El PP de Almería gana en su encuesta

Iván Gómez | 9 de diciembre de 2015 a las 12:34

Conforme van pasando los días de la campaña hacia los comicios del próximo 20 de diciembre y más aprieta el vértigo demoscópico de los partidos, algunos situados en un pañuelo porcentual, más peso tienen las encuestas, barómetros sondeos que se encargan para no ir a ciegas a una de las citas con las urnas de mayor incertidumbre. Si bien la mayoría no trasciende a la opinión pública y se consumen en el ámbito interno y confidencial de las formaciones que los pagan, otros son públicos y una vez lanzados llegan incluso a condicionar la agenda y estrategia de los partidos como el que hace unos días difundió el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Este periódico ha tenido acceso en exclusiva a un sondeo encargado por el PP de Almería a Demoscopia y Servicios, una de las empresas a las que recurren las diferentes organizaciones de los populares en nuestro país al llegar la hora de la verdad. Con una muestra de 1.200 entrevista telefónicas tomada durante la última semana de noviembre, la consultora pone sobre la mesa una intención de voto y reparto de escaños mucho más favorable a los intereses del PP 09encuestaALMque la que se conoció recientemente con el barómetro del CIS. El sondeo de Demoscopia y Servicios concede a la lista del Partido Popular al Congreso un 41,33% de los sufragios, lo que se traduciría en tres escaños. Con un 24,41% de los votos, casi 17 puntos menos que los populares, aparece el respaldo electoral de los socialistas permitiéndoles mantener los dos diputados que han tenido en esta legislatura en la Cámara Baja. Ciudadanos se estrena en el mapa político de la provincia con un escaño al sumar un 14,8% de las papeletas y otra formación emergente, Podemos, se quedaría a las puertas, a pocos sufragios de conseguir la ansiada representación parlamentaria en las Cortes Generales con un 13% de respaldo del electorado de la provincia el 20 de diciembre. De hecho, en el análisis derivado de los porcentajes y su aplicación a las actas de diputado nacional, la consultora entiende que los de Pablo Iglesias estarían a unos 600 votos de arrebatarle uno de sus dos escaños a la candidatura del PSOE de Almería. El PP se iría por encima de los 143.200 votos, el PSOE rondaría los 91.000 y los nuevos actores debutarían con 51.600 para las listas de C’s y 45.100 votos a las de Podemos. El panorama es muy diferente al que retrataba hace unos días el barómetro preelectoral del CIS, una encuesta con una muestra mucho más exigua en la que los socialistas se ponían en cabeza con aspiración de 3-2 escaños, seguidos por el PP con opciones de 2-3 y 1 para Ciudadanos. Eso sí, aunque sea por pocos votos, los dos sondeos han coincidido en dejar al partido del Iglesias sin representante parlamentario en la provincia, una aspiración para la que han situado en cabeza de lista al abogado sevillano David Bravo.

La encuesta de Demoscopia y Servicios apenas contabiliza un 3% de sufragios para Izquierda Unida-Unidad Popular, en torno a 10.5000 votos, y certifica la ya anunciada defunción electoral de UPyD en la provincia con 658 papeletas que no representan ni al 1% del electorado. En cuanto a la valoración de los candidatos, la nota general es de suspenso y se produce casi un empate entre los cabezas de lista. El aspirante del PP, Rafael Hernando, recibe una puntuación de 4,9 seguido por el 4,8 del candidato de C’s, Diego Clemente, y después está la socialista Sonia Ferrer con un 4,7. El salto es de casi un punto si se valora a la cabeza de lista del bloque de Unidad Popular, Sonia Barreira, por no hablar del grado de conocimiento que lo tendría en mínimos, apenas un 19,1% de los almerienses consultados en la encuesta. Curiosamente en este sondeo 12274202_853901888062966_3904122082431857894_n.jpgencargado por el PP de Almería se pregunta por otros dos líderes provinciales, si bien no son candidatos. El primero el de los populares, Gabriel Amat, quien recibe la mejor nota con un 5,3 siendo el único que aprueba. El de los socialistas se queda en un 4,6, aunque la formulación de la encuesta es fallida al aparecer José Luis Sánchez Teruel como Luis Sánchez, lo que repercute en su grado de conocimiento. Por último, aprovechando este barómetro preelectoral, se les ha preguntado telefónicamente a los ciudadanos de la provincia por la gestión de las principales administraciones públicas y la que mejor parada sale vuelve a ser la más cercana al líder de los populares almerienses. Según el reciente sondeo de Demoscopia y Servicios, el Ayuntamiento de Roquetas tiene una nota de 6,4, el de Almería 6,3 y el de El Ejido de 6,0. Mejor valoración tienen las instituciones más cercanas que el resto porque la Diputación Provincial cae hasta el 5,5, y aún así aprueba el envite, si bien el Gobierno de España se queda en 4,9 y la Junta de Andalucía es la peor evaluada por las personas consultadas con un 4,3. La proporción de indecisos se sitúa por encima del 21,6% en la provincia, según el sondeo al que ha tenido acceso este periódico, siendo los mayores de 65 años los que más claro tienen a quién van a votar el 20 de diciembre. En lo que resta de campaña electoral, unos y otros tratarán de llegar a esa población que aún no se ha decantado por ningún partido, un segmento más influenciable que nunca al estar más receptiva a consumir información política con la que decidir el sentido de su papeleta. Es el motor de todas las campañas, el reto de llegar con claridad a las miles de personas cuyo voto no es ideológico y está por decidir. Cada vez tienen menos días. El tiempo se agota.

Los comentarios están cerrados.