Tema, variaciones y déjà vu

Manuel J. Lombardo | 25 de mayo de 2013 a las 8:29

Diecisiete años y 14 películas han tenido que esperar los avispados distribuidores españoles para estrenar en España una película del surcoreano Hong Sangsoo, uno de los más insobornables, constantes, singulares, apreciados y realmente independientes cineastas de nuestro tiempo. Y todo, claro, por la presencia en En otro país de Isabelle Huppert, rostro del prestigio y la qualité de ese gran-cine-europeo-de-autor que tanto gusta a las Academias y a los programadores de certámenes con pedigrí.

Con todo, la alegría por este gozoso estreno no debe atenuarse, sobre todo porque, a pesar de la Huppert y sus tics de mujer fría e impenetrable en tierra extraña (de eso se trata precisamente), En otro país no se aparta un ápice de ese permanente work in progress, de ese tema y variaciones continuo que es el cine de Hong: retratista moderno de las pulsiones más primarias y sus consecuencias tragicómicas, de las relaciones sentimentales cortocircuitadas, de los amores y desamores pasajeros y huidizos en unos paisajes recurrentes, callejones estrechos, bares de cuatro sillas donde se bebe hasta caer redondo, apartamentos austeros y habitaciones pequeñas, playas desiertas y cruces de caminos, que viene trabajando a razón de película por año, especialmente desde que abrazara la ligereza del formato digital como nueva y nítida textura para sus relatos aparentemente simples aunque enrevesados y metacinematográficos, escritos en bloques de tiempo y palabra y a golpe de zoom, anacrónica marca de estilo que en sus manos renace cargada de sentido reflexivo.

Si en aquella memorable Noche y día se llevaba a su antihéroe romántico coreano a París para ensayar una suerte de variación rohmeriana sobre un paisaje urbano mitificado por la cinefilia, En otro país invierte la operación trayéndose a casa, a una ciudad de vacaciones en la costa, a una actriz que forma parte del imaginario del cine europeo, premisa que le sirve a Hong no sólo para afinar el gag basado en la confusión idiomática y cultural, sino para insistir con más rotundidad en sus principios y temas irrenunciables, para volver a bifurcar una vez más su relato hasta tres veces (y con espejismos incluidos) planteando posibles caminos de ficción (¿cuántica?), ampliando el espectro de la narración hacia infinitas posibilidades, todas ellas sugerentes, todas ellas haciéndose eco entre sí (como la vida misma y sus rutinas) a través de pequeños detalles, historias de las que apenas ha decidido seleccionar unas pocas, explicitando no sólo la propia construcción de la película, sino el generoso arsenal de opciones que un cineasta en verdadero estado de inspiración puede llegar a conjugar en hora y media.

Como en otros filmes recientes de Hong, todo es simple y complejo a la vez en En otro país, una comedia (a veces realmente patosa e hilarante) que, lejos de ser una mera triplicación de un mismo personaje femenino y sus mal-encuentros en un nuevo entorno, va dejando pistas de un relato a otro para conformar una pequeña sinfonía de cámara cuyas notas se tocan cada vez de una manera distinta. Notas que son colores (rojo, naranja) en el paisaje, lugares de retorno (una playa, una casa, un balcón, un faro), objetos (un paraguas, una botella), andares cómicos, canciones de campaña o cambios de vestuario modulados a distintas velocidades, a distintos ritmos, en distintos timbres, desde puntos de vista cambiantes de manera casi imperceptible, en un juego de ligeras variaciones y (falsas) repeticiones que se incorporan y engrandecen con coherencia y naturalidad ese gran opus que es la filmografía viva de Hong Sangsoo.

Comedia dramática, Corea del Sur-Francia, 2012, 89 min. Dirección y guión: Hong Sangsoo. Fotografía: Jee Yunejeong, Park Hongyeol. Música: Jeong Yongjin. Intérpretes: Isabelle Huppert, Yu Jun-Sang, Moon So-Ri, Jung Yu-Mi, Yoon Yeo-Jung. En salas.

  • Alfredo

    Perfecta para aprender inglés.Do you know where´s the LIGHTHOUSE??


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber