El tonto gritón

Antonio Navarro Amuedo | 16 de noviembre de 2010 a las 15:13

No me resisto, pese a la que las cosas están entretenidas por el Magreb estas semanas, a comentarte en esta postal, que no me da para mucho, la verdad, las palabras de un diputado gritón y faltón de Esquerra Republicana de Catalunya. Ha dicho que en “Andalucía no paga impuestos ni Dios”.

Te acordarás porque éste es el que iba con la pinta de mafioso con camisa negra al Congreso de los Diputados a decir tonterías, a meterse con Madrid como centro de todos los males y cobijo de todos los facistas del Reino, con el propio monarca y con las provincias del uno al otro confín del país. Aparte de ser un ignorante y un cateto, que da la impresión de no haber bajado de Tortosa en su vida, es un mentiroso.

Acusa a una región de evasión fiscal absoluta. No negaremos que grandes capas de la comunidad autónoma, ya sea por desempleo o ya sea por medio de ayudas directas al cultivo, se haya beneficiado durante años de importantes subvenciones públicas.  Creo que han tenido su responsabilidad en la lentitud del cambio del modelo productivo andaluz; no toda, pero importante. Es una asignatura pendiente que Andalucía aún no ha aprobado y que el conjunto de los andaluces lamentamos y reconocemos. No obstante, habría que cuantificar si el montante de las ayudas recibidas por la comunidad autónoma es menor o mayor que el de las que Cataluña ha recibido en forma de transferencias desde Madrid a cambio del apoyo parlamentario a los Gobiernos socialistas y populares de la democracia. Quizás nos lleváramos una gran sorpresa.

Si les diera nada más a los amigos del facebook y a otros colegas comunes por mandarles al correo electrónico de este señor una fotocopia escaneada de sus declaraciones de la renta “acolapsaríamos”, como diría el otro, el servidor de internet de Esquerra Republicana y el del edificio entero dondequiera que tenga la sede la citada formación. No vamos a perder el tiempo en eso, desde luego. Mejor haría este tipo en agradecer el esfuerzo laboral de un millón de catalanes de origen andaluz que hoy se integran en la sociedad catalana. Uno de ellos es, por ejemplo, el president de la Generalitat, José Montilla, natural de Iznájar, provincia de Córdoba, líder de un tripartito del que forma parte la formación del susodicho prohombre de las camisas negras y el pasaporte en blanco. Muchos de estos catalanes de orígenes en Córdoba, Jaén o Sevilla, además, alimentan las filas de los votantes del partido del arrogante éste.

Una vergüenza es que Cataluña, una región de gente seria y trabajadora, que está donde está, en todos los mapas del mundo, por méritos propios, produzca elementos desagradables como éste. Yo, como si nada, seguiré aprendiendo catalán en mis ratos libres. El de la región del cateto éste, el Ripollès, es, además, uno de los que me gustan más; allí pasé muy buenos ratos hace unos cuantos veranos. Ahora, sin ir más lejos, voy a cortarme un poco de fuet, que me encanta y que me mandan en grandes cantidades desde España al Magreb. Y seguiré manifestando mi admiración y cariño por un pueblo noble que bien haría en sacar de los parlamentos y la vida pública a mamarrachos como éste.

  • manolo

    Nunca te había visto tan dolido por un comentario proveniente de un politicucho catalán…un abrazo y espero verte pronto por sevilla

  • mariaje

    Te ha salido del alma tu comentario. Como buen andaluz y ciudadano del mundo, con criterio más amplio que muchos “politicos” te apoyo

  • Marc

    Uf, mucho pides tú, librarnos de los mamarrachos que pueblan los parlamentos. Se iba a quedar casi vacío. Y no bastaría, luego habría que ir a limpiar los gobiernos, los ayuntamientos, las diputaciones, …