El baile del dos

Carlos Navarro Antolín | 3 de marzo de 2011 a las 20:14

psoe

Ella era la número dos, la verdaderamente deseada en la planta más alta del partido, que no quiere decir que sea aquella en la que se toman las decisiones a última hora. El poder real no suele coincidir con el organigrama oficial.   Sí, era la número dos. Lo fue hasta las once de la mañana de aquel viernes en que se difundió la lista completa y definitiva del PSOE para las próximas municipales. Ese viernes (viernes de dolores para las agrupaciones que perdimos en favor de los independientes) se cayó de los carteles porque quien cuece los guisos en este PSOE de avecrem sabe que ella es indomable y que a las alturas de la película de su vida no está dispuesta a tener que dar el parte de lo que ocurre en el Ayuntamiento cada cinco minutos. Alguien ejecutó un derribo decidido por la que dicen que manda  como los antiguos capitanes generales. ¿Pero usted no sabe  todavía quién mueve la cuchara del perol desde Triana a San Vicente, de San Jerónimo a Luis Montoto?

Ella era la número dos, aunque ella misma se lo haya callado. Y lo era porque en las encuestas internas daba sobresaliente en la asignatura de la notoriedad, pese a formar parte de un gobierno en caída libre, y porque daba, además, la mejor imagen de entre unos concejales lastrados por diversos asuntos, cuando no por la mera desidia. Durante varios días fue la número dos. Muchos lo saben. Incluso algunos de los nuevos sabían que ella iba de número dos. Pero como no tenía ni tiene un perfil gris, que es el que permite  el triunfo en una política controlada por los mediocres, a alguien le dio miedo dejarla continuar en los despachos de la Plaza Nueva.

Hay que reconocer que el número dos ha bailado bastante. Y tanto que ha bailado. Un ex alto mandatario del partido, de los que son historia viva de la autonomía andaluza, echó un cable no hace mucho tiempo para buscar un número dos que finalmente no aceptó la oferta. Ni de dos, ni de tres, ni de nada. Pregúntenle al camarero de cierto hotel de cinco estrellas. Y quienes creían en un número dos al estilo antiguo, combativo, de mordisco en el hueso cada mañana, generando titulares y marcando el ritmo político, tiempo hace que desistieron de empujar en favor de la figura de una ex consejera, vetada desde el primer minuto en las cocinas de este PSOE de menú y servilleta de papel.

Frustrada la incorporación de un galáctico y abortado el fichaje de la verdaderamente deseada por las alturas, tuvieron que poner deprisa y corriendo de dos a quien nunca iba a ir de dos. Así es la historia. (Continuará).

Espadas se va de novillada

Carlos Navarro Antolín | 2 de marzo de 2011 a las 8:48

“Qué cosa más rara”. Fue lo que pensaron en Giralda Televisión cuando a menos de veinticuatro horas de la grabación del segundo de los nueve debates sectoriales planificados hasta mayo recibieron la comunicación de que el representante del PSOE no sería la concejal Esther Gil, que ocupa el puesto número 15 en la lista que concurrirá a las próximas elecciones, sino el mismísimo… ¡Juan Espadas! Un cabeza de lista apostaba por debatir sobre políticas de educación, mujer, juventud y niños con la actual número 12 del PP, la concejal Amidea Navarro, y la número 4 de Izquierda Unida, Susan Al-Khouli. Hagan recuento como en una Primitiva: el 1, el 4, el 12…

El PP e IU apostaron por no alteraron sus planes. No hubo mayores cambios en el cartel. Los debates sectoriales son al abono de la temporada taurina como las novilladas de los domingos posteriores a la Feria. No son festejos de relumbrón, la plaza se llena a la mitad a duras penas y ya no hay enganches por la calle Antonia Díaz, salvo los coches de punto del Ayuntamiento con los cuatro turistas ‘asalmonetados’ de turno. Las figuras no acuden a estas citas, porque en ellas tiene mucho que perder y muy poco que ganar. Los grandes nombres cuidan mucho los carteles en los que se anuncian. Por eso extraña el paso dado por el candidato socialista al anunciarse en este debate, arriesgándose a que la 12 del PP le refriegue la lista de colegios pendientes de obras u otros asuntos cotidianos de los que Espadas, para colmo, no tiene culpa directa.

En política casi nada es lo que parece. Todo guarda una intención más o menos oculta con la sola diferencia que ofrecen los matices. Que Espadas se preste a un debate sectorial puede explicarse por varias razones. Y la mayoría de ellas están marcadas por esa desesperanza que provocan las encuestas en la sede de Luis Montoto, por la necesidad de elevar la notoriedad a toda costa como el alumno que el día antes del examen quiere hacer todo lo que no ha hecho en los meses previos.  ¿O es que alguien se cree que su equipo simplemente no se fiaba de la participación de la concejal Esther Gil, que es la que estaba anunciada como participante del debate desde un primer momento? No cuela. Como tampoco cuela que la asistencia del jefe de filas se deba a la preocupación por un tema tan importante como la educación. ¿Ustedes conocen algún candidato de algún partido que reste importancia a alguna parcela de la gestión municipal? Tampoco cuela.

Espadas es el candidato con la singladura más difícil. Tiene que navegar con fuerte marejada, un mar revuelto que le viene dado (el desgaste del partido en la Junta, la crisis, las decisiones de un Griñán al que algunos días no reconocen ni algunos de sus íntimos y los escándalos de los ERE). Un veterano andalucista lo comentaba el otro día: “Te aseguro que Juan es lo mejor que tiene el PSOE. He trabajado con él. Y me da pena al frente donde lo han mandado en el peor momento para su partido”.

Por seguir descartando hipótesis, no es creíble que Espadas sea un “glotón de la política”, como el veterano Caballos definía en tiempos a Monteseirín en las tertulias con periodistas. Monteseirín también hizo “cosas raras” cuando exigió estar presente en la mesa de negociación del denominado Pacto de Progreso entre el PSOE e IU para gobernar el Ayuntamiento en el cuatrienio que ahora expira. Los alcaldes o alcaldables no suelen estar en esas reuniones, no descienden a un determinado nivel de detalles, porque cuanto más se baja, se llega al sótano y peor huele. Para eso están los ‘fontaneros’, los recesos y los teléfonos móviles.

Si la lista que acaba de confeccionar Espadas (bendecida por el ‘susanismo’) es tan sumamente potente, ¿no había nadie en ella con meridiana solvencia capacitado para exponer las propuestas en materia de mujer, niños, educación y jóvenes? En el previsible y aburrido mundo de la política, las “cosas raras” no son tan raras, aunque efectivamente resulten raras. Y este PSOE está más enrarecido que nunca. Uno de sus grandes nombres lo resumía todo de la siguiente forma: “La cabra… Que se nos ha muerto la cabra. Entérate ya”.

La pipa del PA

Carlos Navarro Antolín | 24 de febrero de 2011 a las 20:16

Ha tenido gracia. Hace tiempo que no se recuerda una convocatoria de prensa tan ocurrente como la que remitió el el Partido Andalucista el pasado miércoles a las redacciones. Además de colocar el ‘High Priority’ a todos los correos electrónicos, los andalucistas se han apuntado con ingenio al marketing para llamar la atención de la prensa. Debe ser efecto de la travesía del desierto. El ingenio se agudiza en tiempos de penuria. No se había visto nada igual desde que Carlos Telmo enviaba las convocatorias de presentación de las nuevas atracciones de Isla Mágica dentro de una botella con un enorme tapón de corcho. De los piratas a la pipa. Y todo para reclamar que Torrijos comparezca como testigo en el caso de la adjudicación de los terrenos de Mercasevilla. Reconózcase el ingenio donde lo haya. Lástima que las encuestas no sólo no le abran la pista de despegue a una buena candidata como parece Pilar González, sino que muestren incluso una tendencia más proclive al fortalecimiento del bipartidismo. Curioso que lo de hoy haya ocurrido el mismo día en que Rojas-Marcos aparece en todos los medios nacionales con el Rey, Zapatero, González y otras grandes figuras de Transición en las escalinatas del Congreso por el 30 aniversario del Golpe. Una ironía del destino. ¿Volverán a ser lo que fueron?

Moriña irrumpe

Carlos Navarro Antolín | 24 de febrero de 2011 a las 5:00

Pues menos mal que el portavoz era el ‘pocavoz’, según la definición de algunos de sus propios compañeros (y compañeras) de partido, los mismos que a la Montaño le pusieron la ‘portacoz’ por la que liaba cada vez que hablaba en nombre del gobierno. Ya se sabe cómo se las gastan los entrañables de tus propias filas. Este ‘JASP’ del PSOE (Joven Aunque Sobradamente Preparado) es lo mejorcito que hay en el grupo socialista, al que muchos envidian su número cinco en una lista que ha despertado más interés mediático que en la calle. Bien es verdad que las listas de ningún partido levantan pasiones ni son tema de conversación en la cafetería de ninguna factoría de cientos de trabajadores. Ni la del PSOE, ni la del PP, ni la de IU.

A Moriña le tocó ayer bailar con la fea (y no busquen otras interpretaciones) y darle estopa a Zoido, con cuyos chicos se lleva más que bien en privado. Como es político moderado, de paseos cardiosaludables por el centro, de cerveza trianera y de ver cofradías, se le vio algo raro en el toreo a caballo, en lo de apretar la puya. Pero la apretó. La encuesta que otorga 17 concejales al PP marchita la rosa del puño. Por eso Moriña habló de Arenas, de Zoido, de Gürtel, del recurso del PP contra la ley de matrimonios homosexuales, de Rajoy, de las Minas de Riotinto y de todo bicho viviente de la actualidad en todos sus órdenes que pueda cortarle el vuelo a la gaviota ‘pepera’. Un gazpacho algo pasado de ajo, como nos gusta a muchos, pero que también repele a otros tantos muchos. Parece que de ajo vamos a andar sobrados hasta el 22 de mayo.

Moriña demostró que tiene voz. Mucha voz. Y va a tener que seguir demostrándolo estos tres meses para evitar el páramo en que se ha convertido la Plaza Nueva desde el lunes, donde es difícil toparse con algún concejal del gobierno de los que no repite. Baste un ejemplo: en el horizonte, una Semana Santa pegada a una Feria, con mucho tráfico que regular que pondrá a prueba a un Francisco Fernández en cuya agrupación, oh casaulidad de las casualidades, fueron 51 criaturitas a votar en contra de la lista un viernes por la tarde. Con la de cosas que hay que hacer un viernes por la tarde…

Coda: ¿Cuántos cargos de confianza del PSOE en el Ayuntamiento se negaron a ir a votar la listas? Huuuum… En Nervión se echaron en falta a varios.

Sausan: con ella llegó el desmarque

Carlos Navarro Antolín | 23 de febrero de 2011 a las 5:00

Sausan Al-Khouli avinagró el debut televisivo de Mercedes de Pablos como flamante número dos del PSOE en la lista de Espadas. Cuando la veterana periodista y María del Mar Sánchez Estrella, concejal del PP, se disponían a un cara a cara de guante blanco con ella de testigo, Sausan sacó el mandoble y se despachó a gusto con la política cultural de los gobiernos socialistas de Monteseirín. Debió darse cuenta del siete que le estaba haciendo a su socio de gobierno que tuvo que arremeter también contra el PP, pero con desatino, pues a los chicos de la derecha les ocurre con la Delegación de Cultura como con la de Urbanismo: aún no han olido ni la una ni la otra en los años que llevamos de democracia por más que lo han intentado. Lo que queda claro es que Doña Sausan ha desmarcado a su partido del PSOE como hace tiempo que los socialistas deberían haber hecho ya. Todo indica que ha dejado marcada, y bien marcada, la senda en estos meses finales. Separarse o morir. Separarse para crecer. O tal vez separarse para simplemente seguir igual.

Sausan se tragó el sapo de defender a la “compañera Pepi” (sonó horrible) a cuenta del veto al homenaje literario a Agustín de Foxá, hábilmente puesto encima de la mesa por Sánchez Estrella. Alguien debe decirle a Sausan que la “compañera Pepi” está procesada. Y lo de la “defensa de los valores de la Segunda República” que esgrimió en cierto momento del debate debe encajar en esa estrategia de denominar a la Copa del Rey como “Copa del Jefe del Estado”, tal como se las gasta el camarada José Manuel García en los Plenos.

De Pablos habla bien, la verdad es que está sobrada de oratoria y tiene muy buena imagen. Pudo pecar de ingenuidad (o de sinceridad) al final del debate: “Estoy empezando en la carrera de conocer la ciudad”. Tendrá que aligerar porque Sevilla no es una asignatura trimestral, que es el tiempo que queda para que se abran las urnas. Y se echó años encima cuando dijo que sus “contertulias” (¡Viva el buen rollito!) eran “escandalosamente jóvenes”, por lo que no recordarían aquel tiempo en que no hubo teatros en Sevilla porque el Lope de Vega estaba de obras. A De Pablos no se la ve ni mucho menos tan metida en años como ella quiere presentarse.

