El cuento de Caparrós que me creí cómo un niño pequeño

Fonsi Loaiza | 1 de noviembre de 2014 a las 18:14

POR FONSI LOAIZA

Pido perdón públicamente por haber ensalzado un acto como el de Joaquín Caparrós rompiendo el diario Marca. Primero, y ante todo, por todos los compañeros dignos y honestos que trabajan en ese periódico. En especial, a Santiago Segurola, el mejor periodista deportivo de este país con diferencia y la persona que con sus artículos hizo que amara este oficio desde que tengo uso de razón.

Poco tardó Caparrós en desenmascararse. Hizo su rueda de prensa con premeditación y alevosía, estimuló los más bajos instintos y ahí caí inocentemente como un niño estúpido. Celebré su actitud al pensar que le salía de dentro. Él ha demostrado que está a la altura del periodismo indigno, ramplón y amarillista. Yo, en este caso, también. Cuando uno comete errores debe hacerse cargo de ellos, como dice mi madre: “Hay que vivir procurando no traicionarse”. Y por eso insisto en la condena hacia mi persona por una mala praxis de periodismo. Caparrós no ha sido consecuente con lo que expresó. Ha reculado. No defendía sus principios, sino sus intereses. Usó el foco mediático con fines demagógicos. Sabe que él con su propuesta de fútbol cicatero vive del resultado y del exitismo que incentiva la prensa.

Somos muchos jóvenes formados los que pagamos esta vergüenza de periodismo deportivo de pandereta. Caparrós se ha destapado hoy como un cuentista. Hoy se entiende mejor el motivo de que este entrenador tenga tan buen cartel con tan mal fútbol. Cuando el juego no enamora a tu gente, necesitas dos cuentos: el mero resultado y las relaciones con los periodistas.

Picapedreros

Fonsi Loaiza | 30 de octubre de 2014 a las 23:48

abuelo

POR FONSI LOAIZA

Este artículo no versará sobre deporte. El Caminante del Balón deja la pelota y coge la hoz y el martillo. No se asusten. Es una metáfora. No llega el comunismo ni la revolución bolivariana a este país, es la estrategia del miedo a la que apelan los que tiemblan con perder sus sillones.

Os contaré una breve historia personal para resumir lo que está ocurriendo en este país. Mi abuelo, al igual que otros muchos abuelos, picó piedra día y noche, con frío y calor para que mi madre estudiara y no fuera explotada. Se lo propuso y lo consiguió. Ella, hija de picapedrero abulense, de pueblo de 1.000 habitantes, pudo estudiar Lengua y Literatura en la Universidad de Salamanca con Víctor García de la Concha, el que fuera Director de la RAE y ahora del Instituto Cervantes, de profesor. Después se presentó a las oposiciones en Andalucía y se las sacó a la primera.

Mi madre lleva en la enseñanza más de 25 años, y es dando clases como Juan de Mairena: “amor y provocación”. Los alumnos la adoran, y por eso genera tantas reticencias entre los dirigentes de su centro educativo. Este año dejará su Instituto de toda la vida porque lleva persiguiéndola muchos años un director déspota y tenebroso. También dejará su militancia en el PSOE y la suscripción en El País. Se ha dado cuenta de que este sistema no funciona. Nos han estafado. Mi abuelo picó piedra para que la vida de mi madre fuera próspera, y ahora mi madre ve a un hijo con licenciatura y máster al que sigue pagando piso y estudios, que tiene un porvenir precario, que sueña con ser algún día mileurista, mientras unos chorizos han gobernado el país a sus anchas. Unos sinvergüenzas que iban de “patriotas”, para los que dimitir es un nombre ruso, el gobierno español un banco suizo y han dejado que en España 20 ricos tengan más que 14 millones de ciudadanos.

La irrupción de Podemos no sólo representa a una generación nueva, formada, sin miedo, que su boca es suya y que en su hambre manda ella. Podemos simboliza una segunda juventud para todos nuestros padres, que vivieron mejor gracias a nuestros abuelos picapedreros, y ahora tienen que luchar de nuevo para que sus hijos no vuelvan a ser explotados.

