Una silla, un voto

Carlos Navarro Antolín | 10 de febrero de 2011 a las 19:17

sillas_arenas

En una sociedad acostumbrada a vivir a ritmo de scoop no sorprende en absoluto que se adelante todo. Nos venden mantecados en octubre o biquinis en abril. Vemos el cartel de la Semana Santa antes de que se presente (ojú, la de consejeros con vocación de inspector Gadget que hay en San Gregorio), los trajes de flamenca en los escaparates con el humo de las castañas y a los políticos a velocidad de campaña electoral cuando queda un año para los comicios. Todo se adelanta. Sufrimos una anticipación continua. Y, claro, de acuerdo con estos tiempos en que vivimos vertiginosamente, con un cohete justo donde usted está pensando, so pecador, hoy se ha reunido en el Salón Colón la mesa de coordinación de la seguridad para las fiestas de la primavera. ¡Pero si estamos a 10 de febrero! Claro, pero se trata de dar imagen de frenética actividad. Usted haga como el que escribe, usted haga como el que pinta, usted haga como el que piensa, usted haga como… Por algo los expertos en la materia dicen que en cuestiones de seguridad lo importante es aparentar, conseguir que en la masa cunda la sensación de que todo está bajo control. Usted haga como el que coordina, como el que controla todo…Y estábamos en esas, coordinando que es gerundio, cuando el alcalde se ha despachado con que esta Semana Santa habrá sillas en zonas distintas a la carrera oficial, asientos especialmente instalados para minusválidos. Un pajarito (o pajarraco) nos sopla que la idea era del candidato Juan Espadas (PSOE), al que por cierto le encanta ver la Semana Santa en unas sillas de la calle Sierpes. Desde aquí le alabamos el gusto con 0’0 de ojana. Y Alfredo (como le gusta que le llamen) le habría pisado la propuesta al candidato. La discusión sobre quién debía vender el tema y sacarle rédito político se la dejamos al Gran Lucre, que para eso está en su despacho de la planta alta del Ayuntamiento con sus estrategias mediáticas y no mediáticas. Aquí lo que importa ahora es abrir la caja negra de esta interesante propuesta y sacar la identidad de quién tiene el copyrihgt de la idea de las sillas de la carrera oficial apócrifa: Rafael Pérez, director del Centro de Coordinación Operativa del Ayuntamiento. No pierdan de vista su nombre. Una silla, un voto. Seguiremos comentando…

El mes de la cigüeña en el PSOE

Carlos Navarro Antolín | 8 de febrero de 2011 a las 22:51

Febrero es el mes de la cigüeña. Y de la lista del PSOE en este año electoral. No pocos miran al cielo esperando que el ave zancuda y de cuello largo les traiga la anhelada acta de concejal. Las once agrupaciones tratan de colocar a un representante en puesto de salida. El guiso se cuece ya en privado por mucho que haya unos cauces reglamentarios que establezcan cómo se debe proceder.

Hay que combinar el equilibrio de las agrupaciones con la paridad y, por supuesto, con el deseo del candidato por designar a algun independiente (que también tiene la opción de meterlo a dedo siempre y cuando logre formar gobierno). La evolución de los últimos días dan como seguros en la lista a tres de los actuales miembros del gobierno: Alberto Moriña (Agrupación Macarena), Joaquín Díaz (Triana) y Teresa Florido (Sur). Los tres, por distintas razones, tienen el respaldo de la secretaria de Organización del PSOE andaluz, Susana Díaz.   Con el ‘vierismo’ agonizando, el control absoluto se ejerce desde la calle San Vicente.

La situación por agrupaciones es la que sigue. El secretario de la agrupación Nervión-San Pablo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, en la  denominada  reserva activa, tiene la ilusión de colocar a Encarnación Martínez, hoy delegada de Medio Ambiente, o a su leal amigo David Hijón, de un perfil políticamente más sólido. A Celis conviene no perderlo de vista por lo que pueda deparar el futuro. La ya ex diputada autonómica y todavía secretaría general de Miraflores, Evangelina Naranjo, tratará de que repita Eva Patricia Bueno, actual concejal de Parques y Jardines. La batalla de San Jerónimo presenta dos nombres: la concejal Cristina Galán o el secretario de la agrupación, Evaristo Troya, volcado de lleno en la campaña y al que Espadas dedicó un guiño en su discurso de presentación en Fibes. “Evaristo lo dará todo, absolutamente todo, por ser concejal esta vez”, apuntan fuentes del partido. El concejal de Convivencia y Seguridad y secretario general de la agrupación Sur, Alfonso Mir, tratará de hacer valer su apoyo popular para repetir en puesto de salida. Puede que le salga bien en un momento en que el PSOE no puede permitirse perder a gente con capacidad de movilización. En su contra jugaría que Florido ya ocuparía ‘puesto’ de salida por su agrupación, pero nada impide que una ciudad tenga obispo y cardenal al mismo tiempo. ¿O no?

La agrupación Centro, donde milita el candidato Espadas (que no computaría a efectos de los equilibrios territoriales), presenta varias opciones. La actual portavoz del gobierno, Nieves Hernández, quiere repetir. La concejal de la Mujer, Dolores Rodríguez, también. Pero no está nada claro aún por quién apostará Susana Díaz, que tiene más relación personal con la segunda. En Triana también dará guerra la concejal Esther Gil, que no parece contar mucho en la nueva era del ‘susanismo’. El secretario de la agrupación Este, Ramón Díaz, ya cuenta con escaño en el Parlamento por la dimisión de Naranjo, lo que supone un alivio para la confección de la lista. Díaz no se lleva precisamente bien con Susana, por lo que el partido se ha ahorrado un problema. Por este motivo, bien podría figurar una mujer por la agrupación Este, quizás hasta con un nombre muy sugerente: ¿Victoria? En la agrupación Cerro-Amate, clave por el enorme apoyo popular que suele dar al PSOE en todas las elecciones, hay que estar a la espera de los equilibrios de poder entre su secretario general, el concejal de Movilidad, Francisco Fernández, el abogado Sergio Cebolla y el histórico José Caballos. Pino Montano (donde se ha asumido el riesgo de dejar a Juan Michi fuera del comité electoral) y Bellavista cotizan ahora mismo a la baja para colocar a un militante en puesto de salida.

La cigüeña tiene una actividad frenética. A los actuales secretarios generales de agrupaciones que no repitan se les ofrecerá algún destino en caso de formar gobierno y que sus agrupaciones sean ‘representadas’ en la lista por otros nombres. Toda una compleja negociación para impedir que alguna agrupación haga huelga de brazos caídos en plena campaña. La cigüena dejará campanarios y espadañas vacíos. Algunas la verán (como San Blas). Y otros no. La política es una ruleta.

Confesiones intramuros

Carlos Navarro Antolín | 3 de febrero de 2011 a las 19:29

susanayviera

“Estamos apurando los meses. Sabemos no sólo que nos vamos, sino que esto no se va a parecer nada a lo que ha sido en los últimos doce años. Aquí, de cambio tranquilo nada de nada. No me refiero ya a lo que pueda ocurrir si gana la derecha, que colocará a los suyos por mucho que recorte los cargos de confianza. No, no. Me refiero a los míos, a mis entrañables compañeros de partido. Con tanta precampaña electoral, con tanta carrera vertiginosa de los candidatos, con tanto ruido de las listas y con tantas gestiones para ganarse el favor de los medios y luchar por cada foto como si fuera la útima botella de agua a repartir entre una muchudeumbre en el desierto, se te está pasando una transformación interna tan interesante o más que la transformación general que se derivará forzosamente de las urnas. La interna es la que vivimos, o sufrimos, dentro del partido. Estamos evolucionando del vierismo a lo que ya se ha dado en conocer como el susanismo. Estamos a las puertas de una nueva era. Que no se piensen los vieristas que todos serán colocados de nuevo en esta casa. Por ahí no van los tiros. Todo pasa por Susana. Es como si en la puerta de la sede hubieran colocado el Todo por la Patria de los antiguos cuarteles, pero en versión del PSOE en 2011: Todo por Susana.

¿Te acuerdas cuando Alfonso Guerra llegaba al aeropuerto de Sevilla los viernes y de camino a su casa, en el coche, tenía quien le ponía al día de todo lo que ocurría en la Junta de Borbolla y en el partido? Se decía aquello de que hasta el retranqueo del quiosco de la Campana tenía que recibir el visto bueno del entonces todopoderoso vicepresidente. A escala menor, muchísimo menor, tenemos claro que Susana Díaz recibe información detallada de lo que ocurre aquí dentro no ya los viernes, sino cada diez minutos. Ya quisieras tú tener la red de corresponsales que ella tiene en la Plaza Nueva. Hay algún concejal que no tiene tiempo de desarrollarse porque no para de hablar por teléfono con Susana para darle pelos y señales. La verdad es que, en cierta forma, estoy reviviendo aquellos años. Claro que aquellos eran esos maravillosos años… No seré yo quien, por el momento, ponga a Susana a la altura de Guerra. Aunque Chaves puso a Monteseirín a la altura de Felipe. ¿Recuerdas cómo te miré en ese momento en aquel acto del Alfonso XIII? Del vierismo al susanismo. No pierdas de vista lo que te digo”

El despropósito de las medallas

Carlos Navarro Antolín | 31 de enero de 2011 a las 13:36

fdez1¿Hay algo más peligroso que un cofrade con las tardes libres? Pues mire usted… Probablemente ciertos concejales del PSOE a pocos días de la confección de la lista electoral. Los partidos del denominado Pacto de Progreso (PSOE-IU) se han puesto a repartir réplicas de la Medalla de la Ciudad (¿O habría que escribirla ya con minúscula?) a hermandades rocieras a menos de cuatro meses de las elecciones. Todo tiene tufo a nacionalcatolicismo. No cabe mayor despropósito en el político de turno ni mayor desprestigio de una distinción que se debería cuidar muy mucho para que no le pase como a la medalla de las Bellas Artes, aquella que José Tomás devolvió cuando recayó en un torero (Francisco Rivera Ordóñez) que tendrá muchas cualidades de valor y de tesón, pero al que Dios no llamó por el camino de lo que los taurinos conocen como torero de arte.

Torrijos, que no participa nunca en los actos religiosos, hace de pronto la pelota a los vecinos del Distrito Sur con el anuncio de la réplica de la Medalla de la Ciudad a la muy respetable hermandad rociera del barrio. Y Francisco Fernández, que está en el alambre de la lista del PSOE, mete a su candidato Juan Espadas en el lío (imperdonable) y hace lo mismo con la hermandad del barrio del Cerro, que hasta hace poco no tenía a nadie que quisiera ser hermano mayor. ¿No fue Fran Fernández el que habló en cierto Pleno de los ‘tontos de capirote’? Vaya, vaya… Otro que se ha convertido en la lucha por el voto campero.

La Hermandad del Rocío de Sevilla Sur y la del Cerro tienen el título de hermandad solamente desde 1986. ¿Qué medalla merecería, por ejemplo, la bicentenaria Hermandad de Triana? Ah, que en Triana gana la derecha. Y al enemigo, como Bilardo, ni agua. El gobierno local instrumentaliza a las hermandades rocieras de estos barrios, que no deberían caer en semejante adulación tan interesada como envenenada. Un puñado de votos (IU) y el futuro personal de un concejal en caída libre que acribilla la lengua de Cervantes cada vez que habla (Fran Fernández) no valen ni la cuarta parte de la meritoria labor social que puedan realizar estas dos hermandades. El propio Fernández tuvo que renunciar a la medalla de la Policía Local que se reserva para los ex delegados de Seguridad Ciudadana cuando trascendió que estaba dispuesto a recibirla siendo aún miembro del gobierno local. Bochornoso.

Si ambas medallas se concedieran de corazón (sentimiento que no cabe en ningún político cuando suena el tam-tam electoral) déjenlas para mitad del mandato. Rociero, esta no es tu medalla. Tienen truco.

