Espadas sin complejos

Carlos Navarro Antolín | 5 de junio de 2017 a las 5:57

JUAN ESPADAS VISITA EN MERCADO DE LOS REMEDIOS PARA ANUNCIAR PEATONALIZACIONES

Justo ahora que el PP inicia un incierto proceso de transformación, el alcalde Juan Espadas anuncia a bombo platillo un programa de inversiones en Los Remedios, el distrito azul de la ciudad por antonomasia, donde el PP saca el mayor porcentaje de votos de toda España, por encima del que obtiene en el barrio de Salamanca de Madrid. Espadas se mete en terreno teóricamente hostil, sabedor de que los sectores conservadores de la ciudad están encantados con su talante moderado, su asistencia a las citas tradicionales, su buen entendimiento con las cofradías y su capacidad para hacer como el que gobierna sin los apoyos de la izquierda radical. Sabe mejor que nadie que los votantes del PP castigan la indolencia de su partido, entretenido en las refriegas internas del tardozoidismo. La de Espadas es la misma estrategia inteligente que usó Zoido entre 2007 y 2011, cuando se metía un día sí y el otro también en los barrios obreros, en las chabolas del Vacie, en las cocinas estrechas de los pisos de los polígonos: “Señora, buenas tardes, soy Juan Ignacio Zoido y he cocinado este bizcocho para usted”. Espadas se ha venido arriba a base de no tener quien le lleve la contraria en la Plaza Nueva, más allá de algún pellizco de monja. Tiene que aprovechar que el PP está con la guardia baja y que las encuestas le darán buenos augurios cuanto más tiempo se mantengan las circunstancias actuales. Zoido jugó la carta de no parecer del PP. Y Espadas juega la de parecer del PP.

Los comentarios están cerrados.