Los periodistas somos muy malos

Fonsi Loaiza | 20 de abril de 2016 a las 8:57

POR FONSI LOAIZA, EN TWITTER @FONSILOAIZA

Luis Enrique no es agradable con la prensa deportiva, no recoge Balones de Oro, no le gusta invitar a comidas a los periodistas ni hablar sobre los árbitros. No es un técnico accesible para los medios de comunicación y su forma de ser no sirve para rellenar panfletos ni para vender diarios. Le gusta pasar el tiempo libre con su familia en casa o montado en una bicicleta con los amigos por la montaña. El técnico del FC Barcelona rehúye el foco mediático y detesta el periodismo vendido y servil.

Luis Enrique no es rentable para la industria comunicativa, no le gusta ponerse medallas, odia las excusas y no se ha creado ningún personaje para esta época multimediática. Tiene amor por el juego y desprecia todo lo que le fueron añadiendo los medios para convertirlo en negocio. Y quizá por eso no haya tenido el reconocimiento que se merecía un entrenador con cinco títulos y todos los récords en su primera temporada en un grande de Europa.

Dicen algunos que actúa como Mourinho, y del técnico portugués tiene buen concepto como líder. “Envidio y elogio de manera desmesurada a Mourinho por su capacidad para conquistar al grupo. Sus jugadores morirían por él”, decía el asturiano. Ha tenido trifulcas con la prensa. En su época de jugador en el Real Madrid rompió una cámara que pagó por voluntad propia después de que reconocieran que le querían pisar. No le gusta que nadie pase por encima de él y de vez en cuando comete excesos y pierde la compostura como con un periodista de Diario Gol.

Todo el gremio del periodismo ha salido a defender al periodista Víctor Malo como si de una secta se tratara. Considero que ser periodista no es sentirse parte de un clan sino sufrir la soledad del que huye del rebaño, perseguir la injusticia y denunciar la mentira. Cuando un periodista engaña a sabiendas está estafando y el periodista Víctor Malo engañó en su artículo sobre la preparación física diciendo que Luis Enrique había señalado a su preparador físico.

El técnico confía plenamente en su equipo técnico. Es increíble ver cómo los periodistas deportivos no persiguen la mentira de sus compañeros ni las tropelías contra los aficionados, pero se defienden entre ellos con uñas y dientes como hacen con el poder. Sin embargo maltratan al que le dice verdades. En cuanto uno se sale un poco de las líneas del pensamiento único van a por él.

Admitámoslo. Lleva razón Luis Enrique cuando dice que muchos medios de comunicación faltan el respeto a profesionales. El periodismo deportivo está en un momento pésimo. Somos muy malos. No incrementamos la salud democrática del deporte ni aumentamos la cultura de los aficionados. Nuestras mentiras tienen inmunidad. Podemos llamar malos a árbitros, jugadores, entrenadores e hinchas. Somos parte de un sistema mafioso en el que el fútbol ha sido robado a los hinchas por los dirigentes. Podemos recuperarlo si tenemos el valor de proclamar que somos muy malos para el fútbol y que hay que resetear el periodismo, hacer limpieza y empezar de nuevo por una comunicación del bien común en el deporte.

  • Francisco Loaiza Jimenez

    Tienes mucha razón en tu critica sobre el tipo de periodismo que se practica.
    Los continuos desplantes y malos modos de Luis Enrique no tienen justificacion alguna..empequeñecen todo lo que su equipo y club han conseguido.
    Con ese equipo cualquiera….A ver que consigue a partir de ahora.
    Un abrazo sobrino.

  • Antonio

    NO PUEDO ESTAR MAS DE ACUERDO CON ESTE ARTICULO, QUE VA A LA RAIZ DEL PROBLEMA,LOS PERIODISTAS SE CREEN ALGO QUE NO LO SON, Y NO SOLO ESO, SI NO QUE,SI HACEN MAL SU TRABAJO SE CONVIERTEN EN UNA LACRA PARA EL DEPORTE. EN LUGAR DE UNA AYUDA,PARA REFLEXIONAR

  • Ana Estevan

    Gracias a Dios, aún existe gente honrada, legal y con ganas de decir verdades. Muchas gracias sigue haciéndolo

  • Aline Bruna Thiago

    Increíble la corage que tienes. No se si mi espanol lo entiendes porque soy de Brasil, pero espero que sigas haciendo un periodismo honesto!!

  • David

    Lamentablemente un artículo así lo leerán muchísimas menos personas que el que habla del nuevo peinado de cualquier jugador de uno de los dos equipos muy importantes de nuestro país. Justamente eso le da más valor aún, el ir contra corriente y decir “las verdades del barquero” que decía José María García que nadie se atreve a decir por miedo a ser repudiado.
    Gracias y suerte en tu cruzada, tan improbable como necesaria


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber