¿Incómoda popularidad?

Carlos Navarro Antolín | 11 de abril de 2011 a las 19:03

rosamar_pregon1

Las listas de los partidos políticos están cargadas de nombres que dicen poco o nada a la ciudadanía. Por lo general, en política no entran los buenos, sino los regulares. Los buenos están en la empresa privada o disfrutando del puesto que han ganado en unas oposiciones. La política actual es el campo de cultivo idóneo de los regulares, una suerte de mediocracia que ofrece un pedestal a quien en otros ámbitos no pintaría absolutamente nada. Por eso llama la atención que un político sea despedido de su cargo con una atronadora ovación, como la que el público del Teatro de la Maestranza dedicó el domingo a la concejal de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro (PSOE), que no repetirá el próximo cuatrienio en el Ayutamiento. La cosa evocó mucho a la masiva cena de homenaje que la Sevilla cofradiera dedicó en 1999 a Manuel García García (PP), concejal del Casco Antiguo al que tampoco dejaron repetir en la lista electoral después de haber admitido que su pena era terminar su carrera política sin haber sido delegado de Fiestas Mayores. Tras aquellas elecciones, curiosamente, Soledad Becerril perdió la Alcaldía.

Los partidos no sólo están marcados por el perfil plano, que es el que parece asegurar el triunfo, entendiéndose el triunfo como la garantía de perpetuarse en el puestecillo, sino por la ausencia de perfiles populares como los de Rosamar Prieto-Castro o el de Manuel García. Estos perfiles populares suelen ser víctimas de los celillos de sus jefes de filas o de la desconfianza de los aparatos del partido. No terminan de gustar del todo porque en ciertos ámbitos y en muchas ocasiones son más conocidos que los primeros espadas (y no se entienda el símil taurino como no se debe entender, pues es mera casualidad).

La popularidad es incómoda y está mal vista. Aunque después siempre se acaba echando de menos.

El ‘resistiré’ de Torrijos

Carlos Navarro Antolín | 8 de abril de 2011 a las 12:24

torrijos_rueda

Dice que no tiene notificación oficial del auto que le imputa, pero que por “actitud democrática” se sentía obligado a comparecer ante la prensa hoy mismo para dar explicaciones en función de la información difundida por los medios. Vaya, vaya. Con la de veces que nuestros políticos (todos) se agarran a la ausencia de información oficial para no dar la cara, resulta que este Torrijos, perifrástico, esdrújulo y astuto, es un dirigente público verdaderamente ejemplar, que se abre la chaquetilla y se arrima al pitón con riesgo serio de voltereta. Pues va a ser que no. Lo de dar la cara ha sido la coartada burda para no tener que comparecer en Madrid y firmar el acuerdo ético de IU que impide (risas en off) que no se presenten candidatos imputados. Poquita gracia le habría hecho a los camaradas capitalinos la llegada de Torrijos con la imputación calentita en las portadas. Hoy Torrijos molestaba en Madrid. Su presencia habría despedido un olor nada recomendable cuando el tam-tam electoral suena cada vez con más intensidad. Mejor no coger el AVE y hacer de la necesidad virtud.

Que no nos desvirtúen la realidad. Ni la derecha carpetovetónica, ni los cornetines del apocalipsis, ni los intereses ocultos de los empresarios, ni otras monsergas. Cuando menos, eso de presentarse nada menos que a alcalde estando imputado resulta feo, antiestético y poco decoroso. Nadie niega la posibilidad de que el camarada Torrijos salga limpio de este proceso, pero los tiempos son los tiempos. Y al primer teniente de alcalde de la ciudad le ha tocado estar imputado a un mes de las elecciones. Los argumentos empleados a la desesperada por Torrijos son insostenibles. Lo de que su imputación no entra dentro de los supuestos recogidos por el código ético de IU es una maniobra que resulta de la mezcla entre el funambulismo y la ingeniería política.

Torrijos ha acertado en muchas cosas. Basten dos ejemplos. Vaticinó que las setas no estarían hasta primavera cuando el gobierno local jugaba a marear la perdiz instando a los medios a jugar al siempre odioso periodismo de las fechas. Dio en la diana. Y habla con claridad cuando denuncia que la obra del Metro no estará en muchos años por mucho que los dos grandes partidos (PSOE y PP) emitan cantos de sirena al electorado. También da en la diana.

Pero lo de hoy suena mal. Un imputado no es un condenado. Ni mucho menos. Pero un imputado no debe ser cabeza de lista de nada. Es de manual.

Los dominios que perdimos

Carlos Navarro Antolín | 7 de abril de 2011 a las 12:03

webs_espadas

Haga la prueba en su ordenador, tal como la ha hecho el aficionado a la pantalla que nos ha puesto en guardia esta mañana. Si usted escribe directamente en la caja de la dirección espadas2011.es o espadasalcalde.es se encontrará con un contenido nada amable para los intereses electorales del PSOE de Sevilla. Alguien se ha anticipado y se ha hecho con determinados dominios, pese a los expertos en la cosa del internet que hay en la sede socialista de la calle Luis Montoto. Curiosamente, ambas direcciones muestran lo mismo: el vídeo en el que la imagen de Espadas no sale muy bien parada en un diálogo con los vecinos del Tamarguillo, la foto de la Feria en la que se le ve en la caseta municipal con Monteseirín y Torrijos y, cómo no, la célebre instantánea de la mariscada en Bruselas en la que comparten viandas el portavoz de IU en el Ayuntamiento y el entonces director general de Mercasevilla, Fernando Mellet. Huuuuuuuum…

Etiquetas: ,

Otra reunión tensa en el PSOE

Carlos Navarro Antolín | 6 de abril de 2011 a las 17:42

moriña

Alberto Moriña / Foto: Jaime Martínez

Tras la reunión del lunes con los secretarios generales de las agrupaciones, le tocó el turno de dar la cara ante el aparato del partido a los concejales del grupo municipal socialista. La sesión comenzó sobre las diez de la mañana en la sede de Luis Montoto y se prolongó hasta casi la hora del Ángelus. Tensión y más tensión. Asistieron el secretario general, José Antonio Viera, el candidato Juan Espadas y todos los concejales a excepción del alcalde, quien nunca ha participado en este tipo de reuniones. Se supone que a Monteseirín se le informa personal y directamente. En el orden día, según se hizo constar en la convocatoria, figuraba el siguiente asunto: Situación política a efectos de la campaña municipal de Sevilla. Hubo una ronda de intervenciones previas para que cada concejal explicara la miel y la hiel de su delegación de cara a lo que queda de campaña. Se notó desde muy pronto el cabreo de algunos de los que no van en la lista electoral, sobre todo de Francisco Fernández, concejal de Movilidad, quien en un momento concreto hizo alusión a que dicha reunión no era el lugar adecuado para hablar de ciertos asuntos. El portavoz Alberto Moriña lo dejó sentado desde el momento en que dejó claro que “precisamente” se trataba del foro adecuado para abordar los asuntos municipales que tienen incidencia directa con la campaña socialista, tal como opinaban y opinan varios concejales. Primera fricción.

Varios concejales se quejaron de que el viceinterventor del Ayuntamiento pone demasiadas trabas a determinados expedientes sobre asuntos que podrían interesar al PSOE de cara a las elecciones. Incluso se apuntó a que este funcionario municipal realizaría pronunciamientos o instrucciones “de naturaleza política” más que jurídica. También se advirtió a la dirección del partido que habrá que convocar un pleno extraordinario para aprobar nuevas transferencias para tapar el agujero económico de Giralda TV. “Eso será espinoso y traerá cola”. Segunda fricción.

Dicen que a Moriña se le vio desbordado de trabajo. Que Fernández debería disimular su cabreo por quedar excluido de la lista. Y que los concejales recibieron la orden de “ponerse las pilas”. Nuevamente se habló y mucho de la necesidad de estar más coordinados. ¿Pero a qué se dedica entonces Lucrecio Fernández en los despachos de Presidencia?  Tercera fricción.

Etiquetas:

El vacío a Alfonso Guerra provoca tensión en el PSOE de Sevilla

Carlos Navarro Antolín | 5 de abril de 2011 a las 21:23

La reunión duró cerca de dos horas en la sede de Luis Montoto, la del PSOE provincial. Se celebró en la tarde del lunes. El secretario general, José Antonio Viera, tocó el cornetín de mando y para allá se fueron casi todos los secretarios generales de las diferentes agrupaciones. Hubo tensión en el ambiente. Mucha tensión. Cuando algunos secretarios generales aludieron a la “descoordinación” a la hora de organizar determinados actos y de emprender diversas acciones en esta larga campaña electoral, se desató definitivamente la ira. El presidente del PSOE de Sevilla y de la Diputación Provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, tomó con decisión el turno de palabra, defendió el trabajo del aparato del partido y aludió directamente a la descoordinación escenificada el pasado fin de semana, cuando en un acto electoral que contaba con la participación estelar del ex vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, no había más de 160 personas. Y eso que se trataba de Torreblanca, fortín tradicional del PSOE. El rapapolvo se lo llevó Ramón Díaz, secretario de la agrupación Este, competente en la zona. A Villalobos no le gustó nada, al igual que tampoco a otros dirigentes, que todo un referente del socialismo sevillano, andaluz y español se viera expuesto al vacío, sobre todo cuando se le ha comprometido para cerrar la lista electoral de forma simbólica. “Lo de Torreblanca ha sido un desastre”, apuntó uno de los asistentes. Villalobos puso de ejemplo que si él lleva a Guerra a cualquier pueblo de la provincia le “mete” al acto más de mil personas “como mínimo”. El desaire a Guerra ha dolido. Y mucho. Hasta el candidato Juan Espadas, presente en la reunión, estaba “también tenso”, como ha asegurado alguno de los asistentes.

También se llevó cuarto y mitad de riña el secretario de la agrupación de Bellavista, Raúl Medinilla, que recientemente amagó con dimitir en bloque tanto él como sus compañeros de ejecutiva ante la falta de respuesta a la reivindicación de un campo de fútbol en la zona. Medinilla se refirió durante la sesión a otros asuntos y problemas de su zona, cosa que no terminó de gustar. El horno socialista no está para bollos. Alguien le respondió: “Tú siempre igual, Raúl. Cuando no es el campo de fútbol es otra cosa. Tú siempre igual…”

Espadas se marchó antes de finalizar la reunión por sus compromisos electorales. La sesión terminó con una arenga para que los secretarios generales se movilicen aún más. “Y hay que poner a trabajar a los independientes de la lista”. La ausencia de los secretarios generales de las agrupaciones de la lista electoral comienza a pasar factura. Torreblanca ha sido un primer aviso serio.

Espadas en el Oriza

Carlos Navarro Antolín | 4 de abril de 2011 a las 20:48

El candidato del PSOE a la Alcaldía ha almorzado hoy con varios periodistas en el restaurante Oriza, por donde Arenas pasa varias veces al día. Al estar en el almuerzo ha llegado tarde a la reunión del comité regional del partido, que hoy estaba al rojo vivo tras la dimisión de Luis Pizarro. A diferencia de Luis Yáñez, Espadas ha insistido en que si pierde las elecciones se mantendrá como jefe de la oposición. “En el 2007 quedamos 15 a 15, que tampoco saquen pecho”, ha dicho en referencia a los eufóricos peperos. Ha recordado que uno de sus proyectos estrella es convertir Altadis (la antigua fábrica de tabacos) en un hotel. Como es inteligente no fue a la inauguración de las ‘setas’. Pero sí a la de Fibes y a la del Cercanías.

Lo mejor de la comida ha sido cuando el candidato ha dicho que por la mañana no lee periódicos, no tiene tiempo para entrar en polémicas y menudencias. La lectura la deja para la tarde. Nació en 1966 en el hospital de las Cinco Llagas. Vivió en Santa María de Ordás. En Dos Hermanas vivía cerca de La Motilla, pero volvieron a Sevilla para evitar estar tanto tiempo al volante. Ahora vive a un paso del centro. “Cuando yo tenía 26 años, no soñaba con ser alcalde de Sevilla”. Quienes han comido con él dicen que es cordial. Mañana martes visita con el catedrático Julián Sobrino la Fábrica de Artillería.

Para los curiosos, no ha habido copa larga. Tan sólo un chupito de ron a modo de degustación por gentileza de la casa. “Dios qué buen vasallo si tuviera un buen partido”.

El rifirrafe que no vimos en Giralda TV

Carlos Navarro Antolín | 31 de marzo de 2011 a las 8:12

debatebienestarsocial

Ocurrió en el descanso del último debate sectorial de la precampaña en Giralda Televisión, dedicado al bienestar social. El portavoz adjunto del grupo popular, Beltrán Pérez, llegó al receso algo molesto por el asunto de las interrupciones y los tiempos de palabra. En cuanto aparacieron los anuncios por la pantalla, los asesores de turno accedieron al estudio. Pérez se metió en una discusión con el moderador, el periodista Javier Bolaños, pero sin acritud. Un intercambio de pareceres sin mayor trascendencia. Bolaños explicó a todos la legitimidad de las interrupciones y la necesidad de que, al final, los tres participantes gozaran cada uno de quince minutos de palabra. En ese momento, Juan Manuel Flores (PSOE) había intervenido cerca de medio minuto menos que Josefa Medrano (IU) y el propio Perez, tal como el moderador expuso con detalle a los intervinientes. El socialista Flores, que ocupa el número 8 en la lista de Juan Espadas, sólo hizo un comentario durante el descanso. Se dirigió a Beltrán Pérez para decirle cuánto le sorprendía que el portavoz adjunto del PP pareciera gustarle más el papel de moderador que el de representante de su partido político. Pérez respondió a este comentario que en cuanto continuara el programa le iba a enseñar cómo se modera la ciudad.

Cuando las aguas estaban calmadas y los asesores a punto de retirarse, apareció en escena la subdirectora de Giralda TV, la periodista May Mancheño, muchos años asesora de comunicación del grupo político de IU en el Ayuntamiento. Pérez no interpretó nada bien la entrada en escena de Mancheño. El portavoz adjunto del PP la acusó de “alzar” la voz y le preguntó si había entrado en el estudio para “presionar” a alguien. Mancheño respondió que sólo había preguntado que qué es lo que pasaba. “Irrumpes en una conversación que estaba ya solventada. May”, replicó Pérez, que aludió a los años que hace que se conocen la periodista y el concejal. En un momento alguien hace referencia a la condición de concejal de Beltrán Pérez, que vuelve a intervenir hablando en tercera persona: “El concejal del PP le dice a la subdirectora que lo deje en paz. ¿Me puedes dejar tranquilo y dejarme leer mis papeles para poder reiniciar el debate? Cuando termine el debate podemos hablar de lo que quieras, May, pero no de esto”.

Los anuncios se acabaron. Bolaños dio paso a la segunda parte, en la que Beltrán Pérez exhibió una fotografía para demostrar que los minusválidos no pueden acceder al nivel tres del Metropol Parasol. De la compañera Pepi, por cierto, nada más se supo. ¡Que vuelva Sausan ya por IU! El otro día, si no es por Beltrán Pérez, la cosa no pasa de los bostezos.

La encuesta que aupa a Zoido y elogia a Monteseirín

Carlos Navarro Antolín | 24 de marzo de 2011 a las 21:19

Zoido será el alcalde. Y Monteseirín comienza a recoger los frutos de su gestión respecto a su imagen. Son dos de las conclusiones de la encuesta de más de 400 entrevistas telefónicas realizada por la empresa catalana Infortécnica a finales del pasado febrero. El sondeo augura que la lista encabezada por Juan Ignacio Zoido podría incluso superar la mayoría absoluta –establecida en 17 concejales– y alcanzar las 18 actas en el Pleno. El estudio, de diez folios, refiere que el PP incrementa ligeramente la intención de voto respecto a sondeos anteriores realizados por la misma consultora. También respecto a trabajos anteriores, el informe técnico revela un aumento de la presencia de Izquierda Unida. Y, tachín, tachín, no se descarta ni mucho menos el regreso de los andalucistas al Salón Colón.

Destacan tres conclusiones. La primera, que el volumen de indecisos es muy elevado todavía. La segunda, que “una de las principales causas del descenso de voto socialista es el poco conocimiento por parte de la población del nuevo candidato del PSOE, lo que casi siempre resta puntuación”. Y la tercera, que el alcalde Monteseirín sale muy bien parado. “Probablemente, de haberse presentado, pese a la recesión general del PSOE, la intención de voto se aproximaría más a los resultados de 2007″. Es decir, con Monteseirín de nuevo como cabeza de lista hubiera estado garantizado, según este estudio, un nuevo pacto de gobierno entre PSOE e IU.

El sondeo asigna a Zoido (PP) 16 concejales con opciones de alcanzar los 18. A Espadas (PSOE) concede 12, pero establece una horquilla de entre 11 y 13. A Torrijos (IU) asigna 3 concejales, con una horquilla de entre 2 y 4. Y Pilar González (PA) tendría 2 con una horquilla de entre 0-3. El candidato más conocido y el único que aprueba es Juan Ignacio Zoido, con un 78,4% de grado de conocimiento y una calificación de 6,1. En segundo lugar, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), con un 66,3% y una nota de 4,4. En tercer lugar, Juan Espadas, con un 58,4% y una nota de 4,6. Y en cuarto lugar, Pilar González, con un 38,2% y un 4,5.

La actuación del actual alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), es calificada de muy buena por un 35,8% de los encuestados, buena por un 14,4%, regular por un 17,1%, mala por un 12,3%, muy mala por un 18,7%. El resto, un 1,6%, no sabe.

La tableta de Curro Pérez

Carlos Navarro Antolín | 23 de marzo de 2011 a las 13:37

tableta

Pero qué moderno estan los Zoido’s boys. Están imparables, como la Junta en sus buenos tiempos, a. E. (antes de los ERE). El portavoz adjunto Curro Pérez se presentó en el debate sectorial sobre medio ambiente, urbanismo y otras ramas con las dos manos ocupadas. En una, el mandoble para atizarle al gobierno “de perdedores”, como hace en los Plenos, y en la otra el iPad donde tenía todo el argumentario para responderle con rapidez al candidato Espadas, que ayer se fue otra vez de novillada. O te compro una casa o te visto de luto. El cabeza de lista del PSOE largaba y largaba cuando ya estaba Don Curro activando las yemas de los dedos para sacar la relación de parques construidos por Soledad Becerril y los millones que perdimos en Urbanismo. Se dice por la Plaza Nueva eso de que ya tienes más peligro que Curro Perez manejando la tableta. Los de IU deberían traer de nuevo a Sausan, la gran revelación de los debates sectoriales. Sin Sausan nada es lo mismo. Cuantísimos espectadores no creyeron ayer que Gloria Sánchez (IU) era la representante del PP. ¿Por qué sería? ¿Tal vez por la barba del descorbatado Curro Pérez? La barba los confunde. Esta derecha ya no es lo que era.

El prime time se logró cuando Don Curro le preguntó a Espadas por los millones de los convenios urbanísticos. ¿Dónde están los millones? Y tuvo su gracia que Espadas se refiriera a su interlocutor como el futuro líder de la oposición. El PSOE huele una desbandada popular si Zoido no logra la Alcaldía. Cierto. Claro que lo mismo ocurriría en la lista socialista, pues no vemos a ciertos independientes con poco menos de 1.800 euros al mes sufriendo en los despachos con goteras del palomar. Hay que tener devoción para empollarse decenas de expedientes al mes para hacerse con los titulares de prensa.

Gloria Sánchez se sintió ninguneada en medio del fuego cruzado entre el socialista y el popular. “Parecen ustedes Pimpinela”. Ah no, de ninguna manera. El copyright de Pimpinela lo tienen Gregorio Serrano (PP) y Nieves Hernández (PSOE) con los temas de la Hacienda local en los Plenos.

Pero nada como la tableta de Curro Pérez. ¿Recuerdan aquella arenga de ciertos mítines de los grandes años del PSOE? “¡Alfonso, dales caña!” Los tiempos evolucionan: “¡Curro, saca la tableta!”

Viera en el Blanca Paloma

Carlos Navarro Antolín | 18 de marzo de 2011 a las 19:06

viera2

Mesa para tres en el Blanca Paloma, restaurante de la calle San Jacinto. Triana, ese barrio. Triana, esa agrupación. Triana, cuna del susanismo. Mediodía del viernes. En el Ayuntamiento hay gresca, un concejal zafio de IU insulta a un periodista, al que dedica el calificativo de txakurra, perro en vasco. Mientras, en el arrabal, ay el arrabal, se habla en privado de una macroencuesta encargada por el PSOE. Dicen que “supera las dos mil muestras”. El establecimiento tiene entre sus especialidades el arroz en distintas variedades. Los tres comensales disfrutan de la sobremesa. Bueno, disfrutar, lo que se dice disfrutar, tal vez no lo hagan, pero hacen como si disfrutaran. Son José Antonio Viera, secretario general del PSOE de Sevilla, y Ramón Díaz. Se oyen alusiones a la encuesta que atribuye 18 concejales al PP, al candidato, a una sangría de votos en los distritos Macarena y Macarena Norte y a la necesidad de reactivar al personal de los distritos. En la mesa también está una mujer que nadie sabe identificar, pero de la que se asegura que es militante de la agrupación Macarena. En las guías se dice que el Blanca Paloma es un restaurante caro, pero de calidad…