Archivos para el tag ‘CECOP’

Más allá del triangulo de las Bermudas

Fernando Ollero | 18 de abril de 2017 a las 12:33

Vamos a dejar aparcados, al menos de momento, las principales comidillas de esta Semana Santa: los aforamientos al paso de la cofradía de la Amargura, que a estas alturas parece un conejillo de indias, y los famosos sucesos de la Madrugá, y vamos a ver otras cosas.

Ya lo he comentado en alguna ocasión, la nueva Semana Santa es para elites, y no lo digo por aquellos que tienen la suerte de tener abonos en la carrera oficial o acceso a balcones privilegiados. Conocimiento del callejero de Sevilla y sentido de la orientación, tener en la mente horarios e itinerarios, saber calcular la longitud de los cortejos, tener una idea de la velocidad a la que pueden avanzar las cofradías son casi imprescindibles. Cualquiera puede ver que hay básicamente dos clases de público, el que se patea la ciudad, y el que planta su sillita a las primeras de cambio sobre todo en aquellas calles por las que pasan varias cofradías. Se critica el coto cerrado que puede suponer la carrera oficial, y sin embargo para bien y para mal no se habla de momentos sublimes que se pueden sentir en cuanto el cronometro y las vallas lo permiten.

Una de las cosas en la que pocos caen, volvemos los conocimientos sobre el callejero y los itinerarios  y horarios de las cofradías, es situarse en zonas que nos permitan una salida cómoda, eso o tener paciencia y esperar unos minutos a que se vaya disolviendo la bulla. Y sobre todo salvo que tengamos el paso justo delante no situarse en las bocacalles, al fondo siempre hay hueco.

Llama la atención que no se le meta mano a aquellos que acampan en lugares en los que no está permitido hacerlo. No lo digo yo, lo dicen las señales con las que riega nuestro ayuntamiento algunas zonas y que parece que están de adorno. Se retiran papeleras, contenedores de basura, se retranquean algunos kioskos, se quitan veladores, pero hay calles por las que literalmente no se puede pasar desde horas antes que aparezca la cruz de guía por allí.

No está resuelto en absoluto que hacer para que toneladas de basura no acaben esparcidas por el suelo. Sin ir más lejos el Domingo de Ramos la calle Cuna tras el paso de la Borriquita parecía el escenario de un botellón una noche de fin de semana cualquiera.

Se critican los planes de seguridad del CECOP, pero los cofrades de a pie hacemos en general muy poca autocritica. Igual soy un bicho raro, pero mi forma de ver cofradías, donde y cuando va cambiando con el paso de los años, huyendo de mitos y de lugares mitificados, e intentando buscar sensaciones y emociones; cada vez me resultan más tiernos y encantadores esos tramos de nazarenitos, que desprenden una alegría equivalente a la del día de Reyes, y me causan más admiración los últimos tramos, en los que las manos, los ojos y los andares de los nazarenos revelan toda una vida en la hermandad.

Aviso a navegantes

Fernando Ollero | 18 de abril de 2016 a las 10:34

Tras la pasada Semana Santa desde el CECOP se comentó que había que calibrar los planes de seguridad que habían provocado que algunas calles pareciesen un páramo desierto al paso de algunas cofradías.

Ejemplar dispositivo el desplegado en el barrio de los Remedios con motivo de la celebración de la Feria de Abril, desde el plan de tráfico y el control del paseo de caballos, hasta los “barridos” antibotellón. Eso si la noche del alumbrao, y los fuegos artificiales dejaron un regusto amargo, vallas por doquier y el pueblo a muchos metros de distancia.

puentelosremedios

Sería de agradecer que para el año que viene indiquen clara y explícitamente el alcance de los vallados y aforamientos, adecuando el programa de mano. Como nos acostumbramos rápido a todo el año que viene los voceros dirán que lo de vallar todo el centro de Sevilla se hace de toda la vida…
Los planes para vender como producto turístico eventos al que los visitantes tienen complicado el acceso los dejamos para otro día.

Etiquetas: ,

Nuestra particular des-memoria histórica

Fernando Ollero | 29 de marzo de 2016 a las 9:00

Para los rasgadores de vestiduras profesionales, este artículo no tiene nada que ver con la ley de memoria histórica, ni nada por el estilo; los que prefieran no seguir leyendo pueden darle al aspa que encontraran en la parte superior derecha de su navegador.