Lucre, te necesito

Carlos Navarro Antolín | 26 de enero de 2011 a las 21:17

Hace tan sólo un año y medio, el Ayuntamiento informó a bombo y platillo del plan de usos del convento de Santa Clara, que está a un minuto de convertirse en una nueva Encarnación a efectos de la incapacidad municipal para sacar adelante cualquier proyecto con o sin crisis de por medio. La concejal de Cultura y entonces portavoz del gobierno, María Isabel Montaño (PSOE), precisó que en el edificio se destinarían espacios para las siguientes entidades, organizaciones o usos: Centro de Músicas Históricas, Festival de Música Antigua de Sevilla, Orquesta Barroca, Fundación Mario Maya, Fábrica del Arte, Asociación de Periodistas Culturales, Orquesta Bética Filarmónica de Sevilla, el archivo literario de Rafael Cansinos Assens, el legado del compositor Manuel Castillo y la Casa de los Poetas. Hoy miércoles, el candidato socialista a la Alcaldía, Juan Espadas, ha prometido que el convento de Santa Clara será el “centro de referencia y el lugar de ensayo de las bandas de música”. Hace bien Espadas, sobre todo por sus intereses electorales, en meterse de lleno en la lucha por el voto morado, un caladero de sufragios que la derecha rancia lleva cinco años trabajándose con mayor o menor fortuna, pero alguien debería coordinar con algo más de eficacia (e incluso con algo más de cariño) al gobierno con el equipo de un candidato con una agenda repleta. ¿Nadie se ha preocupado en recabar información sobre lo expuesto por el gobierno en los últimos años respecto a este edificio? ¿O es que tal vez se pretende convertir el convento en una suerte de camarote de los hermanos Marx? ¿Debe deducirse que el plan de usos vendido a la prensa aquel verano de 2009 por la concejal Montaño es papel mojado? ¿Cabría también la emergente fundación de la Hermandad de Pasión en Santa Clara? Javier Criado se llevó meses detrás de la Montaño para obtener una respuesta en firme. Item más: alguien debería reparar si los vecinos de San Lorenzo estarían dispuestos a aguantar los trompetazos y las tamborrás que siempre se oyen por mucho que se acondicione el recinto, que aquí los pasos nos vuelven locos (sobre todo a Alfonso Guerra), pero aguantar los ensayos es harina de otro costal (de saco). Aunque…¿no es en el centro donde barre el PP en las urnas? Sea como fuere, Lucrecio Fernández, el asesor que hace de enlace entre el alcalde y el candidato, debería poner más empeño en estos casos. Un poquito de hemeroteca y alguna consulta previa a los que saben de cofradías en el PSOE, que son legión aunque se escondan hábilmente. Lucre, te necesito.

El PP busca un broche de oro

Carlos Navarro Antolín | 25 de enero de 2011 a las 19:29

Zoido lleva tiempo dándole vueltas al cierre de la lista electoral. No a la lista propiamente dicha, que también, sino a la ‘omega’ que debe fijar (al centro) y dar esplendor (dentro de los grandes desconocidos que son los concejales) a la primera candidatura del centro-derecha sevillano con posibilidades de alcanzar una mayoría absoluta. Cualquier referencia a las listas provoca calambres, desayunos atragantados y llamadas casi al alba para pedir explicaciones sobre lo publicado. Las cazas de brujas son habituales tanto en el PP como en el PSOE cuando trasciende el mínimo dato. La lista es un melón que ningún cabeza de cartel quiere abrir antes de tiempo. A los que no repiten se les caen los brazos en el tramo final. Con los que no se cuenta, pero albergaban esperanzas, se le frustra en sus expectativas. Por no referir efectos peores. La lista municipal del PP de los últimos años ha cuidado especialmente el puesto número 33, el último. Todo un símbolo. Hay varios ejemplos. En 1983, el médico Isacio Siguero Zurdo cerró la lista de la coalición AP-PDP-PL. En 1987 le correspondió tal ‘honor’ en la ya candidatura de Alianza Popular a Ricardo Mena-Bernal Romero, prestigioso médico, hermano mayor de los Estudiantes, diputado en el Congreso, rey mago, etcétera. En 1991 se contó con el entonces ex concejal y conocido traumatólogo Rafael Barbudo. En 1999 se ‘fichó’ al ex futbolista sevillista de la delantera ‘stuka’ Miguel López Torróntegui. Con Jaime Raynaud como candidato en 2003, el último puesto fue ocupado nada menos que por la ex alcaldesa Soledad Becerril. Y en la primera candidatura de Zoido, en 2007, por el ex concejal Manuel García, hoy hermano mayor de la Macarena.

¿Se habrán hecho ya gestiones con alguien del mundo del deporte? Hay que recordar que hace cuatro años, el PSOE contó en algún acto de campaña con la participación de Monchi, ejemplo de gestión clave para la borrachera repentina de éxitos del Sevilla F.C. ¿Tal vez de nuevo el apellido Jiménez Becerril? Teresa hace cuatro años preferió Bruselas antes que la Plaza Nueva. ¿Alguien con prestigio del mundo del Derecho? Los sueldos que se cobran en el Ayuntamiento echan para atrás.