 

#FonsiAlChiringuito

Fonsi Loaiza | 24 de octubre de 2014 a las 11:20

POR FONSI LOAIZA

El Chiringuito, uno de los programas más nocivos para el deporte, busca tertuliano. No me he atrevido a ver entero este programa en mi vida, y podría parecer una contradicción entrar en directo. No quiero ser cómplice de esta lacra que estimula los más bajos instintos, sólo decir unas cuantas verdades. En esta vida somos indignos o indignados. No busco fama ni dinero. Una demostración es que si recibo algún tipo de emolumento irá destinado a la promoción del deporte femenino. #FonsiAlChiringuito fue TT y debo seguir con esta lucha.

 

 

¡Váyase, señor Villar!

Fonsi Loaiza | 15 de octubre de 2014 a las 0:03

POR FONSI LOAIZA

villarEntre las Eurocopas de 2008 y 2012 se vendieron en torno a 4,5 millones de camisetas oficiales de la selección española: 70 millones de euros fueron a parar a las arcas de la FEF (Federación Española de Fútbol) que preside Villar desde 1988. Más los amistosos disputados suman unos 270 millones de euros en seis años. ¿Dónde han ido a parar? Nadie lo sabe. Lo que sí sabemos es que fue Villar el que dio el visto bueno a un partido infame ante Guinea para condecorar a un dictador. Desde entonces, el fútbol español masculino ha entrado extrañamente en crisis. Fracaso en el Mundial y eliminados de los Europeos sub-17, sub-19 y sub-21. Y se le está bien merecido por la aquiescencia de esos futbolistas que eran los héroes del pueblo y que nos habían hecho olvidar aquella frase de don Antonio Machado: “Por mucho que un hombre valga, nunca tendrá valor más alto que el de ser hombre”.

Villar nunca tendrá valor más alto que el de ser un gánster. El presidente de la FEF no ha tenido bastante con subirse el sueldo en época crisis y firmar un indulto para que el corrupto de Del Nido saliera de la cárcel, ahora no acepta el porcentaje de la recaudación de las quinielas para evitar la ley de la transparencia y tampoco tolera la subvención al fútbol femenino para no tener que poner a tres mujeres como directivas (el único deporte que rechaza la ayuda a la mujer) . Justo cuando el fútbol femenino ha cosechado unos éxitos impensados con la primera clasificación a un Mundial y tres subcampeonatos: dos en Europeos sub-17 y sub-19 y uno en el Mundial sub-17, con dietas tercermundistas y con superación gigantesca. Ojalá todas ellas se levanten contra Villar, como no hicieron ellos cuando fueron utilizados para el bolo de un dictador. La Sexta prepara un reportaje sobre sus corruptelas, él ya ha llamado a la cadena para pedir que lo retiren. Pronto sabremos si ha surtido efecto su “llamada”. De momento Podemos Deporte ya se ha unido a la causa contra esta casta del fútbol: ¡Váyase señor Villar!

Leo Messi: volver a soñar

Fonsi Loaiza | 2 de octubre de 2014 a las 12:42

POR FONSI LOAIZA

Son malos tiempos para el buen periodismo, dicen. Yo creo que es el mejor momento posible aunque la situación sea frívola con las personas luchadoras, y aunque en este oficio triunfen los que chupan culos. Mi amigo Chiqui Esteban, que se fue a Estados Unidos y ahora es director gráfico en el Boston Globe, me dijo una frase al respecto que lo resume a la perfección: “En España si quieres ser riguroso en el periodismo deportivo, te expones a ser acusado de ser un flipado que se cree que trabaja en el New York Times”. Nos morimos de hambre, pero no estamos muertos ni nos dejaremos matar. Y si alguien tiene que morir serán los medios tradicionales que ningunean a becarios, que se han quedado obsoletos por completo y que son barquitos de papel con gastos inmensos en medio de un océano por descubrir. Creo en el inmenso esfuerzo de la gente nativa en lo digital que lucha día tras día para sacar noticias y reflexiones en sus blogs. Es esa rabia en el estómago de hoy la que hará un mejor periodismo mañana. Aquí os dejo mi prólogo del libro de un amigo y compañero que lucha contra esta banalización del deporte. Otro periodista indignado, del desencanto y que lucha ante la indignación con su única arma: la palabra. Ahora se la da al nuevo Leo Messi.

- PRÓLOGO, LEO MESSI: VOLVER A SOÑAR.

Alfredo ha escogido al peor prologuista posible del mundo para un libro de Messi. Un chico de 23 años, sin idea de nada y madridista de cuna. Aseguro pues que estas líneas serán las peores del libro. Además no hablarán de Messi sino de mi abuela.

 Ella se fue hace dos años. Viví 21 con ella y le puse el apodo de Lali, como todos le decían. Nunca le había gustado el fútbol. Siempre me decía que fuera a un concurso por tantos nombres que me sabía. Con el paso del tiempo, Lali se fue haciendo una entendida y enamorada del Barça. Llegó a convertirse en su conversación favorita, en el rincón de su alegría y casi en el centro de su vida. Supongo que mi hermano y yo le dimos tanto la murga con la pelota en el pasillo que no le quedó otro remedio que amarla.

 Lali siempre fue muy inquieta, pero en sus últimos meses ya no se levantaba del sillón en todo el día y solo recuperaba lucidez, sonrisas y utopías con el fútbol. Ella era la que daba la tabarra y como una niña pequeña se creía que estaba en el campo. Le comenté que algún día la llevaría a alguna tertulia de fútbol. Seguro que no daría los gritos que dan algunos en los Puntos Pelotas. Ya nunca podré. Así que este libro es una dedicatoria para ella. Recuerdo que le regalé los libros de Iniesta y de Ronaldinho y en mi conciencia siempre quedará no haberle podido comprar el de Messi. El argentino fue su último elixir de vida. Alfredo le regala este libro que consta de miles de reflexiones interesantísimas sobre la figura del mejor jugador del planeta. Con estas pocas líneas os dejo. Léanlo dejándose seducir por ellos tres. Un escritor pasional, una abuela única y un futbolista genial. Lo disfrutarán. 

 Comprar AQUÍ. 

Bielsa desata la locura en Francia

Fonsi Loaiza | 21 de septiembre de 2014 a las 17:41

 

POR FONSI LOAIZA

Desde que Marcelo Bielsa aterrizó en Marsella, estalló en la ciudad francesa el sentido de pertenencia al equipo de la ciudad. El técnico argentino no habla francés, pero su lengua es el fútbol y los aficionados así lo reconocen. Su nombre es el cántico más repetido en el nuevo Vélodrome, las pancartas pueblan el estadio y en L’Equipe hacen tesis sobre sus discursos y lo califican como de “genio de la comunicación”. Uno de los integrantes del cuerpo técnico, Ever Demalde, que llegó al equipo a prueba después de enviarle una carta de admiración para conocer a Bielsa en persona, ha firmado su primer contrato profesional y expresa sobre el técnico: “No me lo creía. Entrenar con él es una pasada, es lo mejor que me ha pasado en la vida”.

Bielsa siempre se posiciona a favor del aficionado y de sus jugadores, “En una disputa entre autoridades y jugadores estoy siempre de lado de los jugadores aunque no lleven razón”, según explica. Genera discordancias en la prensa y los directivos. De momento los resultados van de la mano de su honestidad y por ello no puede ser recriminado. Después del lío público por defender que él no hacía los fichajes, el presidente del Olympique de Marsella, Vicent Labrune acabó respondiendo: “Bielsa es de palabras sinceras, no busca polemizar, sino hacer partícipes de sus pensamientos a los aficionados. El tema está cerrado”.

La locura por Bielsa ha estallado en Marsella. Tanto que los periodistas no se lo explican y le preguntaron con asombro: ¿Por qué lo aman tanto en Marsella?, Bielsa explicó: “Pertenecemos a una sociedad en la que se bendice todo lo que sea triunfo, y todo lo que no sea triunfo, no se perdona. Las adhesiones se verifican en el fracaso”.

Después de seis jornadas, el Olympique de Marsella suma trece puntos con cuatro victorias consecutivas, catorce goles a favor, seis goles en contra y es líder de la liga francesa con el máximo goleador del campeonato, Gignac (seis goles) y el jugador con más regates, Giannelli Imbula. El técnico argentino se quita importancia. “Los entrenadores somos circunstanciales. Solo siendo humilde, alguien pone los intereses colectivos por encima de los intereses personales”, sentenció el nuevo líder de la Ligue 1.

Natalia Pablos: “Vivo del instinto”

Fonsi Loaiza | 19 de septiembre de 2014 a las 10:01

Justo cuando se cumplen un centenario del primer partido de mujeres en España y un decenio de la conquista del Europeo sub-19, Natalia Pablos no quiso fallar con la cita histórica y dejó su nombre escrito con letras doradas en la historia del fútbol español. Sus dos goles ante Rumanía certificaron el pase de España a su primer Mundial de fútbol femenino. Natalia es rayista de corazón, inglesa de adopción y tiene como imagen en su cuenta de twitter unos tacones pichando una pelota. Ella agujerea con su juego todo tipo de clichés.

Pregunta: ¿Qué se siente al convertirse en la mujer que ha clasificado por primera vez a la selección femenina a un Mundial de fútbol?

Respuesta: Todas estamos locas de contentas por lo conseguido y yo me siento especial por haber marcados esos goles. Es una fortuna pertenecer a este grupo que ha logrado la clasificación. Mis goles sólo han ayudado a conseguirlo, pero nuestro fútbol es un trabajo de todas.

P: Ha marcado 12 tantos en 25 remates en la clasificación. ¿El gol se tiene o se entrena?

R: El gol lo puedes entrenar para mejorar en precisión o conociendo más a las porteras rivales. Pero el gol es el gol. Siempre digo que el gol es algo innato que se tiene o no se tiene y que depende del instinto que una posee para posicionarse y anticiparse a las jugadas. Vivo de ese instinto y lo trabajo.

P: Hace un año de su regreso a la selección. ¿Llegó a pensar que no volvería?

R: Estuve cinco años sin venir a la selección. Fue una decisión personal pero volver era algo que siempre estaba en mi cabeza. Ahora he vuelto y me siento plena y feliz. Todos estos años había estado haciendo lo mismo: entrenar y jugar al máximo para marcar goles.

P: Juega en el Bristol Academy porque es muy difícil vivir del fútbol en España. ¿Qué diferencia ha encontrado con el fútbol de España?

R: La principal diferencia que he encontrado es la competitividad que hay en todos los partidos. Eso te hace mejorar día a día. Es un no parar.

P: En el Rayo Vallecano es una institución con más de 300 goles. Incluso juega para el equipo cuando coge vacaciones en Inglaterra. ¿Cómo vivió el tema de la posible desaparición de la sección?

R: La desaparición del Rayo fue un tema con el que estuve bastante sensibilizada porque para mí era como si fuera a desaparecer trece años de mi carrera. Estoy muy contenta de que hayan podido continuar jugando todas las chicas. Ojalá nunca desaparezca una sección tan emblemática como la del Rayo que nos ha dado tanto a mí y al fútbol femenino. Hicimos fuerza en las redes sociales y lo conseguimos.

P: Hace un decenio del Europeo sub-19 que conquistó junto a Ruth García y Vero Boquete. Contó que tenían un peluche de Shreck en ese torneo que les dio suerte. ¿Ahora tenéis otro amuleto?

R: Ya nos hemos hecho mayores y no tenemos amuletos de la suerte. No sé si para el Mundial buscaremos otro, pero de lo que estamos seguras es de que trabajaremos para hacer algo muy grande en Canadá.

P: Desde entonces las licencias han crecido un 300%: de 10.000 se han pasado a 40.000 ¿Se os puede llamar pioneras?

R: Somos pioneras en habernos clasificado para un Mundial, pero sólo por eso. Antes de nuestra generación ha habido otras que han aportado su granito de arena para que nosotras podamos estar ahora aquí. El fútbol español está creciendo mucho y las futbolistas son cada vez mejores por el trabajo de base y el espíritu de sacrificio que tenemos.

P: Muchas profesionales se han mostrado descontentas con la frase que dijo Ancelotti para explicar el juego del Atlético: “El fútbol es para hombres no para señoritas”. ¿Qué le pareció?

R: El comentario de Ancelotti lo hemos escuchado, pero nos pilló jugándonos una clasificación para un Mundial, que era mucho más importante que una mera frase.

 

La hija pródiga del tiro

Fonsi Loaiza | 19 de septiembre de 2014 a las 9:50

POR FONSI LOAIZA

En 2004 los tiros al plato de María Quintanal (44 años, Bilbao), una rubia treintañera con disfunción en la vista, ya madre, y hasta ese momento una deportista desconocida, abrieron el medallero español de los Juegos de Atenas y por ende las portadas y telediarios de todo el país. Quintanal estuvo en el foco mediático durante un corto espacio de tiempo, cobró una buena beca de 48.000 euros y después vivió el oscuro rincón del deporte, que como suele explicar el escritor Javier Marías “es pasado nada más haber ocurrido”.

Le duró muy poco a Quintanal el sabor de la gloria de su plata. Nunca se volvió a encontrar tan cómoda como aquel verano de 2004. Se enfrentó a la Federación en infinidad de ocasiones y finalmente esas desavenencias la llevaron a competir para la República Dominicana desde 2009. Quintanal tenía la doble nacionalidad por su marido, pero terminó su aventura americana divorciada y sin resultados: “De mi etapa allí prefiero ni hablar. Una desolación. Pero como se suele decir: pasado pisado”.

Quintanal había perdido la pasión por el tiro y regresó a Canarias para sentirse nuevamente deportista. “Tengo muchos problemas económicos y la Federación Canaria, donde ayudo en lo que puedo, me está echando una mano. Me acogieron cuando más lo necesitaba”. La medallista olímpica ha vuelto a competir para España en el Mundial de Tiro que se se disputó la semana pasada en Las Gabias (Granada) y ha logró el bronce por equipos junto a Eva Clemente y la prometedora Fátima Gálvez, que se hizo además con el subcampeonato y la clasificación para los Juegos de Río.

“Estaba muy nerviosa y los nervios me han jugado una mala pasada porque, de verdad lo digo,  tenía más ilusión que cuando empecé. Soy la veterana y la nueva del equipo. Yo diría que esto significa más incluso que cuando me llevé la medalla en los Juegos Olímpicos. Daré más guerra y lucharé por estar en los próximos”, aseguraba la tiradora española después de esta nueva medalla y de acabar en el 41º puesto individual.

María Quintanal es la única mujer española que ha conquistado una medalla olímpica en tiro. En la Federación la consideran la hija pródiga y han visto con buenos ojos su regreso por todo lo que representa. La hija de Quintanal, Arantxa, de 13 años, ya apunta maneras, según su madre: “Le gusta este deporte. Muchas veces me dice: `¡Mami, déjame probar!´. Las Quintanal lo llevamos en la sangre”.

El Bolt de la Masia vuela con el Arsenal

Fonsi Loaiza | 18 de septiembre de 2014 a las 19:14

POR FONSI LOAIZA

hector-bellerin

La EscolaFCB nació hace un decenio para iniciar en el Idioma Barça a los niños de seis años con más dominio del balón. Allí empezaron a jugar juntos Sergi Samper y Héctor Bellerín, de la Generación del 95, dos de los jóvenes debutantes en la primera jornada de la Champions League. Años más tarde del nacimiento de la Escola, el seleccionador de Alemania, Joachim Löw explicó antes de proclamarse campeón del mundo su fascinación y fijación por la escuela azulgrana: “Vi un partido de los más pequeños del Barça y quedé impactado. Lo nunca visto. Fue la recreación del Barça grande. Juego estructurado, veloz y sin balón. Pequeños Xavis y Messis. Aún nos queda trecho para aprender”, argumentó.

Al término de la temporada 2010-11 el que también quedó prendado del juego del cadete del Barcelona en la final de la Nike Premier Cup en el mítico Old Trafford fue Arsène Wenger. El técnico francés, que ya había fichado a Cesc, Ignasi Miquel y Fran Mérida, llamó a la puerta  de los dos pipiolos criados en la Escola, Bellerín y Samper, y también de Jon Miquel Toral.

