Plusmarca de la solidaridad

Fonsi Loaiza | 8 de agosto de 2014 a las 14:28

daniel

POR FONSI LOAIZA

La sociedad se ha empeñado en convertir las marcas personales en una forma de exhibición. Correr ya no es sólo un acto deportivo sino un escaparate de uno mismo en las redes sociales. Contra esas nuevas modas lucha Daniel Aranda, un hostelero catalán de 41 años, que sólo corre por las ilusiones de Raúl, un niño valenciano de cuatro años con el síndrome de Dravet, una de esas enfermedades degenerativas denominadas raras, sin cura, que le dificulta el habla y por la que sufre epilepsias y trastornos del sueño.

Desde hace dos años Dani se enteró de los sufrimientos de Raúl y no para de proponerse retos para ayudar a la familia. Ha hecho ironmans descalzo con el móvil en la mano para avisar a Raúl y miles de locuras corriendo. Daniel siempre vence al dolor. Lo último fue batir el récord de correr descalzo en cinta. Recorrió más de 151 kilómetros en 24 horas y recaudó unos 7.000 euros. La familia de Raúl tiene una papelería y dice con amargura pero esperanza: “Tenemos un pequeño hospital en casa. No hemos recibido ninguna ayuda del gobierno. Por eso es tan grande Daniel. Siempre revisamos los periódicos y es una pena que nunca salgan estas noticias de gente anónima tan buena en los diarios”.

Daniel tiene un restaurante en Canet de Mar y ahora tiene pensado crear un comedor social para ayudar a los más desfavorecidos. Cada quince días, hará un maratón en favor de Raúl e intentará batir más récords del mundo. El pasado fin de semana realizó un viaje a Anna (Valencia) donde viven Raúl y su familia con una grúa que llevaba una hucha gigante con todo el dinero. Lloraron todos juntos.

Ahora que todas las portadas están copadas por el alarmismo del ébola, hago caso a Albert Camus: “Los periodistas no deben publicar nada que pueda provocar desesperanza”. Hemos llegado a un punto tal de irritación en el que las noticias malas ya no provocan emoción y sólo sorprenden los hechos sensibles de la gente buena como Daniel.

ENTRA Y APOYA: LAS ILUSIONES DE RAÚL

Los tendones de Mathieu y la franja de Gaza

Fonsi Loaiza | 26 de julio de 2014 a las 19:02

mathPor FONSI LOAIZA

Después de recibir miles de insultos, burlas y alguna que otra reprimenda debido a unos tweets que escribí: “Imposible no sentirse mal preguntándole a Mathieu por su puto Tendón de Aquiles cuando está muriendo tanta gente en Gaza. Detesto esa burbuja en la que vive el mundo del deporte. Una realidad paralela, endogámica en la que creemos que de verdad importa lo nuestro”. No me retracto de lo dicho y reincido en el mayor pecado que se puede cometer en este mundo hipócrita: pensar lo que uno dice, decir lo que uno piensa e intentar hacer lo que uno dice.

De verdad, me pueden llamar lo que quieran. No sé de fútbol, no sé de nada, ni sé todo de mí mismo. Soy un bruto que cada día quiere aprender un poco. Admito mi ignorancia. Pero si hay algo ante lo que lucho es de que no se me acuse de demagogo. No intento engañar a nadie.

Cuando me dijeron que fuera a la rueda de prensa de Mathieu pensé en hacer esta pregunta: “¿Qué posición toma el Barça ante la masacre que se está viviendo en Gaza?” No la hice. Un compañero me pidió que le preguntara a Zubizarreta sobre el procedimiento para fichar y fue la primera que hice. La segunda fue: ¿Es verdad que fue una liberación jugar de central tras la lesión en los tendones de aquiles porque había perdido explosividad? Recibí varias felicitaciones por la pregunta. Al día siguiente me sentía mal porque no hice lo que me dictaba el corazón. Y encima recibí halagos.

Pero para mí era mucho más importante saber la posición del FC Barcelona en un tema como el de Gaza. Aunque seguramente no hubiera conseguido nada, no tuve los cojones suficientes. Quizás por autocensura, quizás por nervios. No había estado en muchas de estas. Y entonces cometí un crimen: dije en twitter que me sentía mal por ello. A los insultos nunca les doy importancia. Los insultos no hacen sociedades más sinceras, sino sociedades peores. Sí tengo muy en cuenta las críticas porque los diferentes puntos de vista te hacen mejor y es de lo que uno aprende. Me llegó un SMS de una persona a la que admiro mucho: No mezcles temas (tendones de Mathieu y niños de Gaza) y en ese momento decidí escribir este artículo. La cuestión se había ido de madre.

Me jodió no preguntar por Gaza y el pueblo palestino. Los genocidios son temas de los que uno no puede inhibirse. Y no creo que el deporte sea excluyente. Por eso admiro a Kanouté que se atrevió a manifestarse y tuvo que pagar una multa. ¿Debe vivir el deporte ajeno a las atrocidades cuando en el juego se ponen de manifiesto las conductas humanas? El tema del central parece el fin del mundo. Que si Mathieu no es defensa, que si ha costado 20 millones, que si es muy mayor… Cuando el fin del mundo está en Gaza. En el Holocausto sionista. Y mientras, los medios de comunicación desinforman, y el embajador de Israel en EEUU dice que merecen el Premio Nobel.

Que me perdonen los que insultan. Sé que no retuitearán este artículo, les va cazar en jauría y esconderse después. El periodismo es luchar de forma independiente, poner entusiasmo en estar incómodo, complicarse la vida para facilitársela a los demás y no tocarse los huevos ante lo que ocurre en el mundo.

Machismo Mundial

Fonsi Loaiza | 12 de julio de 2014 a las 0:14

POR FONSI LOAIZA

El machismo no se ha liberado del deporte. El fútbol se ha convertido en  la gran trinchera de los bajos instintos. La realización de los partidos del Mundial parece hecha a base de babas. En medio del encuentro siempre tienen tiempo y encuentran espacio para poner a mujeres de buen ver. Una de las imágenes que dio la vuelta al mundo fue la de una guapa belga menor de edad. La hincha de Bélgica incluso fue contratada por L’Oréal y muchos diarios anunciaron la noticia a bombo y platillo. Sin embargo, la chica ha sido despedida por publicar una foto cazando un animal.

Todos los días recorto las noticias estrictamente deportivas dedicadas a la mujer y en un mes no he recogido las páginas dedicadas al fútbol en un día normal. Hace unas semanas realicé una entrevista a la jugadora del Barcelona Alexia Putellas para el diario El País  en la que me decía consternada que no las valoramos como en otros países, que la mayoría de nuestra prensa deportiva es rosa y que se llama deportiva porque salen las novias de y esos des son deportistas. Mientras ellas no pueden ser jugadoras profesionales por un Real Decreto que las excluye, los periódicos hacen listas de las mujeres más guapas de este Mundial.

Lo más asombroso que he visto en mi vida es la belleza femenina. Por eso me indigna que se trate a la mujer como ganado. El machismo es un problema estructural, necesitamos renovarnos y cambiar la forma de hacer periodismo deportivo. Adolecemos de cultura del deporte. La mayoría de los dirigentes deportivos son retrógrados, sus calzoncillos huelen a rancio y solo quieren ver a mujeres si es en sujetador. Algunos piensan que los únicos que practican y observan deportes son los hombres, y además los hombres carcas.  El principal deber del periodista deportivo consiste en luchar contra esta lacra social porque el periodismo es ante todo un servicio a la ciudadanía. En el Mundial de Brasil las mujeres están siendo tratadas por nuestros medios como objetos sexuales, floreros y mercancía del clic rápido. Luego llegarán los JJOO de Río y conseguirán más medallas que los hombres como ocurrió en Londres.

Sócrates no dejará que triunfe Scolari

Fonsi Loaiza | 3 de julio de 2014 a las 12:00

POR FONSI LOAIZA

El fútbol actual ha confundido la garra con la agresividad. Uruguay hizo la mitad de faltas que Brasil en el Mundial del 50. Agresividad significa tendencia a actuar violentamente. En la última Confederaciones Brasil fue el equipo que más faltas cometió. El seleccionador Scolari es perjudicial para la salud del fútbol. Hace varios años ordenó escupir y pegar a un jugador y pidió públicamente a sus pupilos que cometieran más faltas y traspasaran el límite del reglamento. Uno entrena como es. Y el técnico brasileño se ha postulado contra la homosexualidad y a favor de la dictadura de Pinochet.

Brasil busca su sexto Mundial con millones de personas en las calles exigiendo igualdad y con obreros fallecidos en las construcciones de los estadios. Un profesor vale más que Neymar, no lo olvidemos. Brasil juega con las peores armas futbolísticas. Sólo busca ganar. Ya ni el fútbol juega para la gente, para los jodidos del mundo, para los mendigos del buen fútbol.

