Archivos para el tag ‘Amancio Prada’

(Más) libre te quiero

Manuel J. Lombardo | 26 de enero de 2013 a las 13:09

Año y medio después del 15-M, el movimiento parece haberse disuelto y atomizado entre la crisis galopante y la angustia de un futuro incierto. Quedan, empero, rescoldos y documentos que atestiguan aquel fervor espontáneo y colectivo, aquella legendaria acampada en la Puerta del Sol, imágenes incontestables de las cargas policiales y la violencia indiscriminada, un reguero de cuentas de Twitter que siguen alimentando un espíritu antisistema que mantiene viva la alerta social ante los atropellos cotidianos a la ciudadanía para salvar los maltrechos cimientos del viejo capitalismo o de una organización democrática manifiestamente mejorable.

Algunos de estos documentos, nacidos y difundidos a través de Internet, las redes sociales o circuitos alternativos, se reúnen ahora en el ciclo #15m TomaElCaac que se viene celebrando desde el pasado día 22 hasta el 27 de enero en el Aula del CAAC, una muestra que incluye además presentaciones y mesas redondas a cargo de algunos de los autores de los trabajos audiovisuales, centrados tanto en las manifestaciones y acciones realizadas en Madrid y Barcelona como en aquellas que tuvieron lugar en Sevilla: acampadas, movilizaciones, asambleas de pueblos y barrios y demás actividades lúdicas y reivindicativas del movimiento expuestas bajo diferentes formatos, tonos y calidades.

Entre la variada oferta, el documental Libre te quiero, del veterano cineasta Basilio Martín Patino, es el principal reclamo del ciclo, un trabajo que, desde su presentación hace unas semanas, se ha convertido en el filme-emblema del movimiento, lo cual no significa necesariamente que sea el mejor o el más interesante. Y es que en Libre te quiero, que toma prestado su título de la canción de Amancio Prada con letra de Agustín García Calvo, parece quedarse en la superficie más anecdótica, y si me apuran, ingenua, del movimiento. A la vista de su impecable y poco integrada trayectoria en el cine español, a Patino se le presupone siempre una capacidad innata para trascender el registro documental y ahondar en el potencial reflexivo y metalingüístico del discurso cinematográfico, ahí están sus Canciones para después de una guerra, La seducción del caos o Andalucía, un siglo de fascinación para confirmarlo. Sin embargo, en Libre te quiero el cineasta parece contentarse con la celebración testimonial de aquel brote colectivo, con el lado más festivo, también con algunos momentos de tensión y represión policial, pero sin que la palabra individual o las ideas cinematográficas, en otras ocasiones creadas a partir de un uso portentoso del montaje, alcancen a poner de manifiesto el pensamiento o las contradicciones detrás del 15M o, esto sí nos parece más grave aún, el pensamiento y las contradicciones que hay detrás de su película.

Se suceden así, acompasadas por la canción de Prada en eterno retorno, unas mismas escenas de masas, unos mismos gestos, una misma repetición de movimientos y consignas. Uno hubiera esperado tal vez mayor distancia, no en vano ha pasado más de un año y medio de aquello, pero Patino no quiere o puede ir más allá del valor testimonial de sus imágenes como documento de archivo para la Historia.

El 15M, como nos demuestra este ciclo y algunos excelentes trabajos audiovisuales sin autor que pueden verse en Internet, también ha sido y es capaz de crear “filmes políticos hechos políticamente”, tal y como enseñó Godard a mediados de los sesenta.