Un AVE ‘low cost’ para Almería

Iván Gómez | 30 de octubre de 2014 a las 11:08

Fomento ha decidido enterrar el faraónico AVE que a lo largo de la última década ha configurado por casi toda la red peninsular y sacar de la chistera una infraestructura low cost para los trazados aún en fase de proyección y construcción entre los que desgraciadamente se encuentran más de la mitad de los tramos de la línea de Almería a Murcia. La abultada deuda de casi 13.000 millones de euros del Adif, ente que gestiona la red ferroviaria, ha obligado a frenar la inversión, revisar todos los planes de desarrollo que todavía no han alcanzado la fase de ejecución y restringir al máximo el mantenimiento y los costes de las líneas convencionales. Fomento ha decidido meter la tijera, bajo la supervisión del Ministerio de Hacienda, y los ahorros del coste en la construcción se centran principalmente en no 2.JPGacometer soterramientos, en la redimensión de las estaciones previstas y en la articulación de soluciones técnicas más baratas para los tramos pendientes tratando siempre de que sean suficientes y adecuadas a la necesidad real y actual de los servicios. La racionalización de inversión prevista por el departamento que dirige Ana Pastor ha supuesto la eliminación de aspectos de los proyectos constructivos que no eran imprescindibles para poner en marcha el tramo como ocurre, por ejemplo, con los viaductos y otros elementos ferroviarios que implican grandes gastos. Pero la afección más importante que va a tener la austeridad que seguirá aplicando el Ejecutivo de Rajoy, pese a la recuperación que viene vaticina, en lo relativo a la línea de Alta Velocidad entre Almería y Murcia será la adaptación a vía única de tramos que en su día se proyectaron como doble carril. Un estudio que llegó a Fomento a través del Instituto Castillo de Investigación en Ingeniería Civil y Arquitectura, en colaboración con investigadores de las universidades de Cantabria y Castilla-La Mancha, demuestra que la construcción de determinados tramos de líneas ferroviarias de Alta Velocidad con vía única puede rebajar el coste en un 40% sin reducir las prestaciones de calidad y tiempo de viaje para los usuarios. En este sentido, la solución permite convertir en viables corredores del AVE que de otra forma no lo son y también pone de manifiesto la reducción del gasto en mantenimiento de la infraestructura.

La propuesta en la que ya trabaja el Ministerio de Fomento consiste en la vía alternada doble-simple, un método que deja en un sólo carril los tramos más caros (correspondientes a túneles y viaductos) y en los periféricos de menos tráfico y dejar la doble vía para trazados más baratos (a cielo abierto y de simple orografía). La aplicación del formato económico a la conexión entre Palencia y Santander, según el estudio, permitiría reducir el coste de la infraestructura de 3.337 a 2.161 millones. Es más, un informe interno de Adif reconoce que el montaje inicial del AVE a Galicia en vía única supone un ahorro de 3.840 millones de euros. Vía única, por tanto, para la mayoría de trayectos aún sin ejecutar o en fase de obras, como ocurrirá en los de Galicia, de Palencia a León, en la llegada a Zamora y en Andalucía se aplicará a 81,2 kilómetros de la línea entre Antequera y Granada. La provincia de Almería no será una excepción y la opción asequible elegida por el Ministerio de Ana Pastor para poder seguir con las obras, de lo contrario tendría que indemnizar a los contratistas y perdería las ayudas comprometidas de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Feder) ya se ha pic-20130212071645S0598P3previsto para un tramo que se licitará en marzo, casi con total probabilidad el de 13 kilómetros que van de Cuevas a Vera, que se tramitará para su montaje como vía única. Es más, en el PSOE de Almería sospechan que el trazado pendiente de licitar en el último trimestre del año, tal y como hace un mes avanzó la ministra gallega de Fomento, el de 12,5 kilómetros que unirá Pulpí y Cuevas, también se tramite para un sólo carril.  Dos nuevos tramos que engancharían con los cuatro ya ejecutados en la anterior legislatura, que suman 27,8 kilómetros de longitud, para seguir avanzando en unas obras del Corredor Mediterráneo que han estado paralizadas durante los tres últimos años. Los cuatro tramos existentes no cuentan con elementos ferroviarios (carriles, traviesas, catenarias, balasto…), si bien disponen de plataformas con diseño inicial previsto para doble vía en ancho internacional o UIC, electrificación a 25 kilovatios y 50 herzios y sistema de control de tráfico ERTMS con velocidades máximas de 350 kilómetros por hora. A la hora de la puesta en marcha de los tramos habría que habilitar una línea o se mantendrían las dos permitiendo que se paralice el convoy que va en una dirección cuando se cruce con otro en sentido contrario. Con la excepción de la capital, donde había previsto un soterramiento que también se frustró por falta de liquidez, todos los proyectos constructivos del trazado en la provincia, que suma 108,4 kilómetros, están finalizados o en recta final a la espera de disponibilidad presupuestaria para el inicio de obras.

Fomento ha tardado tres años en desatascar la línea de Almería, si bien el anuncio de la doble vía, consensuado hace un año con una delegación del PP de Almería que se desplazó a Madrid, ha eclipsado cualquier repercusión positiva que pudiera tener en el año electoral. De hecho, los empresarios exigieron a Rajoy en su reciente visita a la provincia que apueste por la doble vía para un tráfico mixto de pasajeros y mercancías que permita dar salida a las frutas y hortalizas del campo almeriense, si bien el Gobierno no dará su brazo a torcer, al ser un plan establecido por los ministerios de Fomento y Hacienda que se hará extensible a toda la red peninsular. La demanda de la patronal volverá a ser ninguneada, como ya ocurriera con el plan para evitar vacíos que presentaron hace dos años al Decenas de empresarios y representantes políticos y alcaldes participan en un acto de apoyo al Corredor Mediterráneo con la asistencia del secretario general de Ferrmed, Joan Amorósentonces secretario de Estado de Infraestructuras y hoy ministro de Justicia, Rafael Catalá. El tejido productivo se movilizó hace unos meses para exigir obras del AVE y posiblemente lo vuelvan a hacer para clamar contra la vía única, una cruzada en la que contarán como principal aliado con el lobby europeo Ferrmed. El presidente de esta plataforma entiende que “al Corredor Mediterráneo le tienen manía” y precisa que el Gobierno de Rajoy no ha tenido en cuenta sus tráficos potenciales, sobre todo para la agricultura. Y ya preparan nuevos actos y movilizaciones para reivindicar su importancia. “No es de recibo que entre Almería y Murcia tengamos una sola vía, no lo podemos tolerar porque otras regiones de menor peso socioeconómico y demográfico tienen una infraestructura con mejores prestaciones. Y pone un ejemplo evidente, el eje central tiene cuatro vías. El Corredor Mediterráneo, al menos en la parte almeriense, se reducirá a una, una nueva “traición” del PP para la provincia, según el senador socialista Juan Carlos Pérez Navas, quien acusa a la dirección provincial popular de plantear esta propuesta a la ministra. El que fuera subsecretario de Estado de Infraestructuras en la legislatura de Zapatero, Jesús Miranda Hita, asegura que aunque se busque el ahorro acaba siendo un despilfarro una sola vía para la Alta Velociedad, habría sido más sensato otro tipo de línea para 150 kilómetros por hora. Pero la decisión está tomada. Fomento no dará marcha atrás y ya ha configurado un AVE low cost para Almería.

Autovía del Mármol y poco más

Iván Gómez | 29 de octubre de 2014 a las 12:01

La administración andaluza dará a conocer el viernes algunas de las partidas específicas con las que pondrán en marchas nuevas infraestructuras, o más bien las terminarán, dentro del proyecto de presupuestos del próximo año que se presenta ante la sociedad almeriense sin provincializar, tal y como se viene haciendo desde el estallido de la crisis para evitar agravios comparativos con otros MJL311013-CONSEJEROS DE LA JUNTA PRESENTAN EL PROYECTO DEL PRESUPUESTO PARA 2014 EN LAS PROVINCIAS ANDALUZASperiodos de bonanza y también con el resto de provincias de la comunidad. De momento sólo ha trascendido que las cuentas de la Junta para 2015 contemplarán fondos para seguir construyendo y reformando centros educativos a través del Plan Ola, asignación para las depuradoras de Antas y Huércal Overa y otras obras del ciclo integral del agua que están en marcha, como la ampliación de la planta de El Bobar, y nuevas partidas para terminar tanto los accesos al Puerto de Garrucha como el tramo en ejecución de la Autovía del Mármol, la variante de Albox en la que se inyectaron este año 6,8 millones. De hecho, la intención es seguir licitando los tramos siguientes con los que se conectará con la A-7 el Valle del Almanzora, pero dependerá nuevamente, como ya se dijera en la presentación pública de los presupuestos del actual ejercicio, de la financiación comunitaria.

A última hora de la tarde de ayer la posible incorporación de fondos para completar el tercer tramo de la variante de Roquetas entre el núcleo de El Parador y el centro comercial Gran Plaza no se había definido. Está en el aire. La Consejería de Fomento aún no ha decidido la fórmula para su ejecución y sigue estudiando si acepta la oferta del consistorio roquetero de adelantar fondos en base a la firma de un convenio y compromiso de pago. De hecho, de firmarse el acuerdo no tendría por qué figurar ninguna partida en las cuentas del próximo OBRAS TRASVASES INUNDACIONES ALMANZORA 130725 025.jpgaño, tal y como aseguran fuentes del gobierno andaluz, pero no será hasta el viernes cuando se aclare la postura adoptada por la Junta. La variante de Roquetas figura desde hace años como prioridad para el gobierno andaluz, si bien en el actual ejercicio se quedó huérfana de partidas, pendiente de la posible llegada de fondos de la Unión Europea, al igual que ocurrió con un hospital materno infantil que ha sido apartado por unos años de la agenda setting de la Consejería de Salud. Y es que, a pesar de que el presupuesto del próximo año se ha elaborado en un contexto macroeconómico de recuperación, no habrá grandes inversiones en la provincia y las infraestructuras hídricas serán una vez más las que acaparen, junto al gasto consolidado para los servicios sociales, educación y sanidad, la mayoría de fondos destinados a los almerienses.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, desveló en una visita a la provincia en la pedanía de La Molata, desde la que supervisó los trabajos de la variante de Albox, los ejes de las inversiones del próximo año, al tratarse de obras en curso que se tendrían que culminar a lo largo del próximo ejercicio. Es el caso de la Autovía del Almanzora, de los accesos al Puerto de Garrucha y del refuerzo del firme iniciado en la carretera regional A-334 de Caniles a Purchena. Para las dos actuaciones se aprobaron por el Consejo de Gobierno un total de 8,5 millones de euros, dentro de una transferencia de 13,5 para la red viaria autonómica, y tendrán que recibir nuevas partidas a lo largo de 2015. El soterramiento del Puerto de Garrucha, que en verano se IMG-20140514-00052.jpgencontraba al 55% de ejecución, recibió una inyección de 6 millones con un plazo para su finalización de diez meses. El proyecto permitirá la mejora de la seguridad vial y el impulso de la actividad comercial del puerto del municipio. A la mejora de la A-334 se destinaron 2,8 millones en el tramo entre las localidades de Caniles y Purchena, obra que estaba al 68% de ejecución con un plazo restante de seis meses. A lo largo del presente curso la Junta ha reservado para Almería alrededor de 127 millones, de los que más de 70 se han destinado a proyectos impulsados a través de la Delegación de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, entre los que destacan 60,6 para actuaciones hidráulicas o ayudas públicas a la mejora y modernización de los regadíos. Para el próximo ejercicio, habrá más de lo mismo, lo justo para concluir el tramo en curso de la Autovía del Mármol y el mantenimiento de lo habido.