Sea como fuere, en el ‘palomar’ de la Plaza Nueva se destaca que a pesar de no llevar nombres de relumbrón en las últimas elecciones, un candidato con una carrera como tal de tan sólo nueve meses fue capaz de vencer al PSOE.

El broche no deja de ser eso. Un remate. El mejor broche de los chicos de Zoido sería llegar al 22 de mayo con la euforia contenida. Y, a veces, la euforia se convierte en un efecto incontrolable. ¿Quién es capaz de controlar ciertas percepciones una vez que se les ha dado rienda suelta? La ciudad no perdona al que se lo cree. Y lo peor es que nunca avisa de que no te está perdonando.

Presupuestos: la verdad del porquero

Carlos Navarro Antolín | 20 de enero de 2011 a las 5:00

La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero. El presupuesto de 2011 para los distritos de la ciudad que se aprueba el próximo lunes revela que las tres grandes zonas de votos para el PSOE se llevan el 40% del dinero. Y miren ustedes por dónde, oh casualidad, el barrio donde el PP cosechó más de un 80% de los votos en 2007, el  de los Remedios, tiene asignado un ridículo 2,3% de la cuenta. Es cierto que la crisis ha reducido un 45% los fondos destinados a los distritos. Todos han bajado en su asignación, de eso no hay duda. Como tampoco la hay de que a determinados distritos les afecta más la crisis que a otros cuando se trata de repartir la ya de por sí menguada tarta presupuestaria.

La hegemonía de la Macarena, Cerro-Amate y Norte es incontestable. El PSOE cuida sus feudos, sus tradicionales fortines, sobre todo desde que el PP insiste en visitar una y otra vez estas zonas para arañar unos votos vitales para la anhelada mayoría absoluta. Recuérdese la visita al Cerro nada menos que del líder nacional, Mariano Rajoy. El dinero de los distritos para obras es clave, sobre todo a cuatro meses de las elecciones. Que se lo digan a Monteseirín, que en el último tramo del mandato anterior se volcó en mejoras en los barrios más proclives a su causa. La micropolítica del bache arreglado, la farola reparada y los parques infantiles renovados es fundamental en unos tiempos en que los grandes proyectos han dejado de interesar. De aquí a mayo se van a reparar más aceras que con el Plan 8.000. Los datos son los datos, los interprete Agamenón o su porquero.

Espadas y Julio César

Carlos Navarro Antolín | 18 de enero de 2011 a las 19:08

Será porque aspira a cultivar un estilo revolucionario, insólito en la mediocridad política imperante. Por eso no habla en primera persona, como correspondería a un candidato que expone sus planes de gobierno. Ahora yo, luego yo y siempre yo. De eso nada. Tal vez con el uso de la tercera persona pretende una distancia cómplice entre su persona y la del lector de sus declaraciones. Así, nuestro personaje dice en una entrevista con mucho fondo: “Espadas plantea construir y Zoido sólo derogar y destruir”, aunque sea el mismo Espadas quien hable y lo haga al más puro estilo nada menos que de Julio César, autor cumbre de la literatura latina. El candidato del PSOE, tal vez sin saberlo, se abona al estilo de un clásico, un autor elegante, de obras celebérrimas y que ha creado estilo con su tercera persona. Bien por este Espadas que acelera, coge impulso y nos obsequia con un guiño de exquisita altura. Espadas se presenta como todo un ‘groumet’ de la política. En tercera persona hablan los niños en fase de aprendizaje. En tercera persona se le pregunta a los cardenales. Y en tercera persona nos ha hablado este firme candidato a la Alcaldía de una ciudad que tiene a Julio César en lo alto de la Alameda de Hércules.

De este Espadas únicamente cabe esperar ahora que en las reuniones internas de partido siga cultivando la oratoria del mejor Julio César de los escritos, porque las crónicas apócrifas sobre algunas de sus intervenciones, sobre todo las referidas a ciertos informadores profesionales al final de la reunión del viernes en Luis Montoto, no entroncan precisamente con la belleza descriptiva de la que hizo gala el autor de ‘La Guerra de las Galias’, sino con el estilo escatológico del caca, pipí y culo de los actuales munícipes en los plenos del Salón Colón. La senda correcta es la de Julio, Juan. El de la Alameda. Por ahí, por ahí.

Evangelina, siempre nos quedará Miraflores

Carlos Navarro Antolín | 14 de enero de 2011 a las 18:25

Se marcha a su casa. Hace poco le oyeron decir que no puede vivir en paz sin dar rienda suelta a su hiperactividad. Y en el Parlamento se siente tan arrinconada como infrautilizada. A la Naranjo hubo quienes no le perdonaron nunca que Chaves la ascendiera tan alto. Tan fue así que las pocas ocasiones en que el presidente y don Gaspar estaban fuera de Andalucía, ella era la número uno de facto en la región. Hasta le recordaron despectivamente su etapa de taxista, eclipsando interesadamente su condición de ingeniero técnico agrícola. Un día, desde la ventana de su despacho de la Consejería de Gobernación, presenció una protesta de taxistas en la Plaza Nueva bajo una fina lluvia. Con una mano abriendo la cortina y mirando fijamente a los manifestantes, se le escapó un comentario desde lo más hondo: “No sabes cómo los comprendo…” La Naranjo recibió a todos los alcaldes de Sevilla en aquellos cuatro años. A todos, es verdad, menos a uno: Juan Manuel Sánchez Gordillo (IU). Nunca le aceptó sus malas formas.

Cuando llegó a la Consejería de Justicia, su reino comenzó a no ser de este mundo. Comenzó la hiel tras los tiempos de miel. Y cuando Chaves dejó la Presidencia de la Junta, ni reino, ni mundo. Todo fue ya hiel. Aquel Domingo de Ramos estaba viendo la cofradía de la Paz por la calle Gamazo cuando recibió la noticia de que su padrino cogía el AVE para Madrid. Se vio fuera del gobierno y muy probablemente de más sitios. Siempre ha tenido y tiene el oasis de su cofradía amada del Tiro de Línea, a la que no ha dejado de acompañar ni en sus años de consejera como una madre más que lleva a su hija a cumplir con un rito. Y, por supuesto, le queda la agrupación socialista de Miraflores, cuya secretaría general retiene como la aldea de los irreductibles galos que resiste ahora y siempre al invasor. En sus pocas horas libres de consejera daba rienda suelta a sus tres pasiones: su hija como objetivo máximo y preferente, los cafelitos con las militantes de su agrupación para no perder el contacto con las bases y la compra de zapatos.

“Están locos estos romanos”, decía Obelix. “A este PSOE ya no lo conoce ni la madre que lo parió”, piensa alguna que yo me sé.

Los tiros en el pie

Carlos Navarro Antolín | 12 de enero de 2011 a las 20:54

No cantarás los goles del rival ajeno si los hubiere, dice el primer mandamiento del buen asesor de campaña. No realizarás ninguna acción que distraiga los focos del objetivo principal, que no es otro, ni debe ser otro que la figura del candidato, dice el segundo mandamiento. Minimizarás los posibles defectos, reducirás su eco y toda tu capacidad de maniobra irá destinada al enaltecimiento de las virtudes del cabeza de lista y al ensombrecimiento de sus defectos o contigencias, dice el tercero. No caerás en la trampa de entrarle al trapo a miembros del equipo rival, mucho menos cuando quien te cita se encuentra muy por debajo de tí en su organigrama, reza el cuarto. Y sobre todo y por encima de todo no asumirás nunca ninguna cuota de protagonismo, pues debe estar reservado para el candidato, asevera el quinto.

guerra

Esta suerte de obviedades, sacadas de la primera lección del manual apócrifo de un buen jefe de campaña, no parecen estar muy claras en el PSOE de hoy, que cada día se parece más a ese PP que se pegaba los tiros en el pie (y veremos a ver si no se dispara varios de aquí a mayo) con torpezas y frivolidades en su contra como aquella célebre foto de Arenas con el betunero del Hotel Palace. Que los socialistas sevillanos, ellos solitos sin necesidad de ayuda, se hayan enzarzado en evidenciar los estrepitosos fallos de la megafonía de Fibes el día de la presentación de su candidato y que se hayan enredado en un posterior cruce de declaraciones es un error de manual, sólo superable por la convocatoria de un chat con el alcaldable la tarde del Viernes Santo, cuando un tercio de la ciudad duerme la Madrugada, el otro ve las cofradías de la tarde (sobre todo Alfonso Guerra) y el tercero sestea en las playas.

Los tiros en el pie ya no son patrimonio de la derecha. Anda que Pepe Caballos iba a perder un minuto en hablar de los micrófonos…