Archivos para el tag ‘Cuaresma’

¡Que prisas!

Fernando Ollero | 9 de febrero de 2017 a las 11:12

Vivimos acelerados, ansiosos, impacientes, las prisas lo invaden todo. Ya se esta montando algún paso de palio por ahí y hasta alguna Dolorosa vestida de hebrea. Nos bombardean continuamente con “no se vayan todavía aún hay más”, vivimos en la rueda de un espejismo de que esto no acaba nunca, cuando el telón cae siempre en San Lorenzo o en Santa Marina- donde gusten-, pero cae.

Las cofradías, guste o no, son  producto de temporada El abuso de ciertas cosas produce empacho y dolores de tripa ¿no? pues esto es lo mismo. Le ocurre a muchos que cuando llega la Semana Santa y no les gusta nada de lo que pasa ante sus ojos -hay cosas manifiestamente mejorables esta claro- lo ven sin ganas, sin pasión, sin sentimiento, sin ilusión.

Y aquí seguimos descontando días con prisas, con el acelerador pisado a fondo, gente pensando ya en las torrijas. Las cosas llegan cuando llegan, en Cádiz no ha terminando ni el concurso oficial de agrupaciones de carnaval, niño pisa el freno ya…

Hasta hemos barrido del mapa a la Cuaresma. No es el exceso de información, no solo son esloganes televisivos… somos nosotros mismos…

Dolores Penas San Vicente

Nota: ¿Tiene algo que ver la foto con lo que he escrito? la verdad es que no, ¿o tal vez si?. Al igual que sin croquetas no hay paraíso -Copirih Beita Vélez- sin foto no hay visitas. Noche de Lunes Santo, el palio de la Virgen de los Dolores ya va de vuelta a San Vicente, el capataz Antonio Santiago manda más poco a poco en la estrechez de la calle Placentines… eso más poco a poco…

Visperas

Fernando Ollero | 18 de marzo de 2016 a las 8:30

La suerte esta echada

Fernando Ollero | 17 de marzo de 2016 a las 10:22

metereologia

Captura de pantalla de la imagen de satélite infrarroja de la web de la
AEMET hoy 17 de marzo a las 09:00

Bastaron un par de años con un arranque semanasantero tranquilo, soleado y caluroso para que olvidásemos que una de nuestras mayores preocupaciones es el tiempo.

La fragilidad de nuestra Semana Santa se demuestra en la repercusión que en ella tiene cosas que son cotidianas, como la mala educación que muestran día a día muchos de los que nos rodean, el tipo de ocio nocturno preferido por buena parte de los más jóvenes
Como en toda celebración al aire libre el tiempo, siempre mirando al cielo.

Más que temer a la cantidad de agua que pueda caer, una de las cosas que me causa pavor es la reacción que puedan tener las cofradías, y los cofrades, ante la aparición de la lluvia. El crecimiento desmesurado, y tal vez el afán de tenerlo todo planificado hace que cuando pintan bastos en lo meteorológico la capacidad de reacción sea escasa, acortando el margen de maniobra. Pedir una prórroga implica la posibilidad de salir un poco más tarde, pero eso debe acompañarse de un reajuste de los horarios.
El trabajo de un diputado mayor de gobierno y su equipo toma su verdadero valor cuando sopla el viento en contra.

La meteorología pone también en un brete la capacidad del consejo de cofradías para salir airoso, o no, de situaciones comprometidas. De un tiempo a esta parte la norma indica que en caso de que una cofradía busque refugio por causa de la meteorología esta debe dar por suspendida su estación de penitencia. Antaño esto no era así.

Las nubes nos traen recuerdos de retornos a la sedes canónicas en las postrimerías de la Semana Santa, el abuso del chero ta chero por parte de algunas cofradías trajo como consecuencia la prohibición de que los pasos volviesen con música. La puesta en marcha de esta medida trajo consigo el efecto secundario de pasos volviendo con total parsimonia, envueltos eso si con mucho recogimiento.

Se habla del nivel de las juntas de gobierno, y el consejo. Semanas Santas como la que estamos a punto de vivir dejan al descubierto si los que piensan que el perfil dominante es muy bajo tienen razón o no.

La suerte está echada.

Actualización: la AEMET ha publicado ya la primera predicción especial para Semana Santa

prediccion

Escaparates

Fernando Ollero | 16 de marzo de 2016 a las 9:00

El que tiene más fama es el de la famosa confitería, dicen que en ese escaparate se puede ver a la cofradía que más tiempo esta en la Campana, pero a poco que seamos observadores se pueden ver cosas en otros establecimientos. Veamos

mantilla

Si, es un disfraz de mantilla.

escaparate3

A la izquierda naipes cofradieros. En las cajas trasparentes un click vestido de nazareno de la Esperanza de Triana, y otro como músico de la banda de las Cigarretas. Yo tengo el mio, de nazareno de la Amargura.

sangonzalo

galleta-lidia

Galleta recubierta de chocolate fondant

escaparate2

El Dolor bajó al suelo

Fernando Ollero | 10 de marzo de 2016 a las 9:30

Si entran hoy en San Juan de la Palma verán a la Amargura y a San Juan en el paso de palio. Efímero e intenso, como cada uno de los ritos que vivimos estos días, ayer una vez más el Dolor bajó al suelo de Sevilla.

Virgen de la Amargura

Virgen de la Amargura

Virgen de la Amargura

No nos libramos ni en Cuaresma

Fernando Ollero | 29 de febrero de 2016 a las 8:00

Esta visto y comprobado, el fenómeno de las procesiones por lo civil llegó para quedarse. Ya invade hasta el periodo cuaresmal. Ayer se pudo ver una de ellas en pleno centro de Sevilla, como coartada fueron recibidos por las hermanas de la Cruz.

Se intenta justificar lo injustificable. Solo en la feligresía de San Pedro y San Juan de la Palma hay 3 hermandades de Gloria -Pilar, Cabeza y Montemayor- una sacramental pura –en San Pedro- y tres cofradías de Penitencia- Cristo de Burgos, Amargura y Montesión. Si tenemos en cuenta que el arzobispado ordenó las fusiones de las feligresías de San Pedro y San Andrés, tenemos que sumar en la feligresía las cofradías de La Lanzada, Santa Marta, Virgen de Araceli, Silencio y El Valle. Como no hay suficientes pues montamos la nuestra propia.

Intentan parapetarse en la carencia de medios para justificar que la “imagen titular”, es un decir, sea difícil de definir; eso sí que no falte paso grande, y banda que pite mucho y bien. Argumentan que ayudan a las monjas del convento de Santa Isabel; oiga para eso no hace falta montar procesión alguna, en Caritas seguro que son recibidos con los brazos abiertos.

Hay peligros añadidos al ya de por si peligroso deporte de pasear algo que no tiene definición posible en lo alto de un paso: las voces que justifican las procesiones por lo civil. Desde conocidas webs que les dan publicidad, hasta quieres proclaman que todo el mundo tiene derecho a sacar un paso a la calle. Nuestras cofradías se fundaron de diversas formas, es cierto, como que no es menos cierto que actualmente está regulada la fundación de asociaciones de fieles.

Las procesiones civiles cuando salen en mayo pueden intentar camuflarse como cruces de mayo para niños creciditos, en Cuaresma que las tilden de esperpento es lo menos que se despacha. En un barrio del extrarradio les puede servir de disculpa que el cura es un malaje, en una zona donde rara es la iglesia donde no hay algún tipo de hermandad sacar poco menos que un monigote no tiene justificación alguna.

Hemos pasado de la inocencia de las cruces de mayo, a que se paseen cosas en lo alto de un paso que no sirven ni para una falla valenciana.

Estampas de Cuaresma: Amargura de hebrea

Fernando Ollero | 26 de febrero de 2016 a las 8:00

Noches de Cuaresma

Fernando Ollero | 24 de febrero de 2016 a las 9:57

En Triana

Fernando Ollero | 12 de febrero de 2016 a las 9:00

¡¡Feliz Navidad!!

Fernando Ollero | 10 de febrero de 2016 a las 9:53

Pensaba mientras improvisaba estas líneas insertar el video de Boney M. cantando aquello de Feliz Navidad, o tal vez aquella memorable versión de José Feliciano. Vivimos en una sociedad en la que se grita una ocurrencia, y la masa se contagia enfervorecida.

Un año más las redes sociales, los sistemas de mensajería instantánea, algunas webs se inundan de mensajes dignos del christmas más cursi. Hay quien confunde la profundidad y riqueza que nos proporciona el español, o castellano como prefieran, con merengue y almíbar para todos en forma de felicitación. Y con eso de tener una Cuaresma prefabricada que pretendemos que dure todo el año, ya no sabemos si estamos todavía en el tiempo de Navidad, en un cumpleaños, o en esos carnavales que duran poco menos que hasta la semana de Pasión.

Cuidado, quien más y quien menos es feliz este gris miércoles de febrero, pisamos por fin la tierra prometida para el cofrade que es la Cuaresma, con toda la carga que tiene de ritos que no por repetidos dejan de tener importancia. Tal vez por temas de calendario no damos abasto, nos hemos acostumbrado a ver ensayos de costaleros, palios a medio montar, reservas de papeletas de sitio, y Dolorosas vestidas de hebrea fuera de temporada. No digamos a consumir productos audiovisuales semanasanteros de forma compulsiva desde que el mismo momento que entra el palio de la Virgen de la Aurora, haciendo nuestro un conocido eslogan televisivo.

Anda el personal distraído con las torrijas, y nadie comenta en qué iglesia va a recibir la imposición de la ceniza, ni se escucha a nadie hablar de que hoy las comidas han de ser de vigilia, y además frugales, por aquello que es día de ayuno. Pocos comentan a qué retiro cuaresmal van a acudir ¿en su parroquia?, ¿tal vez en su hermandad?

En el fondo nuestro arzobispado tiene razón, y los planes de formación para seglares tienen que ser muy básicos.

La próxima vez que esos guardianes de las esencias, defensores de tradiciones (de ayer por la mañana), adalides de las buenas costumbres osen siquiera verter la más mínima crítica sobre las tribus kofrades, mírense un poquito el ombligo porque son más o menos lo mismo que aquellos a quienes censuran; la gomina, traje y corbata no hacen al monje.

Tengan una buena, y fructífera, Cuaresma. A ver cuántos mensajes de feliz estación de penitencia recibo llegado el momento.

Amargura de hebrea

Foto: Hermandad de la Amargura

Etiquetas: ,