Primer tramo de la vía única del AVE

Iván Gómez | 28 de octubre de 2014 a las 12:47

Cuando en una visita oficial a la Diputación Provincial a finales de los noventa el que fuera ministro de Economía y vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, anunció que el Euromed llegaría a Almería en 2005 o allá por julio de 2001 cuando el entonces responsable de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, dijo que sería un AVE con materiales de última generación, los del siglo XXI, en una conferencia de los cursos de verano nunca pudieron ni imaginar que a finales de 2014 no estaría construido ni un tercio de la línea de Alta Velocidad en la provincia, apenas 27,8 kilómetros de 108,4, y mucho menos que parte de esta plataforma 2.JPGferroviaria sería de vía única. No se cumplieron ninguno de sus vaticinios, ni tampoco los que han venido realizando en las legislaturas posteriores cada uno de los titulares de Fomento de los gobiernos de PSOE y PP. Se pasó de un modelo Euromed de vanguardia al codiciado AVE para dar el salto después a un tren de Alta Velocidad previo al ferrocarril de altas prestaciones en doble vía de ancho internacional que finalmente se convertirá en plataforma de un solo carril. Así lo han confirmado fuentes del Partido Popular, que después de casi tres años en blanco sin ningún anuncio de obra nueva por parte del departamento de Ana Pastor, han conseguido el compromiso de que en marzo de 2015 se va a licitar un nuevo tramo, consecutivo al de Pulpí-Cuevas al que se le dará salida antes de que acabe el año, con la diferencia de que el del próximo año será uno de los pocos de toda la península con una sola vía, opción que ya muchos se temían, sobre todo en el seno de la patronal. La fórmula parte del PP almeriense, un diseño planteado por el partido provincial que encabeza Gabriel Amat en base a la realidad del tránsito de pasajeros y en contra de lo que vienen reivindicando los empresarios.

El freno en seco del AVE entre Almería y Murcia se asienta en un “ejercicio de racionalidad” planteado por el Ministerio de Fomento, tras la llegada de Rajoy al Gobierno, por el que se priorizaron las inversiones para aquellas líneas susceptibles de una más inmediata entrada en servicio y teniendo en cuenta el grado de desarrollo que presentaban, el número de los ciudadanos beneficiarios y los costes que podría suponer la eventual PLENO DEL SENADOparalización de la obra. De ahí que una vez concluidos los cuatro tramos que se pusieron en marcha en la última legislatura de Zapatero se optara ya en la etapa de Rajoy por tapiar los accesos al túnel ferroviario más largo de Andalucía, el de 7,5 kilómetros situado a la altura del Barranco de los Gafarillos, para evitar su deterioro ante un panorama más que desolador que lo mantendrá sin uso como mínimo hasta 2020. La alternativa de una sola vía que puso sobre la mesa de la ministra gallega Ana Pastor la delegación del PP almeriense en diciembre de 2013, tal y como adelantó Diario de Almería meses antes, encajó a la perfección con esa nueva programación que modifica por completo la disposición de hacer tramos que no sirven para nada. “Fomento está trabajando con criterios de eficiencia y en un contexto de restricción presupuestaria”, reitera la delegada del Gobierno en Andalucía, la abderitana Carmen Crespo, cada vez que le preguntan por los vacíos y la previsión de obras del Ejecutivo en la provincia.

Desde aquel encuentro en Madrid orientado a agilizar los plazos de la llegada del AVE no se había vuelto a saber nada, sólo trascendió que sería la propia ministra la que vendría a Almería a presentar una fórmula rechazada por el tejido productivo al considerar que se perderá “competitividad” por la limitación logística de la vía única. Según he podido conocer de fuentes del departamento de Fomento, esta restricción a un sólo sentido que será puntual porque más adelante con una sencilla adaptación se pueden (Al 04).implementar los dos carriles, permite el tráfico diario de hasta 22 trenes en ambas direcciones, capacidad que resulta más que suficiente para esta provincia, si bien podría poner en riesgo la financiación comunitaria al tratarse del Corredor Mediterráneo, eje prioritario de la Red Transeuropea de Transportes. Pero la decisión está tomada y ese “plan b” del PP para adelantar la llegada de una Alta Velocidad que lleva años en vía muerta en Almería ha pesado más que el presentado para evitar vacíos en las obras por la Cámara de Comercio y Asempal al que fuera secretario de Estado de Infraestructuras y hoy ministro de Justicia, Rafael Catalá, a finales de 2012. De hecho, los empresarios siguen sin respuesta de aquella reunión en la que demandaron una inversión adicional para la línea de Almería a Murcia. Fomento ha previsto poner en marcha mil kilómetros de AVE entre 2014 y 2015 en todo el país con una inversión de 5.000 millones de euros, de los que al menos 107 llegarán a esta provincia, tal y como está contemplado en los Presupuestos Generales del próximo año. 86 millones corresponden al tramo entre Pulpí y Cuevas que se licitará dentro de unas semanas para arrancar las obras a lo largo de 2015, los restantes podrían ser para el primer tramo de vía única.

El Aeropuerto remonta el vuelo

Iván Gómez | 25 de octubre de 2014 a las 17:05

El Aeropuerto, y en definitiva el destino Costa de Almería al que está íntimamente ligado, está comenzado a remontar el vuelto después de sufrir el duro golpe de una crisis de la aviación en su faceta comercial que ha tenido una importante afección sobre los mercados extranjeros desde mediados de 2008, pero más aún en el tráfico doméstico en los tres últimos años. El volumen de pasajeros que se han LOCAL-ECONOMÍAregistrado este verano, entre los meses de junio y septiembre, ha arrojado un saldo positivo, de proyección exponencial de crecimiento con un incremento de los usuarios del 7% en relación al ejercicio anterior y de nada menos que un 13,5% sobre 2009, primer año en el que se sufrieron los efectos de la coyuntura económica. Y es que para dar con una estadística mejor habría que remontarse al mismo periodo estival de 2008 en el que se llegaron a superar los 405.000 viajeros. El anterior había sido el mejor ejercicio del Aeropuerto, en el que se llegó al techo histórico de 1,2 millones de usuarios, siendo nada menos que 477.507 los que utilizaron las diferentes conexiones con origen o destino en Almería. A partir del estallido de la crisis las cifras veraniegas han caído a los 331.245 de 2009, 306.669 en 2010, 316.399 en 2011, 349.687 en 2012 y 351.228 en 2013.

Entre junio y septiembre del actual ejercicio han sido 376.029 los pasajeros embarcados desde y hacia la provincia, otro de los indicadores de que el aeródromo empieza a despegar. Además del crecimiento experimentado en lo que va de año en usuarios y operaciones, las cuentas dejarán los números rojos, después de que se haya venido registrando, desde que se están amortizando las obras de ampliación en las que se invirtieron 37 millones de euros, un resultado negativo en la explotación (Ebitda) a raíz de la puesta en marcha de AENA de un plan de viabilidad. El Aeropuerto cerró su mejor mes de julio en seis años, con un repunte del 13,4% respecto al del anterior, y ha seguido con el crecimiento en agosto, de un 1,7%, y septiembre, del 7,2%. Los principales motivos han sido el buen LOCAL-ECONOMÍAcomportamiento de los mercados internacionales, pero sobre todo de un tráfico local que fluye a Madrid y Barcelona y que poco a poco ha consolidado su recuperación. El segmento doméstico actúa como artífice del crecimiento de estadísticas en relación al verano anterior, casi un 13% de usuarios más que se derivan principalmente de la mejora del índice de ocupación. No obstante, siete de cada diez pasajeros este verano venían o procedían de fuera de España, creciendo el perfil internacional en casi siete puntos y medio al representar un 63% entre junio y septiembre de 2009. Es más, los usuarios de vuelos al extranjero han crecido casi un 27% en relación a aquel año en el que se empezó a percibir la crisis y de un 5,6% sobre el anterior, lo que demuestra el peso del potencial turista que se viene desplazando a la Costa de Almería en sus vacaciones. El punto de inflexión se remonta en lo internacional a la segunda mitad de 2013 con un repunte del 26,4% del número de los viajeros transportados.

El mayor dinamismo de rutas regulares y chárter procedentes de Holanda, Suecia, Dinamarca, Alemania, Bélgica y Portugal, así como la incorporación de otros al alza como Irlanda y Polonia han sido determinantes para el aumento de pasajeros. Si bien es el Reino Unido, con enlaces a sus principales ciudades, el que tira del carro, el líder indiscutible. El 48% de los viajeros a los destinos foráneos al llegar agosto eran de aeropuertos ingleses. Y es que el anglosajón es un país muy ligado a la historia y evolución reciente del Aeropuerto de Almería. Este año se ha celebrado el cuarenta aniversario de la primera ruta regular directa al extranjero y fue la que se puso en marcha la compañía British Airways desde Londres. Los usuarios a destinos ingleses se incrementaron un 24% el verano pasado y son ya un pilar LOCAL-AEROPUERTO DE ALMERÍApara el Aeropuerto y, en definitiva, para el turismo, un sector que ya genera el 12% del Producto Interior Bruto (PIB) de la provincia. La tendencia experimentada el verano, que posiblemente se mantenga hasta final de año, viene a confirmar las elevadas expectativas que turoperadores y aerolíneas habían depositado en Almería antes de comenzar el periodo estival. Tal y como este periódico adelantó meses antes, las compañías programaron un 11% más de plazas para los 32 destinos que se ofertan durante la temporada alta. El Aeropuerto está empezando a levantar la cabeza y volverá a cerrar en positivo, como antes de la crisis, el balance anual tras la dolorosa pérdida de casi un 6% de pasajeros en 2013 en el que se celebraba su 45 cumpleaños. En la actualidad genera actividad para 36 empresas y 420 empleos tanto directos como indirectos, pero tendría capacidad para que a sus instalaciones llegaran más del doble, e incluso el triple, de los usuarios que lo hacen. El auge del destino será fundamental para dejar atrás su peor etapa y remontar el vuelo.

“Trabajamos para abrir mercados y potenciar el tráfico”

El director del Aeropuerto de Almería, Pablo Lázaro, explica que más allá de la afección de la coyuntura económica, AENA ha venido trabajando en diferentes ejes para contribuir a la difícil captación del tráfico aéreo en Almería. Entre las claves de su actividad permanente está un estudio continuo del mercado para detectar nuevas rutas con potencial de crecimiento. Otro de los pilares de su gestión es el contacto con las compañías y la asistencia a ferias sectoriales de primer nivel (como Routes) con el objetivo de venderles todas las oportunidades de negocio y aspectos técnicos necesarios del aeropuerto almeriense. Pablo Lázaro mantiene, además, una estrecha colaboración con las administraciones públicas en la mejora de las comunicaciones aéreas, ya que repite que no es una cuestión que dependa en exclusiva del AENA, sino de un esfuerzo conjunto de todos los agentes implicados en la labor de promoción turística de LOCAL-AEROPUERTO DE ALMERÍAuna marca o destino, en este caso, la Costa de Almería. Actualmente esa colaboración gira en torno a tres grandes ámbitos: contribuir a la desestacionalización, seguir potenciando la llegada de conexiones internacionales y redoblar esfuerzos en la mejora de las que se consideran fundamentales para la conectividad de Almería tanto a Madrid como a Barcelona. También hacen especial hincapié en las ofertas de tarifas competitivas e incentivos para la captación de nuevas rutas. Este año, por ejemplo, han entrado en vigor varias bonificaciones: del 100% en la tarifa de pasajeros para aquellas compañías aéreas que implanten una nueva ruta y del 75% para aquellas que, teniéndola ya implantada, incrementen la cifra de usuarios. Y hay una tercera bonificación del 30% en las tarifas de seguridad y pasajero para el caso de los viajeros en conexión. La ministra de Fomento anunció recientemente que no sólo se mantendrán estas bonificaciones en 2015, sino que, además, se congelarán las tarifas aeroportuarias hasta 2025. Traducido en cifras, según los cálculos de Pablo Lázaro, estas bonificaciones en tarifas aeroportuarias para una aerolínea que implantase una ruta nueva anual en el Aeropuerto de Almería con algún destino comunitario podrían superar los 200.000 euros (cerca de 300.000 euros si la ruta fuese con un destino de fuera del Espacio Económico Europeo), por lo que el esfuerzo de Aena es muy significativo. Por último, destacan las iniciativas para ajustar el precio de algunos de los servicios que se ofrecen en tierra a las compañías, como el concurso para renovar las licencias de handling en rampa. Y es que todo suma a la hora de cazar a las aerolíneas.

 

 

La OTAN exhibe músculo en Almería

Iván Gómez | 22 de octubre de 2014 a las 13:56

El ejercicio de integración Noble Mariner 14, que se inició el jueves pasado en Cartagena y concluirá el domingo con un asalto anfibio en la Sierra del Retín en Cádiz, ha tenido estos días a la provincia y al Mar de Alborán como dos de los enclaves estratégicos del teatro de operaciones programado por la Agrupación Naval de la Fuerza de Respuesta Rápida de la OTAN. Sin embargo, en el escenario ficticio de una crisis internacional no era el Mar de Alborán, sino el Báltico, y tampoco era Almería, pasaba a formar parte de un país llamado Framland situado en la frontera con el de Bothnia. Cuando una de las imaginarias naciones, en este caso Estonia, se convierte en un país hostil por sus pretensiones territoriales sobre los colindantes, la Alianza se ve obligada a desplegar la potente agrupación naval 445 que está formada por 23 buques, seis submarinos, 30 aeronaves y más de 4.000 militares de hasta 16 estados diferentes para poder 20141021_112642garantizar en zonas de conflicto la seguridad y la estabilidad y dar confianza a los aliados. Y es que el Noble Mariner ha sido una de las maniobras de mayor nivel y calibre de las que se materializado en los últimos años en nuestro país, precisamente porque fue diseñado para adiestrar y certificar el Cuartel General Marítimo de Alta Disponibilidad que la Armada de España ofrece a la Alianza para asumir en 2015 el mando de la Agrupación Naval de la Fuerza de Respuesta Rápida. Ayer se celebró el Media Day, denominación con la que se cataloga la jornada para la difusión pública de los detalles del ejercicio a través de los medios de comunicación dado el carácter multinacional de la operativa, con un asalto anfibio en la playa de Quitapellejos perteneciente a la pedanía de Palomares, a tan sólo unos metros de dónde hace casi medio siglo cayeron las bombas nucleares transportadas por un caza norteamericano al colisionar con un avión cisterna, y una visita al buque insignia de la Armada, el Juan Carlos I, donde compareció el Estado Mayor de la Agrupación Naval. Eran las diez de la mañana cuando un helicóptero posaba en tierra con el almirante británico Peter Hudson, comandante del Mando Marítimo de la Alianza, el almirante Brad Williamson de los Estados Unidos y el vicealmirante español Juan Rodríguez Garat. Procedían del buque de mando L-52 Castilla, cuartel flotante desde donde capitanearán el próximo año esta punta de lanza naval de la OTAN ante cualquier amenaza.

El Noble Mariner 14 está siendo una exhibición de músculo y cerebro del Mando Marítimo de la OTAN, una advertencia en toda regla, como más tarde reconoció ya en el buque el almirante inglés Peter Hudson, a terceros países y posibles enemigos de que están preparados para poder actuar en caso de amenaza, si bien el escenario configurado durante el ejercicio sólo pretendía poner a prueba la capacidad de respuesta de las fuerzas marítimas. Al igual que las unidades aéreas y terrestres, el Mando Marítimo de la Alianza Atlántica EJÉRCITOse integra en un proceso conjunto de instrucción denominado Noble Justification.  El comandante curtido en la Royal Navy aseguró que la Alianza ha puesto en marcha medidas para “dar confianza a los países del área del Báltico y del Mar Negro, para que estén tranquilos con el compromiso de defenderlas” y aludió a la cumbre de Gales como ejemplo de las nuevas líneas de actuación de la OTAN que ahora dan una mayor importancia a la “cohesión” entre sus miembros.  Y es que el adiestramiento de las unidades ha ido cambiando conforme lo hacía la coyuntura internacional, sobre todo a raíz de la crisis de Ucrania y el reciente auge del terrorismo yihadista del Estado Islámico. “Estamos preparados y somos capaces de ponernos en marcha para actuar ante cualquier tipo de amenaza”, reiteró antes de felicitar al vicealmirante español Juan Rodríguez Garat por su “extraordinario trabajo” en el Noble Mariner 14 por su “alta intensidad” y porque está aportando como resultado visible una mayor integración entre las fuerzas de la Alianza. 

En ese nuevo contexto de actuación de la Alianza el Mar de Alborán es uno de los enclaves estratégicos. Y no sólo las aguas territoriales de la provincia, sino también el campo de maniobras Álvarez de Sotomayor, un referente declarado de interés para la defensa nacional que, en palabras del vicealmirante Juan Rodríguez Garat, “permite ejercicios de mayor complejidad que otros puntos del país”. En su estancia en Almería, el Tercio de Armada ha desarrollado prácticas avanzados de disparo real, integrando todos los fuegos de apoyo EJÉRCITOdisponibles, tanto naval como aéreo, en una operación anfibia con la maniobra de un batallón desplegado sobre el terreno y coordinando todas las acciones. El objetivo de las maniobras, en palabras del Estado Mayor que planea y conduce las operaciones, es la interoperabilidad entre las unidades aliadas y el adiestramiento en un amplio abanico de modalidades como operaciones de seguridad marítima, la lucha contra la piratería, la proyección en tierra de una fuerza anfibia o la detección de submarinos. La Fuerza de Respuesta, que en la actualidad está formada por 13.000 militares, es un conjunto de unidades de reacción rápida, tecnológicamente avanzadas, flexibles, con capacidad de despliegue y sostenibles, listas para desplazarse rápidamente donde sea necesario. Además de los despliegues tácticos en aras de la integridad territorial y defensa de países miembros, suele intervenir en las operaciones de mantenimiento de la paz y de ayuda humanitaria.

A bordo del Juan Carlos I 

Mientras los buques Castilla y Juan Carlos I permanecían ayer a sólo cinco millas de la costa almeriense, eran casi veinte las embarcaciones de superficie que deambulaban por el Alborán, la mayoría aportados por la Armada que ejerce como nación anfitriona y está liderando el Noble Mariner 14 con una cifra alta de unidades navales y aéreas. El buque de asalto anfibio Juan Carlos I, el mayor de los construidos en España, fue el elegido por el Estado Mayor de la Agrupación Naval de la Fuerza de Respuesta Rápida de la OTAN para explicar los detalles del ejercicio Noble Mariner 14. Fue diseñado con cuatro perfiles de misión de la Armada: como buque anfibio capaz de transportar a una fuerza de infantería de marina para realizar un desembarco; como buque de proyección de fuerza transportando unidades de cualquier ejército a un teatro de operaciones; como plataforma para la aviación embarcada, tanto de ala fija como de flotilla EJÉRCITOde aeronaves de la Armada y otros ejércitos; y como buque para operaciones no bélicas como el apoyo humanitario y evacuación de personal en zonas de crisis y catástrofes. En el viajan durante el ejercicio más de 600 infantes y ayer contaba con cinco cazas de combate Harrior y casi un centenar de vehículos pesados encajados a modo de tetris. Sus pasillos y camarotes eran un hervidero, la comparecencia del Estado Mayor, habitualmente en el Castilla, alteraba su rutina durante las maniobras. Pilotos, mecánicos y técnicos en extinción de incendios,  equipados con trajes ignífugos durante largas jornadas que multiplican el sofocante calor almeriense en cubierta, entraban y salían del hangar mientras subían las aeronaves en uno de los dos ascensores. La tripulación del buque está en torno a los 243 efectivos, con equipos y elementos de ayuda para 1200 soldados y cuenta con un hospital con dos quirófanos, sala de odontología, enfermería, UCI, rayos X, laboratorio, farmacia. Junto al buque de asalto anfibio Castilla y el LHD Juan Carlos I de la Armada toman parte en el Noble Mariner las fragatas Almirante Juan de Borbón, Méndez Nuñez, Victoria, Reina Sofía y Canarias, el buque de aprovisionamiento de combate Patiño, el submarino Galerna y los cazaminas Duero y Turia, así como varios aviones y helicópteros de la Flotilla de Aeronaves de la Armada y diferentes unidades de apoyo de la Fuerza de Acción Marítima, como los patrulleros Vigía y Medas o el remolcador La Graña.

El asalto anfibio de Palomares 

No existe la retirada para Infantería de Marina, su retaguardia es el mar, desde el que asaltan la costa con o sin presencia enemiga con su toda su fuerza y potencial de desembarco anfibio. Atacan con el sol a la espalda y con una velocidad de vértigo, en sólo 20 minutos han logrado asentar un batallón en la playa. Ayer lo demostraron en la de Quitapellejos, en la pedanía de Palomares, una exhibición a casi treinta grados de temperatura a media mañana. La tarde anterior acudieron a la zona, para presenciar el ensayo y supervisar que todo EJÉRCITOestuviera en orden para el correcto desarrollo del despliegue de la infantería de marina, el alcalde de Cuevas del Almanzora, Jesús Caicedo, y el comandante naval de Almería, Blas Romero. De hecho, fueron los agentes de la Policía Local los que delimitaron el perímetro y restringiendo el acceso a la zona garantizando que el desembarco se desarrollara con seguridad, más aún teniendo en cuenta que la insólita meteorología motivó la llegada de interesados a la playa almeriense para disfrutar in situ de todo el potencial y capacidades de la Armada. Tras la llegada a un puesto avanzado del Estado Mayor del Mando Marítimo de la OTAN, encabezado por el almirante inglés Peter Hudson, los primeros en moverse fueron los portadores de las balizas con las que se indican que ha llegado el momento de asaltar la costa. Dos horas antes de la operación ya están mimetizados sobre el terreno, analizando todas las variables y enviando la información pertinente para que la procesen en el cuartel flotante de mando. Nada más correr las cortinas de humos de colores, se configura una operativa de varias oleadas en procesión hacia el litoral.

Los primeros en llegar a la arena son los vehículos acorazados anfibios que abren paso al asalto, de los que se reparten por la zona los infantes de marina de la primera sección con un cuerpo a tierra al grito de “salto”. En cuestión de minutos han desaparecido, la ribera del mar está asegurada y se camuflan ocupando posiciones en una arboleda que hay metros más adelante. A continuación es el turno de los vehículos que han convertido al Tercio Armada en una de las brigadas expedicionarias más polivalentes y versátil. Pirañas, Hummer contra carros, artillería autopropulsada con proyectiles que pesan hasta 45 kilos por pieza… el parque móvil de la Armada se va EJÉRCITOinstalando en un despliegue tan rápido como eficaz. Las últimas oleadas son las de los vehículos más pesados, como el municionador, con el que se cierra el círculo de un destacamento que ha ocupado una playa en menos de veinte minutos. Y no sólo llegan por mar, entre las diferentes fases del desembarco, los helicópteros de la Flotilla de Aeronaves de la Armada sobrevuelan la zona que debe ser conquistada y dejan caer con la técnica del fast rope, o en castizo cuerda rápida, a una docena de infantes de marina que no tienen ningún agarre ni anclaje, sólo unos guantes para frenar cuando están llegando al final de la maroma. El batallón de desembarco recibe el apoyo de los cazas Harrior y de la artillería naval. A pesar de la distancia, la mínima de cinco millas, con la veintena de embarcaciones que deambulan estratégicamente por el Mar de Alborán, en todo momento los hombres y mujeres de la Agrupación Reforzada de Desembarco (ADR), con base en San Fernando, siguen las instrucciones que llegan y pueden ir variando desde el buque Castilla.

En veinte minutos todo está perfectamente operativo, lo que evidencia la gran capacidad de movilidad y potencia de combate de estas unidades desplegadas. Nada más concluir las maniobras, dada la efectividad con las que se han completado, el vicealmirante Juan Rodríguez Garat felicitó a todas las unidades, así como el general de la Brigada Tercio de Armada, Javier Hertfelder. En la aplicación de las maniobras en el mar de operaciones anfibias del Noble Mariner, la Infantería de Marina aporta la velocidad, capacidad de respuesta y movilidad necesaria, lo que implica proyectar en tierra la máxima potencia de combate empleando una Fuerza de Desembarco lo más pequeña posible. El Tercio Armada tiene la característica de ser una gran unidad de combate completa en sí misma ante todo tipo de escenarios. Para este ejercicio se ha constituido una Agrupación Reforzada de Desembarco (ADR) bajo el mando del cuartel general de EJÉRCITOcasi mil infantes de marina y algo más de 160 vehículos. La composición está realizada acorde con la misión encomendada de estar preparada para defender la integridad territorial de un país de la OTAN ante un país agresor, sin embargo, la inherente flexibilidad de una fuerza anfibia les hace capaces de poder reenfocar el objetivo para operar frente a un enemigo asimétrico. Casi un millar de infantes, transportados por los buques Juan Carlos I y L-52 Castilla, han realizado el Noble Mariner con estancia en Almería, alojados un par de días en el campo de maniobras Álvarez de Sotomayor desde el que han llevado a cabo diversas maniobras de tiro real integrando todos los fuegos de apoyo disponibles en la operación anfibia de una batallón desplegado sobre el terreno. Tienen por cometido la realización de operaciones militares en la costa iniciadas desde el mar, ya sean integradas en la flota o en las organizaciones que se puedan constituir, y están integrados por un conjunto orgánico de unidades de combate y apoyo con autonomía logística. En la recta final que inician hoy, deberán enfrentarse a una amenaza híbrida, que constituyen fuerzas convencionales y células terroristas, que le llevarán a efectuar una incursión anfibia en el campo gaditano del Retín, simultaneando objetivos en la zona litoral próxima a la playa y otra de más profundidad en el terreno.

El desembarco de Almería 

A la una y una del mediodía, con una temperatura que rondaba los 25 grados y sin apenas viento, lo que facilitó los movimientos en la playa, comenzó el viernes 17 de octubre el desembarco de un contingente de casi un millar de infantes de marina, cargados con los cerca de 40 kilos que pesan sus equipos de combate y armas, y alrededor de 160 vehículos en El Perdigal. Un goteo incesante de lanchas de desembarco LCM hizo posible que en cuestión de horas fueran ocupados por el Tercio de Armada, con sus todoterrenos, blindados de combate Pirañas y camiones, varios kilómetros de la costa almeriense, convertida en enclave estratégico desde hace ya años por su EJÉRCITO-LOCALemplazamiento en el Mar de Alborán y por contar con una infraestructura de referencia, el campo de maniobras Álvarez de Sotomayor. En esta ocasión, las aguas almeriense son escenario del ejercicio Noble Mariner 14 de la OTAN en el que España ejerce como nación anfitriona dentro del proceso de certificación para tomar el mando de la agrupación naval de la Fuerza de Respuesta de la Alianza el próximo año. Los traslados desde los buques Juan Carlos I y Castilla se repitieron a lo largo de la tarde en operaciones que eran coordinadas en la orilla por la compañía de Organización y Movimiento de Playa (OMP), una especie de policía militar que controla el tráfico terrestre y los accesos a las zonas delimitadas con el objetivo de minimizar los riesgos. El capitán Joaquín López Recacho explica que a la hora de desembarcar los vehículos, entre los que se incluye una batería de obuses, tienen en cuenta factores como la velocidad del viento y el oleaje. A veces los blindados han quedado encallados no pudiendo seguir el convoy hasta que bajaba o subía la marea. “Somos una fuerza expedicionaria, brigada versátil con alto grado de disponibilidad y austeridad, llevamos los medios esenciales y necesarios para cumplir la misión, los más rápidos en llegar”, asegura el capitán de Infantería Marina Juan José Ramírez.

Además del desembarco de Almería, dentro del Noble Mariner 14, tenían ayer a otros 100 efectivos viajando en una fragata holandesa hacia los Estados Unidos para cruzarse más de 1.600 kilómetros entre la costa de Virginia y Florida en las maniobras Bold Alligator, y a otros 200 en el campo de Sierra del Retín preparándose para ser fuego enemigo en la operación anfibia que tendrá lugar cuando se marchen de la provincia. Mientras las lanchas cargaban y descargaban frente a El Alquián al grueso de la tropa, el transporte por mar se iba complementando con el de los helicópteros SH-3 Delta y los Augusta Bell de la Flotilla de Aeronaves de la Armada. Desde los buques, EJÉRCITO-LOCALa unas cuatro millas, se sucedían los vuelos en dirección al campo de maniobras, un desembarco helitransportado que sucedía a un ejercicio de salto de paracaidistas por la mañana en la Sierra Cabrera a la altura de Turre. A sólo unos kilómetros, en el Aeropuerto, personal del Tercio bajo el mando del general Javier Hertfelder de Aldecoa, establecía la base para operar las aeronaves no embarcadas. Y no sólo serían los helicópteros, en las maniobras que hoy desarrollarán con fuego real en la instalación almeriense de casi seis hectáreas contarán con el simulado desde los cazas Harrier y desde los buques en alta mar. “Nos gusta trabajar en este campo porque permite todo tipo de armas (artillería, morteros, contracarros y carros de combate) y combinarlos con fuego aéreo y naval”, añade el oficial Ramírez. De hecho, el historial de ejercicios de la Armada está muy ligado a la provincia de Almería. Algunas de las principales maniobras de su adiestramiento en los últimos años, ya sea el Gruflex en 2008 y Tapón en 2009, se realizaron en el litoral almeriense con escala obligada en el campo declarado de interés para la Defensa Nacional.