Pero Sócrates desde el cielo no dejará que triunfe Scolari. Él fue uno de los grandes futbolistas luchadores por la libertad. Un valiente que salió a jugar en un Mundial con una cinta en el pelo que rezaba: “Necesitamos justicia” y con otra bandera que mostraba el enunciado de la esencia del deporte: “Ganar o perder, pero siempre con democracia”.

Para escuchar con VOZ 

El azote de Le Pen

Fonsi Loaiza | 30 de junio de 2014 a las 0:17

POR FONSI LOAIZA

Benzema se ha liberado en este Mundial sin Ribery. Se siente el líder de una selección brillante hecha con un vestuario multicultural y desechando todo tipo de egos. Es el futbolista que más ocasiones de gol ha generado en el torneo (1º en pases al área con 12 y 2º en tiros a portería con 20) y mejora todo lo que pasa por sus pies.

Hace poco más de un año el Frente Nacional de Le Pen pidió a la Federación Francesa de Fútbol que excluyera a Benzema por patriota pusilánime y mercenario. El partido de Le Pen expuso que cantar La Marsellesa era una necesidad para cualquier atleta cuando se tiene el honor de representar a la nación al más alto nivel. En una entrevista en Panenka, Karim Benzema respondió de forma lúcida: “Si marco, soy francés; si no marco, soy árabe”. El grandioso delantero escucha el Corán antes de los partidos.

Por suerte para el fútbol, la Federación Francesa y Deschamps hicieron caso omiso a las peticiones de Le Pen. Benzema puede jugar por fin su primer Mundial (Fue descartado en 2010 por jugadores como Gouvou, Anelka, Cissé y Gignac). Deschamps ha sabido dar con la tecla de un fútbol francés que apunta maneras hasta en competición doméstica: la irrupción de James Rodríguez, la llegada de Marcelo Bielsa y los fichajes del PSG. De un campeonato mundial a otro solo han repetido cuatro hombres: Lloris, Mandanda, Evra y Valbuena

Son malos tiempos para una Europa arrogante destrozada en política y economía y sin cultura. Francia ha caído en masa en el discurso populista de Le Pen. Sin embargo, su selección ha preferido el mestizaje, tanto que hasta juega un francés nacido en una patera, y es de los pocos combinados que defienden al viejo continente en la fase final del Mundial.

Dictaduras y  partidos políticos han utilizado el fútbol como elemento propagandístico. Le Pen también lo haría, pero ya no podrá por posicionarse antes en contra de Benzema, el futbolista menos populista y tribunero. Su fútbol hace pupa a los populismos. No besa escudos, no corre detrás de balones que sabe que no llegará; y cuando todos se dejan la voz en el himno, él no se inmuta. Benzema, el azote de Le Pen y los populismos, pasa de símbolos y nacionalismos, solo la quiere al pie. El balón es su única bandera.

Etiquetas: , ,

Mitos griegos

Fonsi Loaiza | 29 de junio de 2014 a las 15:18

POR FONSI LOAIZA

“Bienvenido sea el opio del fútbol; no nos engaña, solo nos alivia” Javier Marías.

La selección griega ha tenido uno de los gestos más solidarios que se recuerdan en un Mundial. Todos los jugadores han decidido dejar a un lado el dinero de las primas para construir una nueva ciudad deportiva. El lema del bloque heleno suena a adagio socrático: “No queremos dinero. Jugamos para el pueblo griego”.

Grecia se ha clasificado por primera vez en su historia a los octavos de final en un Mundial. Justo al conocer que ganarían más dinero por conseguir este hito, los futbolistas griegos remitieron una breve carta al Primer ministro diciendo que no quieren bonus extras, sólo piden apoyo para conseguir una Ciudad Deportiva digna que acoja a las diferentes categorías.

Samaras, Karagounis y compañía saben que no arreglarán la crisis griega, pero consiguen con una pelota que la gente más jodida la olvide durante hora y media.

Es verdad que el juego tosco de Grecia no enamora, pero el fútbol no es solo jugar bonito. Hay muchas maneras de practicar este deporte, y sin duda una de las mejores formas consiste en ser un bloque unido y solidario. El fútbol es como la vida: las palabras mueren en la boca si no se convierten con esfuerzo en actos.

Etiquetas: , ,

El Platón del Real Madrid

Fonsi Loaiza | 25 de junio de 2014 a las 11:26

POR FONSI LOAIZA

zizou

“Hay entrenadores que se creen más importantes que los jugadores. Cuando es así, es un gran problema para el equipo”. “Un tercio del plantel sigue al técnico por lealtad, respeto a la jerarquía; otro tercio sólo te sigue si le aportas algo. Y otro tercio te complicará la vida siempre. Eso te muestra sobre qué parte del grupo tienes que trabajar”. “Sé que lo que digo será escuchado por miles de personas, por eso es mejor ser un poco reservado. En lugar de decir todo lo que se te pasa por la cabeza, por lo menos, hay que pensar lo que se dice. A mí me parece lo mínimo”. “Mi fuerza es estar atento a los demás”. “Un equipo construido para los atacantes. Es una filosofía que no gusta a todos y no es descabellada si tienes buenos defensores”. “El fútbol es bonito cuando no se sabe nunca lo que va a pasar”. “El fútbol empieza en la calle”. 

Son frases que resumen la propuesta que intentará llevar a cabo Zinedine Zidane (hasta el nombre lo tiene bello, escribió Pep Guardiola) en el Real Madrid Castilla. Zizou, como Di Stéfano en el club blanco o Kubala y Cruyff en el Barça, es el prototipo de futbolista extranjero de categoría mundial que renueva la idiosincrasia de un gran club al hablar el lenguaje universal del fútbol: mucho juego y poco ruido. Interpretó el deporte rey a partir de la distinción con la música de Plácido Domingo de fondo.

En el libro ‘Futbolia, filosofía para la hinchada’ a Zidane se le bautiza con el nombre de Platón. “Platón afirma que cuando aprendemos algo, lo que estamos haciendo es recordar la idea que nuestra alma ya conocía antes de nacer. Zidane lleva toda su carrera sacándonos de la caverna de la mediocridad, de los tonos grises, intentando convencernos de que otro fútbol es posible”. El Real Madrid no ha necesitado resetear toda la etapa de Mourinho (se ficharon a jugadores fantásticos como Di María y Modric), ni imitar al Barcelona; cada uno tiene su estilo. Pero tiene un pasado que fue ninguneado y debe recuperar poco a poco. El primer paso en la conciencia fue la memoria histórica a partir del merecido homenaje a Raúl González Blanco, después la conquista de la ansiada Copa de Europa.

Al Real Madrid los últimos años le sobraron conveniencias y le faltaron convicciones. Mou es un adaptado a los tiempos que corren de reality shows y bajos instintos. Zidane es un adelantado a su tiempo, que predica la  discreción y el respeto, y que no ha caído en la trivialidad del fútbol moderno. Ancelotti ha demostrado ser de esos entrenadores mesurados tipo Del Bosque que miran más por el equipo que por ellos mismos, y que no exaltan los triunfos con sus figuras. Ha obrado eso que cada vez hacen menos los entrenadores de hoy en día: entrenar y hacer jugar. Zidane, ya lo dijo en su día Florentino: será el gran líder deportivo del proyecto. El francés es referente ético y tiene en sus manos la piedra filosofal. Ancelotti se ha consolidado como el Rijkaard del Real Madrid, Zidane esperará en el filial para intentar ser el Guardiola blanco si algún día lo necesitan.

Etiquetas: , ,

Tikitalia

Fonsi Loaiza | 17 de junio de 2014 a las 14:35

Cesare PrandelliPOR FONSI LOAIZA

“Hay que empezar a jugar. El Mundial ha demostrado que quien lo hace gana. Pues aprendamos: pases y pelota al suelo” (Andrea Pirlo)

“Bajas el sonido de la televisión, pones tiras en sus camisetas y aún sabes que es España. Eso es un gran equipo” (Cesare Prandelli)

 

Ninguna selección tiene más precisión en el pase que Italia en este Mundial (93,2%). Francia tiene 91% de éxito en el pase, Inglaterra, Argentina 90% y España 87%. Italia siempre sacó de puerta en corto frente a Inglaterra, salió jugando desde atrás  y sus aficionados llegaron a corear con olés los toques de balón de sus centrocampistas: Marchisio, Pirlo, De Rossi, Candreva y Verratti. Una medular que atesora las mejores virtudes de la asociación: compromiso, visión de juego y dinamismo.

Italia ha confeccionado un equipo para encandilar con el juego. Andrea Pirlo dio una nueva clase magistral de fútbol ante Inglaterra. Prandelli y el jugador de la Juventus comandan una revolución futbolística en toda regla. El pasado Mundial ha sido muy higiénico para los italianos. En Sudáfrica Gennaro Gattuso ( “Cuando veo a Andrea con el balón me pregunto si yo mismo debo definirme como futbolista”) disputó más minutos que Pirlo. Las tragedias traen consigo catarsis. A partir del desastre mundialista dejaron el cicatero catenaccio y apostaron por la valentía del balón.

Pirlo y Prandelli se han convertido en estandartes contraculturales. Después del Mundial reflexionaron sobre el camino a seguir para triunfar. Eligieron a España como modelo. El combinado español ha perdido la vitalidad de antaño y las críticas constructivas son justificadas. Sin embargo, cuestionar el estilo es un error catastrófico. Los medios de comunicación italianos ya han apodado a su selección como ‘Tikitalia’. Igual nos hemos emborrachado de tanto juego de toque, pero no deberíamos olvidar que muchos equipos beben todavía del manantial de esta preciosista filosofía de juego.

POR FONSI LOAIZA

Etiquetas: , ,

La hinchada del Mundial

Fonsi Loaiza | 16 de junio de 2014 a las 0:13

japini

POR FONSI LOAIZA

Japón no falta a una cita mundialista desde el Mundial 98. Los encargados de los estadios se quedan anonadados con ellos. En Francia, en Alemania, en Sudáfrica y en Brasil, la zona en la que se colocan los aficionados japoneses queda más limpia después de los partidos. Son un ejemplo de civismo. Se llevan bolsas de basura para escombrar el lugar donde animan a su selección. Así conciben el fútbol. No a la inmundicia.

En nuestro país es habitual dejar los restos de comida con un razonamiento: “Si limpio, le quito el trabajo al que limpia”. Un axioma que explica nuestra identidad cainita. Ahora en España todos removemos la mierda y nos tiramos los trastos con la única selección que ha ganado Eurocopa – Mundial – Eurocopa en la historia, en Japón todos limpian y recogen la suciedad que generan. La selección nipona nunca ha pasado de octavos de final, solo ha ganado 4 partidos y ha marcado 13 goles en los Mundiales. Sus jugadores tras perder ante Costa de Marfil hicieron reverencias a su afición. Una hinchada que se merece las reverencias del fútbol mundial.

POR FONSILOAIZA

El Coronel Mario Yepes

Fonsi Loaiza | 14 de junio de 2014 a las 17:54

yepesPOR FONSI LOAIZA

En el fútbol y en la vida hay dos caminos a seguir. Lo añadido o la esencia. La cacharrería o la orfebrería, lo indigno o lo indignado, lo superficial o lo profundo. El Tiki Taka, Deportes Cuatro y Jugones o Informe y Acento Robinson, Panenka, Líbero. Cada uno es libre de escoger la ruta que desee. Existen relatos de fútbol que son poesía, no se matizan, fluyen como el mar cuando llega al río, se sienten. Como la historia de la Colombia de Pékerman y Mario Yepes. Un equipo de grandeza que se ha confeccionado a base de llantos, desconsuelos y sufrimiento.

El gran capitán Mario Yepes lloró desconsolado en el vestuario tras la eliminación de la Copa América frente a Perú en 2011. Así lo contaba el bueno del exseleccionador Maturana: “Empieza a llorar en el camerino y les dice a los muchachos, llorando, que ellos no sabían lo que le costaba a él entrenar para poder estar a la altura de ellos, que él pensaba que esa era su última Selección y estaba muy dolido porque los habían eliminado, que se habían frustrado sus sueños. Termina Mario y sigue llorando, viene Camilo Zúñiga y habla: “Mario, no se preocupe, que nosotros vamos a correr por usted, ponemos todo lo que usted no pueda poner, pero lo necesitamos aquí con nosotros. Este es un grupo de amigos y esa es la verdadera fortaleza de esta Selección”.

En el vestuario arroparon a Yepes. Y finalmente la selección cafetera se clasificó con dos goles suyos ante Paraguay para el Mundial. Con 38 años es el primero para este Mariscal de la defensa. Es diez años mayor que Piqué y Ramos, pero en su primer partido de la cita mundialista parecía tener diez años menos que ellos dos contra Holanda. Los compañeros no lo dejan expuesto a campo abierto, corren por él y Yepes se muestra imperial al corte.

Hace tres años Yepes no se sentía futbolista válido para el combinado nacional y ahora se ha consagrado como el líder de la zaga en el Mundial. Colombia tiene relato, posee realismo mágico. Este Mundial también servirá de homenaje para el más grande escritor latinoamericano del siglo XX (Gabriel García Márquez). Sin el gran Gabo ni Falcao los coroneles no serán Aureliano Buendía ni el Tigre, sino este tipo honesto al que todos adoran en Colombia por su compromiso. Un futbolista de verdad, sin artificios.

POR @FONSILOAIZA