El reto del taxi es el esmero

Carlos Navarro Antolín | 12 de febrero de 2017 a las 5:00

TAXIS
AL viejo periodista le amargaron el final de sus días profesionales con cursos sobre el manejo del ordenador, aquel monitor panzudo con una conexión que se paraba más que el C-2. Él, que se había pasado más de treinta años aporreando la máquina de escribir y presumiendo de sacar los folios redactados sin mácula de erratas, se veía ahogado ante la pantalla, al borde de la asfixia y sin destreza para deslizar el ratón. Estaba convencido de que todo aquello complicaba el proceso verdaderamente importante (escribir las historias de cada día sazonadas con la sal y la pimienta de la que sólo es capaz un veterano de la información) y amargaba el tramo final de su carrera. Nunca quiso reconocer que el problema era él mismo, su pánico por el cambio, su terror a sentirse orillado, señalado e incapaz. Siempre era más cómodo instalarse en la queja y denunciar que el culpable está en el entorno, en el ambiente, en los señores de arriba y en toda esa letanía de dianas a las que lanzar los dardos de la amargura cada vez que el cornetín de mando suena para anunciar cualquier modificación sustancial de los hábitos de trabajo.

Estos días se oyen denuncias de los propios taxistas sobre el intrusismo en el sector, propuestas para convocar una consulta sobre las medidas para combatir la mafia del aeropuerto, sabotajes de vehículos, agresiones con tinte mafioso en la casa de representantes del gremio y reivindicaciones de mayor presencia policial para corregir desmanes. Cierta clase dirigente del sector juega las cartas con habilidad, mucha habilidad, para presentar a determinados taxistas como víctimas, como pobres ancianas desvalidas a las que los piratas quieren esquilmar el monedero a la salida de misa. El ruido de estas denuncias se repite estos días como una vuvuzela, a la misma velocidad que suceden extraños incidentes que dejan con las ruedas pinchadas los vehículos de los profesionales del sector a los que se impide pescar en el caladero del aeropuerto. Los discursos victimistas se repiten igualmente a la misma velocidad que los sucesos que afectan a los profesionales de los nuevos medios de transporte, unas ofertas que han dejado al taxi tradicional, por ejemplo, como el más caro de todos los medios para acudir al aeródromo de San Pablo. Es evidente que alguien no ha estado interesado nunca en una línea de Tussam competitiva que enlace el Prado de San Sebastián con el aeródromo. Alguien no ha estado interesado nunca en dar facilidades a la implantación de los nuevos servicios de transporte que se contratan a golpe de teléfono inteligente.

Muchos taxistas están como el viejo periodista: en posición de defensa, reacios a cualquier cambio. Prefieren ventear la media verdad del intrusismo antes que asumir que el verdadero reto que no terminan de afrontar es el del esmero, prestar un servicio de mayor calidad, con una atención más cuidada y profesionalizada. El futuro del taxi no pasa tanto por la vigilancia policial en los puntos negros como por la necesidad de que estos profesionales del volante cuiden el aspecto de sus vehículos, sean diligentes en el trato con el cliente e inspiren siempre su trabajo en el principio de la buena fe. Si el taxi tradicional no asume que los coches en verano deben estar refrigerados antes de que el cliente se vea forzado a pedir el aire acondicionado, Cabify se llevará más y más cuota de negocio en cuanto aumente la reducida flota de coches que ahora tiene en Sevilla. Si el taxi tradicional no asume que el cliente no merece una mala cara –mucho menos una reacción airada– cuando se solicita un trayecto considerado corto, seguirá perdiendo usuarios en beneficio del autobús o del coche particular que se puede aparcar gratis en muchos centros comerciales o a bajo precio en el propio aeropuerto. Si el taxi tradicional no asume que los vehículos deben estar limpios y que hay que tener tacto en las conversaciones con el usuario para no provocar incomodidad, las nuevas plataformas que ofrecen coches de alta gama, servicio esmerado, conductores discretos y la vía del pago digital, irán comiendo terreno al sector tradicional, como los ordenadores fueron desplazando a las máquinas de escribir en las redacciones. Es cuestión de tiempo, no de número de policías en las paradas, ni de barreras, ni de aumentar la tarifa del autobús para que el público retorne al uso del taxi.

