El sueño americano

Iván Gómez | 11 de junio de 2018 a las 12:32

miguel jiménez sánchez

David Hernández participa este verano en la Drew League de Los Ángeles con jugadores de la NBA y los mejores universitarios. Es uno de los almerienses que cruzó el charco con beca deportiva el pasado curso en busca del sueño americano y está viviendo una experiencia única en pabellones e instalaciones de vanguardia, siete entrenadores, psicólogos, fisioterapeutas, partidos con más de 15.000 personas, siete pares de zapatillas que ha tenido que repartir y todo tipo de privilegios en el campus, además de ayuda en lo educativo si hubiera hecho falta. Pero no es el caso porque ha sido IMG_20180516_120849_565uno de los mejores alumnos de la Universidad Missouri Valley y ahora dará el salto a Concordia. Todo lo ha conseguido en base a su esfuerzo y capacidad, si bien en su camino a Estados Unidos tuvo la suerte de cruzare con la empresa Deporte y Talento, una aventura que se forjó hace diez años por otro joven almeriense que decidió crecer al otro lado del Atlántico. Miguel Jiménez fue becado en fútbol y logro estar entre los once mejores de la liga universitaria al tiempo que cursó dos carreras. Ahora se dedica a captar a los estudiantes de medio mundo con potencial tanto en lo deportivo como en lo académico. Han sido más de 200 de España y Latinoamérica y de la provincia este próximo curso una decena en tenis, fútbol, voleibol, golf y baloncesto. También hizo posible que recibieran beca alumnos con expedientes brillantes como el de María del Mar Jiménez que ya ha puesto fin a sus estudios en tres carreras con notas de vértigo en Kansas City. No importa que se almuerce a la una y se cene a las cinco de la tarde. Ni la distancia con la familia y los amigos. Los que han vivido la experiencia de estudiar en Estados Unidos saben lo importante que ha sido para su trayectoria profesional. Y lo más importante es que lo han hecho a coste cero. Las becas gestionadas por Deporte y Talento van desde el 50 al 100% de los gastos y los importes iniciales -de entre los 30.000 y 150.000 dólares curso- pueden incrementarse en base a los resultados deportivos.

Los jóvenes almerienses que se marcharán en agosto a Estados Unidos suman becas por importe de 835.000 euros, más de cien mil a cada uno de los futbolistas que quieren brillar en las ligas universitarias y hasta 136.000 a una promesa del golf. La labor de captación de Talento y Deporte no se ciñe sólo al trabajo con los padres. En los últimos años han tejido una red de contactos con federaciones deportivas y clubes de diferentes disciplinas, 23275778_381296675632734_5306950123333147477_oademás de ponerse al servicio de colegios e institutos como el SEK Alborán de El Ejido, el Portocarrero de Aguadulce y La Salle en la capital que quieren internacionalizar el futuro de sus mejores alumnos. Cuando un joven les traslada su interés por dar el salto negocian con las universidades americanas las becas y proyectos académicos y el estudiante elige después la mejor opción. Adrián López, por ejemplo, empieza este curso con los Bears de Montana, pero tenía ofertas de varios entrenadores de ligas universitarias. Antes tendrá que reforzar su inglés, como la mayoría de los que se marchan, porque es un requisito obligado superar la adaptación lingüística para no tener barreras con las que crecer tanto en lo deportivo como en lo académico. Y una vez que se inicia el curso responderán ante la cultura de la recompensa del esfuerzo por la que si no apruebas no juegas. Es el sueño americano al alcance del talento almeriense.

“Ha sido una experiencia única, más allá del miedo están las oportunidades”

María del Mar Jiménez es una estudiante sobresaliente. Lo fue en el Colegio Ágave y lo ha sido en los Estados Unidos graduándose con honores en tres carreras e iniciando nada más terminar su trayectoria profesional en Kansas City y Florida. Acaba de aterrizar en Almería y ha sido invitada a relatar 34071712_1903027956430162_1109513103369830400_nsu sueño americano ante los alumnos del Colegio Portocarrero. Consiguió una beca académica por su brillante expediente y a través de Talento y Deporte optó por la universidad Missouri Valley College en la que ha completado su formación. No fue una experiencia fácil, sobre todo al principio, y recuerda que tuvo que trabajar durante dos o tres meses el nivel de inglés con un curso intensivo. Entró en el equipo profesional de baile que más tarde dejó para centrarse en su formación. Sobre el modelo educativo americano, María del Mar valora la mayor interacción con el docente, con más clases, exámenes y proyectos y menos estudio en casa. “Hay que ver las oportunidades que se nos abren más allá del miedo a irnos fuera de casa y salir de nuestra zona de confort. Es una experiencia única que he tenido la suerte de vivir”, asegura durante estos días en los que ha vuelto a casa.

  • Taxi Jerez

    Gran artículo, el talento se nos va y hay que hacer algo, ¡no a la fuga de cerebros!


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber