Bocetos

Fernando Ollero | 29 de enero de 2017 a las 8:00

Bocetos obra de Antonio Joaquín Dubé de Luque para los pasos del Cristo de la Corona, Soledad de los Servitas, Beso de Judas y Decreto de la Santísima Trinidad. Forman parte de la exposición sobre el cincuenterario de la bendición de la Virgen de la Soledad Servita, y como homenaje al propio Dubé de Luque, alma mater de la cofradía del Sábado Santo.

Cristo de la Corona

Palio Servitas

Beso de Judas

Sagrado Decreto

Momentos…

Fernando Ollero | 27 de enero de 2017 a las 11:55

Hay momentos que siempre traerán muy buenos recuerdos. La cofradía de la Quinta Angustia saliendo.

Quinta Angustia

Quinta Angustia

Quinta Angustia

Quinta Angustia

La nueva Semana Santa

Fernando Ollero | 26 de enero de 2017 a las 13:38

Virgen de las Aguas

La Virgen de las Aguas, de la cofradía del Museo, por la calle Garcia de Vinuesa, itinerario que fue novedad la Semana Santa de 2016

Visto el panorama, como todo en la vida es adaptarse o morir, aquí van unas claves para seguir disfrutando de la Semana Santa hispalense, puede haber otras, cada uno ve la fiesta según le va.

Imprescindible llevar una radio pequeña, el móvil puede servir como alternativa, pero tiene una pega según el modelo, la duración de la batería. No deja de tener cierta gracia los comentarios de parte del respetable al ver a gente con los casquitos puestos hace un par de décadas.

Seleccionar de cada jornada dos o tres cofradías que queremos ver sí, o sí, y en que zona queremos verlas. Una adecuada planificación nos evitará sorpresas en forma de vallas, calles aforadas, etc.

Olvidar sitios mitificados: esto es las cuestas del Rosario y del Bacalao, determinados saludos delante de algunas iglesias y capillas, zona de la Campana, el arco del Postigo etc. Las bandas hoy en día van tocando continuamente, y las cuadrillas de costaleros van muy reforzadas, normalmente las forman el doble de costaleros de los que calzan los pasos, y se pueden ver también cosas curiosas, y emotivas.

Dosificarse, y tener paciencia en la hora de prime time, más o menos entre las siete y media de la tarde, y las once de la noche,- salvo en la Madrugá, la mañana del Viernes Santo es muy hermosa-, son tiempos para saborear las cofradías extramuros en sus barrios y la Semana Santa nocturna.

Tener muy presente que el tiempo que invierten las cofradías en recorrer la carrera oficial es de 85 minutos; para las que vuelven por la calle Francos hay que esperar cuando menos sesenta minutos más a que lleguen a zonas donde los aforamientos desaparecen, al igual que las vallas.

También se pueden tener en cuenta que algunas imágenes de Nazarenos van mirando hacia un lado, la otra mitad de la calle solo le verá la espalda; en las esquinas suele ser muy útil no colocarse en la intersección de las calles, si no unos metros más allá, podrá tener mejor perspectiva y disfrutar más minutos. También es útil tener planificado hacia donde vamos a ir cuando termine de pasar la cofradía que tenemos ante nuestros ojos, nos evitará rodeos innecesarios.

Cuando termine de pasar la cofradía tenga paciencia, espere unos minutos a que la bulla se vaya diluyendo, si es posible péguese a una pared, y sobre todo no se empeñe en ir contracorriente, evitará empujones y discusiones absurdas.

Para el nivel avanzado, o pro… conocer al dedillo el callejero del casco histórico de Sevilla, le permitirá usar atajos, esquivar bullas, y disfrutar de momentos en que las cofradías van poco menos que en familia.

placentines

Si ve que va perdiendo la paciencia, y la nueva forma de ver cofradías no va con usted, pruebe a explorar la Semana Santa de localidades cercanas, ya sea en la provincia de Sevilla, o en las limítrofes, hay todo un mundo cofradiero por descubrir, y sobre todo más tranquilo.

Tal como eramos: salida de San Benito en 1992

Fernando Ollero | 25 de enero de 2017 a las 13:12

Presentacion al Pueblo San Benito 1992

Video del canal de último Tramo

La cofradía de San Benito saliendo el Martes Santo de 1992, 14 de abril para más señas. Semana Santa de mucho calor y grandes bullas.

Abriendo paso delante de la cruz de guía la agrupación musical Nuestra Señora de la Encarnación, tras el paso de misterio la agrupación musical Santa María Magdalena de Arahal, acompañando al Crucificado de la Sangre la banda de la Centuria Macarena, y tras el palio de la Virgen de la Encarnación iba Santa María del Alcor, de El Viso del Alcor. Aquel 1192 fue el primero que la cofradía pasó camino de la Puerta Carmona sin pasar por el famoso puente, derribado tras el soterramiento de las vías férreas.

Los estrenos de aquel año de la cofradía de la calzá fueron unas potencias de plata sobredorada para el Señor de la Presentación al Pueblo obra de Manuel de los Ríos, Banderines del Cristo de la Sangre y de San Benito con bordados del taller de Fernández y Enriquéz e imaginería de Berlanga, y restauración del dorado del paso de misterio en el taller de Ángel Feria.

El resto de las cofradías del Martes Santo también presentaron muchas novedades y estrenos: La del Cerro del Águila, bordado de la bambalina delantera del palio, juego de varas y estandarte sacramental; Los Javieres estrenó los costeros y trasera de los respiraderos de orfebrería para el paso de palio de la Virgen de Gracia y Amparo; San Esteban manto y faldones lisos para su paso de palio, y guión sanitario y cuatro varas; Los Estudiantes pasado a nuevo terciopelo de los bordados del Senatus; La Candelaría el manto bordado, siguiendo el dibujo del que realizó Rodriguez Ojeda en 1926, y faldores bordados para el paso de palio, restauración del guión sacramental, simpecado de la Virgen del Subterraneo, y cruz alzada; La Bofetá estrenó respiraderos de plata y faldones para su paso de palio.

Sobre los itinerarios, la cofradía de los Javieres cambió la vuelta de la Catedral, tirando desde la calle Francos, plaza del Pan, Lineros, Puente y Pellón, plaza de la Encarnación,Alcazares, Sor (Santa) Ángela de la Cruz, San Juan de la Palma hacia la calle Feria;
hasta el año anterior volvía por Francos, Chapineros, Alvarez Quintero, plaza del Salvador,Cuna hacia Orfila y San Andrés, pero el aumento de los cuerpos de nazarenos hizo se topara los últimos años con la cofradía de la Candelaria que iba de ida.

Aquel 1992 fue el último que la Cofradía del Cerro de vuelta de la Catedral tiró por la Cuesta del Rosario, Alfalfa hacia la puerta de la Carne, se encontraba también con la cofradía de la Candelaria. Desde 1993 vuelve por la plaza del Triunfo, Miguel de Mañara, Contratación, San Gregorio hacia la puerta de Jerez. La cofradía de San Esteban salía por aquel entonces de la iglesia de San Ildefonso.

Todo va cambiando…mal que nos pese

Fernando Ollero | 24 de enero de 2017 a las 8:30

Como es conocido las hermandades del Martes Santo decidieron dejar las cosas como están, conservando el orden de paso y horarios que estaban previstos para la Semana Santa de 2016, y que la meteorología truncó. Recordemos que la cofradía de la Candelaría aprovechó que otras no salieron, o se tuvieron que refugiar, para cambiar totalmente su recorrido de vuelta.

Solemos dar por hecho que muchos de los recorridos, itinerarios, tiempos de paso, etc. de las cofradías son de toda la vida, cuando no es así. El incremento en el número de nazarenos, la incorporación de nuevas cofradías, los cambios urbanísticos, de sede canónica, entre otros factores, fueron provocando cambios y más cambios. Lo que parece intocable como es el orden de paso por antigüedad no es más que un espejismo. Y por si fuese poco hay cofradías que cambiaron de día para hacer su estación de penitencia por motivos varios.

El relativo inmovilismo actual, choca con el dinamismo que hasta no hace mucho había en nuestra Semana Santa. Baste recordar que el orden actual de las cofradías del Miércoles Santo en su estación de penitencia a la Catedral es de 1992.

recorridos-historicos(2)

Esta es la portada del libro Recorridos Históricos de las Cofradías de Sevilla, escrito por José Julio Gómez Trigo. En la obra hace un recorrido por los cambios urbanísticos del casco histórico, la evolución de la carrera oficial, y como son las carreras oficiales en otras localidades de Andalucía, y la evolución del orden y tiempos de paso de las cofradías sevillanas.

Los datos contenidos en el libro se pueden consultar en otras fuentes, pero es un buen punto de apoyo para comprobar como unas veces por necesidad, otras por modas -si, hay ciertas calles que están de moda para las cofradías-, las dimensiones de los pasos, pleitos y concordias, el consistorio, y el arzobispado fueron dando forma a lo que hoy conocemos. Teniendo en cuenta además que este libro no comenta nada sobre modificaciones más o menos improvisadas producidas por la lluvia, cambios de día incluidos -aclara su autor que no es su proposito- .

Lo triste es que más de 50 años después de aquel celebre colapso de la Madrugá , hemos aprendido muy poco, desgraciadamente solo funcionan los baculazos, y ultimamente en la Plaza Virgen de los Reyes están poco por la labor de meterse en este tipo de fregaos, para otras cuestiones van directos al grano.

Como ya he comentado en alguna ocasión quien sabe si el CECOP terminará por intervenir e imponer su punto de vista…bueno eso ya pasó hace poco cuando el Gran Poder tenía previsto volver por la calle Cuna, y la autoridad civil tumbó los horarios e itinerarios pactados.

Criticando a los críticos que critican el cartel

Fernando Ollero | 22 de enero de 2017 a las 9:00

Repasando las opiniones tuiteras sobre el cartel de consejo de cofradías de la Semana Santa 2017, obra de José María Jiménez Pérez-Cerezal, hubo una que me hizo gracia especialmente “¿Ya habéis acabado con el hojaneo? ¡Que quiero comer croquetas!” Tal vez una muestra de ironía, tal vez de desdén ante las opiniones muy favorables que ha despertado la obra. Hay quien piensa que un plano cenital del Santísimo Cristo de la Expiración, El Cachorro, está muy visto, la realidad es que es un valor seguro.

Cartel-consejo-2017(2)

El cartel de José Cerezal es valiente, vista la tónica general para anunciar nuestra Semana Santa. Para las Glorias si hemos visto obras con toques modernos. Hay quien opina que se debería volver al cartel fotográfico; en realidad pasaría lo de costumbre: si la obra elegida es convencional se tacharía de más de lo mismo; si fuese algo rompedor, el personal se tiraría de los pelos. ¿Se imaginan algo parecido a las imponentes fotos de Josef Koudelka de los años setenta del pasado siglo anunciando la Semana Santa de Sevilla?

Nunca lloverá a gusto de todos. Ya paso en 1984 con el cartel de Semana Santa editado por el ayuntamiento de Sevilla obra de Rolando Campos.

Rolando Campos 1984

Estuvo rodeado de una fuerte polémica. Los concejales del grupo Popular pidieron que fuese retirado por violar los derechos de propiedad intelectual, ya que el autor utilizó en el collage fotos de Luis Arenas sacadas del libro Semana Santa de Sevilla, publicado en 1947. Hubo quien señalo que el cartel hería los sentimientos de los sevillanos, al ser una obra de vanguardia que se apartaba del cartel clásico de Semana Santa.

Por no hablar del cartel del consejo para la Semana Santa de 1999 obra de Antonio Agudo, del que se llegó a decir que era como pintar el caballo de Jesús Gil para Jerez, o un Cristo de Zamora para Sevilla. El propio autor cuando fue designado declaró que sin estar ninguna representada, estarían todas.

cartel_1999(2)

Cuando se presente el cartel de la Semana Santa de 2018 volveremos a las andadas, y a la critica velada si el pintor, o pintora, elegido no es de la cuerda. Eso si, lo que hace falta de verdad es que se abran puertas y ventanas y se deje entrar aire fresco. Así es el cartel de José Cerezal, un soplo de aire fresco.

Cada mes de enero

Fernando Ollero | 20 de enero de 2017 a las 8:00

Hubo un tiempo

Fernando Ollero | 19 de enero de 2017 a las 8:00

jesusdelasalud(2)

Cliché Almela. El Señor de la Salud de José Montes de Oca a finales del siglo XIX, principios del XX en la parroquia de San Román.

Hubo un tiempo en que no había debate posible, las imágenes salían a la calle luciendo sus mejores galas, y los atributos que le correspondían según su iconografía, si había túnica bordada aparecían en los pasos vistiéndolas; no se planteaba quitar las potencias, ni la corona de espinas. Hubo un tiempo en que los pasocristos iban con candelabros, incluyendo el del Señor de Sevilla.

Hubo un tiempo en que a nadie se le ocurría vestir a las imágenes del Señor con túnica blanca, todo lo más se veía a Nuestro Padre Jesús del Silencio en el Desprecio de Herodes con tal color, como corresponde al pasaje del evangelio de San Lucas que representa su advocación y su paso de misterio.

Hubo un tiempo en el que se tenían las cosas claras.

Dias de quinario

Fernando Ollero | 18 de enero de 2017 a las 9:00

Altar del quinario en honor a Nuestro Padre Jesús del Silencio en el Desprecio de Herodes.

Jesus del Silencio

Jesus del Silencio

Jesus del Silencio

La Virgen de la Amargura y San Juan Evangelista en su antiguo altar en la capilla sacramental de San Juan de la Palma

Virgen de la Amargura

Tal como eramos: Las Glorias

Fernando Ollero | 17 de enero de 2017 a las 9:00

Video del canal de Videos Digital Sevilla

Salida de la iglesia de la Paz, de la orden hospitalaria de San Juan de Dios, el 25 de Julio de 1992 de las imágenes marianas que participaron
en la muestra Las Glorias, dentro de Los Esplendores de Sevilla: Reina de Todos los Santos, Nuestra Señora del Amparo, Virgen de la Salud (de San Isidoro), Madre de Dios del Rosario, Virgen de la Alegría, Virgen de la Luz, Esperanza Divina Enfermera, Divina Pastora de Santa Marina y Nuestra Señora de los Reyes (de los Sastres)

La idea era que hubiesen ido en sus respectivos pasos, no siendo viable dadas las reducidas dimensiones de la puerta de la iglesia de la Paz.  En la nota publicada en febrero de 1992 constaba que estaría la Virgen de las Nieves, que no fue, y aun no figuraba la imagen de Nuestra Señora del Amparo.

lasglorias(2)

Como dato curioso la Divina Pastora de Santa Marina fue trasladada a su actual sede canónica en la capilla del antiguo hospital de San Bernardo, vulgo de los Viejos el 13 de setiembre de aquel 1992.