Archivos para el tag ‘Nieves Hernández’

El pedrismo más light

Carlos Navarro Antolín | 6 de agosto de 2017 a las 5:00

PSoE_web-1

EN la carrera por el poder en el PSOE de Sevilla, en ese hipódromo donde se disputa la primera plaza que da derecho al control del aparato, los pedristas hispalenses han escogido el caballo menos conocido, teóricamente con menor entidad de los posibles y con el palmarés más escuálido. Es cierto que en la política de hoy las trayectorias cuentan muy poco. Prima la obediencia ciega al líder, esa cualidad que lleva a tirarse a la piscina sin agua, esa capacidad para construir una unión temporal frente al enemigo común (que para los pedristas es Susana Díaz) y esa sumisión inmediata a las directrices de la superioridad por ridículas y temerarias que sean, como ser repelida del templo de Ferraz ante las cámaras de todos los telediarios tras entrar revestida con la estola de “máxima autoridad” (Verónica Pérez).

El pedrismo hispalense ha elegido a la ex concejal Eva Patricia Bueno para aspirar a la secretaría general del PSOE sevillano. Antes tendrá que asumir la difícil tarea de reunir el 20% de los avales, cosa que hasta los sanchistas más convencidos admiten que equivale a encontrar el Vellocino de Oro. Eva Patricia Bueno es la opción más plana de los seguidores de este Pedro que trata de edificar la nueva Iglesia socialista sobre la piedra de las primarias donde derrotó al icono del PSOE andaluz. Bueno es una opción light. Cumplirá la función de instrumento necesario, de colaboradora indispensable para dar el aldabonazo y denunciar la imposibilidad de celebrar unas primarias con dos listas por el requisito imposible de sumar tan alto porcentaje de avales. ¿Algún socialista a sueldo en la Junta, el Ayuntamiento o la Diputación estampará su firma para avalar la lista pedrista?

Eva Patricia Bueno es la secretaria general de la Agrupación Miraflores, donde Sánchez ganó en las primarias por muy poco margen. Pero ganó. Los pedristas sólo vencieron en cinco agrupaciones sevillanas: Bellavista, Nervión, Dos Hermanas, Las Cabezas y la citada de Miraflores. Esta desconocida del PSOE sevillano tiene su propia agrupación fuertemente dividida. El bando contrario en Miraflores lo encabeza en la práctica Antonio Rodríguez, con plaza laboral fija en Emasesa, donde fue una suerte de jefe de gabinete para obras menores en tiempos del virrey Marchena, pasó al ostracismo en la etapa de Zoido y ahora ha levantado el vuelo con Juan Espadas, al que debe lealtad. Eva Patricia fue en tiempos una protegida de Evangelina Naranjo, la ex concejal y ex consejera de la Junta, pero las dos se distanciaron cuando la primera apoyó a Fernández Tapias y la segunda a Madina en las primarias que venció Pedro Sánchez. A Bueno se le reconoce criterio propio en muchos asuntos, aunque también un excesivo entusiasmo a la hora de hablar de algunos de sus supuestos logros en su etapa de edil, como conseguir que el recorrido de la cabalgata se ampliara a los barrios, y la habilidad para haber salido absolutamente limpia del caso Fitonovo aun habiendo sido concejal de Parques y Jardines. Perito agrícola de profesión, su perfil es el más bajo de los posibles para emprender la carrera hacia el poder de la agrupación socialista tradicionalmente más potente de España. Nieves Hernández, ex portavoz de gobierno local, ha rechazado la contienda después de haber liderado las plataformas sanchistas en toda España. Luis Ángel Rojo tampoco ha dado el paso al frente, quizás porque ni siquiera logró que la lista de Pedro Sánchez ganara en la agrupación de la que es secretario general (Sur). Y Maribel Montaño, vista con buenos ojos por el entorno del ex alcalde Monteseirín, tampoco ha querido saber de esta empresa.

Eva Patricia Bueno comparte con Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, el gran pedrista andaluz, la cualidad propia de un núcleo muy particular del PSOE sevillano: la vocación crítica, la necesidad de estar siempre frente al aparato. Esta ex edil es el cucharón necesario para ser golpeado en la cacerola del susanismo y denunciar que las normas del “viejo PSOE” impiden una votación con dos listas, en lugar de ser aplicadas las normas del “nuevo PSOE” que a partir de 2018 rebajan el porcentaje de avales necesario hasta un 3% simbólico. Hacer ruido, evidenciar, hacerse oír. La política de hoy tiene poco de discurso racional, menos de ideología, y mucho de lucha por el poder puro y duro. Y, sobre todo, por el ajuste de cuentas personales. El caballo menos conocido para un hipódromo donde muy probablemente no habrá siquiera carrera. Una apuesta plana y sin riesgos. Los pedristas se conforman con encender la bengala para dejar clara su presencia.

Al gran estratega del sanchismo del Sur, el correoso Gómez de Celis, poco le importa que no se consiga el 20% de los avales. Sabe que la conquista del PSOE andaluz comienza por los cimientos y requiere de algo tan cotizado en política (por la dictadura del cortoplacismo) como es el tiempo. Tras hacer ruido con Eva Patricia, sólo habrá que esperar la entrada en vigor de la nueva normativa que rebaja la exigencia de avales y, después, preparar la batalla en la conformación de las listas de las municipales de 2019, donde el sanchismo querrá sus cuotas en las listas. Hoy ya la tiene en la Plaza Nueva con la edil Inmaculada Acevedo, un ariete poco conocido de Gómez de Celis en el actual gobierno local. Ahí, en el ruedo municipal, es donde Celis le hará cosquillas muy incómodas al actual alcalde, Juan Espadas, si no se las hace antes por otras vías, dadas sus más que solventes conexiones desde hace años con sectores políticos conservadores donde él y los suyos se entienden con terceros a la hora de defender intereses comunes. Porque, insistimos, sólo el enemigo común es capaz de establecer uniones con cierta solidez en la política y explicar extrañas adhesiones. Que socialistas andaluces moderados, con sentido de Estado y altura de miras, reconozcan que han votado a Pedro Sánchez sólo se explica por la animadversión a Susana Díaz, a la que el vídeo ‘robado’ tras la derrota en Madrid y la guasa del cónsul le han venido de perlas. Aparece como víctima quien tanto ha destacado durante años por su perfil más duro. Nada más conmovedor que ser la agredida, la agraviada, la odiada. Entonces el caballo va al galope.

El pedrismo hispalense

Carlos Navarro Antolín | 16 de julio de 2017 a las 5:00

pedristas

SON pocos y tienen el camino cuesta arriba. Se trata del futuro de la agrupación socialista más importante de España, del fortín tradicional del partido, de la provincia que se mantiene roja cada noche electoral por mucho que la piel de toro se tiña de azul. En cuanto pase el congreso regional del enrocamiento de Susana Díaz en sus cuarteles andaluces, la batalla se librará en la agrupación sevillana, dirigida hasta ahora por Verónica Pérez, que ejerce las funciones de un fiel peón de la presidenta, por la que se inmoló el día que se proclamó en Madrid como “la máxima autoridad” del partido para entrar en la sede de Ferraz, pero a la que ni siquiera dejaron pasar el bolso por el escáner de seguridad. Toda España comprobó de lo que son capaces los políticos de hoy por agradar a sus jefes. La piscina sin agua. El pozo sin agua. Elijan la metáfora que ustedes prefieran. El caso es que se lanzó. Se tiró. La evidencia fue máxima y la autoridad nula. Verónica Pérez está políticamente achicharrada de Despeñaperros para arriba, pero todo indica que seguirá al frente del aparato hispalense. Los pedristas se mueven de cara al congreso provincial. Tienen que hacerse notar, generar algo de ruido, plantear guerra. Son pocos pero se han movido mucho y con éxito para devolver a su líder a la secretaría general del PSOE. El primer escollo que tienen es la necesidad de reunir el 20% de los avales para presentar una lista y forzar las primarias, una tarea difícil cuando se trata de pedir firmas de apoyo a militantes que trabajan en el Ayuntamiento, la Diputación o en cualquier despacho de los que se requiere la publicación del nombramiento en el BOJA para ser ocupado. Ellos, por lógica, hubieran preferido un porcentaje de avales simbólico, muy reducido, de los que defiende el nuevo orden del PSOE constituido en la sede de Ferraz, pero el congreso provincial de Sevilla se regirá por el estilo antiguo, emanado del XXVIII congreso federal, celebrado en Sevilla: sin un 20%de firmas no hay candidatura.

Es sabido que el pedrismo andaluz tiene su estratega principal en el ex concejal Alfonso Rodríguez Gómez de Celis y su perfil más institucional en el sempiterno alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano.

Pero los pedristas necesitan un rostro que intente el asalto a la agrupación sevillana, aunque sea de forma testimonial. Una cosa es renunciar a la contienda en el control de la ejecutiva regional (pista libre para Susana Díaz) y otra muy distinta entregar la cuchara en la lucha por el control de las estructuras provinciales. La cara más amable de pedrismo hispalense es la de Nieves Hernández, una licenciada en Derecho, trabajadora de la UGT y militante del PSOE desde 1992. Forma parte de la agrupación Centro. Ha sido presidenta de las muy activas plataformas en apoyo a Pedro Sánchez que surgieron en buen número por toda España después de la defenestración del entonces secretario general aquel sábado de octubre. Hernández no se corta un pelo cuando se refiere a Susana Díaz como una persona “ambiciosa”. Tiene buena imagen, fue durante un tiempo la portavoz de voz dulce del gobierno de Monteseirín en el Ayuntamiento. Está retirada de la política, pero aquella caída de Pedro Sánchez la hizo retornar a la actividad política. Tiene una relación de estrecha confianza con Gómez de Celis. Es una alfonsista.

La segunda opción es Maribel Montaño, carmonense de la hornada del 62, licenciada en Geografía e Historia y funcionaria municipal en su localidad natal. Formó parte de la ejecutiva provincial del PSOE de Sevilla y después de la federal como secretaria de Igualdad. Fue asesora de Monteseirín cuando era presidente de la Diputación Provincial. También fue delegada provincial de Cultura con Carmen Calvo de consejera (hoy pedrista con sillón en la ejecutiva federal) y años después formó parte del gobierno municipal como delegada de Cultura y –al igual que Nieves Hernández– como portavoz del gobierno de Monteseirín durante un período.

Y la tercera opción sería la de Luis Ángel Hierro, actual componente de la ejecutiva provincial, economista con plaza universitaria que vivió algunos días de gloria –con sus minutos de telediario– cuando intentó ser candidato a la secretaría general del PSOE en 2012, en un intento –dijo– por demostrar que la obligación de reunir previamente altos porcentajes de avales lastran el proceso. Ese mismo año dimitió como presidente del Consejo Económico y Social de Sevilla tras censurar que “todos los gobiernos” quieren controlar este organismo, tiene experiencia como diputado en el Congreso y se caracteriza por ejercer de verso libre en el PSOE sevillano. Es secretario general de la agrupación Sur (cargo que alcanzó por un estrecho margen de votos), desde la que ha promovido apoyos para Pedro Sánchez, como han hecho también los secretarios de las agrupaciones de Miraflores, Nervión y Bellavista.

Las medallas de Juan Palomo

Carlos Navarro Antolín | 12 de noviembre de 2010 a las 11:44

alcalde-y-premiados

Están Las Medallas de Argüeso, caldo sanluqueño que baña las ferias. Están las medallas olímpicas, melodías de triunfo cuatrianuales frente al televisor. Están las medallas rancias, que huelen a naftalina de chaqués estrechos en el Corpus. Están las medallas modelo lamparón, que el cebralín termina siempre por aumentar con regalo de cerco incluido. Y están las medallas de Juan Palomo, como la que la Delegación de Convivencia y Seguridad (antes Seguridad Ciudadana) dará este mismo año a dos de los miembros del gobierno actual. Sin reparo alguno. La concesión de la cruz blanca de la Policía Local a tres de los ex delegado del ramo estárá más o menos justificada, según los casos y opiniones, pero Curro Rodríguez (PSOE), Manuel García (PP) y José Gallardo (PSOE) hace muchos años, más de veinte en el primer caso, que dejaron la dirección y coordinación política de este cuerpo de seguridad local. Pero Francisco Fernández es el actual delegado de Movilidad y portavoz adjunto del PSOE. Y Nieves Hernández está al frente de Hacienda, Comunicación y ejerce nada menos que como portavoz del gobierno cada semana ante los medios de comunicación. Cuando menos, no está bonito eso de que el gobierno imponga condecoraciones a dos de sus miembros. Llena ahí, pero que sea de Las Medallas (de Argüeso).