Afines en los carteles

Laura Mármol | 8 de marzo de 2008 a las 21:14

El PSOE ha optado por no vender el rostro de Manuel Chaves en primer plano en los carteles electorales. Le han dicho viejo –tiene 62 años- y que se vaya a su casa después de 18 años en el despacho –si gana mañana, sería su sexta legislatura-.

Por ello, han querido rodearle de gente joven, niños en algunos casos. ¿Será la niña de Rajoy alguna de ellas? ¿Tendrán formación o serán casi analfabetos? Son la generación del “talante y del talento”, como los ha definido el propio Chaves. Cualquiera les dice algo feo a esos muchachos que desde las vallas miran con esa cara de satisfacción a su presidente de Andalucía, al único que, por su edad, conocen algunos de ellos.

En cualquier caso, Chaves tenía fácil que no le pusieran mala cara en la foto. Hay hijos de militantes. El talante se les da por hecho.

Café a 3,80 euros

Laura Mármol | 8 de marzo de 2008 a las 3:28

La verdad es que chocaba que el fondo de la imagen de Chaves mientras leía la declaración institucional de condena al terrorismo fueran unas letras doradas con el nombre del hotel en el que el candidato y su equipo habían almorzado. El Elba Estepona es un alojamiento con todo tipo de lujo y a pie de playa –he estado un rato mirando al mar y me ha recargado las pilas-.

Si no hubiera pasado la desgracia que le obligó a marcharse rápidamente de Málaga, hubiera sido bueno que Zapatero se hubiera pasado por este lugar y comprobara lo que vale un café. ¡3,80 euros¡ Sí, nos lo hemos tomado en una terraza estupenda mirando las olas, pero no he dado crédito cuando nos ha traído la cuenta.

Superstición con Málaga

Laura Mármol | 8 de marzo de 2008 a las 3:12

Si les decía que este mediodía hemos presenciado la que es una de las imágenes de esta campaña –cuando Zapatero se enteró al final de un mitin en Málaga del asesinato de Isaías Carrasco-, en la rueda de prensa posterior a la declaración institucional en la que Manuel Chaves ha mostrado su repulsa al atentado, el presidente andaluz nos ha dado la que también es una de las frases de estos días. “Han tiroteado a un concejal socialista; creo que tienes que irte rápidamente”, le dijo al oído a Zapatero. Dicho y hecho.

Suena a consejo de padre a hijo, no me digan que no. Chaves volará mañana al País Vasco acompañado del portavoz del Gobierno autonómico, Enrique Cervera. En el camino se quedan sus planes de pasar el sábado, día de reflexión y día de la mujer, acompañado de su familia y, sobre todo, de sus dos nietas, ambas de su hijo. Con las dos está loco, pero la mayor es su debilidad. Nada de eso podrá ser.

No creo que el PSOE andaluz vuelva a dejar Málaga para el final de la campaña. Les cuento. Hace cuatro años, Chaves y su caravana se despertaron en la capital de la Costa del Sol con la trágica noticia de los atentados de los trenes de Madrid. Eran tres días antes de las elecciones. Hoy, a 48 horas del 9-M, también ha conocido en la ciudad malagueña el fatal suceso.

La suspensión de la campaña nos ha dejado sin Felipe González, que esta noche cerraba en Sevilla con el candidato a la Junta.

ETA irrumpe en campaña

Laura Mármol | 7 de marzo de 2008 a las 18:38

ETA ha acabado a tiros con la campaña electoral. Al final ha ocurrido y la banda terrorista ha irrumpido de la forma más macabra en las jornadas previas a la cita con las urnas, asesinando al ex concejal socialista Isaías Carrasco.

Los periodistas que seguimos a Chaves hemos presenciado hace apenas dos horas la que es, sin duda, la imagen de esta campaña. Rodríguez Zapatero estaba en el escenario del pabellón polideportivo del campus de la Universidad de Málaga cuando saltó la noticia. Rondaban las 13.40 horas. Periodistas y autoridades conocíamos ya la información del atentado, pero el presidente del Gobierno aún no sabía nada. Seguía forzando la voz para arrancar los aplausos de los malagueños. Todo el mundo estaba inquieto, pero el candidato a revalidar La Moncloa continuaba con su discurso.