Continúan las palmas, abrazos, y el pase de manos por el lomo sobre el plan de seguridad puesto en marcha la Semana Santa que acaba de terminar. Voy a intentar desmontar, no es fácil el reto, algunas de las cuestiones que se van comentado por ahí dejando claro que los cuerpos y fuerzas de seguridad, ya sea del estado o locales, la Cruz Roja, y protección civil hacen lo que le indican desde instancias superiores, y que está claro que en una celebración que reúne a varios cientos de miles de personas planes de seguridad tiene que haber.

arahal

Foto: blog oficial de la agrupación musical Santa María Magdalena de El Arahal. La citada banda tras el paso del Cristo de la Salud de San Bernardo el Miercoles Santo de 1981. En la esquina del banco de España hasta la fuente de Mercurio hay publico de pie, vean donde llegaban los palcos de la plaza de San Francisco por aquellos años.

Para empezar hay que comentar que la Carrera Oficial que conocemos ha ido evolucionando. A principios de los años 90 se vallo por completo a excepción de la calle Sierpes. Desde años antes el aforo venia aumentando año a año, y esto unido a la costumbre del cangrejeo ocasionaba problemas. Hasta entonces los días de Semana Santa por la mañana el transporte público hacia su recorrido normal por la Avenida de la Constitución desde la Puerta Jerez, y seguía por la Plaza Nueva hacia la calle Tetuán, Velazquez y O´Donnell . El engorde de la Carrera oficial dio lugar a que se redimensionaran los cruces para el público, estrechándolos cada vez más. Quien más y quien menos recuerda el pasillo que se dejaba en la Campana hacia Martin Villa, las sillas no llegaban a la calle Tarifa, y era de libre circulación la de Santa María de Gracia. En la Plaza de San Francisco hay muchos más palcos, la ampliación por la calle Granada se empezó a poner en 1991, y por el lado del banco de España el tope actual se alcanzó en 1993.

Uno de los saltos hacia delante de los planes de seguridad en Semana Santa se dio tras los famosos incidentes de la Madrugá del año 2000, desde entonces las vallas, los aforamientos, la presencia policial creció, unos años los dispositivos eran mayores, otros años tenían menos recursos. Se empezó a hacer una especial vigilancia en la Plaza del Duque, en el cruce de Francos con la Cuesta del Rosario, y en la salida de la Catedral, especialmente hacia la calle Placentines. He leído por ahí que el primer aforamiento fue el de la calle Santa Ángela de la Cruz en 2004. A otra escala ya se aforaban la calle Alcaicería al paso de la Cofradía del Cristo de Burgos, Cerrajería cuando pasa la cofradía del Valle, y también se hizo un seguimiento en 1991 cuando la Borriquita paso por Jovellanos.  Más tarde se empezó a cortar el callejón del Postigo a la calle Arfe, donde está el restaurante la Isla.

En el entorno de la Plaza Virgen de los Reyes hemos visto de todo. Se cortó totalmente hace unos años el pasillo hacia la calle Placentines , se intentó derivar el flujo de público hacia la calle Don Remondo, se valló algún año todo desde la puerta de Palos hasta la embocadura de Conteros.En los últimos años no era raro ver policias apostados en las cubiertas del patio de los naranjos que dan a la calle Placentines, este año finalmente han optado por impedir el acceso por completo allí.

En la zona de la plaza del Duque desde hace unos años hay cortes selectivos en el cruce de Trajano con la calle San Miguel, así mismo se ha vallado por completo la parte que da a la calle Alfonso XII, rellenándola con sillas en las que aparentemente no se sienta nadie. También de forma puntual se valló por completo la plaza del Salvador, y se han ido realizando diversas pruebas en la plaza de la Alfalfa.

Además de todo esto se fue ampliando el puesto de la Cruz Roja en la plaza Nueva, se empezó a instalar otro puesto en la plaza de la Pescadería. Se fueron ampliando los cortes totales de tráfico en algunas zonas del centro, se ampliaron las zonas donde está prohibido el estacionamiento de vehículos, etc.

¿Qué es lo que ha sucedido este año? Que se han dotados los dispositivos de seguridad con más personal, y que el nivel de dureza con vallas y refuerzos policiales ha ido más allá del listón impuesto en 2001. Eso y que en algunos puntos se ha impedido acercarse al publico a menos de 15 metros de las cofradías.Y pese a que lo nieguen apenas se ha rectificado algunas de las medidas; en anteriores ocasiones a media que aumentaba el escándalo se aflojaba ostensiblemente la mano.

Desde hace 20 años entre una cosa y otra hay menos espacio en las calles del centro donde se pueda posicionar el público- ¿Alguien se acuerda cuando en la plaza del Salvador no había corralito para la cámara de cabeza caliente?- A lo que hay que unir las famosas sillitas de los chinos, este año se han visto menos fuera de la zona del triangulo de las bermudas (Catedral-Salvador-Alfalfa).

Ayer hablaba de la Semana Santa para las élites. Cuando queramos darnos cuenta toda una generación, la siguiente a la de las vallas, no habrá conocido otra cosa que no sea ver las cofradías como si estuviesen de picnic, y no sabrán como desenvolverse en el centro de Sevilla. Mientras los cofrades jartibles de verdad van haciendo incursiones en otros puntos de la provincia, saboreando otras sensaciones, y resguardándose de una puesta en escena que además de prefabricada resulta cada vez más incomoda.

Hay quien dice por ahí que todo el revuelo que se ha organizado en las RR.SS. esta provocado por gente cercana a Juan Ignacio Zoido, anterior alcalde de la ciudad. Yo pediría que no fuésemos tan simples, algunos recordarán el escándalo que se hubo hace más de dos décadas el primer año que se instalaron las vallas con panel superior para impedir la visión de las cofradías en los pasillos que rodean la plaza Virgen de los Reyes, y los que permiten la entrada a los establecimientos de la Campana y la Avenida. Por aquel entonces casi nadie tenia conexión de datos en su casa, y lo de las RR.SS no tenía, ni de lejos, la implantación que hoy conocemos

El próximo capítulo versará sobre los lugares mitificados, cofradíeramente hablando, y  como han evolucionado algunas de las cosas que rodean a las cofradías, y  otras cuestiones que pueden condicionar el comportamiento de cierta parte del público callejero.

P.D. :- “¡oiga, y usted solo sabe ponerle pegas a todo”

-Ya comentaré, para los más jartibles algunas pinceladas de Semana Santa de la güena.

¿Y ahora que hacemos?

Fernando Ollero | 21 de marzo de 2015 a las 9:00

Lo que empieza mal, termina peor. Han tenido que venir de fuera, nuestro querido CECOP, a poner el grito en el cielo, y todos reculando, que es gerundio.

A estas alturas es fácil echarle las culpas a una cofradía en concreto, sin que los demás nos miremos un poco el ombligo. Para empezar cabe preguntarse para que han servido ¡casi once meses! , los que han transcurrido desde la Semana Santa de 2014, hasta el cabildo de toma de horas que se celebro el pasado domingo. Para continuar, es necesario reflexionar sobre quien manda aquí. Las hermandades parece que no se ponen de acuerdo, a muchos no les gustan los baculazos, resultado… viene la autoridad civil a poner orden. Cosas veredes amigo Sancho.

Los problemas de la Madrugada no son nada nuevo, y cada año que pasa se agravan. Llega el momento en que no basta la buena voluntad de las hermandades, más bien es el momento de una reestructuración en toda regla, quien sabe si con cambio de orden de paso por la Catedral incluido.

Estos días he leído algunas cosas que me han puesto los pelos como escarpias, probablemente por el desconocimiento que tienen algunos de cómo funciona el cabildo de toma de horas de un tiempo a esta parte, acto más institucional, y tradicional, cuidado eso si es una tradición y no lo que nos intentan vender, que otra cosa. Los horarios e itinerarios de las cofradías hace mucho tiempo que se fraguan en los despachos. Y cuidado en tiempos no tan lejanos desde la plaza Virgen de los Reyes se negaban algunos cambios de itinerario.

En realidad los problemas de la Madrugada son extrapolables al resto de las jornadas. A  los infatigables lectores de este pequeño espacio les voy a ahorrar un tocho de cuidado con los cambios, de orden, de itinerarios, y hasta de día- ¡anatema!- que han experimentado nuestras cofradías por motivos varios, unos voluntarios, otros directamente impuestos. Todo lo que se escriba, o casi todo, es predicar en el desierto. Lo peor de todo es la impresión de que cara a la Semana Santa de 2016 vuelva a pasar lo mismo.

La moraleja final es que entre todos la mataron, y ella sola se murió. Aquí nadie tiene la culpa, nadie es responsable, nadie pone encima de la mesa soluciones factibles, la culpa, como en tantas ocasiones, siempre es de los demás.

Vueltas y más vueltas

Fernando Ollero | 9 de marzo de 2015 a las 9:00

Como en otras ocasiones esta reflexión viene en forma de preguntas ¿Realmente hay voluntad de solucionar los muchos problemas que tiene la Madrugada? Los nutridos cortejos son parte del problema, ¿Pero somos conscientes que lo que ocurre un par de calles más allá de la carrera oficial puede repercutir en los retrasos? Y eso sin entrar en lo que pueda decir el CECOP.

Da la sensación que no hay voluntad para buscar soluciones, no poner parches, para nuestra Semana Santa. Las piezas claves deberían ser las propias cofradías, y el consejo. El problema viene por que se empiezan a echar de menos los tiempos en que se meneaba el báculo de vez en cuando.  Hay quien dice que vivimos pendientes del reloj, y es posible que tengan hasta razón. Sucede que uno de los factores que influyen en toda la logística de las cofradías es precisamente el reloj.

El día menos pensado alguien va a pegar un puñetazo en la mesa por lo civil, entonces todos lloraremos, olvidando las muchas ocasiones perdidas para solucionar los problemas por nosotros mismos.

CECOP

Fernando Ollero | 22 de junio de 2011 a las 9:00

Con el relevo en nuestro ayuntamiento se van conociendo algunos nombramientos en áreas que tienen una especial relación con nuestras hermandades y cofradías caso del CECOP.

Dejando a un lado el funcionamiento del CECOP y si debe trabajar como hasta ahora o solo activarse para grandes eventos y fiestas de primavera, seria muy positivo que se replanteasen algunas cosas.
De un tiempo a esta parte vemos que en Semana Santa se siembran de vallas algunas calles y se aforan otras. Uno de los casos más sangrantes es la calle Santa Angela de la Cruz cuando pasa la Amargura la noche del Domingo de Ramos.
Cierto es que una parte del publico que ve nuestras cofradías da muestra de una falta total de educación, pero se puede ayudar a la gente a situarse sin vallas y cuidando las formas. Por no hablar de algunas paradojas como ver alguna calle cortada al trafico en Semana Santa donde algunos conductores hacen de las suyas.
Cuidado, el CECOP también tiene cosas muy positivas como el amplio despliegue de medios dispuestos a paliar cualquier imprevisto o actuar en caso de emergencia, y hasta trazar planes sobre la marcha cuando la lluvia sorprende a las cofradías en la calle o salen de sus templos algo tarde por el mismo motivo.

Otra de las cosas a estudiar son las situaciones que han padecido algunas hermandades con motivos de cultos externos que han visto como se han tenido que buscar la vida ante la ausencia de la policía local, mientras que procesiones por lo civil, esas que pasean muñecos con banda que pita mucho y bien y muchos izquierdazos, cuentan con todas las bendiciones (municipales), apoyo de coches patrulla, etc.

En marcha

Fernando Ollero | 7 de abril de 2011 a las 9:00

prohibidoestacionar

Mientras en las hermandades se trabaja para tenerlo todo a punto, nuestro Ayuntamiento hace lo propio. Desde hace días en muchas calles se puede ver la señalización vertical para Semana Santa.

Una buena noticia es que el dispositivo policial será similar al de años anteriores, al haberse autorizado el pago de las horas extra. Esperemos que haya suerte en aquellas calles en las que se suele limitar la presencia de público viendo cofradías, caso de Santa Ángela de la Cruz. En el pasado estas limitaciones dieron lugar a alguna que otra anécdota, con policias intentando impedir que pasase el listero que iba acompañando a un relevo de costaleros, o las quejas de algún reportero gráfico extranjero.

Etiquetas: ,

Cara a la proxima Semana Santa

Fernando Ollero | 10 de febrero de 2011 a las 17:00

Ya tenemos novedades cara a la próxima Semana Santa, en forma de cambios en el orden de las cofradías (caso del Jueves Santo), cambios de itinerarios (Negritos y Mortaja), y cambios de acompañamiento musical (caso de Nuestro Padre Jesús de la Salud, de los Gitanos).

Como estos y otros cambios tienen ya buenos análisis en otras webs y blogs, yo voy a comentar otra cosa de la que es posible que se hable en las próximas semanas.
Conocido es que con esto de la crisis económica, el ayuntamiento de Sevilla ha tenido sus mas y sus menos con algunos de los trabajadores de los servicios municipales.

Estaría muy bien que desde la Plaza Nueva, y para acallar posibles rumores, se fuesen haciendo públicos algunos aspectos del dispositivo que a buen seguro desplegara nuestro querido CECOP entre el 15 y el 24 de Abril. No sea que como ocurra otras veces se utilice la semana santa (ojo, también la feria) como arma arrojadiza en el curso de unas negociaciones

Etiquetas: ,

Más sobre las setas

Fernando Ollero | 30 de enero de 2011 a las 18:00

Reconozco que es uno de mis temas favoritos dentro de la actualidad de nuestra ciudad, las famosas setas de la Encarnación.

Un servidor se pregunta por el estado que presentará la plaza de la Encarnación en Semana Santa, dados los continuos retrasos que sufren la obras de las setas.En el momento de redactar estas lineas desconozco si alguien va a comentar algo al respecto.No estaría de mas que nuestro querido CECOP informase a las hermandades sobre esta cuestión.

Etiquetas: , , ,

Bulla

Fernando Ollero | 5 de noviembre de 2010 a las 10:00

amargura

Bulla, lo que se dice bulla.
Foto de los años 80 del pasado siglo, el palio de María Santísima de la Amargura en la calle Santa Angela de la Cruz (hay que fijarse bien para ver a la policia nacional con sus antiguos uniformes).
Antes de los acotamientos y las vallas, cuando no habia CECOP…