Las relaciones peligrosas de los Arbeloa con el que fuera hombre fuerte de BET365

Fonsi Loaiza | 23 de mayo de 2016 a las 10:56

arber

La crítica en fútbol es tan extraña que quien la practica acaba pareciendo un chalado. Sin embargo como cantan los Chikos del Maíz debemos seguir creyendo en esos locos, en esos corredores de fondo que caminan con la soledad del que huye del rebaño.

Debemos unirnos todos los que hoy luchamos por un deporte libre de corruptos. Somos la inmensa mayoría. Los medios de comunicación deportivos hoy traman contra los aficionados y están a las órdenes de los poderosos. Sólo buscan cobrar de los dirigentes a los que defienden criminalizando a los hinchas en sus programas y hablando de estupideces para dividirlos y estimular sus bajos instintos.

Los medios de comunicación no han informado nada sobre las presuntas relaciones de los hermanos Arbeloa con las casas de apuestas. Hello, empresa de Yago Arbeloa fue patrocinadora de las camisetas de Huracán Valencia en Segunda División B. Un equipo financiado por Yago Perrín, amigo íntimo de los Arbeloa, mánager en España, Latinoamerica y Portugal de la casa de apuestas de BET365 hasta 2015, y que ahora comparte relaciones empresariales con el hermano de Arbeloa en ViriditasVentures.

El hombre fuerte de una operadora de apuestas on-line puso la financiación de un equipo de Segunda B hasta que lo dejó tirado y acabó desapareciendo por impagos unos meses más tarde. Según Francisco Ortí, exjefe de prensa del equipo: “La crisis de nuestro equipo comenzó el 31 de mayo de 2015 justo cuando Huracán se clasificó para las semifinales del playoff y nos confirmaron que Yago Perrín dejaba BET365 y no podía seguir poniendo dinero”.

El caso debería haber trascendido en los medios pero fue silenciado. BET365 es una de las mayores financiadoras de los medios de comunicación deportivos y existe una red de complicidades que se ha ido tejiéndose a base de contratos. ¿Cómo iban a desvelar las reglas del juego que los hacía ricos? Se han establecido unos intereses comunes por el que los periodistas dejan de ser críticos y pasan a ser bufones.

La relación de los Arbeloa con Yago Perrín debería estar siendo investigada también por Javier Tebas. Tenía pensado mandar un correo a la Liga por este caso flagrante cuando de repente entré en el dominio de la empresa de Tebas y me encontré que aparecía el nombre del hermano de Álvaro Arbeloa. Cuando lo publiqué en twitter fue borrado y mi historial hackeado.

El tema del dominio era lo de menos. Los hermanos Arbeloa atacaron desacreditándome y sin responder a lo referente con BET365. Tuiteros como @DrZurdo que están a sueldo por la empresa de los Arbeloa y que crean campañas a través de las redes sociales empezaron a insultarme. Una técnica explicada en el libro La desfachatez intelectual: “Se ventilan las cuestiones con trifulcas estériles en términos personales mediante el sarcasmo sin un verdadero intercambio de razones”.

‘Mil y una formas de hacer el ridículo, por Fonsi Loaiza’, escribió Arbeloa en su twitter. Sin embargo nada respondían sobre sus relaciones con BET365. El 18 de octubre de 2010 Yago Perrín escribó un tweet a Arbeloa en el que explica que sabe sus inversiones: “No sé si darte la enhorabuena por el partido del Málaga o por tus inversiones en Internet”.

De las mil y unas formas de tener en cartera a 8.000 tuiteros y de cómo un futbolista tan vulgar como Arbeloa se ha convertido en un icono del madridismo y una leyenda del fútbol como Casillas ha sido defenestrado en las redes sociales no sabremos nada.

Los medios de comunicación y los equipos de fútbol son los juguetes de los dirigentes multimillonarios. Florentino a través de medios propagandísticos maltrató a un mito del fútbol mundial como Iker Casillas y encumbró a icono del madridismo a Álvaro Arbeloa, un futbolista que va de valiente pero que no se atreve a aclarar su relación con el que fuera hombre fuerte de BET365.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber