Archivos para el tag ‘musica’

Con música

Fernando Ollero | 28 de febrero de 2017 a las 8:00

sanjuanevangelista

Foto: Beni La banda de San Juan Evangelista tras el Santísimo Cristo de las Tres Caídas en el traslado de vuelta a la capilla de los Marineros.

Algún día todos, cofrades de a pie incluidos, reflexionaremos sobre esa especie de alergia que en ocasiones despierta la música procesional, sobre todo cuando hace acto de presencia en algunos traslados.

Resulta que nos estamos volviendo más papistas que la autoridad eclesiástica; esto es de traca y de las gordas, toda vez que las cofradías han mantenido siempre sus tiras y aflojas con Palacio, luchando siempre por mantener sus señas de identidad. Es cierto que hay que reflexionar sobre el tipo de publico que arrastran algunas bandas, sobre todo las cristeras, y especialmente la actitud de muchos más pendientes de lo que pasa detrás, que de contemplar lo que va delante. Ahora, de ahí a demonizar las marchas procesionales hay un mundo.

Muchas cosas son cuestión de filias y fobias, se aplaude lo que hacen unos, pero cuando otros hacen lo mismo llueven palos por todas partes. El colmo es lo de las marchas “flamenkitas”: se escupe sobre algunos repertorios, pero sobre otros no se dice ni mú. Será que hacen mucho ruido los que tienen manía a los tricornios, o vaya usted a saber.

Unos de los problemas puede ser que hay quien se esta apuntando a la moda de lo “rancio”. Eso de autodefinirse como alguien anticuado, o graso, pasado de fecha con olor fuerte, humm no se yo… cuando lo que abundan son cofrades protestones y otros especímenes.

Recordando a…. la banda del Maestro Patón

Fernando Ollero | 25 de noviembre de 2016 a las 8:00

Como aquel que dice este 2016 se han cumplido 25 años de la disolución de una de las bandas de cornetas y tambores más emblemáticas que hemos tenido en nuestra ciudad.

Surgió en 1971 como consecuencia de desavenencias de Antonio Rodríguez Patón con la hermandad de la Macarena, dirigía la banda de la Centuria, formación en la que entró en 1950, anteriormente tocó en la banda la Giralda.

Los fundadores fueron el propio Antonio Rodríguez Patón con Rafael Calderón Pineda y Rafael Trigo Rivero; resulta cuando menos curioso que también estuviese en la banda los primeros años el actual director de la banda de la Centuria Macarena José Hidalgo López.

Hasta 1978 utilizo el nombre de Nuestra Señora de Gracia y Esperanza, pasando a denominarse Nuestra Señora del Rosario, en honor a la titular de la cofradía de Montesión. Tras el fallecimiento de Antonio Rodríguez Patón en 1982 la banda adopto el nombre con el que la recordamos, en memoria de su fundador, pasando a ser dirigida por Emilio Márquez Torrejón.

Su lugar de ensayo fue la Barqueta, en la esquina con la calle Calatrava. Desde su fundación hasta 1990 vistió uniforme gris, galas, y mandolines verdes, trinchas en blanco y gorra de plato, aquel año estrenaron uniforme también gris, pero con la galas y mandolines en rojo, y trinchas en negro.

Como curiosidad el contrato con la hermandad de la Amargura para el Domingo de Ramos de 1986 ascendió a 135.000 pesetas. Como casi todas las bandas de la época no llegaban a 40 músicos, en 1989 eran 35, y durante mucho tiempo tuvo un calendario de ensayos mucho más breve que el habitual en muchas bandas hoy en día.

Tras su disolución en 1991 las últimas cofradías de Sevilla capital en contar con sus servicios, Amargura, Buen Fin, y Cachorro, contrataron a las bandas de las Tres Caídas de Triana, Centuria Macarena, y Presentación al Pueblo de Dos Hermanas respectivamente, que continúan 25 años después acompañando a las citadas cofradías.

Portada y contraportada del L.P. que grabaron con la casa Senador en 1982.

banda paton

bandadelmaestropaton

Los pasos a los que acompañaron en Sevilla capital fueron:

Borriquita, Amor 1973-1977, 1981
Desprecio de Herodes, Amargura 1977 1982-1991
Jesús Cautivo, Tiro de Linea 1977-1980
Salud y Buen Viaje, San Esteban 1973-1978
Buen Fin 1971-1975 y 1984-1991
Piedad del Baratillo 1977-1979
Siete Palabras 1980-1982
Cigarreras 1975-1978
Oración en el Huerto, Montesión 1979
Tres Caídas, Esperanza de Triana 1979
Jesús de la Salud, Los Gitanos 1973-1974
Tres Necesidades Carretería 1970-1973
Cristo de la Expiración, Cachorro 1989-1991
Cinco Llagas, Trinidad 1972, 1974-1978

Como se puede observar el Domingo de Ramos de 1977 hicieron doblete.

Datos cotejados con el libro de José Manuel Castroviejo López De bandas y Repertorios, datos publicados por Julio Cabrera en el foro cofrade, y programas de Semana Santa antiguos.

La banda del Maestro Patón acompañando al Cachorro.

Procesiones extraordinarias

Fernando Ollero | 21 de noviembre de 2016 a las 8:00

Creo que aún estamos en la nube que nos dejo las dos procesiones extraordinarias-¿se sigue diciendo así?- ida y vuelta de la catedral del Señor del Gran Poder para que presidiese el jubileo de las hermandades y cofradías. Tal vez uno de los temas más comentados fue el de la música. Unos eran partidarios de que las cosas extraordinarias deben ser eso, extraordinarias, y otros que debía ser poco menos que una segunda Madrugá.

Puede que sea solo una impresión mía, parece que en los últimos años se está demonizando los acompañamientos musicales, cuando en realidad todo depende de que se toque, y como se toque. Hay quien piensa que aquellas hermandades que no suelen llevar música en sus estaciones de penitencia pierden su personalidad si contratan a una banda en una procesión extraordinaria, no digamos en aquellas ocasiones en las que se ha cambiado el repertorio en alguna ocasión extraordinaria sobre el que se escucha en Semana Santa.

Como todo en la vida es cuestión de gustos, pero creo que va siendo hora que no se busquen ochivos expiatorios, la presencia o no de los amantes del chero ta chero en las procesiones extraordinarias, veamos cómo ha evolucionado la sociedad en la que vivimos, y que buena parte de los problemas pueden tener su origen en esos horarios que en muchas ocasiones no se cumplen y en un ritmo excesivamente lento.

Soy de los que afirma que nos está envolviendo un movimiento neo místico, lo de rancios a muchos les viene grande, guardianes de tradiciones que surgieron ayer por la mañana, y que dejan en pañales a los cardenales Ilundaín, y Segura. A estos neo místicos un poco de lectura en libros y hemerotecas no les vendría nada mal. No son los peores que podemos encontrar, últimamente cobran fuerza los cofrades anti todo, pero de esos hablaremos otro día.

concepción-silencio

Video del canal de Youtube de Por Sevilla entera

Procesión extraordinaria de María Santísima de la Concepción de la hermandad del Silencio que tuvo lugar el 8 de mayo de 2008 por el CL aniversario de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción. Como ven luz diurna, y acompañada por la banda del Maestro Tejera.

Salve Cantora

Fernando Ollero | 12 de abril de 2016 a las 11:34

Jesús Despojado

Video del canal de youtube Juan José García del Valle

Otro de los temas de los Cantores de Hispalis adaptado a marcha procesional por la agrupación musical Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras a principios de los años 80 del pasado siglo. Al contrario que Nazareno y Gitano no contó con demasiada aceptación. Años más tarde la agrupación musical Nuestro Padre Jesús de la Redención de Córdoba la incorporó a su repertorio.

El paso de misterio de Jesús Despojado de sus Vestiduras volviendo a Molviedro el Domingo de Ramos de 1991. Aquel año salió de la parroquia de San Gil, y estrenó las imágenes de las esquinas San Bartolomé, San Antonio Maria Claret- que aparece por haber pertenecido la capilla del Mayor Dolor de Molviedro a la orden claretiana, San Marcos, y San Julián. También estreno relieves en los respiraderos con Santiago, San Gil, San Judas Tadeo, y San Juan de Dios.

Urticaria

Fernando Ollero | 6 de abril de 2016 a las 8:00

instrumentos

Foto: Juan Carlos Vázquez/ Diario de Sevilla

No falla, es hablar de costaleros o de música, o de las dos cosas a la vez y sube el pan. Vivimos en un mundo que nos lleva con prisas a todas partes, pocos pasan del titular y la foto que acompaña a la entrada o artículo, de record es si leen el primer párrafo. Y como en parte es lógico si no se reparte hojana en cantidades industriales llueven las quejas, las protestas y se dispara a bocajarro un “estas tirando por tierra nuestro trabajo”. A estas alturas uno está ya curado de espanto. El principal enemigo de las bandas esta dentro, y en la nube de hooligans que pululan por ahí, que ni disfrutan, ni dejan disfrutar de las cofradías. Los demás comprendemos que puede haber fallos, accidentes, que a alguien le traicionen los nervios, y que haya años buenos, y no tan buenos. Y quien más y quien menos sabemos que  las bandas cristeras tienen por lo general un saturado calendario entre ensayos, certámenes, y procesiones.

Dicho esto. No sé si los que forman parte de las bandas cristeras saben, o llegan a entender que buena parte de las críticas que se vierten en el ciberespacio, en prensa, y en la calle es sobre repertorios y arreglos. Cuando se califica una marcha…”atasco en Torneo” “cañones del Navarone” “la tormenta perfecta” no estamos juzgando el esfuerzo realizado en los ensayos, sino si nos gusta el resultado y a que nos recuerda. Cuidado no es algo que pase solo con las bandas cristeras, algunos tendrían que escuchar por ejemplo al respetable que acude a la temporada de abono de la real orquesta sinfónica de Sevilla.De vez en cuando los músicos profesionales reciben aplausos muy tibios, cuando no un silencio que se corta con un cuchillo, o directamente reciben un pateo de parte del público.

Hay quien dice que hay marchas que no suenan a Semana Santa. La pregunta es ¿a que Semana Santa? ¿a la anterior a la importación del repertorio de los bomberos de Málaga? ¿a las dos décadas de reinado casi absoluto de las agrupaciones musicales? ¿A la revolución de Eritaña con sus sardanas y gaitas?.

De nuevo voy a hacer un ejercicio de me gusta/ no me gusta: No me gusta en general la banda de las Cigarreras, ni los arreglos de las marchas, ni las de nueva composición; ¿eso significa que toquen mal? No. No me gusta la banda de la Redención, ni la de la Encarnación, ya lo he comentado alguna vez, tocan bajito, y lento; ¿eso significa que yo opine que desafinan estas dos bandas? No. Me gusta la banda de las Tres Caídas, ya si tuviese menos tubas, trombones, trompas, trompetas, etc. serían la caña. No me gusta, lo que se dice nada de nada la banda de los Gitanos, han mejorado mucho. ¿He dejado de ver como cada año al Señor de la Salud? No, y me he emocionado como siempre. Soy firme defensor de la banda de Arahal, dicen que suena anticuada, que si tal y que si cual, suenan como tienen que sonar. Por si alguien lo duda, seguro que sí, soy incondicional de la agrupación musical Virgen de los Reyes, desde los tiempos en que tocaban bajo el nombre de Jesús Despojado de sus Vestiduras. Me gustan los sones de la banda de la Centuria Macarena, me recuerdan a mi niñez.

El problema viene en cuanto alguien se atreve a decir no me gusta,  con epítetos, o sin ellos, zas, los músicos en pie de guerra. No digamos si alguien se atreve a cuestionar los uniformes, el costalero corneta, los pinganillos, o cualquier otra cosa. En realidad da igual, las criticas por lo general no son bien recibidas. No solo en las bandas cristeras; quien se atreve a cuestionar cualquier cosa es señalado, y se le tacha poco menos que de ignorante. Llama la atención la salida de tono de un director musical sobre las criticas recibidas. Una parte de los opinadores  tienen poca educación, pero no hace falta seguir de cerca a una banda para poder hacer una critica, en todo caso tener criterio y escuchar muchas cosas.

Creo que una de los temas que peor llevan las bandas son los trolls cibernéticos. En esto les pasa como a las propias cofradías: cabe preguntarse si sus relaciones publicas y comunity managers están preparados para lidiar con esa parte del “publico” que para alabar a su banda favorita no tiene mejor ocurrencia que despotricar sobre las demás.

¡Música maestro! ¿Nos estamos catetizando?

Fernando Ollero | 1 de abril de 2016 a las 12:05

Jesús Despojado

Foto: Juan Carlos Vazquez/Diario de Sevilla.

Si lo sé, el titulo esta puesto para llamar la atención, para despertar la curiosidad, alimentar el debate. Esta tomado de una expresión de un amigo que afirma que estamos viviendo una etapa cateta en lo musical. Como en tantas ocasiones cabe preguntarse si cualquier tiempo pasado fue mejor.

Me comentaba hace algunos años un costalero de la Amargura que recordaba viendo el misterio del Prendimiento de los Panaderos haber escuchado una marcha que parecía un calco de la canción del amigo Félix, si esa que cantaban Enrique y Ana. Los músicos veteranos de la hoy agrupación musical Virgen de los Reyes han comentado en alguna ocasión que una de las primeras marchas que dedicaron a Jesús Despojado la llamaban el Potax.

Tras los pasos de palio el panorama no era mucho mejor, marchas mutiladas, cuando no con arreglos sin sentido, y bandas que tocaban menos que los cupones. Había quien le gustaba más la Municipal, pese a que había adquirido la costumbre de tocar las marchas con los pasos arriados, y quien le gustaba más la música de la División, pese al ritmo acelerado con el que interpretaba las marchas, y que quien fue su director durante parte de los 80, y 90 del pasado siglo abusaba en las crucetas de las marchas compuestas por el mismo.

Las cosas que gustan a unos son echadas por tierra por otros, mención especial a la era de campanas tubulares en algunas formaciones, y el regreso de los platos a la banda de las Cigarreras más de 30 años después. Manolo Ruiz, amigo y compañero en la blogósfera comentaba ayer en su cuenta de twitter que nuestras cofradías tienen distinto criterio a la hora de marcar los repertorios musicales, respecto a otras cuestiones: talla, bordado, orfebrería, etc. donde si buscan calidad. En mi opinión hay de todo, como en botica. Todo siempre es mejorable, y está en continua evolución. Siempre hubo modas, en su momento se interpretaron hasta el hartazgo marchas como Requiem, La Saeta, Alma de Dios, Encarnación de la Calzada, Hermanos Costaleros, solo por poner algunos ejemplos; hoy están de moda otras piezas. De instrumentación mejor no hablamos, hay quien critica las flautas dulces, pero le parecen magnifico que se use en ocasiones las sordinas en las bandas cristeras.

En realidad hemos mejorado. Habría que ver el careto de algunos si tras los pasocristos se rescatasen los toques de retreta, o los pasodobles tras los palios. Y no solo en repertorios también en interpretación las bandas de música, cornetas y tambores, y agrupaciones musicales tienen un excelente nivel.

Dicho esto, echo de menos las bandas de cornetas y tambores que son eso, y no lleven campanas tubulares, echo de menos la fuerza que tenían algunas agrupaciones musicales, hoy en día alguna parece que toca nanas en vez de marchas procesionales, echo de menos a la banda de Arahal-el Domingo de Ramos suelo estar en otros menesteres-. No me gusta la marcha Margot, me resulta indigesta por cuestiones que no vienen al caso.

Algunos se quejan del frente kani-trompetero-silbamarchas, pero lo que vende es lo que vende. Ha sido saltar la noticia que la banda del Rosario de Cádiz tocará tras el Cristo de la Sed y ha subido hasta el pan.

Recordando a la agrupación musical Jesús Despojado

Fernando Ollero | 3 de marzo de 2016 a las 11:07

La Semana Santa de hace 25 años fue la última en la que la agrupación musical Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras toco en Semana Santa bajo este nombre. Aquel 1991 en nuestra ciudad acompañó a su cofradía el Domingo de Ramos, al Señor de la Salud y Buen Viaje de San Esteban el martes santo, al Cristo de la Exaltación el jueves santo, a Nuestro Padre Jesús de la Salud de los Gitanos en la madrugá, y al Señor de la Resurrección. Años atras habían acompañado al Cristo de la Sed, y al Cachorro.

Fundada en 1980 como banda de los Dolores y Misericordia, desde sus inicios siguó el estilo de la banda de la Guardia Civil de Eritaña, con el uso de las gaitas. La mayoría de las agrupaciones musicales de aquel entonces seguían el estilo que iba fraguando la agrupación musical Santa María Magdalena de Arahal, y como está sufrió los vetos y prohibiciones impuestas por el Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla en 1982 en cuanto a instrumentación y repertorio. En 1981 se hacen cargo de la dirección Miguel Correa, y Juan Ramírez Téllez.

jesus despojado

Foto: web oficial de la agrupación musical Virgen de los Reyes de Sevilla
La banda tras el paso de misterio de su cofradía en 1981 por las calles de la Judería.

Algo digno de destacar en la historia de la banda de Jesús Despojado es sin duda la Semana Santa de 1987. Aquel año tocó en las cofradías de la Exaltación, Los Gitanos, en la que sustituida a la banda de María Santísima de las Angustias- que después pasó a la cofradía de la Trinidad-, y al Cachorro. Aquella madrugá muchos hermanos le preguntaron a los músicos de la banda si tenía montada la marcha La Saeta, adaptación del celebre tema de Serrat, la cuaresma del año siguiente fue trascendental, al montar la versión que todos conocemos.

Desde entonces las nuevas marchas que iba presentando, ya fuesen composiciones nuevas o adaptaciones, fueron introducidas por el resto de las agrupaciones musicales en sus repertorios.

Mañana del Viernes Santo de 1991, la agrupación musical Jesús Despojado de sus Vestiduras tras el titular de la cofradía de los Gitanos, suena Nazareno y Gitano en la Cuesta del Rosario volviendo a la parroquia de San Román

En noviembre de 1991 en el concierto de Santa Cecilia fue la ultima vez que actuó con el nombre de Jesús Despojado, a principios de 1992 tuvo lugar la presentación como agrupación musical Nuestra Señora de los Reyes, conservando los contratos para acompañar en Sevilla a los titulares de San Esteban, Exaltación, Los Gitanos, y Resurrección.

El Domingo de Ramos de 2010 con motivo del trigesimo aniversario de su fundación se reunieron parte de sus músicos, y acompañaron a la imagen titular de su hermandad de Jesús Despojado hasta la Catedral.Para la ocasión rescataron su primer uniforme: pantalón, cazadora, y boina azul marino, con gala en rojo. También rescataron las flautas dulces, y las gaitas.

Ponga un comunicado en su vida

Fernando Ollero | 25 de marzo de 2015 a las 9:00

No es nada nuevo, se está convirtiendo en una epidemia, parece como si no fuésemos nadie si no pusiésemos un comunicado en nuestras vidas.

Las cuitas internas deberían quedar de puertas para dentro, no solo por prudencia, y discreción, si no por la lamentable imagen que proyectamos cara al exterior, cargando de argumentos a quienes piensan que las cofradías, y todo lo que las rodea, deberían ser algo a extinguir.

Lo peor de todo es que este tipo de cuestiones, comunicados de ida y vuelta, lejos de remitir parecen que van en aumento,

No me quiero ni imaginar qué pasaría si algunas polémicas que tuvieron lugar en tiempos en que no teníamos internet en casa ocurriesen hoy en día. Parece que antaño las cosas eran más sencillas, todo lo demás algún escrito que no pasaba a la luz pública.

No es la primera vez, seguramente tampoco la ultima, que una banda no puede tocar marchas de algún autor, lo que unido a la “exclusividad” de las bandas denominadas grandes hacen que los repertorios en muchas ocasiones se empobrezcan.

Debe ser que me hago viejo, o que a algunos les gusta encender el ventilador. Igual son las dos cosas a la vez, cada vez dan más ganas de ver unas cuantas cofradías, y en cuanto el sol apriete un poco salir corriendo camino de la playa.

No apto para todos los publicos

Fernando Ollero | 2 de marzo de 2015 a las 9:00

El pasado sábado tuvo lugar en la básilica del Gran Poder un concierto de la banda de Coria del Río bajo la dirección de Juan Carlos Sempere Bomboi, invitado expresamente para la ocasión. Bajo el titulo un relato de la Pasión en el programa se interpretaron las siguentes marchas de Germán Álvarez Beigbeder:  Santa María de la Paz, Cantemos al Señor, Cristo del Cachorro, Cristo de la Expiración, Desamparo, Mater Desolada, Amargura y Virgen del Rosario. Se intercalaron textos de Jesús Corbi Vidagany, declamador por Rocío Sáez Millán.

El programa escogido no era apto para todos los públicos. composiciones desconocidas para el común de los cofrades sevillanos de un autor de quien muchos no conocen ni su existencia, marchas de calidad  muy alejadas de lo que solemos escuchar en nuestras cofradías. Como hay gente para todo, y siempre hay algún despistado al terminar la primera marcha comento que era por lo menos de Abel Moreno Gómez. También fue muy curioso ver como parte de los asistentes iban abandonando la basílica a medida que iba avanzando el programa.

Con independencia de las marchas escogidas, en Sevilla llama la atención el éxito arrollador que consiguen algunas marchas pegadizas, pero de escasa calidad. Educar el oído no es fácil.

Mater Desolata

Flaco favor

Fernando Ollero | 28 de octubre de 2014 a las 10:38

Esta época del año es realmente curiosa. Parte del personal, yo el primero, anda enredado debatiendo si jalogüin, jalogüin no. Vemos como ya se está poniendo el alumbrado para la campaña de Navidad en los centros comerciales, y en las estanterías de los supermercados ya podemos encontrar polvorones. Como no podía ser de otra forma en nuestra ciudad apenas hemos cambiado las chanclas por los zapatos. Cofradieramente hablando nuestras hermandades ya han alcanzado velocidad de crucero en cuanto a cultos y actos varios, y no pocas bandas, especialmente las cristeras andarán ya preparando los estrenos y novedades cara a grabaciones discográficas y los conciertos en honor a Santa Cecilia.

Sobre estas últimas, nuestras queridas bandas hay cosas que llaman la atención. Una es que vuelven a afirmar que no pueden hacer nada sobre el desbocado fenómeno que fans que las rodea y jalea, no solo en los conciertos y certámenes, sino en las procesiones. Para un servidor está claro que si las direcciones de las bandas de cornetas y tambores y agrupaciones musicales no hacen nada al respecto, llegará el día en que serán las propias hermandades las que tendrán que tomar cartas en el asunto. Conocido es que hace varias décadas ya hubo recortes en instrumentación y repertorios sugeridos, o impuestos según se mire, desde el consejo de cofradías.

Con todo, parte del problema parece estar más dentro de las propias bandas que fuera de ellas. No hay más que ver lo que comentan algunos componentes en las redes sociales, tanto sobre las marchitas wappas, como del trabajo de sus compañeros de otras bandas. Eso de los piques viene de lejos, pero el tono que están tomando algunas cosas que se pueden leer por ahí está pasando de castaño a oscuro.

No sé si seré un bicho raro, pero las cuitas internas de las bandas me traen al fresco. Me interesa más el nivel que mantienen muchas de ellas, y las marchas de nuevo cuño que aportan cosas interesantes, que las hay; cansa tener que huir de esos comentarios tipo sálvame de luxe, compartidos hasta la saciedad por internet.

Al final como sucede en demasiadas ocasiones en nuestras hermandades, las bandas tienen al enemigo en casa.