Bellerín y Toral no se lo pensaron dos veces y cogieron las maletas rumbo a Londres. El niño bonito y la gran promesa de la cantera del Barcelona, Sergi Samper, se quedó a pesar de la insistencia de Wenger. El entrenador del Arsenal sigue enamorado de él y ahora está dispuesto a abonar su cláusula de 12 millones. Pero su caso es como el de Xavi Hernández o Pep Guardiola: está predestinado y ama al Barcelona por encima de todas las cosas.

Héctor Bellerín, íntimo de Samper (jugaron 8 años juntos) tiene un estilo de juego y de vida diferente al del mediocentro azulgrana. En la Biblia de La Masia, el libro de Martí Perarnau Senda de Campeones, la definición referida al lateral Héctor Bellerín refleja a la perfección sus atributos: “Rápido, con buenos centros, dibbling seco y excelente uno contra uno. Debe mejorar sus fundamentos defensivos, el juego aéreo y ganar participación permanente en el juego”. Tras su marcha en 2011 admitía: “En el mundo del fútbol cada uno tiene que labrarse su propio camino para llegar a conseguir su sueño. La cantera del Barcelona tiene los mejores jugadores jóvenes del mundo. Eso significa que no pueden jugar en el primer equipo todos los mejores porque no hay sitio para ellos. Cesc cogió el camino de salida y logró ser capitán del Arsenal. Cuanto más grande es el reto, más grande es el éxito”.

Bellerín está lleno de tatuajes por el cuerpo, tiene un físico prodigioso, le encanta el fútbol al espacio de Gareth Bale y disfruta con el dinamismo británico. En la pretemporada del Arsenal batió el récord del club en el test de sprint de 40 metros con una marca de 4,40s. Inferior a la de Usain Bolt en los primeros 40 metros (4,64s) en su récord de 100 metros (salida en estático). Sin embargo en los rondos con Wilshere, Özil y Cazorla también disfruta: “Suena el balón como en el Barça”, admite el lateral.

Bellerín representa el furor que están causando los laterales derechos españoles. Antes no surgían y ahora hasta siete están entre los 25 más valorados de Europa menores de 26 años: Carvajal, Azpilicueta, Montoya, Manquillo, Mario Gaspar, Hugo Mallo y Jonny Castro. Bellerín se ha unido a ellos con su debut en Champions ante el Borussia. Tras la lesión de Debuchy, que estará de baja entre 2 y 3 meses, tiene las puertas abiertas para jugar en la banda derecha junto a otro cuchillo con pasado azulgrana: Alexis Sánchez.

Algunos periodistas acusaron a Wenger por la osadía de entregar la titularidad a Bellerín en la derrota en Dortmund. El entrenador gunner salió en defensa del lateral español. “Es un chico con personalidad que no se inmuta con la presión. Es muy, muy, muy rápido y sus centros son buenísimos. Le falta un poco de experiencia como defensor, pero será muy importante de cara al futuro”, aseguró. “Si no empiezas a los 19 años, nunca empezarás”, aclaró un Wenger que ha echado a volar al Bolt de la Masia.

Javi Poves, el indignado del fútbol, abraza de nuevo el balón

Fonsi Loaiza | 12 de agosto de 2014 a las 16:59

POR FONSI LOAIZA

Javi Poves, ex jugador del Sporting, que colgó las botas por ideales en 2011, vuelve al fútbol en el Sanse de Tercera Divisón después de tres años de viajes por el mundo

jpoves5

“Es un buen chico con una pedrada importante”, así definió Manolo Preciado en 2011 a su pupilo Javi Poves (Madrid, 1986) cuando el central tomó la decisión de abandonar el mundo del fútbol por su compromiso con la vida. Poves ha dado la vuelta al mundo en tres años. Dejó su pasión de niño a un lado, le daba asco el negocio del fútbol, rechazó ofertas de muchos miles de euros y comenzó a viajar para luchar contra su ignorancia. En ese tiempo ha conocido un total de 35 países sin pisar un solo hotel para empaparse de diferentes culturas. “Fue la mejor decisión que he tomado en mi vida. Si pudiera volver al pasado, haría lo mismo. He estado en los países más pobres, he conocido la cruda realidad y me he vuelto más humano. Me curé de la malaria sin medicación y también de la estupidez en la que vivimos instalados. El dinero que ganaba en Primera era corrupto. El mundo del fútbol te idiotiza. Empezando por mí. En Senegal me creía Superman y casi me muero. La supervivencia consiste en luchar contra la estupidez. Por ejemplo la que viven en Gaza. Israel es un país terrorista financiado por EEUU”, comenta en una conversación llena de rebeldía.

Este Willy Fog futbolero ha dejado sus viajes a un lado y vuelve al fútbol por amor al arte. Tiene un herbolario, se casa, será padre y quiere estabilidad. Por eso jugará en el San Sebastián de los Reyes que milita en la Tercera División. Mañana disputará su primer partido de pretemporada contra el Trival Valderas en lo que será su vuelta a los terrenos de juego tres años después de su retirada. Javi ha perdido la inocencia, pero dice tener la misma ilusión que cuando formaba parte de las canteras de Atlético de Madrid, Rayo Vallecano y Sporting de Gijón.

jpoves2El nuevo futbolista del Sanse sabe que criticarán su postura, pero cree que no tiene que dar explicaciones: “También criticaban al anarquista Lucio Urtubia. Decían que no podía ser anarquista y casarse. Él respondió que como buen anarquista hacía lo que le daba la gana. Yo sin ser anarquista, también digo lo mismo con mi vuelta al fútbol. Vuelvo porque me da la gana. No creo que tenga que justificarme ante nadie. Jugar en Tercera no te da ni para pagarte calcetines. Lo hago por mera diversión. Solo quiero jugar y entrar en un vestuario de nuevo. Quiero enseñar a los pequeños lo que pude aprender en Primera. Los ponen muchas trampas y caen en ellas. Los primeros culpables son los padres. Tuve la suerte de que los míos no me llenaron la cabeza de pajaritos”. Además, Poves reconoce estar más en forma que en 2011: “Ahora estoy mejor físicamente que cuando jugaba en Primera. Ser deportista es una actitud, no una profesión. Mi cuerpo ha evolucionado y me siento más fuerte”. Lo que no cambia es su concepción del negocio futbolístico: “Siempre me ha gustado el fútbol como juego. Solo odio lo que rodea al fútbol. Da asco ver tanta corrupción. La FIFA deja que muera la gente en la construcción de estadios de Qatar. Cuando estuve en Brasil, me impresionó. No he visto mayor desigualdad. También he aprendido a no ser tan maniqueo. Ni todos los ricos son malos ni todos los pobres son buenos. Hay civilizaciones como la japonesa que me dan envidia y son un ejemplo en todo”.

El entrenador del Sporting, Pitu Abelardo, guarda muy buen recuerdo de Poves: “Era un central solvente, iba muy bien por arriba y era maravilloso en el trato personal. Decidió dejar el fútbol, pero tenía condiciones para haber jugado en Primera mucho tiempo”. Su amigo Carlos Álvarez, jugador del Leganés, y compañero en las categorías inferiores del Sporting de Gijón, admite su admiración por Poves: “Es una persona única. Un loco brillante del que se aprende de todo. Muchos prefieren criticarlo, cuando lo que deberían hacer es escucharlo. Poves vuelve al fútbol porque siempre amó la pureza que contiene este juego. Se ha quedado sin viajes y tiene muchas ganas de darle patadas a un balón”.

jpoves4Javi Poves no se ve representado en la política actual y cree en un cambio de paradigma a la economía circular y en reproducir la dinámica de la naturaleza. Va a entrenarse en una bicicleta eléctrica y piensa que el fútbol servirá como opio del pueblo por poco tiempo y sigue considerándolo un lugar lleno de podredumbre. “El fútbol ya ha estallado en categorías más bajas. Los grandes cracks y clubes viven en una burbuja. Un día reventará y estallará el sistema”. Javi es un indignado, pero su pesimismo no provoca desesperanza sino aliento. A Poves se le llenan los ojos de alegría con el fútbol puro: “Lo que ha hecho el Eibar es lo más grande que ha pasado en la historia de nuestro fútbol”. Poves sigue siendo el mismo. Se ha puesto de nuevo las botas y sus pies regresan al césped. Su cabeza continúa tirando pedradas al negocio del fútbol.