La conclusión es clara. Sausan Al-Khouli le sacó tajada al debate. Mucha más de la esperada. Con ella llegó el desmarque. Por fin. A ver si esto se anima. Con permiso de los ERE. Ese es otro sapo…

Una lista sin poder orgánico

Carlos Navarro Antolín | 18 de febrero de 2011 a las 15:10

susana_diaz1

Una apuesta arriesgada si se conoce medianamente cómo funciona un partido como el PSOE. El susanismo deja fuera de la lista municipal a los secretarios generales de las agrupaciones de la capital. No, no se trata de un error de imprenta. Está más que confrimado. El único que ha conservado mínimas esperanzas de entrar en la candidatura hasta ultimísima hora ha sido Alfonso Mir, presidente de Mercasevilla. ¿Les suena a algo esta empresa? La renovación pasa por un auténtico desguace de todos los conceptos seguidos en los últimos años y por la incorporación de independientes que no están implicados en el día a día de las agrupaciones y que serán mirados con recelo por las bases activas de agrupaciones como Bellavista, Pino Montano, Cerro-Amate o San Jerónimo, por citar cuatro bastiones tradicionales del puño y la rosa.

El esfuerzo para movilizar a esas bases, siempre vitales en el PSOE, tendrá que ser realmente extraordinario a partir de ahora, porque ya se habla de brazos caídos por algunos lares. Y los tiempos en que la cabra arrasaba en cada cita electoral de Sevilla ya han pasado. Cuando tener tensionadas a las agrupaciones parecía más necesario que nunca, el PSOE opta por una externalización en los principales puestos.

Basta una mirada al pasado para comprobar que las únicas elecciones en las que Monteseirín encabezó la lista más votada fue en 2003, cuando en su lista concurrieron más fontaneros del partido que nunca.

Hora y veinte con Viera

Carlos Navarro Antolín | 14 de febrero de 2011 a las 20:21

El líder de los socialistas sevillanos, dicho sea con permiso de Susana Díaz, está que trina. Ha tenido a los periodistas hora y veinte minutos en la sala de prensa del partido para defender la inocencia de su cuñado en el asunto de los ERE, para dar un curso de periodismo (desde la obtención de la información hasta su publicación pasando por las llamadas para contrastar los hechos), para impartir el enésimo máster acelerado sobre cómo se tramita un expediente de regulación de empleo y, sobre todo, para encenderse con determinados medios de comunicación. Jamás habíamos visto a Viera haciéndole preguntas retadoras a los periodistas. “¿Usted qué opina?” Y el secretario general de los socialistas, visiblemente molesto, respondía en más de una ocasión: “¿Y usted? Sí, sí. Le estoy preguntado qué opina usted” Mala cosa esa de buscar el cara a cara, porque las preguntas las hacen los periodistas. Aunque hay que reconocer que Viera ha respondido a decenas y decenas.

Pero se le ha visto muy encendido. Tal vez muy dolido. Porque le han asomado lágrimas en algunos momentos. Hemos asistido a muchas ruedas de prensa del ex consejero de Empleo, habitualmente moderado, de buen discurso, de solvente oratoria y crítico sin herir. Pero jamás habíamos vivido esta hora y veinte de tensión y tedio, una curiosa combinación. Viera ha exhibido hasta el acta de manifestación realizado por su cuñado ante notario para explicar todo lo concerniente al ERE del que se benefició al igual que otros trabajadores. Un acta que no probaría ninguna inocencia y que tiene el efecto que tiene: revestir de veracidad los hechos discutidos. Poco más. Se trata de una nanifestación ante un fedatario que, eso sí, en el supuesto caso de no ajustarse a la realidad acarrería un delito de falsedad en documento público.

Han salido socialistas de debajo de las piedras para arropar a su secretario general. El mismo alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha acudido a la sede de Luis Montoto, aunque no se dejó ver en la atestada sala de prensa. En la primera fila se situaron el presidente de la Diputación y presidente del PSOE sevillano, Fernando Rodríguez Villalobos, los alcaldes de Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra y Los Palacios y Villafranca, Francisco Toscano, Antonio Maestre y Antonio Gutiérrez Limones, respectivamente, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Sevilla, Alberto Moriña; los concejales Manuel Rey, Encarnación Martínez y Cristina Galán, el secretario general de Vivienda y siempre hiperactivo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis; el secretario de Organización del PSOE de Sevilla, Enrique Cousinou, y el ex delegado del Gobierno de la Junta en Sevilla, Demetrio Pérez.

Semejante movilización huele algo mal. A Viera han ido a arroparlo muchos de sus enemigos en el partido. Y eso no es buena señal. Cuando al paciente lo visitan en el hospital los parientes con los que no se habla desde hace años, ya se sabe lo que se masca en el ambiente.

Hoy comemos con Viera

Carlos Navarro Antolín | 11 de febrero de 2011 a las 19:39

viera

“Cuando las cosas van mal, militancia pura y dura”. Y le aplaudieron. El ex presidente del Gobierno Felipe González se llevó el minuto de oro durante la celebración del primer centenario de la llegada del PSOE al Congreso de los Diputados. “Cuando las cosas van mal y se pueden poner peor, almuerzo en El Toboso”, debió pensar el secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, que este jueves se llevó a comer al conocido y nada barato restaurante de la Gran Plaza a los secretarios generales de las agrupaciones de la capital. Una vez en la sede de Luis Montoto, Viera dedicó una buena parte de la reunión a explicar el asunto de los ERE. Defendió su inocencia en todo momento y negó la existencia de una trama, a pesar de que tal calificativo es empleado tanto por la jueza Alaya como por la Policía Judicial. El ex consejero de Empleo, cuyo rostro de melancolía en los últimos meses es evidente, se explicó de tal forma que los asistentes salieron la mar de contentos: “Lo hemos entendido todo”. Dicen que un buen almuerzo de hermandad todo lo arregla. Y si es en El Toboso, ese lugar del viejo Nervión desde donde aún se otea la Giralda sin interferencias paisajísticas, mucho mejor. Cuando las cosas van mal, Toboso, Toboso, Toboso.

Una silla, un voto

Carlos Navarro Antolín | 10 de febrero de 2011 a las 19:17

sillas_arenas

En una sociedad acostumbrada a vivir a ritmo de scoop no sorprende en absoluto que se adelante todo. Nos venden mantecados en octubre o biquinis en abril. Vemos el cartel de la Semana Santa antes de que se presente (ojú, la de consejeros con vocación de inspector Gadget que hay en San Gregorio), los trajes de flamenca en los escaparates con el humo de las castañas y a los políticos a velocidad de campaña electoral cuando queda un año para los comicios. Todo se adelanta. Sufrimos una anticipación continua. Y, claro, de acuerdo con estos tiempos en que vivimos vertiginosamente, con un cohete justo donde usted está pensando, so pecador, hoy se ha reunido en el Salón Colón la mesa de coordinación de la seguridad para las fiestas de la primavera. ¡Pero si estamos a 10 de febrero! Claro, pero se trata de dar imagen de frenética actividad. Usted haga como el que escribe, usted haga como el que pinta, usted haga como el que piensa, usted haga como… Por algo los expertos en la materia dicen que en cuestiones de seguridad lo importante es aparentar, conseguir que en la masa cunda la sensación de que todo está bajo control. Usted haga como el que coordina, como el que controla todo…Y estábamos en esas, coordinando que es gerundio, cuando el alcalde se ha despachado con que esta Semana Santa habrá sillas en zonas distintas a la carrera oficial, asientos especialmente instalados para minusválidos. Un pajarito (o pajarraco) nos sopla que la idea era del candidato Juan Espadas (PSOE), al que por cierto le encanta ver la Semana Santa en unas sillas de la calle Sierpes. Desde aquí le alabamos el gusto con 0’0 de ojana. Y Alfredo (como le gusta que le llamen) le habría pisado la propuesta al candidato. La discusión sobre quién debía vender el tema y sacarle rédito político se la dejamos al Gran Lucre, que para eso está en su despacho de la planta alta del Ayuntamiento con sus estrategias mediáticas y no mediáticas. Aquí lo que importa ahora es abrir la caja negra de esta interesante propuesta y sacar la identidad de quién tiene el copyrihgt de la idea de las sillas de la carrera oficial apócrifa: Rafael Pérez, director del Centro de Coordinación Operativa del Ayuntamiento. No pierdan de vista su nombre. Una silla, un voto. Seguiremos comentando…

El mes de la cigüeña en el PSOE

Carlos Navarro Antolín | 8 de febrero de 2011 a las 22:51

Febrero es el mes de la cigüeña. Y de la lista del PSOE en este año electoral. No pocos miran al cielo esperando que el ave zancuda y de cuello largo les traiga la anhelada acta de concejal. Las once agrupaciones tratan de colocar a un representante en puesto de salida. El guiso se cuece ya en privado por mucho que haya unos cauces reglamentarios que establezcan cómo se debe proceder.

