Archivos para el tag ‘Semana Santa’

Los dineros de las cofradías en 1945

Fernando Ollero | 24 de febrero de 2017 a las 12:16

Listado del dinero recibido por las cofradías como subvención del ayuntamiento en 1945.  Extraído de la memoria de la comisión de cofradías asesora de la excelentísima corporación municipal.

Llama la atención que se reparte el total de lo recaudado por la explotación de las sillas, siendo por cuenta del ayuntamiento todos los gastos: prima de seguro de accidentes, descuentos del estado, timbres municipales, limpieza de la Catedral etc.

dineros-1945

dineros-19452

dineros-19453

Entre los criterios para el reparto aquel 1945 se incluyó el numero de nazarenos, con un limite de 200, y el numero de nazarenos con cirio que entraban de vuelta con la cofradía en el templo.

criterios-1945

En aquellos años no había complejos y en la memoria se cita que el objetivo de la subvención municipal era contribuir al esplendor de las cofradías

Sevillanización de la Semana Santa

Fernando Ollero | 15 de febrero de 2017 a las 12:23

Han causado en Sevilla cierto impacto la carta dirigida por el presidente de la junta de cofradías de Salamanca- lo que viene a ser el consejo de cofradías aquí- dirigida a las diecisiete hermandades salmantinas en la que se recoge la preocupación del obispo por el habla a la andaluza de algunos jefes de paso.

No es nuevo el debate en Salamanca entre los que abogan por defender la tradición de una Semana Santa castellana y los son partidarios de procesiones más parecidas a las andaluzas. Preocupa la sevillanización de la Semana Santa, y hay quien dice que Sevilla que ha convertido en un parque temático de cofradías. Cuidado, en el fondo no les falta razón. Ya puestos, si toman algo como modelo que sea la mejor versión.

sevillanización

Como de costumbre nosotros a lo nuestro; nos llama la atención si el obispo de Salamanca se ha metido o no con el acento andaluz, pero no hay espíritu de auto crítica, y pocos miran por encima de los arboles para cuando menos preguntarse la imagen que exportamos los cofrades y las cofradías.

Churras y merinas

Fernando Ollero | 13 de febrero de 2017 a las 11:47

Hace ya tiempo que vemos que en ocasiones se mezclan en blogs, webs y en las redes sociales noticias sobre hermandades y cofradías y otras acerca de las asociaciones civiles con imágenes y procesión. Está claro que segundas beben de las primeras, muchos de los miembros de las conocidas como piratas pertenecen a hermandades, y son una forma de emular la vida y actividades de estas.

Cada cual sigue la línea editorial que estima oportuno y sabrá que es lo que publica, pero meter en el mismo saco a unas y a otras me parece una vía muy peligrosa. Nos escandalizamos cuando vemos en algún medio de comunicación a nivel nacional noticias que banalizan nuestra Semana Santa, sin pararnos a pensar lo que nosotros mismos mostramos. Internet hace que la información fluya a la velocidad de la luz, buscando impacto, visitas, y en ocasiones ingresos por publicidad. Alguien de fuera ve que como se ha puesto a la venta imágenes y pasos en una conocida red social y lo primero que se le pasa por la cabeza es vaya tela con el mercadillo que tienen montados estos, cuando eso no es del todo cierto

La compra-venta de enseres, la cesión de imágenes devocionales es algo común desde hace mucho tiempo, unas veces de forma directa, y otras mediante intermediarios. Recordemos que Juan Manuel Rodríguez Ojeda aceptaba enseres como forma de pago de los que se realizaban en su taller, que después vendía, en ocasiones retocados y transformados.

Respiraderos que hoy forman parte de retablos, canastos que podemos ver como balaustrada en un coro, o que se han utilizado como gradas en altares de cultos, un cirial que pasó a ser el asta del banderín de la agrupación musical, bordados que antes formaban parte de un manto, palio, o túnica y que hoy vemos en otros enseres. Pasos que fueron vendidos a otras hermandades, etc.

Esto no hay quien lo pare y mucho me temo que seguiremos viendo noticias de hermandades y asociaciones pirata mezcladas, y lo que es peor analizadas mezclando churras con merinas.

¡Que prisas!

Fernando Ollero | 9 de febrero de 2017 a las 11:12

Vivimos acelerados, ansiosos, impacientes, las prisas lo invaden todo. Ya se esta montando algún paso de palio por ahí y hasta alguna Dolorosa vestida de hebrea. Nos bombardean continuamente con “no se vayan todavía aún hay más”, vivimos en la rueda de un espejismo de que esto no acaba nunca, cuando el telón cae siempre en San Lorenzo o en Santa Marina- donde gusten-, pero cae.

Las cofradías, guste o no, son  producto de temporada El abuso de ciertas cosas produce empacho y dolores de tripa ¿no? pues esto es lo mismo. Le ocurre a muchos que cuando llega la Semana Santa y no les gusta nada de lo que pasa ante sus ojos -hay cosas manifiestamente mejorables esta claro- lo ven sin ganas, sin pasión, sin sentimiento, sin ilusión.

Y aquí seguimos descontando días con prisas, con el acelerador pisado a fondo, gente pensando ya en las torrijas. Las cosas llegan cuando llegan, en Cádiz no ha terminando ni el concurso oficial de agrupaciones de carnaval, niño pisa el freno ya…

Hasta hemos barrido del mapa a la Cuaresma. No es el exceso de información, no solo son esloganes televisivos… somos nosotros mismos…

Dolores Penas San Vicente

Nota: ¿Tiene algo que ver la foto con lo que he escrito? la verdad es que no, ¿o tal vez si?. Al igual que sin croquetas no hay paraíso -Copirih Beita Vélez- sin foto no hay visitas. Noche de Lunes Santo, el palio de la Virgen de los Dolores ya va de vuelta a San Vicente, el capataz Antonio Santiago manda más poco a poco en la estrechez de la calle Placentines… eso más poco a poco…

Nazarenos

Fernando Ollero | 8 de febrero de 2017 a las 12:30

Cambios de días y curiosidades

Fernando Ollero | 31 de enero de 2017 a las 8:00

Jesús del Silencio

El paso de orfebrería del Desprecio de Herodes que fue conocido como el acorazado Potemkin por la plaza de los Carros. Esta foto sirvió como motivo central del cartel de la exposición “Tan lejos y tan Cerca, cien años de Silencio Blanco celebrada en las instalaciones del Circulo Mercantil e Industrial en 2011.

Lo que son las cosas, ahora que tanto se habla del inmovilísmo cofradiero, este paso no fue estrenado el Domingo de Ramos de 1911-las cofradías y la lluvia, ya saben- si no el Martes Santo de aquel año. Se pensó en salir el Lunes Santo, pero también llovió. Como también cambio la cofradía de San Juan de la Palma el día de su estación de penitencia en 1920, 1937 y 1945. La última cofradía que cambió de jornada por lluvia fue la Sagrada Lanzada en 1962, saliendo el Sábado Santo. Por aquellos años solía acompañar al entonces único paso la banda del Soria 9, y en aquella ocasión hizo lo propio la banda de la Guardia Civil de Eritaña.

Lluvia aparte, los cambios en la Semana Santa no fueron siempre fáciles, y las cofradías oponían resistencia cuando eran obligadas. Con la reforma decretada por la Sagrada Congregación de Ritos el 13 de noviembre de 1955, que entre otras cosas pasó los oficios de Jueves y Viernes Santo a la tarde, el Cardenal Bueno Monreal no quería que las cofradías en las calles interfiriesen los oficios. De esa forma se pretendió que el Jueves Santo de las ocho que salían por aquellos años pasasen a tan solo cuatro, objetivo que no se cumplió del todo. Las cofradías de los Negritos y la Quinta Angustia se negaron a moverse de jornada, la Trinidad, y la Soledad de San Lorenzo pasaron a la tarde del Sábado Santo, y La Exaltación al Viernes Santo entre 1956 y 1958-haciendo estación de penitencia tras la Soledad de San Buenventura-.

A lo largo del siglo XX cambiaron de día para hacer estación de penitencia, causas meteorológicas aparte: La Estrella, salió en Miércoles Santo en 1902 y 1903, pasando al Domingo de Ramo; Los Negritos que salió el Domingo de Ramos entre 1897 y 1904; Las Aguas y El Museo cambiaron al Lunes Santo en 1922; por organización del Santo Entierro salieron el Martes Santo de 1910 El Buen Fin, Panaderos, y Cristo de Burgos, también cambiaron al Martes Santo en 1920; el Baratillo en 1910 al Martes Santo también por la organización del Santo Entierro Grande; San Bernardo pasó del Jueves Santo al Miércoles Santo en 1920; Jesús Despojado salió el Lunes Santo de 1942, volviendo a hacer estación de penitencia el Sábado Santo entre 1975 y 1977; La Soledad de San Buenaventura pasó al Martes Santo en 1948, y San Isidoro al Jueves Santo también por la celebración del Santo Entierro Grande.

Momentos…

Fernando Ollero | 27 de enero de 2017 a las 11:55

Hay momentos que siempre traerán muy buenos recuerdos. La cofradía de la Quinta Angustia saliendo.

Quinta Angustia

Quinta Angustia

Quinta Angustia

Quinta Angustia

La nueva Semana Santa

Fernando Ollero | 26 de enero de 2017 a las 13:38

Virgen de las Aguas

La Virgen de las Aguas, de la cofradía del Museo, por la calle Garcia de Vinuesa, itinerario que fue novedad la Semana Santa de 2016

Visto el panorama, como todo en la vida es adaptarse o morir, aquí van unas claves para seguir disfrutando de la Semana Santa hispalense, puede haber otras, cada uno ve la fiesta según le va.

Imprescindible llevar una radio pequeña, el móvil puede servir como alternativa, pero tiene una pega según el modelo, la duración de la batería. No deja de tener cierta gracia los comentarios de parte del respetable al ver a gente con los casquitos puestos hace un par de décadas.

Seleccionar de cada jornada dos o tres cofradías que queremos ver sí, o sí, y en que zona queremos verlas. Una adecuada planificación nos evitará sorpresas en forma de vallas, calles aforadas, etc.

Olvidar sitios mitificados: esto es las cuestas del Rosario y del Bacalao, determinados saludos delante de algunas iglesias y capillas, zona de la Campana, el arco del Postigo etc. Las bandas hoy en día van tocando continuamente, y las cuadrillas de costaleros van muy reforzadas, normalmente las forman el doble de costaleros de los que calzan los pasos, y se pueden ver también cosas curiosas, y emotivas.

Dosificarse, y tener paciencia en la hora de prime time, más o menos entre las siete y media de la tarde, y las once de la noche,- salvo en la Madrugá, la mañana del Viernes Santo es muy hermosa-, son tiempos para saborear las cofradías extramuros en sus barrios y la Semana Santa nocturna.

Tener muy presente que el tiempo que invierten las cofradías en recorrer la carrera oficial es de 85 minutos; para las que vuelven por la calle Francos hay que esperar cuando menos sesenta minutos más a que lleguen a zonas donde los aforamientos desaparecen, al igual que las vallas.

También se pueden tener en cuenta que algunas imágenes de Nazarenos van mirando hacia un lado, la otra mitad de la calle solo le verá la espalda; en las esquinas suele ser muy útil no colocarse en la intersección de las calles, si no unos metros más allá, podrá tener mejor perspectiva y disfrutar más minutos. También es útil tener planificado hacia donde vamos a ir cuando termine de pasar la cofradía que tenemos ante nuestros ojos, nos evitará rodeos innecesarios.

Cuando termine de pasar la cofradía tenga paciencia, espere unos minutos a que la bulla se vaya diluyendo, si es posible péguese a una pared, y sobre todo no se empeñe en ir contracorriente, evitará empujones y discusiones absurdas.

Para el nivel avanzado, o pro… conocer al dedillo el callejero del casco histórico de Sevilla, le permitirá usar atajos, esquivar bullas, y disfrutar de momentos en que las cofradías van poco menos que en familia.

placentines

Si ve que va perdiendo la paciencia, y la nueva forma de ver cofradías no va con usted, pruebe a explorar la Semana Santa de localidades cercanas, ya sea en la provincia de Sevilla, o en las limítrofes, hay todo un mundo cofradiero por descubrir, y sobre todo más tranquilo.

Criticando a los críticos que critican el cartel

Fernando Ollero | 22 de enero de 2017 a las 9:00

Repasando las opiniones tuiteras sobre el cartel de consejo de cofradías de la Semana Santa 2017, obra de José María Jiménez Pérez-Cerezal, hubo una que me hizo gracia especialmente “¿Ya habéis acabado con el hojaneo? ¡Que quiero comer croquetas!” Tal vez una muestra de ironía, tal vez de desdén ante las opiniones muy favorables que ha despertado la obra. Hay quien piensa que un plano cenital del Santísimo Cristo de la Expiración, El Cachorro, está muy visto, la realidad es que es un valor seguro.

Cartel-consejo-2017(2)

El cartel de José Cerezal es valiente, vista la tónica general para anunciar nuestra Semana Santa. Para las Glorias si hemos visto obras con toques modernos. Hay quien opina que se debería volver al cartel fotográfico; en realidad pasaría lo de costumbre: si la obra elegida es convencional se tacharía de más de lo mismo; si fuese algo rompedor, el personal se tiraría de los pelos. ¿Se imaginan algo parecido a las imponentes fotos de Josef Koudelka de los años setenta del pasado siglo anunciando la Semana Santa de Sevilla?

Nunca lloverá a gusto de todos. Ya paso en 1984 con el cartel de Semana Santa editado por el ayuntamiento de Sevilla obra de Rolando Campos.

Rolando Campos 1984

Estuvo rodeado de una fuerte polémica. Los concejales del grupo Popular pidieron que fuese retirado por violar los derechos de propiedad intelectual, ya que el autor utilizó en el collage fotos de Luis Arenas sacadas del libro Semana Santa de Sevilla, publicado en 1947. Hubo quien señalo que el cartel hería los sentimientos de los sevillanos, al ser una obra de vanguardia que se apartaba del cartel clásico de Semana Santa.

Por no hablar del cartel del consejo para la Semana Santa de 1999 obra de Antonio Agudo, del que se llegó a decir que era como pintar el caballo de Jesús Gil para Jerez, o un Cristo de Zamora para Sevilla. El propio autor cuando fue designado declaró que sin estar ninguna representada, estarían todas.

cartel_1999(2)

Cuando se presente el cartel de la Semana Santa de 2018 volveremos a las andadas, y a la critica velada si el pintor, o pintora, elegido no es de la cuerda. Eso si, lo que hace falta de verdad es que se abran puertas y ventanas y se deje entrar aire fresco. Así es el cartel de José Cerezal, un soplo de aire fresco.

Viendo cofradías

Fernando Ollero | 1 de diciembre de 2016 a las 8:00

durmiendo-plazadeltriunfo

Viendo cofradías, o no. El publico que las espera es tan heterogéneo como lo son los que engrosan las nóminas de nuestras hermandades.

Ya lo he comentado en más de una ocasión, nuestro comportamiento en Semana Santa es más o menos el mismo que el resto del año. Si vemos nazarenos metepatas, también hay publico metepatas. Me comentaba una conocida el otro día en la calle Pureza que estaba indignada porque algunas personas esperando a las imágenes titulares de la Esperanza de Triana de vuelta a la capilla de los Marineros le habían dejado la puerta de su negocio perdida de cascaras de pipas, y que al recriminarselo a los comepipas se hicieron los locos.

publico

Ya comentaremos lo que se podían encontrar nuestros tatarabuelos por la calle, viendo cofradías, o no.