Odisea hacia Коста де Альмерия

Iván Gómez | 27 de julio de 2013 a las 12:32

Nada menos que cuatro horas de autobús para llegar a Альмеримар (Almerimar),  Агуадульче (Aguadulce),  Вера (Vera), Альмерия (Almería), Мохакар (Mojácar), Сан Хосе (San José), Эль Тойо (El Toyo) y Рокетас де Мар (Roquetas de Mar). Cuando el resto de provincias del país se esfuerzan al máximo por captar a los ciudadanos de la Federación Rusa que en vacaciones viajan al exterior -han crecido a una media del 15% en los últimos quince años-, siendo un ejemplo evidente el aprendizaje por los Mossos d’Esquadra y agentes de las policías locales de su extraña y compleja fonética, en Almería se pierde la conexión aérea y se pone en peligro el gran impacto económico que generan tanto al sector hostelero como al de las compras y la restauración. Rusia apunta al principal motor del turismo en España en los próximos años, siendo el más pujante por su elevada capacidad adquisitiva y un jugoso caramelo con el que compensar la caída del turismo nacional, y la provincia parece bajarse del carro. Almería podría perder un considerable aliciente para los empresarios del sector, la joya de la corona del turismo. La falta de respaldo económico e institucional de la Diputación, a través del Patronato Provincial de Turismo, al turoperador líder del mercado en Europa del Este ha generado serias dudas sobre el retroceso de un mercado en auge. La directora comercial de NT Incoming, Maribel Granero, anuncia que la operativa de vuelos, por la que llegaron aviones los días 14, 21 y 28 de junio y 5 de julio, ha quedado suspendida y la conexión de un vuelo cada semana ya no es directa. El turoperador, con sede en la Avenida Carlos III de Aguadulce, ha optado por hacer los traslados en autobús desde los aeropuertos de Málaga y Alicante los martes, miércoles, viernes y sábados. Nada menos que cuatro horas de transfer, como definen este desplazamiento en el argot turístico, para un turista de clase media-alta, que llega a invertir 120 euros por día, cuando la media del resto de viajeros se queda en 23 menos, y que tiene una estancia media de diez días rebajándose la habitual a 3,92 noches. Los rusos ahora realizan un trayecto en autobús acompañados por una guía que los va repartiendo por los puntos de alojamiento de la provincia que han escogido los visitantes (Vera, Mojácar, Níjar, El Toyo, Roquetas y El Ejido). 

La portavoz de NT Incoming entiende que el viaje por carretera puede rebajar el índice de satisfacción del visitante y acabar perjudicando al destino Costa de Almería. No obstante, también pone sobre la mesa que el uso de otros aeropuertos, que genera un gasto adiciona en los traslados y guías que asume la empresa, va a permitir superar la previsión de 2.100 turistas porque aumentan las frecuencias semanales y esta campaña se puede alargar hasta los meses de invierno más allá del tope fijado inicialmente en el 27 de septiembre. El turoperador está bastante satisfecho con el compromiso de la Consejería de Turismo, con la que renovó el acuerdo para incrementar la llegada de ciudadanos rusos a la comunidad andaluza en un 25% en el marco de la MITT de Moscú, pero demanda a la Diputación una mayor implicación para poder recuperar la operativa inicial. “Es primordial tener un vuelo semanal para consolidar el destino Costa de Almería”, argumenta Maribel Granero. La estimación de gasto de los 2.100 turistas de la Federación Rusa que llegarán a la provincia este verano es de 2,5 millones de euros, de ahí la importancia para los empresarios almerienses de consolidar la conexión directa con Moscú. Y es que el propio vicepresidente de la Diputación, Javier Aureliano García, reconoció con motivo del acuerdo suscrito con la empresa líder en la contratación de paquetes vacacionales de alto nivel que “esta operativa es de interés general para toda la economía de la provincia”. De hecho, en junio del pasado año, cuando se recuperó el vuelo semanal, operado por la compañía Red Wings en aviones Tupolev TU-204, se hizo una recepción a pie de pista que este año no ha tenido lugar. Es más, se habló de la posibilidad de ampliar a dos conexiones cada semana y al final no hay ni una.

El pasado año llegaron 3.801 viajeros de la Federación Rusa al Aeropuerto de Almería, según los datos de AENA. En ejercicios anteriores las cifras apenas eran significativas: 222 en 2010 y 58 en 2009. El resto se cerraron en blanco. El precedente más importante fue el año 2004 en el que llegaron 920 turistas en los meses de abril y agosto. Para la temporada en curso se ha hecho una planificación de 2.100 viajeros, de los que ya han llegado 750 desde que se iniciara la operativa el 14 de junio, según los datos de la Diputación. “El mercado turístico ruso es uno de los más emergentes y Almería no puede quedarse fuera”, reiteró el vicepresidente al renovar el acuerdo con Natalie Tours un año antes después de intensas y largas negociaciones. También se iniciaron contactos con otros turoperadores del flujo de turistas entre Rusia y España como Pegas y Coral. Hoy más que nunca son la asignatura pendiente.

El parque natural, eje de la oferta 

Cataluña es la región líder en turismo ruso. La oferta de sol y playa y cultura que buscan cada año allí también la tiene el destino andaluz, de ahí los descarados movimientos que la Consejería de Turismo está haciendo en los últimos años. Además del plan de acciones específicas diseñado para ir a Moscú, Minsk, San Petersburgo, Rostov (Federación Rusa) y Kiev (Ucrania) a buscarlos y de los 25.000 catálogos que se han editado este verano, en septiembre abrirá una oficina permanente, una pica en Flandes imprescindible en la capital rusa para captar a la joya de la corona hoy por hoy. La comunidad andaluza tiene a vender su singularidad a la hora de diferenciarse y dentro del conjunto de provincias la de Almería tiene un elemento clave: el parque natural Cabo de Gata-Níjar. Según explica la directora comercial de NT Incoming, Maribel Granero, “el parque natural es una excursión obligada para los rusos que nos visitan, es lo que nos puede diferenciar de otros destinos como la Costa del Sol”. En este sentido, como portavoz de Natalie Tours en la provincia, añade que también está creciendo el interés por visitar el casco histórico de Almería. El turista ruso tiene un perfil de demanda cambiante, de ahí que en su país de origen intenten propiciarle el cambio de Salou por Mojácar. Y es que no tiene nada que envidiar el municipio almeriense al catalán. Pero hay que saber venderlo en Moscú. Entre las características de los que llegan a la provincia, además de ser turistas de clase media emergente en su mayoría de alto poder adquisitivo, también está su preferencia por viajar en familia (con uno o dos hijos) y la necesidad de implicarse siempre con el destino: su gastronomía, festejos, monumentos… “Demandan excursiones y requieren guías especializados las 24 horas del día”. No vienen a tostarse bajo el sol ni a encerrarse en un resort. El turista procedente de la Federación Rusa alterna la playa con las visitas y compras en tiendas. Son sinómino de dinero y mucho más visibles que los británicos, por ejemplo, que durante el día prefieren quedarse en la piscina del hotel y salir al atardecer. Los rusos son devotos de las boutiques y joyerías, aficionados a El Corte Inglés y amantes de las singularidades de la naturaleza. El tenis es uno de sus deportes habituales.

Las expectativas del turoperador líder en los paquetes vacacionales de alto nivel, son positivas de cara a los próximos años, si bien precisan la exigencia de dotar a algunos municipios, como los del parque natural, de mayor infraestructura hotelera y de las conexiones aéreas. “Nos hemos visto obligados a dar de alta nuevos establecimientos hoteleros porque durante los viajes de familiarización los agentes quedaron prendados y pensaban que zonas como Vera, Mojácar o el parque natural eran ideales para pernoctar y no sólo para visitar en las excursiones”, explica. El trabajo de promoción en origen por parte de las administraciones y el sector privado (agencias, turoperadores y hoteleros) y la agilización de la tramitación de los visados han sido determinantes para el crecimiento de este mercado. Su presencia ha abierto nuevos filones de negocio como el turismo médico y de salud, de las terapias de cuidado personal. Alrededor de 20.000 ciudadanos de la Federación Rusa han elegido la Costa del Sol como residencia habitual en los últimos años. Aman el lujo y el valor medio de sus adquisiciones inmobiliarias supera el medio millón de euros. Cuando Rusia toma el sol, busca negocios para invertir y la provincia debe estar ahí, al pie del cañón, cuando aparezca un ruso con ganas de gastar su fortuna. Hay que acabar con la odisea del destino Коста де Альмерия (Costa de Almería) para que sea accesible y cómodo para el turista de alto nivel.

  • Uno más

    Y lo peor de todo, es que a muchos de los Rusos realmente les gustarían las opciones que pueden ofrecer los diferentes puntos turísticos de Almería.

  • Uno más

    No obstante, ese turismo hay que atraerlo en vuelos chárter que es como vienen los turistas rusos que no son ricos a España, principalmente a Cataluña.
    Los ricos preferirán destinos como Marbella o Mallorca.

  • Xorosho

    No me extraña nada, con las mentes lúcidas que dirigen Patronato y los planes a corto plazo…resulta que hasta engañan a aquellos que realmente quieren hacer algo por la provincia.

  • […] dejamos con parte de la noticia sacada de su blog y os dejamos el enlace para que podáis terminar de leer un reportaje muy completo sobre la importancia del turismo ruso […]