Hay que combinar el equilibrio de las agrupaciones con la paridad y, por supuesto, con el deseo del candidato por designar a algun independiente (que también tiene la opción de meterlo a dedo siempre y cuando logre formar gobierno). La evolución de los últimos días dan como seguros en la lista a tres de los actuales miembros del gobierno: Alberto Moriña (Agrupación Macarena), Joaquín Díaz (Triana) y Teresa Florido (Sur). Los tres, por distintas razones, tienen el respaldo de la secretaria de Organización del PSOE andaluz, Susana Díaz.   Con el ‘vierismo’ agonizando, el control absoluto se ejerce desde la calle San Vicente.

La situación por agrupaciones es la que sigue. El secretario de la agrupación Nervión-San Pablo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, en la  denominada  reserva activa, tiene la ilusión de colocar a Encarnación Martínez, hoy delegada de Medio Ambiente, o a su leal amigo David Hijón, de un perfil políticamente más sólido. A Celis conviene no perderlo de vista por lo que pueda deparar el futuro. La ya ex diputada autonómica y todavía secretaría general de Miraflores, Evangelina Naranjo, tratará de que repita Eva Patricia Bueno, actual concejal de Parques y Jardines. La batalla de San Jerónimo presenta dos nombres: la concejal Cristina Galán o el secretario de la agrupación, Evaristo Troya, volcado de lleno en la campaña y al que Espadas dedicó un guiño en su discurso de presentación en Fibes. “Evaristo lo dará todo, absolutamente todo, por ser concejal esta vez”, apuntan fuentes del partido. El concejal de Convivencia y Seguridad y secretario general de la agrupación Sur, Alfonso Mir, tratará de hacer valer su apoyo popular para repetir en puesto de salida. Puede que le salga bien en un momento en que el PSOE no puede permitirse perder a gente con capacidad de movilización. En su contra jugaría que Florido ya ocuparía ‘puesto’ de salida por su agrupación, pero nada impide que una ciudad tenga obispo y cardenal al mismo tiempo. ¿O no?

La agrupación Centro, donde milita el candidato Espadas (que no computaría a efectos de los equilibrios territoriales), presenta varias opciones. La actual portavoz del gobierno, Nieves Hernández, quiere repetir. La concejal de la Mujer, Dolores Rodríguez, también. Pero no está nada claro aún por quién apostará Susana Díaz, que tiene más relación personal con la segunda. En Triana también dará guerra la concejal Esther Gil, que no parece contar mucho en la nueva era del ‘susanismo’. El secretario de la agrupación Este, Ramón Díaz, ya cuenta con escaño en el Parlamento por la dimisión de Naranjo, lo que supone un alivio para la confección de la lista. Díaz no se lleva precisamente bien con Susana, por lo que el partido se ha ahorrado un problema. Por este motivo, bien podría figurar una mujer por la agrupación Este, quizás hasta con un nombre muy sugerente: ¿Victoria? En la agrupación Cerro-Amate, clave por el enorme apoyo popular que suele dar al PSOE en todas las elecciones, hay que estar a la espera de los equilibrios de poder entre su secretario general, el concejal de Movilidad, Francisco Fernández, el abogado Sergio Cebolla y el histórico José Caballos. Pino Montano (donde se ha asumido el riesgo de dejar a Juan Michi fuera del comité electoral) y Bellavista cotizan ahora mismo a la baja para colocar a un militante en puesto de salida.

La cigüeña tiene una actividad frenética. A los actuales secretarios generales de agrupaciones que no repitan se les ofrecerá algún destino en caso de formar gobierno y que sus agrupaciones sean ‘representadas’ en la lista por otros nombres. Toda una compleja negociación para impedir que alguna agrupación haga huelga de brazos caídos en plena campaña. La cigüena dejará campanarios y espadañas vacíos. Algunas la verán (como San Blas). Y otros no. La política es una ruleta.