El responsable del campo, el teniente coronel Eduardo Sánchez Baena, no quiso perderse el desembarco en El Alquián. Un día antes se puso a disposición de la comisión aposentadora para facilitar el asentamiento de los casi mil infantes de marina y el parque motorizado en una zona logística habilitada a la que ayer fueron llegando de forma progresiva tanto los militares en autobuses como los vehículos de ruedas por carretera y los de cadenas en convoyes de góndolas. En las instalaciones realizarán entre hoy y mañana ejercicios con fuego rEJÉRCITO-LOCALeal de mortero, obus autopropulsado, lanzagranadas, explosivos, fusilería y ametralladoras antes de iniciar el repliegue para el reembarque que se ha previsto para el lunes.  Del buque de proyección estratégica desembarcaron casi 700 infantes y otros 300 del buque de asalto anfibio Castilla, que es el cuartel flotante desde el que se coordina el Noble Mariner de la OTAN que comenzó el 16 de octubre en la bahía Cartagena y concluirá el 26 en el golfo de Cádiz. A los hombres y mujeres de la Brigada de Infantería Marina con base en San Fernando se sumaron ayer en la playa almeriense de El Perdigal oficiales de países como Finlandia como observadores del modelo de fuerza de desembarco. Decenas de curiosos disfrutaron junto a la orilla de una improvisada exhibición del potencial de estos especialistas con sus vehículos anfibios, carros de combate y artillería, algunos mientras comían a sólo unos metros en el restaurante La Barraquilla. Entre los espectadores, uno para el que ver el contingente resultó emotivo. El hermano del sargento David Fernández, fallecido en Afganistán cuando desactivaba un explosivo, pasa unos días en Almería y no quiso perder la oportunidad de ver a la Armada en acción.

Bienvenido a la isla de Almería

Iván Gómez | 19 de octubre de 2014 a las 13:12

Eran las doce y cinco del mediodía cuando casi en silencio, entre tímidos aplausos alejados de la espectacularidad sonora de los mítines, apareció por la puerta del salón principal del Palacio de Congresos de Aguadulce el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acompañado por un reducido séquito formado por la ministra Fátima Báñez, los presidentes regional y provincial del partido, Juanma Moreno y Gabriel Amat, y José Antonio Picón, histórico empresario almeriense que en su día presidió la Cámara de Comercio antes de _MG_9823.JPGcederle el testigo al macaelense Paco Martínez Cosentino. El precursor del imperio Silestone había entrado minutos antes a la resplandeciente estancia, con capacidad para unas trescientas personas, donde fue recibido efusivamente por el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez, y el diputado nacional Rafael Hernando. También estaban en primera fila el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, y el portavoz en el Parlamento de Andalucía, Carlos Rojas, pero la familia popular ya se había deleitado en la tarde del viernes con la presencia de Rajoy en un acto del partido en el Teatro Cervantes y no quiso acaparar este encuentro con los empresarios. Sólo un nutrido grupo de diputados, senadores y parlamentarios, entre los que figura una todoterreno Aránzazu Martín que no quiso perderse la cita pese a estar ya en los últimos días de embarazo,  se combinaron entre las hileras de asientos con el rector de la Universidad, el general de la Legión, el coronel jefe de la Guardia Civil y lo más granado del tejido productivo almeriense. José María Rossell, del Grupo Hoteles Playa, Pedro Caparrós, del Grupo Caparrós, Javier Deleyto, del Centro de Experiencias Michelin, y José Cano, presidente de la patronal y director de fábrica de Deretil, entre otros, acudieron a un foro para debatir sobre economía.

Pero la voz de los empresarios la monopolizó con vehemencia, acierto y valentía el responsable de la Cámara de Comercio, Diego Martínez Cano, quien tiró un guante reivindicativo en materia de infraestructuras, sobre todo en lo relativo a las obras del Corredor Mediterráneo, que el presidente del Gobierno no quiso recoger en su alocución minutos después. Ni siquiera en la noche anterior, en una cena íntima con la dirección provincial del partido en el Club de Mar, le pudieron arañar el más mínimo compromiso al inquilino de La Moncloa. Ni tan siquiera el paseo que realizó a primera hora de la mañana del sábado junto a la playa almeriense, escoltado por media RG181014- CONFERENCIA MARIANO RAJOY EN PALACIO DE CONGRESOS CAMARA DE COMERCIO DE AGUADULCE - PRESIDENTE DEL GOBIERNOdecena de guardaespaldas, logró ablandarle el bolsillo para hacer algún anuncio de futuras partidas, compromisos que posiblemente se vea forzado a hacer dentro de unos meses cuando más aprieten las encuestas previas a las municipales. El de Santiago de Compostela escuchó con atención las demandas de los empresarios almerienses, que pusieron sobre la mesa la pérdida de competitividad por el déficit de comunicaciones y la necesidad de poner en marcha un plan de industrialización con el que combatir el desempleo, pero como buen gallego no quiso, ni se vio forzado a responder con fechas ni partidas, sólo con prioridades. La del AVE entre Almería y Murcia, según Mariano Rajoy, se abordará a la mayor celeridad, pero siempre dependiendo de los recursos presupuestarios, una coartada arbitraria por la que se han mantenido paralizadas en lo que va de legislatura las obras en los tramos de la provincia mientras avanzaban en otras regiones del norte del país.

Prácticamente la misma fórmula del ya veremos a la que recurrió la ministra de Fomento, Ana Pastor, cuando una delegación del PP almeriense acudió a Madrid en busca de un plan para agilizar la plataforma de la Alta Velocidad con el levante español. También se quedó sin respuesta la propuesta de la patronal almeriense a Fomento para evitar los vacíos, años sin construcción ni licitación, en las rajoy en almeria bisobras del Corredor Mediterráneo como ha ocurrido en los tres que llevamos de legislatura. De hecho, será en el cuarto y último, en el de las elecciones municipales, cuando se retome la construcción de la plataforma de Alta Velocidad en el tramo entre Pulpí y Cuevas. Así lo anunció Ana Pastor en el Senado días después de que la Cámara y Asempal movilizaran a cientos de empresarios anunciando movilizaciones. No hay nada más que tirar de hemeroteca para comprobar que las visitas de Rajoy a Almería nunca han sido muy fructíferas a pesar de que esta provincia respaldó su proyecto político como nunca antes lo había hecho. En las generales de noviembre de 2011 votaron al PP el 57,7% de los electores almerienses, alcanzando el techo histórico que mantenía el socialismo desde los comicios de 1982 con la candidatura encabezada por Felipe rajoy en almeríaGonzález. La última, en la Intermunicipal del pasado año celebrada en El Toyo, ni siquiera atendió a los medios de comunicación, que se conformaron con la tradicional pantalla de plasma para escuchar sus futuras medidas de la reforma de la administración local. En aquellos días se filtraron los documentos de Bárcenas sobre los sobresueldos en el PP y el líder de los populares ni siquiera compareció. Eso sí, en su discurso al otro lado del recinto anunció que no le temblaría la mano si se descubren irregularidades, una promesa que hoy se difumina entre los titulares de los gastos injustificados con las tarjetas opacas de Rato y Blesa. En anteriores visitas, siendo candidato a la presidencia, repetía que no iba a parar hasta que llegara el agua del Ebro a Almería. Y la única que llegará, aunque sea en la actual legislatura, será las que salgan del grifo de las plantas desaladoras puestas en marcha gracias al mediocre Plan AGUA de Zapatero. 

El presidente del Gobierno se limitó ayer a vender los ingredientes de su receta, la de la recuperación económica, obviando que en esta provincia la riqueza lleva décadas cercenada por unas conexiones insuficientes.  Y es que la economía son reformas y reducción del déficit, pero también lo son las infraestructuras que dan la competitividad a una región. Así se lo expuso Diego Martínez Cano en su RG181014- CONFERENCIA MARIANO RAJOY EN PALACIO DE CONGRESOS CAMARA DE COMERCIO DE AGUADULCE - PRESIDENTE DEL GOBIERNOdiscurso, un alegato que comenzó con halagos a la política reformista del Ejecutivo y a los avances conseguidos, por ejemplo con la espeluznante A-7 a Málaga, para luego acabar planteando desde el estrado que sin comunicaciones la provincia creció menos en tiempos de bonanza y sufrió más el duro golpe de la crisis en destrucción de los empleos. Y es que Almería, y así lo planteó el joven líder regional del PP, Juanma Moreno, debe ser la punta de lanza del cambio andaluz, un rol que difícilmente pueda asumir si no llegan las inversiones en infraestructuras. En su campaña permanente, el presidente de los populares en Andalucía aseguró que la provincia encarna los valores de la España productiva y exportadora que se deben imitar y reconocer, pero no precisamente con discursos electoralistas ni palmaditas delante de los micrófonos, sino con partidas del Ministerio de Fomento. Obras son amores y no buenas razones. Rajoy agradeció a la sociedad el esfuerzo realizado en los últimos años para alcanzar la consolidación fiscal y habló de perseverar en una provincia indolente que lleva demasiados años perseverando. Ahora que perseveren las demás. El encuentro con los empresarios se saldó con más de lo mismo, con un mínimo nivel de exigencia y sin soluciones para acabar a corto o medio plazo con el histórico aislamiento de una tierra que sufre el síndrome de la esquina. Sólo economía y más cuentas de la lechera. Pero nada de obras. Como dice el refrán, te quiero mucho perrito, pero pan poquito. Bienvenido a la isla de Almería.

Referente del adiestramiento

Iván Gómez | 14 de octubre de 2014 a las 15:30

El campo de maniobras y tiro de la base Álvarez de Sotomayor es un referente para la instrucción y adiestramiento de las unidades militares, una zona de carácter estratégico porque responde a las exigencias que pueden surgir en los nuevos escenarios de guerra o conflicto para el conjunto de las Fuerzas Armadas. Su extensión de casi seis mil hectáreas en los términos municipales de Viator, Almería y Pechina, sus elementos y prestaciones, su localización a pocos minutos de aeropuerto, puerto y autovía y su clima árido, que permite la ambientación de una misión en Afganistán o Mali, la han convertido en un centro de primer nivel que recientemente ha sido catalogado como zona de interés para la defensa nacional. No en vano, el campo dispone de uno de los mejores polígonos de combate en EJÉRCITOzonas urbanizadas de nuestro país y la posibilidad del desarrollo de actividades tácticas y logísticas con todo los tipos de armas y vehículos, así como con fosos de tiro que van desde los 100 hasta los 2.000 metros. Fue, además, uno de los primeros campos de maniobras de España en obtener la certificación Norma de Calidad Medioambiental ISO 14001: 2004 por una oportuna gestión que protege las más de mil hectáreas afectadas del paraje natural de Sierra Alhamilla y los fósiles que se encontraron de una ballena de hace cinco millones de años.  El 80% de su uso corresponde a una de las principales unidades del Ejército de Tierra, la Brigada de la Legión Rey Alfonso XIII, si bien permite la capacitación de un sinfín de destacamentos de dentro y fuera de nuestro país. El campo de maniobras inaugurado hace noventa años y dependiente del Mando de Adiestramiento y Doctrina, tiene a la Brileg como “cliente VIP”, como reconoce su responsable, el teniente coronel Sánchez Baeza, si bien tratan de posibilitar todas las solicitudes que les llegan de otras unidades para ser escenario de ejercicios nacionales e internacionales, lo que implica una exhaustiva labor de coordinación y planificación de las instalaciones. Entre los ejemplos más recientes figuran los ejercicios el pasado año del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, que efectuaron el traslado a bordo de la aeronave clase Osprey que puede realizar despegue y aterrizaje en vertical, y las pruebas de indumentaria de desierto del ejército alemán que se desplazó en agosto de 2011.

La ocupación media es superior a los 50.000 militares al año, 55.667 en 2013, de efectivos de las Comandancias de Ceuta y Melilla que volverán a finales de este mes, el Ejército del Aire, el Mando de Operaciones Especiales, Brigada Paracaidista, las academias de Artillería e Infantería, la Armada, Guardia Real, Policía Nacional y Guardia Civil, entre otros. Y aún siendo una instalación militar, en su empeño constante de apertura de las Fuerzas Armadas, también tienen disponibilidad para que sus dependencias formen parte de pruebas EJÉRCITOdeportivas como el Día de la Bicicleta y las carreras de orientación de Viator o el curso de supervivencia en la naturaleza que organiza la Universidad de Granada. A partir del viernes será escenario de uno de los mayores despliegues de los últimos años como refugio y zona de ejercicios de más de 900 infantes de marina en el marco de unas maniobras de la OTAN en el Mar de Alborán. Sánchez Baeza, al frente de la Oficina de Comunicación de la Brileg hasta que en septiembre de 2011 fuera nombrado jefe del campo de maniobras, nos detalla el día a día en la gestión de uso y mantenimiento de las instalaciones para las que dispone de una plantilla de veinte personas. La planificación de actividades arranca con la recepción del plan mensual de preparación de la Brileg y otras unidades, normalmente con un mes de antelación. Cuando el ejercicio a realizar implica la movilización de un operativo considerable, como el del Noble Mariner 2014 que tiene lugar esta semana, los mandos cursan la petición a principios de año e incluso visitan el campo de maniobras -en mayo lo hicieron- para la configuración sobre el terreno de la práctica y asentamiento.

A veces coinciden unidades de la Legión con las de Comandancia de Melilla y otras de Fuerza de Guerra Naval, lo que supone un esfuerzo adicional de coordinación que se plantea casi minuto a minuto. “El polígono de combate tiene uso casi todos los días”, argumenta Sánchez Baeza, quien agradece la implicación de la Brileg y otros destacamentos del Ejército de Tierra en la mejora del campo de maniobras y tiro para que tenga cubierto el catálogo de instalaciones. De hecho, desde la Legión se trabaja de manera casi permanente en la reparación de los viales y cortafuegos, creación de pasos de agua y mejora de infraestructuras de la zona logística como aseos, duchas EJÉRCITOy torretas de luz… Todos los elementos y edificaciones con los que en los últimos diez años se ha avanzado hacia el mayor grado de especialización, como los del área urbanizada o del poblado africano, han sido desarrollados por los ingenieros y zapadores. Entre 2003 y 2007 se levantó la zona urbanizada y una red de alcantarillado llamada el conguito en la que se simula el acceso subterráneo a núcleos urbanos, en ese último año la casa de tiro de neumáticos dotada con blanco de absorción de los impactos sin rebote y con control de cámara, en 2009 el poblado africano, en 2012 la pista de combate… para convertir al campo Álvarez de Sotomayor en la primera instalación de nuestro país en reunir todas las exigencias para la instrucción y adiestramiento del Ejército de Tierra. Y es que no hay nada más que recorrer los ejes de 13 y 7 kilómetros que recorren la instalación de noroeste a sureste, con dos accesos de los que uno es ajeno a la base para que ser empleado por unidades de otras provincias, para comprobar in situ las potencialidades que ofrece: campos de tiro, pista de conducción de todoterrenos, zona de artefactos explosivos (IED), puesto avanzado de combate (COP) basado en la experiencia de Afganistán, torre multiusos…

Es más, en el itinerario por la moderna instalación no falta un puesto de artillería antiaérea ensayando el disparo de misiles mistral y un simulacro de la sección de armas de la 8ª compañía de patrullaje en estado de alerta intermedio en la zona urbanizada con los nuevos vehículos RG-31 y LMV. Sánchez Baeza explica que limitan a las doce de la noche el horario para los ejercicios duros (artillería y EJÉRCITOexplosivos) para reducir la contaminación acústica, además de realizar mediciones que se saldan cumpliendo los parámetros. En cuanto a la conservación, el jefe del campo de maniobras asegura que todas las unidades proceden a la limpieza al finalizar la práctica, recogiendo incluso las vainas y empaques de los proyectiles. “En cada maniobra tenemos un oficial de daños y un encargado del medio ambiente”, añade. La base dispone de un punto permanente para la transferencia de residuos. En caso de incendio cuentan con su propio camión de bomberos y un retén, además de haber sellado recientemente un acuerdo con el Infoca por el que serían alertados al propagarse el fuego, siempre que sea más allá de la zona de caída de proyectiles a la que nadie tiene acceso. Y es que los riesgos se minimizan en unas instalaciones a la vanguardia, de referencia para el adiestramiento y la instrucción del Ejército.

21 días aislados

Iván Gómez | 12 de octubre de 2014 a las 13:34

“¡Alarma, patera!”. Gritó desde el Centro de Comunicaciones, en la jerga militar Cecom, el infante de guardia a las nueve menos diez de la noche del pasado sábado. Los otros diez integrantes del destacamento naval alojado en la isla de Alborán se disponían a disfrutar en el salón del partido de fútbol del plus, que tienen contratado desde hace poco más de un año, mientras se calentaban las pizzas en el horno en el que suelen hacer pan. La alerta del centinela llegó en los últimos días de un turno de tres semanas que estaba resultando excesivamente tranquilo hasta aquella noche en la que se quebró la monotonía. Una embarcación neumática había quedado encallada en LOCALel impracticable muelle de poniente, empujada por el fuerte oleaje contra los acantilados, y los 34 inmigrantes que querían llegar a la costa española se tuvieron que conformar con apearse en un minúsculo apéndice del territorio nacional. De inmediato, el personal acudió en su auxilio, si bien antes echaron mano del protocolo más reciente de la Armada y tres de los efectivos fueron equipados con los trajes de protección especial, mascarillas y guantes para realizar una medición de la temperatura por si alguno de los magrebíes tenían la fiebre que delata al ébola. Una vez salvadas las sospechas, los condujeron hacia el barracón prefabricado que hasta hace unos años era su acuartelamiento. Hoy se ha convertido en almacén, con máquinas de gimnasio y también tiene varias salas en las que se da cobijo a los inmigrantes mientras se desplaza la embarcación de Salvamento Marítimo para trasladarlos hacia los puertos de Almería o Motril. En los módulos del antiguo acantonamiento, en los que se habrían tenido que aislar al posible infectado de no superar el test del termómetro térmico, los acomodaron para dispensarles mantas térmicas, agua y raciones de alimentos que dona la Cruz Roja. Al menos uno de los once domina el francés y facilitó el entendimiento con los visitantes inesperados.

El desembarco fue notificado al centro operativo de Cartagena que también envió al diminuto islote a su patrullera Cazadora que ese día realizaba vigilancia en el Mar de Alborán. Fue su equipo sanitario el que estabilizó a dos heridos leves. “Hay una cara de un chiquillo que no se me olvida desde aquella noche”, confiesa el infante de marina José Manuel Romero que los socorrió nada más llegar a tierra. Los ocupantes eran 31 hombres, una mujer y dos niños. “Cuando se bajan no llegas a comprender cómo se han metido 34 personas en esa patera”, añade este gaditano que ha vivido ya cinco rotaciones anteriores en el destacamento y nunca había auxiliado a nadie en la isla. A finales del año 2011 fue reconocido con la Cruz del Mérito Naval con el distintivo amarillo la heroica hazaña del sargento primero Carlos Trujillo que un año antes en una arriesgada operación rescató uno a uno a los treinta ocupantes, incluido un recién nacido, de una patera Image00001que embarrancó en las proximidades de un escarpado. No es su principal cometido en el islote, que pasa por la preservación de la soberanía nacional, la protección de la reserva natural y la vigilancia del tráfico marítimo, pero con cierta frecuencia tienen que dar respuesta a la cara más amarga de las migraciones en el Mediterráneo. Lanchas neumáticas en descomposición en el embarcadero son fiel testimonio de más de un naufragio. Incluso a veces han llegado a tierra arrastrados por el mar cadáveres de africanos que han perdido la vida en su intento de cruzar el Estrecho. La Salvamar Denebola apareció en escena cuatro horas después del aviso y recogió a los peregrinos que habían irrumpido en este trozo de tierra del tamaño de siete campos de fútbol en el tercer y último sábado de un destacamento naval que el miércoles fue relevado. Nada más cumplir la misión, la preocupación pasa a ser otra. Tienen que llamar a los familiares antes de que la isla aparezca en todos los telediarios. La psicosis por el ébola es mucho más aguda en la península que en esta roca en mitad de la nada y la llegada de inmigrantes puede generar inquietud a sus padres y mujeres por el virus y por cualquier otro percance que les pudiera surgir. “Por el ébola hemos extremado precauciones en el contacto directo, pero tiene mayor incidencia en la carga de trabajo porque tenemos que desinfectar y limpiar todas las instalaciones que se emplean para su estancia”, argumenta José Manuel Romero.

Horas más tarde, todo ha vuelto a la normalidad. Una rutina que comienza cada día con el toque de diana poco antes de las ocho de la mañana. A esa hora se procede al izado de la bandera española, una enseña que luce en su esplendor a nuestra llegada al peñón situado a 56 kilómetros al norte del Cabo Tres Forcas de Marruecos y a 92 al sur de la localidad almeriense de Adra. Han retirado la habitual, ya corroída por el empuje del viento, para colocar en el mirador frente al faro una nueva, que antes de que acabe el turno de 21 días del destacamento saliente, ya habrá sido desgarrada por las rachas que llegan desde el Sáhara. En la isla todos desayunan, comen y cenan juntos, con la excepción del oficial que hace guardia en el Cecom. Controla el flujo de embarcaciones de una zona por la que navegan más de 80.000 mercantes y pesqueros al año y envía datos con asiduidad a la Agencia Estatal de Meteorología. Su mayor aliado durante LOCALlas vigilancias son los prismáticos, los normales y otros de visión nocturna, y tienen radio enlace directo a la sede operativa de la Armada. Disponen de un listado de barcos con autorización para faenar en un banco sostenible rico en mero, jurel, gamba roja, pulpo, sepia y calamar. Los pesqueros notifican su llegada y en el destacamento validan su permiso. Horas antes lo había hecho El Secre, un bajel almeriense que una patrullera marroquí intentó apresar a principios de 2012 a 17 millas náuticas de la isla. El teniente de navío Antonio Díaz-Pache, con una carrera militar de más de treinta años, está al frente de la reducida tropa. Destaca la importancia de mantener el destacamento militar en un punto geoestratégico de control del tráfico marítimo entre el Mediterráneo y el Atlántico, con el que soñarían narcos y contrabandistas, y que también genera otros intereses económicos derivados de la riqueza de unos caladeros que serían esquilmados por los países del norte de África. Es la primera vez que pisa este trozo de tierra que debe su nombre al corsario tunecino Al Borani y a sólo dos días de completar el relevo se muestra satisfecho con una experiencia que le ha sorprendido. “Todo el que ha estado desplazado llega a esta isla casi forzado y se vuelve encantando”, asegura. En el largo historial de este oficial destinado en la Escuela Naval de Marín en Pontevedra hay una estancia de casi cuatro meses en el Golfo Pérsico, pero nunca antes tuvo una misión insular. Los mandos nunca repiten. Los que sí lo hacen son un suboficial, el cabo primero y un marinero de hostelería que vuelven cada 42 días al existir tres rotaciones.

Los 11robinsones se reparten en el día a día las labores de mantenimiento de las instalaciones cedidas a la Armada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Son sus huéspedes, desde que se firmara un convenio en 2006, a cambio de vigilar la isla y su entorno, un espacio de gran valor biológico, que fue declarado reserva marina y de pesca en julio de 1997 a partir de estudios del Instituto Español de Oceanografía. A pesar de su escaso espacio emergido de 600 metros de longitud por 270 en su parte más ancha, el islote es un referente en biodiversidad por sus endemismos de flora y como lugar de nidificación y reposadero para aves migratorias. A LOCALlo largo de la jornada, además de su adiestramiento militar, con ejercicios de preparación para la llegada de pateras o para actuar contra el narcotráfico, se dividen las tareas domésticas. Limpian sus dependencias y zonas comunes del edificio, hacen la colada, preparan la comida y aportan su granito de arena a la conservación del inmueble. Estos días han barnizado las ventanas de uno de los laterales al que no llegan los rayos del sol. “La humedad mínima en esta cara no ha bajado del 87% desde que estamos aquí”, confiesa el jefe del destacamento naval. “Hay que entretener al personal porque los días son muy largos”. Permanecer recluidos en la distancia, pese a contar con tres teléfonos y conexiones a internet de banda por satélite, no es fácil de soportar, sobre todo a partir de la segunda semana. “Estar aquí aislado es lo que peor se lleva, pero tiene una ventaja y es que multiplican el compañerismo y la convivencia, te obliga a apoyarte en los demás”, explica. Son una familia, respetando siempre la jerarquía, pero más unidos que en cualquier otro acuartelamiento. Los sábados toca paella y los domingos hay parrillada. La comida la pagan y compran a partes iguales los 11 integrantes del destacamento que reciben dietas por manutención de entre 500 y 700 euros durante su periplo, la misma que para el resto de destinos. Una vez cumplidos todos los encargos del teniente de navío, disfrutan de tiempo libre durante la tarde y después de cenar.

Cuando llega la noche del viernes suelen bromear para esconder su resignación: “¿A qué discoteca vamos hoy?”. En los ratos de ocio echan mano de sus portátiles, cargados de películas y series, y del gimnasio que han instalado en el que fuera su alojamiento hasta la rehabilitación del edificio del faro. Si los compañeros de destacamento juegan a las cartas o al tenis de mesa se abre un abanico de LOCALposibilidades que se cierra si optan por la lectura de libros. Nunca está de más un buen baño en la playa. Incluso en los meses de invierno es viable, la temperatura es más alta que en la península, el clima mediterráneo subtropical desértico invita a disfrutar del mar. La temperatura más baja que han tenido durante su estancia ha sido de 17,9 grados. Eso sí, están expuestos a insoportables vientos de poniente y levante que condicionan la vida en la roca, sólo aptos para mentes equilibradas. Ha habido relevos que han tenido que permanecer dos semanas encerrados en el cuartel, prácticamente sin posibilidad de salir al resto de dependencias y espacios del islote. E incluso otros destacamentos que han tenido que retrasar la rotación en cuatro y cinco días porque el temporal obligó a cerrar el muelle limitando el acceso de embarcaciones. Y es que a la hora de entrar o salir de la isla de Alborán, como dicen, ” aquí el que manda es el tiempo”. En fechas señaladas como las navidades se han visto obligados a recurrir a un helicóptero para los traslados, para no demorar más el relevo del pelotón.

También tiran de medios aéreos cuando ocurre una situación de emergencia en la ínsula. En agosto tuvieron que evacuar a un marinero que sufrió una caída cuando bajaba del faro. Recuerdan a una infante de Barbate que fue trasladada en helicóptero por la repentina muerte de un hermano. Hablan casi todas las tardes con las familias por teléfono -pueden realizar y recibir llamadas en línea fija- y a través de internet desde cuatro ordenadores, pero la mejora de las comunicaciones no es suficiente para salvar los inconvenientes del LOCALaislamiento. “Cuando surge algún problema en casa no puedes hacer nada, ni ayudar, la distancia te genera impotencia”, reconoce José Manuel Romero. Hace sólo unos años las estancias eran de 15 días, pero no tenían conexión a la red de redes y sólo disponían de teléfono móvil de uso restringido. Viajar a la isla era una especie de castigo, como ocurría con los fareros que fueron los únicos habitantes de la roca durante décadas. De su paso ya sólo quedan dos tumbas, la de la mujer y suegra, en el minúsculo cementerio en el que también fue enterrado un piloto alemán cuyo cadáver llegó flotando a la isla tras sufrir un accidente durante la Segunda Guerra Mundial. Más allá del camposanto dicen que está el nicho de Al Borani, pero no es fácil de localizar al restringirse a una red de senderos habilitados por el Ministerio de Medio Ambiente los desplazamientos por la ínsula. La que sí está a la vista de cualquier visitante es la placa conmemorativa que recuerda, en el mirador y bajo la bandera, a tres jefes del destacamento naval que perdieron la vida en acto de servicio.

Desde una perspectiva aérea esta roca tiene forma de triángulo isósceles -desde el barco se asemeja a un portaaviones- y se aprecian en la distancia el helipuerto y un escudo de la Armada formado con pequeñas rocas blancas. El faro del siglo XIX, con una base del edificio construida con piedra y sillería, está automatizado y se alimenta de energía solar. Prácticamente todo en este ombligo de mar, como la conocían los musulmanes, pueden conseguirlo sin depender de nadie. Tienen su propio generador de electricidad, su horno de pan y una planta desaladora de osmosis inversa que venía produciendo el agua que beben hasta que se averió. Mientras se autoriza la costosa reparación de la potabilizadora llenan los siete depósitos, de los que siempre hay uno en servicio. Tienen capacidad para 164 toneladas y LOCALel consumo medio es de diez semanales. Las recargas las realiza cada cierto tiempo el buque auxiliar Mar Caribe. Los que hoy son destinados al corazón del Alborán no lo perciben precisamente como un destierro. Algunos se sienten privilegiados de tener unas vistas inmejorables -cuando nieva con fuerza llegan hasta las cumbres de Sierra Nevada-, playas paradisiacas y la compañía permanente de gaviotas, delfines y hasta ballenas. Siete años ha tenido que esperar el cabo primero Francisco Martínez, canario de nacimiento pero almeriense de adopción, para que le concedan plaza en la isla. “Por pequeña que sea siempre será más grande que un barco y se moverá menos”. Se sube en un pequeño tractor con remolque que tienen para realizar transportes y dice que lo tiene todo: agua, sol y un descapotable. “Los que vienen sin ganas es por desconocimiento”, asegura un marinero gallego que formaba parte por primera vez del destacamento. “Cuando se lo conté a mis padres en casa me dijeron: ¿a la isla de Alborán? ¿hijo dónde está eso?”. Ahora ya podrá explicárselo, ha cumplido la misión. El miércoles volvieron a Málaga en el patrullero Tagomago de la Armada, el mismo en el que partieron 21 días antes cargados de provisiones e incógnitas sobre la vida en este apéndice de nuestro país que administrativamente pertenece al término municipal de Almería.

Un año hidrológico para olvidar

Iván Gómez | 4 de octubre de 2014 a las 16:43

A pesar de los chubascos y lluvias de carácter tormentoso que se han sucedido en los últimos días del recién estrenado otoño, Almería atraviesa una de las peores sequías desde 1920 -año en el que datan los primeros registros- al no llegar ni al 50% de sus niveles históricos medios de pluviometría, frente a otras zonas y regiones del país que han duplicado e incluso triplicado sus valores normales en el último ejercicio hidrológico como, por ejemplo, ha ocurrido en Canarias. En el periodo comprendido entre el 1 de octubre de 2013 y el 30 de septiembre de 2014 ha llovido en el conjunto de España, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología, un 5% por debajo de la FOTO 2 PANTANO CUEVASmedia histórica para el periodo de referencia 1971-2000, en torno a 636 litros por metro cuadrado. Sin embargo, la precipitación acumulada en Galicia, Asturias, País Vasco, Navarra y Castilla y León ha sido en este ejercicio superior a la de sus valores normales, llegando en algunos puntos a representar un 30% más de lluvias de lo habitual, nada menos que un 200% en Tenerife. Son la cara de un año hidrológico que ha vuelto a dejar la cruz para Almería y la mayoría de provincias del Levante español. Lluvias mal repartidas, que se han dejado sentir principalmente en las regiones del tercio occidental del país y han pasado de largo por la parte más oriental de la península, como demuestran los registros. La estación pluviométrica que más litros ha contabilizado en la provincia, la de Bayarcal con 277,5 litros por metro cuadrado, queda muy lejos de esa media nacional de 636. El mismo contador de Bayarcal registró durante el ejercicio hidrológico anterior al recién acabado nada menos que 532, prácticamente el doble, lo que evidencia la gravedad de una sequía que se agrava en los municipios almerienses. En la zona de Cabo de Gata ha llovido sólo un 33% de lo habitual y en otras más húmedas como Laujar apenas un 25% de sus valores medios.

El observatorio de Garrucha ha sido el que menos lluvias ha registrado de toda Andalucía, siempre en comparación con la media histórica, pues únicamente ha recogido el 22% del promedio de precipitación anual. En el Puerto de la Ragua se contabilizan 269 litros en el último año agrícola, una tercera parte de los más de 600 registrados en el anterior. En la capital ha sido el cuarto año más seco con apenas 100 litros por metro cuadrado. Hay que remontarse a principios de los ochenta para dar con menos volumen de precipitaciones, 20140303_133938por debajo incluso de los 80 litros. El resto de ejercicios han estado muy por encima del centenar, más de 425 en el periodo 1988-89.
El déficit pluviométrico ha sido un 50% de lo habitual al sur de Castellón y al este de Almería y aún más grave, de sólo un 25%, en el centro de Murcia. Eso sí ha sido un año más seco de lo normal en casi toda la comunidad, según ha razonado el delegado de Aemet en Andalucía, Luis Fernando López, en su balance del año hidrológico. Reconoce que “en modo alguno” se puede hablar de una amenaza de sequía al tiempo que destaca el contraste experimentado sin salir de Andalucía entre la zona atlántica e interior frente a la oriental. En cuanto a las previsiones para este otoño y para el nuevo periodo hidrológico, López ha indicado que no se aprecia ningún “elemento significativo” que apunte a una previsión diferente de los valores normales de la serie histórica de los últimos treinta años, si bien la elevada temperatura del Mediterráneo puede aumentar la probabilidad de tormentas y de precipitaciones en el oriente andaluz.

Lluvias de millones contra la sequía 

La provincia atraviesa un periodo hidrológico nefasto, extremadamente árido con precipitaciones que no llegan al 50% de los valores medios. El fantasma de la sequía ha vuelto a planear sobre el levante y sureste peninsular y de la tranquilidad de los últimos años se han vuelto a derivar a una situación preocupante. Se han encendido todas las alarmas en el campo y las administraciones han tratado de contrarrestar los efectos del déficit hídrico con una lluvia de millones en la mejora y construcción de infraestructuras del ciclo integral del agua. Tan sólo la Junta de Andalucía ha invertido en los últimos años más de 60 millones de euros en obras de abastecimiento, IFregadío y saneamiento, entre las que destacan por la urgencia con las que se desarrollaron las de reposición de las conducciones de llegada de los trasvases Tajo-Segura y Negratín-Almanzora al embalse de Cuevas. La actuación de arreglo de 18,6 kilómetros de tuberías destruidas por las fuertes riadas de septiembre de 2012 tuvieron un coste de 18 millones de euros, si bien han garantizado la llegada y el mejor aprovechamiento del agua de las transferencias para atender la población de la comarca, unos 150.000 habitantes y 24.000 hectáreas de riego. La administración andaluza, a través de la Consejería de Medio Ambiente, también ha aportado 10,3 millones a las obras para la conexión de la desaladora de Carboneras hasta el Almanzora, así como un 15% del importe de 45 millones que permitieron poner en marcha la desalinizadora de la capital. Otros 14 millones se destinaron al sistema de impulsión de la Balsa del Sapo para evitar las inundaciones y facilitar los recursos hídricos a los regantes, así como otras partidas de menor calado para la desalinizadora de Palomares y la estación regeneradora de aguas residuales de El Toyo para regar zonas verdes y campos de golf. La falta de lluvias provoca cierta angustia en los sectores productivos, más entre los regantes y agricultores por su fuerte dependencia de la disponibilidad de recursos para sobrevivir, porque afecta de lleno a la creación de empleo y riqueza.

La provincia estará más supeditada que nunca al agua de los trasvases, el del Tajo-Segura y el del Negratín-Almanzora, y hará aún mayor la sobreexplotación de los acuíferos del Poniente. De hecho, la Junta ha venido justificando ante las respectivas comisiones de explotación la necesidad de que la provincia siga contando con las aportaciones de los dos trasvases que llevan al Levante y Almanzora. En los últimos años se viene trasvasando el máximo legal de 50 hectómetros cúbicos del Negratín y otros 23 del Tajo. En la última reunión de los Comités de Gestión de Almería, organismos se los sistemas para la explotación hidrológica de Sierra de Filabres, Sierra de (AL 03).Gádor y la Cuenca del Río Adra-Campo de Dalías, se planteó la necesidad de contención en vista de la delicada situación hídrica que atraviesa la provincia. “Pedimos un esfuerzo más a todos los usuarios -incluidos los regantes- para que extremen medidas de ahorro y eficiencia en el uso del agua”, argumenta el delegado territorial de Medio Ambiente y Agricultura, José Manuel Ortiz. La Diputación por su parte ha invertido en esta legislatura más de 12,3 millones de euros para garantizar el abastecimiento de los municipios almerienses, casi millón y medio en las captaciones que han realizado en una veintena de pueblos de la provincia. El Gobierno, a través de la sociedad estatal Acuamed, tiene varios frentes abiertos desde hace años, a los que se han destinado partidas millonarias, si bien todavía no han dado sus frutos. La planta desaladora del Bajo Almanzora no llegó a funcionar al quedar inutilizada, como las conducciones de los trasvases, por las riadas de la gota fría. El Ejecutivo de Rajoy ha aprobado una partida de 11,6 millones para su arreglo, así como otros 11,8 para construir una potabilizadora con la que mejorar la calidad del suministro de la comarca dentro de un montante global de 50 millones de euros que incluye la apertura de la desaladora de Balerma.

Los presupuestos más bajos

Iván Gómez | 1 de octubre de 2014 a las 12:49

En plena recuperación, ahora que el mensaje es el del crecimiento económico, el Gobierno decide recular en inversiones, al menos en Almería, volviendo a cortar las partidas como si apretara la crisis más al final que al principio de la legislatura. La contradicción la ha puesto sobre la mesa el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2015 y el descenso en fondos destinados a la provincia hacia un mínimo histórico, sólo 214,8 millones. Con más dinero se convocaron años atrás duras movilizaciones, pero estamos en otra coyuntura y clima social. Para el ejercicio aún en curso se contemplaron 245 millones y 241 en las cuentas de 2013, si bien el grado de ejecución no llegará ni a la mitad porque tan sólo en el AVE se han escapado este año 70 kilos: se presupuestaron un centenar, como para 2015, y la pic-20120815120647S1592P3.jpginversión real ha sido -según los datos del Ministerio de Hacienda- de 30,9. Los tomos más esperados del año han vuelto a concentrar partidas, una tónica ya habitual, en obras que consolida el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) y en las actuaciones de la sociedad estatal Acuamed en su batalla contra la sequía. La línea de Alta Velocidad entre Almería y Murcia recibirá 107 millones, si bien está garantizado, tal y como dijo la ministra Ana Pastor en el Senado, a la licitación del tramo de 12,5 kilómetros comprendido entre Cuevas y Pulpí. Los fondos permitirán, además, la redacción de nuevos proyectos que se irán vendiendo conforme evolucione el año electoral y una partida de 500.000 euros para el esperado paso inferior en El Puche.  La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha echado mano precisamente de las reducidas cuentas del AVE que llegarán el próximo ejercicio a Almería para contraponer con las ingentes remesas que llegan a otras líneas ferroviarias del país. “Se está primando al Levante en la zona de Cataluña y Valencia frente al Corredor Mediterráneo y la red de puertos de Andalucía”, argumentó en su balance de los Presupuestos del Estado de 2015.  No ha tenido en cuenta la baronesa socialista que el agravio es mayor si compara los fondos que llegarán al Corredor Mediterráneo con otros grandes ejes ferroviarios del país como el que está en marcha en Galicia, la tierra de la ministra de Fomento y del presidente del Gobierno.

La inversión por habitante será de aproximadamente 306 euros, una cifra a caballo entre los 87 que perciben los de Córdoba y los 458 de Granada. Y es que el año que viene lloverán los millones para la provincia vecina, con 200 millones para la línea Bobadilla-Granada de Alta Velocidad (sólo 33.000 en la conexión en estudio desde Almería) y otros 130 para culminar los tramos pendientes de la Autovía del Mediterráneo. De hecho, el diputado nacional del PP Rafael Hernando valoró ayer la importancia para Almería de estas inversiones porque se computan por Granada pero van a ser vitales para las conexiones de nuestra provincia. Recuerda que concluir la A-7 era la prioridad del Gobierno y su partido en nuestra provincia, una de las principales reivindicaciones que pusieron sobre la mesa de la ministra cuando fueron a visitarla a finales del pasado año. En materia de ferrocarril, entiende que a lo largo de 2015 se completarán los REUNIÓN DELEGACIÓN ALMERIENSE CON MINIST-5284.jpgtrazados del AVE hasta Murcia y Granada y a partir de entonces todos los esfuerzos se concentran en la maltrecha línea almeriense de la que no se ha licitado ni un sólo kilómetro esta legislatura. Las partidas ministeriales son de 40 millones, de los que 28,1 corresponden a los proyectos del Ministerio de Medio Ambiente, Agricultura y Alimentación en materia de regadíos y mejora del litoral. Las sociedades estatales suman 170 millones de euros, de los que 107 son para el AVE y más de 50 para las obras hídricas. Las más destacadas serán la puesta en funcionamiento de la planta desaladora del Bajo Almanzora, que fue destruida por las riadas de la gota fría de septiembre de 2012, con una inversión de (11,6 millones y otros 11,8 llegaran a la zona para una potabilizadora. Además se contemplan 900.000 euros para la recuperación ambiental del delta del Andarax y otro millón y medio para la protección de los espacios litorales y control de la regresión de la costa. El nuevo Centro de Inserción Social de El Acebuche, que ya tendría que estar operativo, recibirá 1,5 millones que se suman a los 1,9 previstos para la remodelación de la cárcel. Al Puerto llegarán 9,2 millones, de los que 4,3 corresponden a la tercera fase del dique de Poniente, y 3,5 a la creación de un muelle y explanada en el de Carboneras.  Los presupuestos más bajos de la era Rajoy llegan en año electoral, un castigo incomprensible que tendrá que tendrá que sobrellevar el PP almeriense en las próximas citas con las urnas.