernando Ollero | 28 de febrero de 2017 a las 8:00

sanjuanevangelista

Foto: Beni La banda de San Juan Evangelista tras el Santísimo Cristo de las Tres Caídas en el traslado de vuelta a la capilla de los Marineros.

Algún día todos, cofrades de a pie incluidos, reflexionaremos sobre esa especie de alergia que en ocasiones despierta la música procesional, sobre todo cuando hace acto de presencia en algunos traslados.

Resulta que nos estamos volviendo más papistas que la autoridad eclesiástica; esto es de traca y de las gordas, toda vez que las cofradías han mantenido siempre sus tiras y aflojas con Palacio, luchando siempre por mantener sus señas de identidad. Es cierto que hay que reflexionar sobre el tipo de publico que arrastran algunas bandas, sobre todo las cristeras, y especialmente la actitud de muchos más pendientes de lo que pasa detrás, que de contemplar lo que va delante. Ahora, de ahí a demonizar las marchas procesionales hay un mundo.

Muchas cosas son cuestión de filias y fobias, se aplaude lo que hacen unos, pero cuando otros hacen lo mismo llueven palos por todas partes. El colmo es lo de las marchas “flamenkitas”: se escupe sobre algunos repertorios, pero sobre otros no se dice ni mú. Será que hacen mucho ruido los que tienen manía a los tricornios, o vaya usted a saber.

Unos de los problemas puede ser que hay quien se esta apuntando a la moda de lo “rancio”. Eso de autodefinirse como alguien anticuado, o graso, pasado de fecha con olor fuerte, humm no se yo… cuando lo que abundan son cofrades protestones y otros especímenes.

Domingo de carnaval en San Lorenzo

Fernando Ollero | 27 de febrero de 2017 a las 9:00

Besamanos y traslado al altar mayor de la Soledad de San Lorenzo.

Besamanos Soledad

Soledad

Traslado Soledad

Soledad

Los dineros de las cofradías en 1945

Fernando Ollero | 24 de febrero de 2017 a las 12:16

Listado del dinero recibido por las cofradías como subvención del ayuntamiento en 1945.  Extraído de la memoria de la comisión de cofradías asesora de la excelentísima corporación municipal.

Llama la atención que se reparte el total de lo recaudado por la explotación de las sillas, siendo por cuenta del ayuntamiento todos los gastos: prima de seguro de accidentes, descuentos del estado, timbres municipales, limpieza de la Catedral etc.

dineros-1945

dineros-19452

dineros-19453

Entre los criterios para el reparto aquel 1945 se incluyó el numero de nazarenos, con un limite de 200, y el numero de nazarenos con cirio que entraban de vuelta con la cofradía en el templo.

criterios-1945

En aquellos años no había complejos y en la memoria se cita que el objetivo de la subvención municipal era contribuir al esplendor de las cofradías