Cuando el acta arbitral lo escribe Twitter y lo publica la prensa

Fonsi Loaiza | 3 de marzo de 2017 a las 6:17

dese

El acta del árbitro Clos Gómez no recogió ninguna incidencia del público de Riazor en el encuentro disputado entre Deportivo de la Coruña y Atlético de Madrid. Sin embargo, en Twitter se hizo un juicio paralelo a partir de manipulaciones y mentiras en busca de criminalizar a una hinchada. Los medios de comunicación no fueron ajenos y distribuyeron las falsedades de unos cánticos a Fernando Torres que nunca existieron. Estos, como ya hicieron en su día sobre unas mangas de Piqué para estimular la catalanofobia, tenían su festival particular de clics fáciles. Los medios de la miseria no informan, mercantilizan el mensaje y sólo buscan vender polémica. Unos medios de comunicación que tratan a los aficionados como un simple número que vender a marcas deportivas y casas de apuestas. En este sistema los hinchas son una mercancía sin derecho a la información.

Mercantilizar el dolor es patético y bochornoso y debería traer consecuencias para los medios que mintieron. La imagen de Fernando Torres tras el golpe con Bergantiños era estremecedora. Jugadores con lágrimas en los ojos y el miedo en el cuerpo de todos los presentes. La leyenda del Atlético ya consciente y orientado pasó la noche en observación en el hospital por protocolo médico. “En cuanto pueda iré a ver a Torres para pedirle perdón. Cuando se pueda pasar esta noche entraré a saludarle”, dijo en un acto que honra el futbolista Bergantiños. Twitter y la prensa atribuyeron a la grada de Riazor Blues unos cánticos que nunca se produjeron. Los únicos cantos que hicieron mientras Torres estaba en el suelo y sin saber la gravedad del golpe fueron: “Jimmy vive” y “Jimmy, hermano, nosotros no olvidamos”. Riazor Blues estaba en la grada contraria y era difícil saber lo que pasaba. El futbolista Andone pidió a la afición que se calmara porque era un asunto grave y espinoso. No manda callar a Riazor Blues sino a los aficionados que están pitando a los Riazor Blues porque consideran que no era el momento indicado para las reivindicaciones. La afición unida al completo despidió entre aplausos a Fernando Torres.

Los medios demostraron que sólo buscan favorecer los intereses de los que están en los palcos dividiendo a los aficionados. ¿Si cierran gradas por cánticos ofensivos, por qué no cierran los medios de comunicación por mentir? El fútbol ganaría. La violencia son ellos.

acta


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber