AGRADECIDO (“Salvar vidas a los que salvan vidas”)

Paco Cumbreras | 20 de agosto de 2016 a las 11:22

En el transcurso de una semana me veo en una situación increíblemente imprevista: después de tanto tiempo formando parte de la Ayuda Humanitaria y la Cooperación a las que llevo dedicando mi vida profesional desde hace 15 años (7 con Médicos sin Fronteras) he sido uno de esos tantos miles de pacientes a los que MSF salva la Vida durante los 365 días del año en tantos lugares del Mundo.   Todavía no me lo termino de creer, todavía pienso que estoy en un sueño…. y aquí quiero contártelo y compartir mi agradecimiento.

 

Desde Mayo formo parte del equipo de MSF en Angola;  el lunes pasado, después de nuestra reunión semanal de equipo en Luanda, comencé a sentirme mal y, pasadas 4 horas, me encontraba en un quirófano:  había sufrido un infarto agudo de miocardio.   Entre el lunes y el jueves recibí dos intervenciones para colocar 3 stents en dos arterias, una coronaria, que estaban obstruidas por el colesterol.   Ahora, a una semana vista, estoy a salvo y recuperándome en Johannesburgo, a la espera que pueda viajar de vuelta a casa.

 

 

Ahorita me falta el tiempo durante el día para agradecer y reconocer lo bonito que es Vivir y no paro de observar, sentir y percibir muy en positivo (antes lo hacia sin el muy) todo lo que la Vida nos ofrece continuamente.   Sobre el agradecer y las lecciones que nos da la Vida, comparto las reflexiones de la tortuga Tomasa (www.tomasasevadecasa.com).

 

No tengo palabras para agradecer a mis colegas de Luanda que en esa mañana del lunes 8 reaccionaron tan rápidamente; la reacción tan profesional y querida de Adelia, José, Salu y Joana, tan eficazmente coordinados por Sarah y Erna, además del apoyo de todos los colegas de la oficina, permitieron que el infarto no me llevara por delante; su Amor hacia mí también lo percibí después, durante sus visitas durante los días siguientes… También el equipo MSF en Benguela que, desde la distancia, me enviaba su energía positiva;  agradecer a Javiera la conversación por teléfono antes de la operación que me aconsejó medicamente sobre mi situación, lo que me permitió no morirme de miedo antes y durante la intervención.   Tod@s vosotr@s habéis quedado en mi Corazón.

 

 

Una vez recuperado del “primer asalto” procedía una segunda operación; otra arteria estaba obstruida el 90 %.   A partir de ahí, ya sin riesgo de muerte inminente, pude conocer todo el sistema a nivel de sede en coordinación con Luanda que se puso en marcha.   El criterio médico definió mi evacuación hasta Johannesburgo; como siempre, la reducción de riesgos está presente.   Me evacuaron en un avión ambulancia acompañado por una enfermera, dos médicos y Simón, que hizo de mi hermano mayor, y el jueves en la mañana estaba aquí, en Johannesburgo, para ser intervenido nuevamente.   Antes de entrar en quirófano, se personaron Zoya y Zodwa, de MSF Sudáfrica, quienes nos han apoyado y me han arropado desde que llegué; pude comprobar en mis carnes que MSF es un sistema que funciona coordinado y con un objetivo común: Salvar Vidas.   En la foto nos veis con nuestr@s amig@s de Médicos sin Fronteras en la tierra de Nelson Mandela.   Me reencontré con Agustin, con quien coincidí en 2014 en Ndele, RCA; el Mundo es un pañuelo.

 

Desde sede, en la célula 3, coordinaron mi caso con la Aseguradora y otros departamentos relacionados para que todo el sistema de una evacuación médica de nuestro personal ocurriera “com sucesso”.   Después de tantas misiones nunca pude imaginarme que ese seguro de accidentes que siempre nos dicen que tenemos, iba a usarlo algún día.

 

Desde la noche del lunes, ¿cómo no?, una de las “joyas de la corona” en MSF, nuestro servicio de Apoyo Psico-social, también se accionó; me apoyaron psicológicamente desde el primer día y me propusieron / motivaron para que algún familiar me acompañara; el viernes llegaron mi hermana y Ester (de sede) que me arropan, están pendientes de mí y me acompañarán hasta mi vuelta.   Gracias a ellas mi recuperación durante mi primera semana de renacimiento está yendo muy bien.

 

 

Escribo estas líneas para compartir mi Alegría por Vivir de nuevo y mi agradecimiento a Médicos sin Fronteras que accionó, a todos los niveles, el sistema para salvar Vidas; lo que yo he estado viendo desde el 2004, cuando comencé a ser expatriado con MSF, estos días lo “recibí”:  yo era el paciente, yo era la persona a la que había que salvar la Vida.

 

 

Quedo tremendamente Agradecido !!!!!

 

Visita MSF Joburg 20160815

Los comentarios están cerrados.