El taxi tradicional está llamado a renovarse como las plazas de abastos, cuyos industriales no pueden estar todo el día reclamando mejoras al Ayuntamiento mientras se niegan a abrir los puestos por la tarde, cierran los domingos y muchos aún no ofrecen el reparto a domicilio.

No se trata de ser serviles, como alguno malinterpreta torticeramente, sino serviciales. No se trata de ser pelotas, ni de dar ojana, ni de caer en comportamientos engolados, sino de ser sencillamente profesionales. Intrusos hay en todos los oficios y no por ello se debe rebajar la calidad de las prestaciones. El enemigo del taxi está dentro, como revelan los propios códigos éticos que ha publicado la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi, que pone el dedo en la llaga sobre las deficiencias del servicio en un modélico ejemplo de autocrítica constructiva. Cuando todos escribían en ordenador, había quien se empeñaba en no dejar la máquina de escribir. Aquel viejo gruñón se fue quedando solo. La culpa era siempre de los demás. Sevilla necesita taxistas profesionales para que, como dice el alcalde Juan Espadas, cesen ciertos espectáculos más propios de películas donde aparece la cabeza de un caballo en la cama, o la puerta del domicilio de un taxista embadurnada de excrementos. Tan inaceptable casi como llevar el aire acondicionado apagado en agosto. Y, mientras, los autobuses de Tussam fresquitos.

  • Jordi González

    es cierto que en todo sector hay contratiempos, pero nadie comunica que el taxi paga impuestos en España y licencias a precios de viviendas. Las app no pagan impuestos en España y esclavizan al trabajador.los liberales quieren esclavos economicos. Telefonia las electrica, la sanidad los estibadores, funcionaros.cuando estén enfermos reclamar a las empresas app ubicadas fuera.

  • Kristian

    Le recuerdo señor redactor que el mismo presidente de la federación andaluza de taxis y presidente de la asociación de taxis de Córdoba el dirigente demanda Luz con sillón en la nacional dirige a esta asociación cordobesa sancionada varías veces por competencia en firme por conductas anticompetiticas contra sus competidores Etaxi Cordoba viene todo colocado en la página web de la agencia de defensa de la competencia y va por otro expediente sancionador más actualmente en curso
    Todo un ejemplo de competitividad she de Córdoba jajaja para cuando Cabify en Córdoba? Para cuando el ayuntamiento de Córdoba seguirá preotegiendo a auttacor?

  • José Manuel Avila Roldan

    Buenos días
    Veo que este periodico solo dice verdades a medias ,los taxis más del 99% van con su aire acondicionado puesto en verano que critica un predio que fue estudiado y aprobado por la corporación del ayuntamiento y un estudio de una empresa .wue nuestra flota de coches al día de hoy es la más regenerada de España .con tan solo menos de 10 coches mayor de 15 años (cosa que Tussan no puede decir a pesar de que se lleva la mayoría de los millonarios presupuesto para el transporte de esta ciudad .Adrmas le comentó querido amigo que el transporte de esta ciudad no es solo aeropuerto ya que hay muchísimos servicios que hacer la mencionada empresa Gadify es mucho más cara que el taxi .le comento las carreras de esta ciudad son Pocas las que pasan de 6 euros vomos el 85 % que es lo mínimo que cobra por servicio yo 3,60 y por la noche 4,60 como ve usted sigue siendo más barato que tan mencionada empresa que acdemas tiene a los obreros con muchas carencias : Le comentó horarios de asalariados de 12 horas sin uniforme ( se lo pagan ellos ) sin sueldo fijo por objetivo y la mitad la pagan en B se tienen que pagar el combustible y los megas de su propio teléfono sin contar el trato de esclavitud que se les impone en los años que estamos 2017 la fecha es solo para recordar por si usted no la ve que trabajan clandestinamente y fuera de la ley el mayor tiempo del día para llegar a los objetivos que le marca la maravillosa empresa Gadify y que acdemas esta empresa se dedica ha llevarse los dineros a paraísos fiscales que a demás quieren implantar un mercado que está fuera de lo que ampara los derechos humanos y usted amigo mío la pone de ejemplo por favor en qué País vive Usted o la verdad es que defiende su propia nómina a costa de los de más le re cuerdo que el grupo jolynes lo mismo que está empresa con distinto nombre que a demás financia parte del periódico y su nómina puede ser eso y no que el taxi de Sevilla es precario muchas gracias por atenderme que tenga Buen Día Coco
    922

  • joaquín

    olé.

  • Antonio Delgado Gonzalez

    Este señor q con tanta precisión hace de un oficio y trabajo que desconoce totalmente, lo digo en q sólo hace incapie de lo negativo de los taxista de hoy, según el y hace ofrenda a lo nuevo. Yo soy taxista me podría decir este señor si cabify va a recoger al anciano para ir al ambulatorio por 3.60eu. No mire usted lo q le interese y vea el conjunto de todos los servicios a hacemos y por supuesto cuando estamos reduciendo licencias es por q echando doce horas no se puede recaudar 120eu. Con ellos pagar gasoil, autónomo, guardar para averías pagar los impuestos q hay y los q se inventan….. y los más importante dar de comer a la familia, todo eso con 20 dias de trabajo para todas las licencias al mes. Que pantomima es esa y encima soy culpable de no se que historia. Por q no me ponen igual de moderno que a las jubilaciones de la banca, Abengoa, Cruzcampo q personas con 50 y pocos años de han jubilado… miramos lo q nos interesa y no vemos lo q es la verdad.

  • mata

    señor Carlos Navarro,usted no ha cogido un taxi en toda su vida,y menos en verano,y escribe cosas sin información alguna,investigue como han dicho en otros comentarios la forma de trabajar en cabify, “ah que eso no interesa”, verdad,porque todavía no he visto ni un puñe..párrafo de esto,solamente caña al taxi.

  • Daniel

    Digo yo,leyendo el artículo..el taxi tiene algo bueno??leo su artículo y veo que estoy en un gremio retrógrado y rancio..y soy el primero que hago autocritica de mi profesión y no hecho balones fuera..decirle que tengo 36 años y llevo 12 años de “profesional” de taxista..soy hijo de taxista,hermano de taxista…amo a mi profesión como más…respecto a lo que dice usted..de mala cara pues si es verdad..pero también hay malajes como en cualquier otra profesion..no sólo en el taxi…y cuando dice en el artículo lo de la etiqueta del “aire acondicionado” y puede ser que el 1 o 2 % de la flota no lo lleva puesto..y decirle que el cliente tiene libre elección cuando llega a una parada para coger un taxi que este “limpio”igual pasa con el aire acondicionado…repito no está obligado a coger un taxi que no sea de su agrado..habla usted de plataformas como la panacea del transporte en sevilla..decirle que todas estas plataformas que salen algunas tributan en paraísos fiscales y tienen a trabajadores como esclavos trabajando 12 horas al día..si la cuestión es porque el chófer va en chaqueta y corbata..no hay problema..yo saco el chaque y me lo colocó todos los días para trabajar…no tiene más educación quien se viste mejor..y vuelvo a decirle que soy el 1 que hago autocritica de mi profesión..y todo lo que sea mejorar mi gremio será mucho mejor…un saludo de un “profesional del taxi”

  • Rodrigo

    Los comentarios del gremio reafirman al autor. Su autocrítica es nula. Nos han perdido a la ciudadanía como clientes y la culpa no es del periodista es suya señores, hemos sufrido lo que el relata. Y lo de Antonio Delgado ya es de chiste total. Ustedes tienen una concesión administrativa, que no es libre (ojalá) hacen mal uso y abuso y además quieren una paguita?Jajaja Grandeeeee También se la damos a los dueños de videoclubs que han cerrado, a los kioskeros, a los que vendian cigarrillos electrónicos etc ?? Están ustedes en un sector dominado por las malas artes, tienen una clientela secuestrada que ahora disfruta de nuevas opciones, opciones que son imparables porque estamos en Europa, afortunadamente poco podrá hacer el compadre de movilidad. Tienen la opción de ponerse las pilas y esmerarse o palmar. Ustedes mismos. A la ciudad ya le han hecho batante daño

  • Carlos

    Yo no entiendo a la gente, o bien es por desconcimiento o nose…pero señores que el taxi es un servicio público y en todas y cada una de las comparación que he escuchado, en todas se compara un servicio público con un servicio privado. En este caso Rodrigo compara el servicio PÚBLICO del taxi con los servicios PRIVADOS de videosclubs, kioskeros o el vendedor de cigarrilos electrónico. Todas esas profesiones privadas, pero en cambio ¿porqué no la compara con alguna profesión pública?

  • JCGOMEZ

    El taxi de sevilla da un buen servicio a buen precio. Debe ser reordenado en noches y zonas de ocio y festivos y enlaces con ciudades dormitorio a precios fijos y servicios compartidos. No lucheis contra fatasmas. Reordenaros y reinventaros. Es la cuarta o quinta vez que no consigo un taxi de madrugada en la noche o navidades. Ya cansa.

  • Carlos

    Como buen periodista si no hace un artículo contando medias verdades y generalizando ni eres buen periodista ni na. Comienza usted comparando un sector del ámbito privado con uno del ámbito público, si el taxi es un servicio público. Después usted menciona el problema del aeropuerto, que no tiene nada que ver con lo de Cabify y es más complejo que como mucho lo pintan (pero ese no es el debate ahora). También vuelvo a recalcar que el servicio del Taxi es un transporte público, donde la tarifa la impone el ayuntamiento, y usted lo quiere sustituir por una empresa privada donde la única regulación del precio sería de la empresa. A la vez que generalizas, sin comprobar los datos, puesto que la flota de taxis de Sevilla es una de las mejores (y renovadas) de todas España. Pero este último datos (y el resto de ellos) mejor no decirlo no vaya a ser que nuestro discurso de desprestigiar el taxi y alabar a una empresa privada, como Cabify, no funcione, ¿no?

  • Pelayo

    Excelente articulo, por fin leo a un peridista diciendo la verdad del gremio del taxi.
    Yo ya tengo Cabify en el movil, se acabó el montarme en taxis viejos,sucios y con conductores sin asear,charlatanes y metomentodo. Uno incluso intentó ligar con mi novia en mi propia cara. Ojalá llegue pronto Uber y otras mas y se acabe con esta mafia.

  • antonio garcía de la fuente

    Sencillamente es un artículo extraordinario que pone a los taxistas, la mayoría, en su sitio.
    El taxi es una de las deficiencias máximas que tiene Sevilla.
    No voy a repetir lo escrito por el autor del artículo que acierta al 100×100.
    Enhorabuena.

  • Lorenzo

    Ya veo por los comentarios que ha suscitado este magnífico y bien documentado artículo que una parte del sector del taxi no está por hacer examen de conciencia, sino por exculparse. No hay visos de autocrítica. Lástima, a quienes no quieran cambiar ahora las novedades que se avecinan los arrollarán. El servicio de Correos es público, y se ha reinventado, a los carteros no se les ha ocurrido boicotear el trabajo de los repartidores de mensajería, ni pincharles las ruedas a sus furgonetas, ni mandarles excrementos a sus domicilios.

  • mta

    El taxi también debería mejorar el servicio durante la noche cuando finalizan los espectáculos en Fibes, Maestranza, …. No hay nunca taxis en la puerta de estos sitios para cubrir la demanda. No creo que sea tan difícil para los taxistas tener el calendario de eventos de la ciudad y coordinarse para atender la demanda.

  • FedeGravina

    Cuando tienes que defender tu puesto de trabajo a golpes es que lo has perdido. El gremio del taxi en Sevilla es cutre, casposo y malencarado… y vamos a dejar los timos y los comportamientos mafiosos a parte, que esa es otra. O prestan un servicio muchísimo mejor y a mejor precio, o se quedan sin trabajo. Y de la tolerancia vergonzosa del Ayuntamiento con esta gentuza (de siemrpe) podemos hablar otro día también.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber