Los tendones de Mathieu y la franja de Gaza

Fonsi Loaiza | 26 de julio de 2014 a las 19:02

mathPor FONSI LOAIZA

Después de recibir miles de insultos, burlas y alguna que otra reprimenda debido a unos tweets que escribí: “Imposible no sentirse mal preguntándole a Mathieu por su puto Tendón de Aquiles cuando está muriendo tanta gente en Gaza. Detesto esa burbuja en la que vive el mundo del deporte. Una realidad paralela, endogámica en la que creemos que de verdad importa lo nuestro”. No me retracto de lo dicho y reincido en el mayor pecado que se puede cometer en este mundo hipócrita: pensar lo que uno dice, decir lo que uno piensa e intentar hacer lo que uno dice.

De verdad, me pueden llamar lo que quieran. No sé de fútbol, no sé de nada, ni sé todo de mí mismo. Soy un bruto que cada día quiere aprender un poco. Admito mi ignorancia. Pero si hay algo ante lo que lucho es de que no se me acuse de demagogo. No intento engañar a nadie.

Cuando me dijeron que fuera a la rueda de prensa de Mathieu pensé en hacer esta pregunta: “¿Qué posición toma el Barça ante la masacre que se está viviendo en Gaza?” No la hice. Un compañero me pidió que le preguntara a Zubizarreta sobre el procedimiento para fichar y fue la primera que hice. La segunda fue: ¿Es verdad que fue una liberación jugar de central tras la lesión en los tendones de aquiles porque había perdido explosividad? Recibí varias felicitaciones por la pregunta. Al día siguiente me sentía mal porque no hice lo que me dictaba el corazón. Y encima recibí halagos.

Pero para mí era mucho más importante saber la posición del FC Barcelona en un tema como el de Gaza. Aunque seguramente no hubiera conseguido nada, no tuve los cojones suficientes. Quizás por autocensura, quizás por nervios. No había estado en muchas de estas. Y entonces cometí un crimen: dije en twitter que me sentía mal por ello. A los insultos nunca les doy importancia. Los insultos no hacen sociedades más sinceras, sino sociedades peores. Sí tengo muy en cuenta las críticas porque los diferentes puntos de vista te hacen mejor y es de lo que uno aprende. Me llegó un SMS de una persona a la que admiro mucho: No mezcles temas (tendones de Mathieu y niños de Gaza) y en ese momento decidí escribir este artículo. La cuestión se había ido de madre.

Me jodió no preguntar por Gaza y el pueblo palestino. Los genocidios son temas de los que uno no puede inhibirse. Y no creo que el deporte sea excluyente. Por eso admiro a Kanouté que se atrevió a manifestarse y tuvo que pagar una multa. ¿Debe vivir el deporte ajeno a las atrocidades cuando en el juego se ponen de manifiesto las conductas humanas? El tema del central parece el fin del mundo. Que si Mathieu no es defensa, que si ha costado 20 millones, que si es muy mayor… Cuando el fin del mundo está en Gaza. En el Holocausto sionista. Y mientras, los medios de comunicación desinforman, y el embajador de Israel en EEUU dice que merecen el Premio Nobel.

Que me perdonen los que insultan. Sé que no retuitearán este artículo, les va cazar en jauría y esconderse después. El periodismo es luchar de forma independiente, poner entusiasmo en estar incómodo, complicarse la vida para facilitársela a los demás y no tocarse los huevos ante lo que ocurre en el mundo.

  • Daris

    Que grande eres Fonsi!! Con más periodistas como tú, que gozada seria.

  • david

    Pues me parece muy valiente decir lo que has dicho y totalmente de acuerdo con lo que expresas. Un saludo

  • Pepe

    Después de las chorradas que aguantamos de rubias presentadoras y otros wayoministas, por qué no vas a poder escribir tu lo q piensas. Y más cuando es sensato. Cada vez da más vergüenza esta España en la q vivimos.

  • JC

    Todo esto es muy bonito y tal; viste mucho eso de preocuparse por el pueblo palestino. Eso sí, sólo por el palestino. Cuando Hamas lleva meses lanzando cohetes contra Israel, no se os pasa a ningún periodista por la cabeza preguntar, por ejemplo, en la rueda de prensa de presentación de Luis Enrique, cuál es la posición del Barça ante la oleada de cohetes que se lanzan sobre población civil israelí y que, gracias al escudo antimisiles, no llegan a impactar más que un porcentaje pequeño.

    No sé si el periodista que firma esto y que tan preocupado está por el “genocidio” es consciente de que el único país de ese entorno donde podría escribir con absoluta libertad es Israel. Pero supongo que le da igual. El virus de la progresía y la corrección política ataca en primer lugar a la razón. Y, desde luego, si en algún sitio actúa con fuerza dicho virus, es en el periodismo.

  • Sevillista del 60

    Esta reflexión deberían planteársela muchos periodistas, pero la capacidad de reflexión y la coherencia no es una virtud en la mayoría de la prensa de hoy en día. Por eso admiro, como tu, a D. Frederick Kanoute, uno de los mejores futbolistas y, sin duda, una de las mejoras personas que han pasado por el futbol español en los últimos 20 años. Su pecado ha sido no jugar en BarÇa o Madrid, porque en ese caso sus innumerables actos de generosidad y coherencia personal y política habrían tenido un eco mucho mayor, casi el que han tenido Messi o Cristiano por gestos que han requerido mucho menos valentía que los que el ha llevado a cabo (con Palestina, o con la ciudad de los niños en Mali – pagada de su bolsillo). Saludos desde Sevilla.