“No le deis una alegría a quien quiere que no vayáis a votar”, decía Zapatero como colofón al mitin y ante la euforia del público. Lo que no sabía es que Chaves portaba la noticia que sí que acabaría con su alegría. El candidato a la presidencia de la Junta se apresuró a subir al escenario y ahí se produjo la imagen a la que me refería antes.

Chaves comunicó los datos a Zapatero al oído. En ese momento, el rostro del presidente del Gobierno sufrió una mutación. Expresión descolgada, ojos cargados y color blanco en la piel. Una persona helada, con el cuerpo cortado, en definitiva.

Chaves, que se dio cuenta de la imagen gélida del líder nacional, se apresuró a devolverle al pabellón, en el que mentalmente ya no estaba. Le tomó del hombro e hizo un gesto de pequeño zarandeo. Nada. Zapatero empezó a saludar, pero su cabeza ya se había ido de Málaga. El dirigente andaluz se afanó en marcar más su despedida para suplir la carencia de su compañero de filas.

Ha sido cuestión de segundos. No ha habido regodeo como otras veces. El presidente ha tomado un vuelo destino Madrid. Chaves se ha desplazado hasta Estepona, donde ha citado a la prensa para hacer una declaración institucional en calidad de responsable de la Junta.

Vamos de camino, en el autobús. Luego les cuento.

En forma física

Laura Mármol | 7 de marzo de 2008 a las 14:31

Jornadas que no suelen empezar mucho más allá de las ocho y media de la mañana, una media de cinco entrevistas o intervenciones en medios de comunicación al día, actos sectoriales y, al menos, un mitin. Cuando se acaba, son más o menos las nueve de la noche, y eso con suerte. Así están siendo los días en esta recta final de la campaña.

Hay veces que los periodistas de la caravana que sigue a Chaves no podemos ya con nuestro cuerpo, aunque el carné de identidad de algunos de nosotros acredita que acabamos de entrar en la treintena.

El candidato tiene 62 años. Ya lo saben por las veces que la oposición ha usado su edad para trasladar el mensaje de que debe ir pensando en la retirada. No sé si será verdad aquello de que se siente como “un chiquillo con zapatos nuevos”, pero lo cierto es que está hecho un chaval. Cuando muchos ya casi no damos pie con bola, él se sube a un escenario y pone el tono mitinero que, a los que no nos dedicamos a eso, nos parece tan complicado y más con 300 kilómetros en el cuerpo.

Más de uno y más de dos firmarían por estar con su forma física. Les cuento algunos de sus secretos. Cena poco. Háganse una idea: un caldito. El ejercicio, no lo perdona, aunque ahora en campaña ha hecho un paréntesis. En condiciones normales, una hora de preparación. Mantenimiento y natación. Ya saben, si quieren perdurarse en sus quehaceres, tomen nota.

Viaje en el autobús del candidato

Laura Mármol | 7 de marzo de 2008 a las 3:28

Hoy me he cambiado de autobús, con la queja de mi Manolo, que no Chaves, sino el conductor de los periodistas. El candidato ha participado en el Día de Córdoba en un encuentro digital organizado por el Grupo Joly, justo después del mitin de Zapatero en la ciudad, y de regreso a Sevilla he viajado en el vehículo que lleva al presidente de la Junta y a su equipo.

Hemos comido durante el viaje. Si les digo esto, ¿qué imaginan? ¿Un buen jamoncito y sus taquitos de queso? ¿Algo quizás más elaborado? Pues de eso nada. Sándwiches de esos envasados, típicos de los aeropuertos o estaciones de tren. Todos, desde Chaves a sus asesores, pasando por su personal de prensa y de seguridad y acabando en una servidora, hemos tomado lo mismo. El jefe de la caravana se lo ha tomado de pollo, con su cervecita y sus patatas fritas de paquete. Yo de atún vegetal, y lo cierto es que estaba buenísimo –qué hambre sólo de pensarlo, aunque sean estas horas de la madrugada-. De postre, unos chocolates de lo más sofisticado. Uno de ellos, riquísimo también, era con sabor picante. No me pregunten cómo es eso porque no lo había visto en mi vida.

En el camino, Chaves ha dedicado un rato para preparar el mitin de la tarde en Huelva. Antes, hasta casi Carmona, hemos charlado y nos hemos reído con sus anécdotas de campañas anteriores.

Sobre la mesa del presidente en el autobús, un clavel rojo que cogió hace casi dos semanas en un mitin, y algunos caramelos sin azúcar. Al final del vehículo hay dos sillones para descansar con más comodidad, pero el candidato no los usa a pesar de la intensa mañana y de que, una vez en Sevilla, le espera un cambio rápido de ropa antes de conceder una entrevista, otra, y de viajar a la capital onubense.

Entrada oscura en un centro religioso

Laura Mármol | 7 de marzo de 2008 a las 3:00

Qué curioso que el mismo día en que Manuel Chaves lamenta la sentencia del TSJA que admite la objeción de conciencia de unos padres a que su hijo curse Educación para la Ciudadanía, aludiendo a lo que entiende como una posible injerencia de los jueces en la campaña electoral, participe en un mitin organizado en un centro educativo religioso.

Fue ayer, en Úbeda, y quizás la defensa que el PSOE siempre ha hecho de esta materia fuera la causa de que no lo pusieran ni una luz para entrar. Completamente a oscuras estaba el camino que tuvo que recorrer el candidato desde la puerta de las instalaciones hasta el salón de actos, pero oscuro como la boca del lobo. Vamos, que no sé como la mitad no nos matamos. Y eso que Chaves siempre dice en sus mítines que el PP representa el oscurantismo.

Las caravanas se ven, los líderes no

Laura Mármol | 6 de marzo de 2008 a las 0:55

Después de un debate a cuatro y de un cara a cara, parece que a Chaves y a Arenas no les quedan ganas de encontrarse de nuevo. Esta noche hemos coincido las caravanas del PSOE y del PP en Córdoba, y estamos alojados en el mismo hotel, donde también duerme el presidente de la Junta. Pero de Arenas no hay rastro.

Con lo bonito que hubiera sido que compartieran mañana el desayuno y charlaran de las andanzas de estos días. También podrían haber acordado un cambio de muletillas y frases hechas de manera que el líder popular dejara de decir eso de “Manolo, si somos los mejores, ¿por qué somos los últimos en todo?” De este mismo modo, el dirigente socialista nunca más pronunciaría aquello de “si somos tan malos y todo va tan mal en Andalucía, ¿por qué pierden las elecciones unas tras otras?”. Mira que se repiten.

Bien por Concepción Gutiérrez

Laura Mármol | 6 de marzo de 2008 a las 0:54

Mientras esperábamos esta tarde la llegada de Manuel Chaves a las instalaciones de Santana Motor, en Linares, hemos charlado un rato con la ex consejera de Obras Públicas y ahora número uno del PSOE al Congreso por Jaén, Concepción Gutiérrez.

¡Qué descubrimiento¡ Mi contacto con ella hasta ese momento se había limitado a actos variados relacionados con su departamento –puesta de primeras piedras, inauguraciones, restauraciones…-, donde suele haber poco margen para la chirigota. Tengo que decirles que es una mujer divertidísima.

En cinco minutos que ha estado con los periodistas nos hemos hartado de reír, y eso que su intervención de la mañana en Martos ha sido más propia de una profesora de internado antiguo que de una persona con el ímpetu que luego ha demostrado. Además, es mujer, y ya conocen las preferencias del candidato a revalidar la presidencia de la Junta por sexta vez consecutiva.

Coincidencia con Moratinos

Laura Mármol | 6 de marzo de 2008 a las 0:53

Cuando nos bajamos del autobús ayer por la tarde, la puerta del hotel en el que nos hemos alojado en Almería estaba peinada de seguridad. Un coche oficial y tres de escolta, y ninguno de ellos era de Chaves. El despliegue era por Miguel Ángel Moratinos, que estaba en el edificio en una reunión con colectivos de ayuda humanitaria.

El ministro de Exteriores y el candidato del PSOE no se llegaron a encontrar, porque el presidente de la Junta estuvo en un mitin en la capital hasta las 21.30 y luego se marchó a cenar con sus compañeros del partido en Almería –tomates raf, cogollos, espárragos y un poquito de jamoncito-.

Hubiera sido interesante ver la conversación de ambos sobre la candidatura de Córdoba a la Capitalidad Cultural de 2016. Ya saben que Moratinos apoya sin fisuras la opción cordobesa –“no tengo pelos en la lengua y digo lo que pienso, aunque sea diplomático”, ha dicho-. Chaves, también lo saben, ha reculado y ha dicho que de apoyar a Córdoba ante Málaga, nada de nada.