Intrigas y confabulaciones

Iván Gómez | 16 de abril de 2014 a las 17:58

Entre fantasmas. Los ecologistas llevan años congratulándose por la jurisprudencia favorable a la demolición del Algarrobico, pero la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJA) que declara el suelo urbanizable, sin ningún tipo de protección, y abre nuevas posibilidades de defensa a la promotora y el Ayuntamiento de Carboneras parece haberlos dejado en fuera de juego. Miren por donde miren sólo encuentran intereses ocultos, conspiraciones e intrigas por la salvación de un hotel que comenzó a construirse hace once años. Los espectros y confabulaciones de la justicia los llevó hace unos meses a plantear un incidente de nulidad contra la Sala de lo Contencioso-Administrativo que debe dirimir sobre la legalidad de la licencia municipal de obras, días después a pedir la recusación de los magistrados que declararon el suelo urbanizable, contra los que se han querellado, y ahora a retirar el incidente por un sencillo motivo. Si bien antes crecían que se había cambiado el ponente, cuando Rafael Toledano sustituyó a la magistrada María del Mar Jiménez Morera, para que la sentencia fuera contraria al derribo, ahora entienden que no existió tal maniobra porque esta jueza es una de las cuatro que ha firmado el fallo con el que se ha dado un giro radical al conjunto de sentencias anteriores, entre las que se incluyen algunas del TSJA.

Hotel Algarrobico.jpgLos colectivos conservacionistas cuestionaron el funcionamiento del alto tribunal andaluz cuando la magistrada no se reincorporó tras su baja por enfermedad y se plantaron para que el ponente y presidente desala, el juez Rafael Toledano, no llegara a emitir su fallo, una sentencia que se viene demorando desde la vista que se celebró el 14 de enero. Tanto la asociación Ecologistas en Acción como Salvemos Mojácar dieron la voz de alarma al entender que en las normas de sustitución de los magistrados del TSJA se habían producido “irregularidades” y ahora dan marcha atrás sin más. Donde había extrañas maniobras ya no hay nada más que sospechas infundadas y un mayor retraso en el desenlace del proceso judicial. El alto tribunal andaluz pedirá a las partes que se pronuncien una vez retirado el incidente de nulidad para que formulen las alegaciones que crean oportunas en cinco días, si bien mantiene la suspensión del plazo para dictar la sentencia tal y como acordó el 27 de marzo.

Precisamente hace unas semanas, el presidente del TSJA, Lorenzo del Río, indicó que debe ser el Tribunal Supremo el que “unifique la doctrina” porque el siguiente paso de los colectivos conservacionistas ha sido pedir la recusación de los cuatro jueces que validaron el suelo del paraje del Algarrobico como urbanizable en un fallo contra el que también han recurrido la Consejería de Medio Ambiente y Greenpeace al considerar que lesiona el principio de seguridad jurídica y la tutela judicial efectiva. El alto tribunal ya les ha requerido la documentación y podría admitir a trámite o directamente anular la petición de recusación contra los cuatro magistrados por la vía de urgencia. “Estamos intentando que los recusen para que no dicten sentencia”, explica el presidente de Salvemos Mojácar, Jaime del Val. El Supremo tiene la última palabra y hasta que no decida no se pronunciará el TSJA sobre la validez de la licencia municipal. Los colectivos ecologistas han presentado una querella criminal por presunta prevaricación contra unos jueces de la sección tercera que también tendrán que fallar próximamente sobre la adaptación de las Normas Subsidiarias a la Ley de Ordenación Urbana de Andalucía (LOUA) que en 2009 llevó a cabo el anterior equipo de gobierno con Cristóbal Fernández (PSOE) como alcalde carbonero calificando el suelo como urbanizable, así como el sector adyacente donde se había previsto un residencial de 250 viviendas.  La promotora madrileña lo empezó a construir a principios de 2003 con la intención de que abriera sus puertas en Semana Santa de 2006. Ha llegado la de 2014 y aún siguen sin saber si algún día recibirán turistas o simplemente se reducirá a escombros. Hace un par de años que llevan filtrando a las partes que la sentencia sobre la licencia municipal era inminente y, tras los incidentes de nulidad, cambios de ponente y salto al Supremo, el recorrido jurídico parece que no ha hecho nada más que comenzar.

pic-20110908074131S9507P4La maraña judicial en la que se ha convertido el procedimiento del Algarrobico, con una docena de sentencias contrarias al hotel siendo definitiva la que establece que invade la zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo-Terrestre de la Ley de Costas, sufrió un vuelco el 25 de marzo con el fallo del TSJA que establece que se construyó en una zona urbanizable contradiciendo incluso dictámenes anteriores atendiendo a una simple cuestión de antinomia entre el texto publicado en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de Cabo de Gata-Níjar y su documentación gráfica. Siempre fue urbanizable, aunque durante los mapas lo pintaron como zona de especial protección durante años. El Supremo tendrá que decidir si la antinomia detectada por el juez Jorge Muñoz prospera o si se tumba la sentencia que ha dado un giro radical al caso. Además, el propio fallo tendrá réplica en el recurso presentado por Azata del Sol contra la sentencia del TSJA por la que se aceptó el derecho de retracto ejercido por la Consejería de Medio Ambiente. Si, tal y como determina la última sentencia, se podía construir, ¿cómo ha pasado el terreno a ser de la Junta en base a una protección inexistente?

La campaña turística de primavera

Iván Gómez | 15 de abril de 2014 a las 12:46

Imaginación e innovación son dos de los ingredientes que no pueden faltar en la receta de un destino que lucha contra la estacionalidad del turismo. Después de años de parálisis y atraso en la promoción de la provincia dentro y fuera de España, la Diputación de Almería se ha marcado el reto de buscar nuevas fórmulas originales y de bajo coste que permitan generar el máximo de impactos. La acción inicial partió con la participación del artista almeriense con mayor proyección internacional, David Bisbal, en una campaña en torno a su gira y redes sociales, así como en un spot que ya ha superado las 600.000 reproducciones, y ahora el foco de atención se ha desviado desde los amantes de la música a los aficionados al fútbol. Y es que no habrá nicho ni segmento del mercado que se quede sin tocar, es el reto que se marca la institución que ayer presentó su campaña de primavera. Una de las acciones de mayor calado la protagonizarán los periodistas deportivos Tomás Roncero y Carme Barceló, polos opuestos en la tertulia del fútbol al representar a los aficionados de Barça y Real Madrid, al coincidir en algo, sólo en una cosa, Almería es un lugar único.

patronato roncero.JPGSuma y sigue en la nómina de embajadores de la provincia a la que se incorporan los periodistas deportivos que protagonizan los más tensos enfrentamientos televisivos en el programa de fútbol de más audiencia en la noche. Además de la interacción en sus redes sociales, en las que estará el spot de Costa de Almería, los dos canalizadores del sentir de las aficiones madridista y culé visitarán la provincia en los próximos meses dentro de otra de las acciones promocionales de cara al verano. Ayer, nada más concluir la presentación de la campaña de primavera, el vicepresidente de la Diputación, Javier García, los telefoneó para agradecerle su implicación en una operativa que ronda los 50.000 euros de inversión a cargo del Servicio Provincial de Turismo y anunciarles que el spot comenzaba su andadura en Internet. Un vídeo que se rodó hace tres meses en Madrid comenzó ayer a moverse por las redes sociales, tanto de la Diputación como la de los propios periodistas, para que el mensaje llegue a la mayor cifra posible de los 413.000 seguidores de @AS_TomasRoncero y de los 111.000 de @CarmeBarcelo en la red social Twitter aprovechando la proximidad de la final de Copa del Rey que se disputa mañana. Un nuevo intento de promoción de la Costa de Almería que gira en torno a un spot en el que los dos nuevos embajadores aparecen en un restaurante cenando y después de discutir sobre fútbol acaban poniéndose de acuerdo en que hay que visitar la provincia. Pero no se quedará ahí.

La Diputación también ha previsto la proyección de dos vídeos más, secuencias del que Imagen Visual Art y Helifilm lanzaron con motivo de Fitur, en un centenar de salas de cine de doce ciudades (Albacete, Alicante, Badajoz, Córdoba, Granada, Jaén, Madrid, Málaga, Murcia, Sevilla, Toledo y Valencia) y la instalación de soportes publicitarios conocidas como mupis en otras diez ciudades (Alicante, Cáceres, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga, Murcia, Toledo y Sevilla). Las imágenes que transmitirán las diferentes vallas harán alusión a la singular oferta de la provincia retratando tanto playas como la gastronomía, golf y monumentos e incluyendo también un código QR con el que el interesado podrá enlazar a la web corporativa del Servicio Provincial de Turismo y a los vídeos de Bisbal recorriendo los rincones más especiales de la geografía almeriense. Nuevos tiempos para el turismo que requieren nuevas acciones e instrumentos a la hora de dar a conocer, sobre todo en ciudades limítrofes y cercanas para abarcar las escapadas de puentes y fines de semana, las excelencias de una provincia que recibe a los turistas con casi toda su infraestructura hotelera a punto, tras reabrirse 20.000 camas este mes después del parón invernal, y con un clima privilegiado porque la previsión meteorológica es determinante en los viajes de Semana Santa.

FF14042014- Campaña de turismoEl pronóstico del tiempo condiciona las reservas de última hora que son cada vez más frecuentes en el nuevo comportamiento turístico de los españoles. Semana Santa representa el primer periodo de gran afluencia del año, una etapa decisiva porque suele mostrar las tendencias que determinarán la evolución del sector turístico y hostelero del destino tanto en la temporada alta como en el resto del año. La operativa de primavera que comenzó ayer se mantiene hasta el 14 de mayo y entonces llegará el momento de lanzar la campaña de verano, una acción con la que el extinto Patronato Provincial de Turismo logró captar a un total de 50.000 visitantes de hasta doce países europeos. El presidente de la Diputación, Gabriel Amat, vaticinó que la próxima será más ambiciosa llegando a más personas y mercados, si bien no quiso precisar todavía los detalles de la operativa. Eso sí, Amat quiso valorar la labor que se viene haciendo desde el área de Turismo de la Diputación y afirmó que “se está trabajando como no se había hecho nunca antes en la promoción de Almería”. El papel de las nuevas tecnologías está siendo un factor primordial y el mejor ejemplo son las miles de personas suscritas al canal de la Diputación a raíz del vídeo que protagoniza Bisbal. Ahora será Carme Barceló y Tomás Roncero los que sumen adeptos, a través de sus redes sociales y acciones en los próximos meses, para un destino que quiere seguir creciendo.

Todos contra la estacionalidad del destino
Enemigo público número uno del turismo, sobre todo en municipios del litoral, por el que los flujos de visitas y pernoctaciones se concentran en determinadas épocas del año, históricamente durante el tercer trimestre en la provincia de Almería. Si bien es común a casi todos los destinos, no está afectando en los últimos años a todos con la misma intensidad ni en el mismo periodo y la Costa de Almería ha sufrido la mayor estacionalidad de la comunidad andaluza en el último parón invernal. Nada menos que el 75% de sus plazas turísticas tuvieron que echar el cierre, una proporción muy superior a la del 49% de Málaga y 26% de Granada, lo que propicia una merma de la oferta y la dramática reducción de los puestos de trabajo. Entre los meses de abril y mayo, sobre todo por la llegada de Semana Santa, reabrirán en la provincia más de 20.000 de las 33.440 plazas en alojamientos hoteleros de Almería. Al igual que la Consejería de Turismo, que en cuestión de días pondrá en marcha el Plan contra la Estacionalidad, la Diputación de Almería está orientando sus políticas a combatir un fenómeno que reduce la capacidad de crear empleo y riqueza de la provincia porque el destino va más allá del sector. El vicepresidente, Javier Aureliano García, detalló ayer que la operativa con la que trabajan tiene por objetivo estirar el periodo estival desde principios de abril hasta finales de noviembre. Ocho meses de temporada alta, ocho meses de verano que permitirían consolidar la marca Costa de _MG_3683 -HDTV (1080)-.JPGAlmería dentro y fuera de España. Para conseguirlo hay varias líneas de trabajo que contemplan los paquetes ofrecidos a los turoperadores extranjeros y la mejora de las comunicaciones aéreas sin olvidar los destinos más cercanos a los que se pretende llegar con la campaña de primavera. Las previsiones de ocupación en Semana Santa en la provincia están por encima del 80%, incluso del 100% en algunos establecimientos hoteleros del litoral como ocurrirá en Roquetas, si bien el resultado final estará condicionado por una meteorología que de momento acompaña. De ser así, se registrarán casi un 20% más de ocupación que en el mismo periodo del año anterior, todo un síntoma que parece apuntar a un año de récord. Pero no hay que lanzar las campanas al vuelo, el destino Costa de Almería debe ir partido a partido con mucho sacrificio y dedicación, como han hecho los ayuntamientos en semanas previas a esta festividad adecuando las playas e infraestructuras del litoral e incluso la señalización turística y reforzando las tareas de limpieza y conservación de los enclaves más singulares.

La enfermedad crónica del turismo

Iván Gómez | 10 de abril de 2014 a las 12:23

La estacionalidad del turismo en Almería es como una enfermedad crónica con la que deben convivir de la mejor manera posible los empresarios y hosteleros al ser conscientes de que no tiene cura. La metáfora de Javier Arnedo, presidente de la Federación de Hosteleros y Turismo de Almería integrada en Asempal, permite conocer perfectamente lo difícil que resulta cada año combatir un fenómeno por el que los flujos y corrientes turísticas tienden a concentrarse en determinadas épocas del año, históricamente el tercer trimestre, y que durante la crisis ha alcanzado una situación insostenible que preocupa cada vez más a las administraciones. La estacionalidad del turismo es común a casi todos los destinos, aunque no afecta a todos con la misma intensidad ni en el mismo periodo. Entre los meses de octubre de 2013 y marzo del presente año se cerraron el 75% de plazas hoteleras de Almería, lo que lo ha convertido en uno de los destinos más castigados de España. Así consta en la inspección realizada por la Consejería de Turismo, una segunda oleada que arroja una media andaluza del 54% de las camas y que otras provincias han salvado con mejores resultados como Málaga (49%) y Granada (26%). En Almería han cerrado sus puertas durante el invierno en torno a 200 establecimientos que entre abril y mayo, de cara a Semana Santa, irán reabriendo en su práctica totalidad poniendo a disposición de los turistas que visiten la provincia las más de 20.000 plazas que han tenido que ser sacrificadas al término de la temporada alta. Han sido menos de un centenar los hoteles que han mantenido actividad una vez concluido el verano, subsistiendo gracias a la llegada de mayores en los viajes del Imserso, tal y como reconoce Javier Arnedo.

El análisis estadístico de los principales indicadores del sector en la provincia evidencia que los hoteles de categoría 3 a 5 estrellas y de modalidad playa son los que más sufren la estacionalidad. La mayoría se encuentran situados en los municipios de Roquetas (42%) y Mojácar (21%). Padecen un fenómeno que está ligado a los factores naturales del destino (clima, medio ambiente) y a los institucionales (organización de períodos vacacionales en torno al calendario laboral-escolar, a las tradiciones y cultura) contra el que no existe más receta que un notable esfuerzo en innovación, imaginación y coordinación sin fisuras del conjunto de los actores implicados a medio plazo. Así lo planteará la Junta de Andalucía en su Plan Estratégico contra la Chiclana Llegada Turistas a Hoteles Novo Sancti Petri - Sonia RamosEstacionalidad que se aprobará en la Mesa por el Turismo del 21 de abril abarcando hasta 2020. “Es una realidad que no se puede soportar, Andalucía debe ser un destino turístico abierto todo el año, de lo contrario hablamos de una pérdida de competitividad, de calidad y empleos destruidos”, afirma el consejero de Turismo, Rafael Rodríguez. Eso sí, el parón invernal suele ser aprovechado por los empresarios para poner a punto sus establecimientos, es la fecha más propicia para reformas y nuevos espacios que evitan las molestias a los clientes en verano. A pesar de que la incidencia de la caída del empleo hotelero no fue tan grave en Almería como en el resto de provincias andaluzas durante el pasado año, tal y como afirman desde la Consejería, y del buen cierre del ejercicio con casi 4,5 millones de pernoctaciones y un aumento del 25% del turismo extranjero, la estacionalidad del invierno dificulta seriamente los intentos del sector por mantener su posición de liderazgo a nivel regional en valoración positiva de los visitantes y de seguir siendo uno de los puntales económicos de la provincia. Ha empezado a estabilizarse la caída del turismo doméstico, pero de poco sirve al ser el mercado nacional uno de los más estacionales de Europa junto al italiano. El medio de transporte que más utilizan los turistas para llegar al destino andaluz ha sido siempre el coche, aunque en los últimos años ha aumentado la afluencia de visitantes que lo hacen a través de los aeropuertos. El presidente de la Federación de Hosteleros y Turismo de la patronal entiende, precisamente, que los vuelos son uno de los principales déficits de Almería. “Estamos trabajando en la captación de turoperadores y sobre todo en que el Imserso no se nos vaya, pero la conectividad es un problema importante frente a la competencia de otros destinos como la Costa del Sol y la Costa Blanca que tienen vuelos y un atractivo turístico más potente”.

La Consejería de Turismo dará a conocer en septiembre de este año el primero de los planes de choque bianuales contemplados en el Plan Estratégico contra la Estacionalidad que se aprobará el próximo 21 de abril. El objetivo es reducir a un ritmo del 5% anual la cuota de camas cerradas durante la temporada baja, una pretensión que pasa por la mayor promoción en mercados nórdico (enero, febrero y noviembre), francés (abril y mayo), alemán y británico (principios y final de año), por potenciar la oferta del turismo de cruceros, congresos, cultural, naturaleza e idiomático, sin perder de vista las “minivacaciones” de los españoles.  Encarna Caparrós, delegada territorial de Turismo, entiende que “la lucha a lucha contra la estacionalidad es el principal reto, el problema más importante y al mismo tiempo más difícil de afrontar”. Desde que accedió al departamento ha tenido entre ceja y ceja reducir su impacto en el sector hotelero y se encontró el pasado mes con una estadística contundente, nada menos que un 75% de las plazas turísticas almerienses cerradas en el parón invernal. De ahí que reclame la colaboración de todas las administraciones y agentes sociales y económicos para poner en marcha medidas encaminadas a la creación, mantenimiento y cualificación del empleo turístico durante todo el año. Otro de los retos que plantean desde la Consejería es la optimización del uso de los recursos y de la infraestructura existente (contribuir al aumento de la rentabilidad de las empresas turísticas ampliando el periodo de actividad), hacer más atractivo el destino Andalucía (mejorar la satisfacción de nuestros visitantes durante todo el año ofreciendo calidad y variedad de productos turísticos) y enfocar y abordar los retos desde la perspectiva de la sostenibilidad integral.

Pese a los datos positivos del último año, la delegada asegura que “no podemos estar satisfechos, el camino hacia un turismo sostenible es tarea de todos”. Es más, reitera que la falta de vuelos es una asignatura pendiente del destino que condiciona los flujos tanto en la temporada de más visitantes como en los meses más castigados por la estacionalidad. El documento que se aprobará la próxima semana también recoge propuestas dirigidas a otras HOTEL TURISTASadministraciones públicas, como bonificaciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a las empresas que mantengan sus establecimientos abiertos todo el año, medidas que ya han implantado los ayuntamientos de Marbella y Almería y posiblemente lo hagan también el de Roquetas y otros del Levante. La Diputación de Málaga también contempla un incentivo fiscal bonificando hasta el 50% del tramo municipal del Impuesto de Actividades Económicas (IAE). “En la convocatoria anual de subvenciones a pymes turísticas, uno de los criterios de valoración de los proyectos es aquellos que den mayor estabilidad al mercado laboral, favoreciendo el mantenimiento y la creación de empleo de calidad durante todo el año”.  En el proyecto de nuevo decreto regulador de establecimientos hoteleros se incorporan como elementos de valoración fundamentales para la obtención de la categoría la apertura del establecimiento durante todo el año o la aplicación de medidas para reducir la estacionalidad. También se primará en las tareas de promoción turística a estas empresas y se bonificará su asistencia a ferias nacionales o internacionales. La administración andaluza tiene claro que que el empresario que “apueste y arriesgue” será tratado “de manera especial”. En este sentido, el consejero Rafael Rodríguez afirmó hace unos días que “nos merecen más respeto los que no se resignan a cerrar, los que buscan clientes, son proactivos y abren con un 30% de ocupación porque con eso sólo cubren gastos y no cierran porque saben que en eso les va la calidad, estos empresarios son los que hacen grande el destino turístico de Andalucía”.

Con el objetivo de que la estacionalidad no sea mayor al 15% en 2020, una media regional que sufrirá considerables variaciones entre provincias, la administración andaluza quiere potenciar la promoción y captación de clientes en mercados menos estacionales como el Reino Unido, Alemania y países nórdicos y mercados emergentes como el asiático y Rusia, así como mejorar la promoción y explotación en segmentos turísticos como el monumental, gastronómico, patrimonial, de golf y de congresos que se ven menos afectados por la estacionalidad. En este sentido, el presidente del Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, apuntó hace unos días que no es partidario de bajar precios porque supone una merma de la calidad del servicio y apostó por la diversificación del destino. “Hay que hacer planes culturales, de ocio y deportes para ilusionar y convencer a la bolsa de viajeros para que vengan a Andalucía”. Con independencia de la mayor o menor pasión por las procesiones de Semana Santa, la festividad se ha convertido en un verdadero reclamo turístico en la provincia. Las previsiones de la patronal apuntan por encima de las 293.000 estancias, lo que supondrían un 7,3% más de pernoctaciones en la provincia durante la próxima semana, si bien la dinámica en retroceso de las reservas anticipadas con antelación hace que la espera de una festividad con la que la mayoría de hoteles reinician su actividad, los que han cerrado en el parón invernal, sea más bien prudente.

Más plazas que antes de la crisis y nuevos proyectos en cartera 

Los municipios de la provincia disponen de 287 establecimientos hoteleros que conforman una oferta de 33.440 plazas, según los datos del Registro de Turismo de Andalucía de finales de marzo. Hace exactamente seis años, en el mismo mes de 2008, eran 258 alojamientos, 29 menos, y 31.372 camas. La cifra de plazas crece por encima de 50.100 si se tienen en cuenta los campings, casas y apartamentos rurales, según el Plan Director de Promoción Turística 2013-2016 que contabiliza dos de cada tres de las camas en las zonas del litoral. En los últimos meses se han puesto sobre la mesa media docena de proyectos hoteleros que verán la luz a lo largo del año, lo que supone una clara evidencia de la reactivación de un sector que cuenta hoy con más plazas OG100408 CRUCERO AURORA HAMILTON QUE HA LLEGADO HOY AL PUERTO DE ALMEde las que tenía al comienzo de la crisis. Según los datos de la Delegación de Turismo, hay cuatro proyectos con informe favorable de clasificación -cumplen la normativa- repartidos por la provincia. Un hotel de 4 estrellas en Chirivel (modalidad carretera), dos de 3 estrellas en Bayarque y Tahal y otro de 2 en Carboneras, estos tres últimos en modalidad rural. Además, han trascendido la intención, aún no plasmada en la autorización definitiva, de la consultora Aros de abrir el hotel Puerto Rey de Vera, así como la proyección del primer hotel gay de Almería formado por tres casas rurales con capacidad para 20 personas en Canjáyar. En la actualidad hay tres hoteles de lujo -cinco estrellas- en la provincia, que son el Envía Wellnes & Golf, Protur Roquetas y Golf Almerimar. Dos de los que se habían contemplado a principios de 2009, el Mojácar Beach and Golf Resort y el Gran Hotel Palacio de la Marina se quedaron en el camino. A juicio de Javier Arnedo, presidente de la Federación de Hoteleros y Turismo de Asempal, hay saturación de camas en este segmento, de ahí que no estén surgiendo grandes proyectos, sino más bien pequeños que abarcan otros ámbitos principalmente el rural. La nueva ley de arrendamientos urbanos dejará sin cobertura el alquiler vacacional y habrá una bolsa importante de apartamentos con uso turístico. Y es que sobra infraestructura para una temporada de apenas cuatro meses.

Hora de reflotar Galasa

Iván Gómez | 6 de abril de 2014 a las 14:38

Galasa, Galasa, la ruina de tu casa. Decían los vecinos del Levante y Valle del Almanzora cuando llegaban los recibos. Pero nada más lejos de la realidad. La comparativa con las tarifas por el suministro de agua con otros municipios de la zona e incluso de la vecina provincia de Murcia permiten demostrar que uno de los motivos por los que Galasa está al borde de la quiebra es por el bajo coste del servicio -ni siquiera se ha actualizado en los últimos años al Índice de Precios de Consumo (IPC)-  que han venido percibiendo por el abastecimiento y P1040005.JPGtareas de saneamiento y depuración que prestan a más de 100.000 almerienses. En las últimas legislaturas no se han adecuado las tarifas al coste real de la prestación en el mercado, por populismo y uso partidista de la empresa pública en algunas ocasiones o por negligencia y despreocupación en otras, y se han mantenido unos precios inexplicables y arbitrarios que generan entre los propios municipios que reciben el agua agravios comparativos, sobre todo con algunos del Almanzora que se abastecen prácticamente gratis. Los vecinos de las localidades del Levante pagan 21,09 euros por el consumo medio de 15 metros cúbicos al mes (más el IVA y canon autonómico), mientras que los de Somontín por ese mismo volumen sólo pagan 4,60 euros. En Tíjola abonan 11,97 euros y en Macael 6,11. ¿Alguien puede explicar el origen y justificación de las diferencias de tarifas? No. El actual equipo de gobierno de Diputación no entiende esta gestión irresponsable de tantos años que ha generado un agujero negro superior a los 30 millones de euros en Galasa y ha decidido tomar cartas en el asunto.  Además de no adaptar los precios, ni cortar el suministro a los ayuntamientos morosos del Almanzora que se comprometieron a compensar de sus arcas el bajo precio de las tarifas a sus ciudadanos, en las anteriores legislaturas se firmaron acuerdos sin que pasaran por el consejo de administración, se hizo caso omiso de un buen número de informes desfavorables de los técnicos sobre ciertas operaciones de dudosa legalidad y se blindaron los contratos de asesores y otros cargos de confianza que llegaron de diferentes municipios sin más merito que haber concluido su etapa política correspondiente.

Ante este desastre, la Diputación tenía la opción de liquidarla, lo que implicaba el despido de sus 95 trabajadores y la asignación a cada uno de los ayuntamientos que forman parte del accionariado de su correspondiente parte de la deuda, pero decidió apostar por este modelo público al entender que es hora de reflotar la empresa provincial de aguas. Una vez descartado el cierre, han optado por un rescate que podría generarle un desgaste electoral si las medidas que ponen sobre la mesa acaban afectando al recibo de los contribuyentes. Ya le ocurrió al socialista Tomás Azorín, el que fuera presidente de la Diputación cuando se creó la entidad para solucionar los graves problemas de abastecimiento en el Levante y Almanzora, al consentir un incremento del afán recaudador entre los años 1991 y 1995. Le acabó pasando factura a los ayuntamientos gobernados por su partido, que perdieron ante los populares e independientes conocidos en su día por sus reivindicaciones contra la subida del precio como los alcaldes del agua. Pero no ocurrirá de nuevo, el PP aprendió la lección y el equipo de gobierno de la Diputación argumenta que no han revisado las tarifas de Galasa y que no han previsto ningún incremento en lo que resta de legislatura.

El acercamiento a la estabilidad y el equilibrio presupuestario, del que otros gestores anteriores se alejaron tanto, partirá de una serie de medidas que ya se vienen aplicando. La negociación con los proveedores ha permitido reducir los costes, hasta el de los folios que se utilizan en las oficinas, se ha rebajado en un 50% los sueldos a directivos, se han suprimido las dietas y coches oficiales, se han limitado P1040076.JPGlos gastos de telefonía y el nuevo convenio laboral permite un ahorro de 500.000 euros cada año (de una masa salarial de 3 millones). El vicepresidente de la Diputación, Javier Aureliano García, asegura que en lo que va de legislatura se ha recortado la deuda en nada menos que siete millones. “Heredamos una sociedad en quiebra y vamos a levantarla con gestión, sin que afecte al bolsillo de los ciudadanos”.  Acordaron con Acuamed una inyección de agua desalada de la planta de Carboneras, el pasado verano a raíz del aumento del nivel de trihalometanos en los municipios del Levante, pero este suministro es tres veces más caro y han tenido que renegociar los convenios con la sociedad estatal dentro del plan de austeridad con el que quieren evitar el cierre de Galasa. De hecho, en los cajones de la Diputación, en los mismos que había facturas falsas del Patronato de Turismo de la legislatura anterior, han aparecido acuerdos con Acuamed por los que se han llegado a aportar hasta 15 millones de euros a cambio de prácticamente nada o se han financiado infraestructuras hoy sin uso como la tubería que conectó con Albox que tiene su propia concesionaria del agua.

El cambio de rumbo de la empresa provincial también pasa por la reducción de las pérdidas, que rondaban el 30% del suministro y pretenden solventar con Fondos Feder, y por una adaptación de sus estatutos a la Ley de Autonomía Local de Andalucía (LAULA) y a la Ley de Estabilidad Presupuestaria que ha generado una agria polémica al vislumbrar los socialistas de la comarca que llevará aparejados nuevos precios. Sin embargo, la Diputación lo descarta y critica que, después del varapalo al principio de solidaridad derivado de las salidas de Vera y Albox, el PSOE contribuya a desestabilizar un modelo público que nació para acabar con los problemas del agua en la provincia. A largo plazo planteará la unificación de tarifas por zonas, pero no a costa de subir el recibo a los contribuyentes. Ahora toca promover la concurrencia de voluntades. El proceso de modificación de los estatutos que la foto 4 -HDTV (1080)-.JPGha sido aprobado ya en los plenarios de Garrucha, Cuevas y Cantoria, entre otros, no tendrá luz verde de los ayuntamientos que gobierna el PSOE. De hecho, tampoco será aprobado en otros con gobiernos populares como Verá y Olula, municipio éste último que abonó en esta legislatura casi 630.000 euros acumulados de deuda por el saneamiento y depuración. La Diputación tiene más de la mitad de acciones y ratificará la actualización normativa sin necesidad de que sea respaldada en los ayuntamientos. Pero su intención era conseguirlo con diálogo y consenso, olvidando que las elecciones están muy cerca. Los socialistas harán campaña a través del agua, de la que fueron víctima con Azorín y hace unos años con el trasvase del Ebro, pero no encontrarán ni recibo ni acuerdo plenario que refleje esa subida del precio que vaticinan.  Es más, el equipo de gobierno recuerda, ante las críticas del PSOE, que ha destinado en sus casi tres años de la actual legislatura casi doce millones euros a obras relacionadas con el ciclo integral del agua que son competencia de la administración andaluza. Durante este tiempo se han visto obligados, para acabar con las cubas, a construir nuevas potabilizadoras en Somontín, Benizalón y Tahal y han tenido que solventar los problemas técnicos que habían surgido al poner en marcha la Junta al menos siete estaciones en pequeños pueblos que no tenían agua potable, ya que se inauguraron pero no se habían puesto en funcionamiento. Y, por último, aclaran que la única administración que ha subido las tarifas ha sido la Junta de Andalucía con el canon autonómico del agua.

Comparativa de las tarifas (15 metros cúbicos/mes) 

Níjar: 31,47 euros

Albox: 29,88 euros (32,56 con el incremento del precio)

La Mojonera: 25,81 euros

Olula del Río: 24,36 euros

Vera: 23,17 euros

Vélez-Blanco: 21,46 euros

El Ejido: 20,64 euros

Roquetas de Mar: 19,35 euros

Purchena: 19,34 euros

Águilas (Murcia): 32,50 euros

Lorca (Murcia): 37,19 euros

Puerto Lumbreras (Murcia): 32,30 euros.

Levante (Galasa): 21,09 euros

Almanzora Galasa 

Albanchez: 6,52 euros

Armuña: 4,80 euros

Cantoria: 5,00 euros

Fines: 5,69 euros

Laroya: 6,10 euros

Lucar: 7,13 euros

Macael: 6,11 euros

Serón: 8,17 euros

Sierro: 17,99 euros

Somontín: 4,60 euros

Suflí: 5,70 euros

Tíjola: 17,97 euros

Urracal: 5,90 euros

32 destinos y 735.000 asientos

Iván Gómez | 2 de abril de 2014 a las 12:43

Hora de remontar el vuelo. Con el comienzo de la temporada de verano, que arrancó el domingo y concluye durante el último fin de semana de octubre, aumentan las conexiones del Aeropuerto de Almería, las aerolíneas y también los puestos de trabajo directos e indirectos en las instalaciones de El Alquián. De los doce destinos que se han operado en los meses del inactivo invierno, de los que cinco eran nacionales, se pasará a 32 en quince países incluyendo los vuelos regulares, que no llegan a la veintena, y los chárter. El tráfico en el Aeropuerto volverá a la senda del crecimiento, tanto en la cifra de operaciones como en el balance financiero, después de cerrar el pasado ejercicio con un retroceso de casi un 6% en el número de pasajeros. El mejor ejemplo lo encontramos en los más de 735.000 asientos que las compañías han programado en la recién comenzada temporada de verano, casi un 11% más con respecto al mismo periodo de 2013. Un LOCAL-AEROPUERTO DE ALMERÍAdato que debe ir cuajando en los próximos meses, pero que inicialmente permite percibir un cambio de tendencia y la mayor confianza de las compañías en la proyección del destino Almería dentro del mercado nacional. En este sentido, fuentes de AENA detallan  que ya se aprecia la ralentización de la caída experimentada por el tráfico doméstico, el más débil en los últimos años, y se mantiene el repunte del internacional que ya se confirmó en el verano pasado en el que nada menos que siete de cada diez pasajeros tuvieron origen o destino en el extranjero. De los 705.552 usuarios del Aeropuerto de Almería, 391.743 viajaron fuera de España, siendo los destinos más demandados los países nórdicos y Reino Unido. A lo largo de la temporada estival que comenzó este domingo serán 25 los aeropuertos extranjeros a los que se pueda volar sin tener que hacer escala en Barcelona o Madrid, una cifra que aún puede incrementarse en el transcurso de los próximos meses, si bien también podría verse reducida si alguna de las nuevas rutas no cumpliera con las expectativas de la aerolínea que la ha puesto en marcha. El último verano, que se caracterizó por su creciente proyección internacional, inició andadura por estas fechas con 26 destinos y terminó con 39, siete más de los que se contemplan en la actualidad. No hay que olvidar que no todas las conexiones arrancan frecuencias en los primeros días de abril, tal y como ha ocurrido esta semana con los primeros vuelos de 2014 a EastMidlands y Londres (Ryanair), Birmingham y Manchester (Monarch Airlines).

Un Boeing 737-800 aterrizó pasada la una del mediodía con 150 pasajeros a bordo procedente de Dublín. Era la primera de las conexiones que Ryanair ofrecerá hacia la capital irlandesa dos días a la semana (martes y sábados) hasta que la ruta llegue a su fin en octubre, una novedad importante para el director del Aeropuerto, Pablo Lázaro, quien ve posibilidades de que el destino se consolide en los próximos años. El responsable de marketing y ventas en España de Ryanair, Luis Fernández-Mellado, destacó ayer el comienzo de la nueva ruta en el primer verano en el que sus pasajeros disfruten de los nuevos servicios como los asientos asignados en todos los vuelos y la posibilidad de llevar un segundo bulto de mano o de utilizar dispositivos electrónicos en todas LOCAL-AEROPUERTO DE ALMERÍAlas fases del trayecto. La compañía lanzó para celebrar las nuevas conexiones entre las que se incluye Almería-Dublín una oferta de plazas por sólo 19,99 euros para los próximos meses de mayo y junio que está disponible sólo hoy y mañana. Otros de los estrenos junto al de Dublín, que ha vuelto después de cuatro años de ausencia, para la temporada recién comenzada son las rutas a Gijón, Pamplona, Santander, Aalborg (Dinamarca) y Lisboa (Portugal). Está pendiente aún de confirmar, en función del resultado de las negociaciones del Patronato de Turismo y Natalie Tours, el rescate del vuelo directo a Moscú. La entrada de Air Europa en la conexión con Madrid, que opera Air Nostrum desde hace quince años, será otro de los detonantes de la mejora del registro este año, ya que el vuelo a Sevilla se rige por una obligación de servicio público que fija un precio máximo que hace irrelevante la compañía que se haga con el contrato. El tráfico del Aeropuerto de El Alquián estuvo creciendo hasta 2008 -un año antes alcanzó su récord histórico por encima del millón de pasajeros-, pero con el estallido de la crisis cayeron las estadísticas de usuarios y ahora toca remontar el vuelo.

Precisamente ayer se conoció que a finales de mes se conocerá el plan de acción para el Aeropuerto de Almería que AENA presentará en el próximo Comité de Coordinación Aeroportuaria de Andalucía durante la reunión de la Mesa Provincial que promueven la Junta a través de las consejerías de Turismo y Fomento. El foro auspiciado por la administración autonómica, que se constituyó el 27 de febrero, elevará a la entidad estatal propuestas recabadas entre los agentes económicos y sociales de la provincia. Es un intento de la Junta de Andalucía de colaborar en la potenciación del tráfico aéreo en los aeródromos LOCAL-AEROPUERTO DE ALMERÍAque más vienen sufriendo la pérdida de pasajeros. Uno de los principales retos, en el que trabaja AENA a través de su departamento de marketing, es la captación de compañías con las que estirar la temporada de verano y combatir la estacionalidad del destino que acaba repercutiendo considerablemente en la estadística anual. Las 36 empresas y más de 400 trabajadores del Aeropuerto de Almería -90 personal directo de AENA- y las administraciones almerienses trabajan conjuntamente desde hace años en torno a tres grandes ejes:  contribuir a la desestacionalización, seguir potenciando la llegada de conexiones internacionales y redoblar los esfuerzos en la mejora de las rutas que se consideran fundamentales para la conectividad de Almería,  Madrid y Barcelona. Pero el camino se ha puesto muy cuesta arriba en los años de peor coyuntura económica. La lenta recuperación financiera y el trabajo que se viene haciendo tanto en la promoción del destino como en el impulso al tráfico aeroportuario permitirán ir avanzando progresivamente hacia las cifras de pasajeros previas al estallido de la crisis.

Los vuelos regulares y chárter de la temporada de verano 

España Asturias, Barcelona, Bilbao, Madrid, Melilla, Palma de Mallorca, Pamplona, Santander, Sevilla y Zaragoza.

Holanda Amsterdam

Dinamarca Aalborg, Billund y Copenhague.

Reino Unido Birmingham, East Midlands, Londres (Stansted y Gatwick) y Mánchester.

Eslovaquia Bratislava.

Bélgica Bruselas (Bruselas y Charleroi).

Irlanda Dublín.

Suecia Estocolmo y Goteborg.

Finlandia Helsinki.

Islandia Keflavik.

Portugal  Lisboa y Oporto.

Noruega Oslo.

República Checa Ostrava (con escala en Brno) y Praga.

Francia París.

Alemania Weeze.

Dos compañías y un vuelo deficitario

Iván Gómez | 1 de abril de 2014 a las 12:23

Dos compañías y un destino, o más bien una ruta deficitaria, la que conecta cada día el Aeropuerto de Almería con el de Sevilla. Air Nostrum y Air Europa son las candidatas del Ministerio de Fomento para una licitación que se abrió el pasado 20 de marzo con su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea y fue ratificada cinco días después en el Boletín Oficial del Estado, por un importe máximo de 9.074,050,00 euros. El plazo para la presentación de las ofertas no se cerrará hasta el 20 de mayo, dos meses después, y será entonces cuando la Dirección General de Aviación Civil decida la adjudicataria de RG170214- BAUTISMO PRIMER VUELO MADRID-ALMERIA DE AIR EUROPA - AVION AEROPUERTOuna conexión sometida a obligación de servicio público porque su rentabilidad impide que ninguna compañía quiera operarla en régimen de mercado libre. Si la ocupación media a lo largo del pasado año fue de un 46,8% según los datos que facilitó la anterior concesionaria Air Nostrum meses antes de dejar de prestar el servicio, desde que la línea es operada provisionalmente por Air Europa -del 15 de enero hasta la fecha- ha caído al 28%, apenas 20 pasajeros por vuelo. La media de ocupación de la conexión diaria a Madrid que desde mediados de febrero viene prestando la aerolínea integrada en el Grupo Globalia es del 51%, en torno a 35 usuarios por vuelo, una cifra ligeramente superior que tampoco colma las expectativas con las que aterrizó Air Europa en las instalaciones de El Alquián.

El trayecto olvidado por Junta de Andalucía y Gobierno, que se culparon mutuamente a finales de año por el cúmulo de retrasos administrativos y burocráticos que impidieron que se renovara la obligación de servicio público en tiempo y forma, es decir, antes de que concluyera el contrato el 14 de enero, despertará el interés de un buen número de compañías y aerolíneas porque garantiza unos ingresos de aproximadamente nueve millones en el periodo de cuatro años que marca el contrato, si bien serán la filial regional de Iberia y Air Europa las que partan inicialmente como favoritas en la licitación que se realiza con unas condiciones similares a las que se aplicaron cuando fue aprobado el primer acuerdo en el Consejo de Ministros del 13 de marzo de 2009. La capacidad mínima que deben ofertar por año en cada sentido será de 1328633855_366858_1328636001_noticia_normal25.5000 asientos y la tarifa máxima permitida de 130 euros. La obligación de servicio público, que fue ratificada por orden ministerial en diciembre del pasado año, también obliga a realizar el trayecto de ida entre las siete y nueve de la mañana y el de vuelta entre las siete y media y nueve y media de la tarde-noche. Los requisitos de los contratistas que se presenten a la licitación pasan por la solvencia económica y financiera, así como por la técnica y profesional que a día de hoy se cumplen las dos candidatas. De hecho, el consejo de administración de la filial regional de Iberia acaba de aprobar la entrada de nuevos inversores en el accionariado de la empresa para sanear las cuentas. De las cuatro propuestas presentadas por la consultora Seabury, el consejo de Air Nostrum ha seleccionado la de un grupo de empresarios valencianos que cuenta con la participación de Carlos Bertomeu, su actual consejero delegado, Antonio Pellicer y José Remohí. El importe total de la transacción por la que los nuevos accionistas toman el control de la aerolínea se ha cifrado en 25 millones de euros, parte en capital y parte en deuda.

A partir de su experiencia en la explotación de la ruta a Sevilla y en función de las perspectivas de futuro, Air Europa me argumentó hace unos días que ajustará su propuesta de compensación a los “límites máximos existentes” y, además, tienen previsto apurar el límite de tiempo para que los datos en los que basen su oferta sean los más contrastados y fiables posibles. La compañía que preside Juan José Hidalgo aterrizó en Almería con la intención de quedarse, pese a que fue en respuesta a una demanda puntual de la ministra de Fomento, Ana Pastor. El empresario salmantino reconoció que fue un “favor” ante un RG170214- BAUTISMO PRIMER VUELO MADRID-ALMERIA DE AIR EUROPA - AVION AEROPUERTOretraso que iba a provocar la interrupción del vuelo con la capital andaluza, pero un mes después puso en marcha dos frecuencias diarias a Madrid a través de su filial Swiftair. Y es que Almería ya forma parte de la estrategia de mercado de la aerolínea integrada en el Grupo Globalia y en función del resultado de la licitación del vuelo a Sevilla se plantearán a corto plazo futuros destinos.  Por su parte, Air Nostrum prestó el servicio entre Almería y Sevilla entre los años 2010 y 2014 respondiendo a todos los parámetros de eficiencia y calidad, además de llevar más de 15 años apostando por las comunicaciones de la provincia desde el aeropuerto. A lo largo de 2010 incorporó a los vuelos desde Almería el reactor CRJ-1000 adquirido a Bombardier mejorando notablemente sus prestaciones. Dejó de operar el vuelo a Barcelona, pero mantiene las rutas a Madrid y Melilla que hasta hace un par de años la consolidaron como la aerolínea líder en pasajeros y operaciones desde Almería. Pero eran otros tiempos, años en los que su liderazgo acabó con los intentos de Ryanair y Spanair por abrirse hueco en el mercado almeriense. A día de hoy su evolución en Almería estará más que condicionada a la resolución de un contrato por el que se enfrenta a nada menos que Air Europa. A finales de mayo se conocerá quién opera una ruta hoy cuestionada, pero históricamente demandada por la ciudadanía. La primera interpelación en su favor la ralizó el PP de Almería en el Parlamento de Andalucía en 1982 y el vuelo inaugural llegó 28 años después, a principios de 2010. En la mesa de Aviación Civil tendrán que sopesar entre dos compañías y una ruta deficitaria, el vuelo directo con Andalucía.  

De antinomias y prevaricaciones

Iván Gómez | 27 de marzo de 2014 a las 12:25

La última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha dado un vuelco considerable a la jurisprudencia existente desde que el 21 de febrero de 2006 se paralizaron las obras del hotel del Algarrobico. Y no sólo porque ha sido el único fallo favorable a los intereses de la promotora Azata y el Ayuntamiento de Carboneras, sino porque ha permitido abrir nuevas posibilidades de defensa en los litigios pendientes, sobre todo en el que sigue sin resolver en la Sección Tercera del tribunal andaluz que debe fallar sobre la conformidad o no a derecho de la licencia de obras concedida el 13 de enero de 2003. El dictamen comunicado en la mañana del martes que revoca el nivel de protección que le impuso al suelo el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de 2008 y lo declara urbanizable, tal y como se recogía en el planeamiento anterior, resulta contradictorio con otras resoluciones del TSJA por una cuestión de antinomia entre el texto publicado en el PORN de 1994 y su documentación gráfica. Entiende el juez Jorge Muñoz que el terreno sobre el que se levantó el Algarrobico era urbanizable desde un primer momento y fue la Junta la que cometió un error con los mapas de la discordia que en los últimos años han centrado  las sospechas de los ecologistas.

Women walk on the Algarrobico beach past a hotel construction site with a banner erected by Greenpeace protesters in CarbonerasCuando la Consejería de Medio Ambiente aprobó el nuevo PORN, tanto  Greenpeace como la promotora presentaron recursos y al TSJA no se le ocurrió resolverlos de forma conjunta. Dos litigios y encima a dos velocidades. Uno lo resolvió en 2012, pero la antinomia, que es una contradicción entre dos preceptos legales, pasó de largo porque tanto la administración andaluza como los ecologistas se posicionaron a favor de que este terreno era una zona natural de interés general y no urbanizable.  Pero cuando llegó el pleito de la mercantil madrileña puso sobre la mesa un dossier con los planos, mapas y documentos oficiales de los distintos departamentos de la Junta que ratifican la calificación urbanística del sector. Poco más tiene de explicación un fallo en el que los demandantes (Salvemos Mojácar, Ecologistas en Acción y Greenpeace) han visto intereses ocultos al cambiar por completo el paisaje jurídico que no apunta ya hacia el derribo inminente que llevan años reclamando. La antinomia remarcada por el ponente de la Sección Tercera cierra las puertas al presunto delito de prevaricación en el cambio de planos de la Consejería de Medio Ambiente que en su día insinuó el juez almeriense Rivera y llegó incluso a la Fiscalía. Si es un error de apreciación, por tanto, se entierra la voluntariedad en la comisión del delito. En otro capítulo desmenuzaré las acciones/inacciones de la administración andaluza, una postura cambiante que daría para un libro. En este sentido, la lectura más inmediata es la pérdida de uno de los ejes del argumentario de los abogados de Junta, Estado y conservacionistas por el que se plantea la ilegalidad de la licencia que concedió hace once años el Ayuntamiento de Carboneras. Si bien se mantiene la invasión por parte del hotel de  de la servidumbre del dominio público marítimo-terrestre, ya no hay debate sobre la afección de un espacio no urbanizable. Razones, por tanto, en favor y en contra del permiso municipal que enjuicia la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso del TSJA con cierta demora.

El fallo se ha tenido que posponer hasta en dos ocasiones, tras celebrarse la audiencia pública el pasado 14 de enero, y debe resolver antes un incidente de nulidad planteado por los ecologistas al entender que no se ha respetado la norma que rige la designación de jueces. Tanto Azata como el consistorio se han opuesto a que prospere el incidente, alegando que podría retrasar aún más una resolución que ya debería conocerse, si bien la última palabra la tendrán los tres magistrados que han venido alegando desde que tuvo lugar la vista la “complejidad y extensión de las actuaciones”, que alcanzan los cuatro tomos y 1.633 folios, así como el propio expediente administrativo compuesto por diez cajas y cientos de planos, para no dictar sentencia. Sin embargo, es evidente que lo que realmente se esperaba era el fallo en el que se reconoce que el hotel se levantó en suelo urbanizable catalogado con uso turístico. Este último LOCAL-PROVINCIA-CARBONERASdictamen allana el camino hacia una sentencia que no es precisamente la esperada, después de una década como el símbolo de la destrucción de la costa, que posiblemente obligue al consistorio a revisarla de oficio y volverla a aprobar. Eso sí, las sentencias del Supremo sobre la servidumbre de protección ya son insalvables y la mitad inferior del inmueble está dentro de los 100 metros que deben respetarse en base a la Ley de Costas y peligran. El primer edificio del hotel está a 50 metros y la construcción más importante a 65. Demoler parte del hotel sería viable, pero habría que analizar el elevado coste y las posibilidades arquitectónicas. No tiene demasiado sentido que se legalice la mitad del Algarrobico, pero no se descartaría la opción intermedia tal y como avanza la jurisprudencia.

Colectivos ecologistas han anunciado ya una campaña de movilizaciones y han advertido de que la sentencia del TSJA que declara urbanizable el suelo sobre el que se levanta el hotel en el paraje de El Algarrobico deja la puerta abierta al desarrollo del sector ST-2, adyacente al inmueble y donde la promotora proyectó un residencia de 250 viviendas con campo de golf. El proyecto turístico inicial que comenzaron a gestar la Junta y el Ayuntamiento en 1985 incluía más de 2.000 casas y hasta un helipuerto, pero finalmente quedó en una declaración de intenciones, algo similar a lo que vienen haciendo las administraciones públicas cuando hablan del derribo del que se catalogó como símbolo de la destrucción del litoral, pero tambiénlo será de la lentitud de la justicia. Los dirigentes andaluces de PP, PSOE e IU se cruzaron todo tipo de críticas exigiendo algunos la demolición inmediata, en una postura más radical que la de los colectivos conservacionistas, como si no hiciera falta esperar al pronunciamiento de la justicia. Otro de los aspectos que obliga a rehacer el último fallo del TSJA es la modificación del PORN del parque natural en lo referido al sector ST-1 (antes R-5) que en el BOJA del 23 de marzo de 2012 se catalogó como espacio protegido no urbanizable por la Consejería de Medio Ambiente en respuesta a la anterior sentencia del alto tribunal andaluz. Por último,  la sentencia comunicada el martes exime inicialmente de delitos de prevaricación administrativa al exalcalde y al actual regidor, Cristóbal Fernández y Salvador Hernández respectivamente, que fueron imputados por el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Vera al declarar urbanizables zonas que antes no lo eran y hoy sí.

Camino a la salvación

Iván Gómez | 26 de marzo de 2014 a las 13:09

La pregunta que hasta ayer mismo era cuándo se podrá demoler el hotel del Algarrobico, en función de los impedimentos jurídicos de lo que parecía la crónica de una muerte anunciada, ha cambiado a si se podrá o no derribar la mole de 22 plantas y 411 habitaciones que la promotora Azata comenzó a construir con el beneplácito de las administraciones públicas a principios de 2003 en el parque natural de Cabo de Gata-Níjar. Después de más de una docena de varapalos judiciales en los últimos años que han puesto en evidencia los incumplimientos de la Ley de Costas y la protección ambiental, ha llegado un fallo favorable al hotel que cambia por completo la dinámica de una causa que se eterniza en el tiempo y que abre nuevas posibilidades de defensa al Ayuntamiento de Carboneras y a la mercantil. A la espera de una sentencia inminente y tardía que determine si se ajusta a derecho la licencia municipal que concedió el consistorio hace once años por parte de la Sección Segunda del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, la Sección Tercera ha dictaminado que el suelo sobre el que se asienta este inmueble de más de 65.000 metros cúbicos de hormigón era y es urbanizable. El fallo, que entra en contradicción con el que dictó en octubre de 2012 otra sala del TSJA, revoca el nivel de protección que le aplicó la Consejería de Medio Ambiente al paraje carbonero al aprobar en 2008 el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) para el enclave de Cabo de Gata-Níjar.

pic-20120530071957S7945P4La sentencia es el primer paso hacia la salvación del hotel al reconocer que la zona en la que se levantó es urbanizable (D2), tal y como estaba calificada cuando entró en vigor el PORN de 1994. El alto tribunal andaluz estima, por tanto, el recurso interpuesto por la promotora y subraya que la administración andaluza no ha llegado a ofrecer ni en la memoria que acompaña al plan del parque natural ni en los informes que ha incorporado al expediente la “más mínima justificación” para el cambio de zonificación de los sectores ST-1 ni ST-2 propiedad de Azata del Sol. El TSJA asegura que el fallo no afecta directamente a la situación jurídica, todavía por resolver, de revisión de oficio de la licencia de obras, si bien le allana el camino al determinar que se puede construir y no es un área natural de interés general. La sentencia descarta que la Junta de Andalucía hubiera realizado una manipulación fraudulenta de los planos del anterior PORN, lo que fue calificado por el juez Rivera al paralizar las obras en febrero de 2006 como “burda maniobra” con indicios de prevaricación, porque entiende que la alteración tiene lugar para salvar el error que se había cometido en la cartografía al cambiarle la zonificación a no urbanizable. En este sentido, el magistrado Jorge Muñoz, ponente del primer fallo favorable a los intereses de la mercantil y el consistorio, habla de una “antinomia” entre el texto publicado en el PORN de 1994 y su documentación gráfica.

El Supremo se enfrenta ahora a un considerable dilema porque a principios de año el TSJA rechazó los recursos planteados por Azata y el Ayuntamiento confirmando que la propietaria de los terrenos era la administración andaluza tras ejercer el derecho de retracto por una cuantía aproximada de 2,3 millones de euros atendiendo a una especial protección que ahora no tiene el paraje del Algarrobico. Después de examinar con cierto detenimiento las 26 páginas de la sentencia, Salvador Hernández, alcalde de Carboneras, entiende que el TSJA avala la tramitación del Plan Parcial y de las Normas Subsidiarias de un sector que era urbanizable desde 1988, seis años antes de la creación del parque natural. El director de Azata, José Rodríguez, ha vuelto a reiterar que compraron los terrenos con “confianza legítima” de que era suelo urbanizable al contar con las bendiciones de Ayuntamiento, Junta y Gobierno, así como de que la servidumbre de protección del dominio público era de 20 metros. “Reconoce la realidad con hechos y da en la clave base del conflicto judicial al recoger que el carácter urbanizable del paraje no se llevó correctamente al PORN de 1994″, añade el portavoz de la empresa.

pic-20110908074131S9507P4Los ecologistas se mostraron ayer especialmente críticos con la decisión de los magistrados del TSJA, contra los que presentarán una querella criminal, y la Junta anunció que estudia interponer un recurso de casación contra la sentencia, un extremo más que improbable porque el fallo al que ha tenido acceso este periódico dictamina que no cabe recurso de casación. La Consejería de Medio Ambiente asegura que respeta la decisión del alto tribunal andaluz, pero argumenta que “lesiona el principio de seguridad jurídica y la tutela judicial efectiva”. ¿Por qué el mismo tribunal ya dictaminó que no era urbanizable el paraje del Algarrobico y ahora determina que sí? La sentencia del ponente Jorge Muñoz aclara esta contradicción: “La diversa conclusión obedece al considerar aquella sentencia que los terrenos cuestionados resultaban zonificados como C1 en el PORN de 1994, posición que resulta diferente a la sostenida en la presente sentencia en la que se toma como punto de partida la zonificación como D2″. Y lo hace en base a los documentos aportados por la promotora que en la anterior causa presentada por Greenpeace no estaba personada y no pudo mostrar sus argumentos.

El desenlace de lo que parecía crónica de una muerte anunciada se está haciendo esperar. He avanzado a lo largo de las últimas semanas que la odisea jurídica del Algarrobico, lejos de llegar a su fin, todavía tiene un largo recorrido, como en su día anunciara el actual ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete. Además de desvelar algunas incógnitas sin despejar en la tramitación de casi tres décadas del hotel, estos días he querido plantear una serie de interrogantes al conocer que el fallo sobre la licencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía podría no ser el esperado por los colectivos conservacionistas y ecologistas. Las dudas, hermetismo y movimientos del tribunal andaluz pueden ser reflejo del cambio de la dinámica judicial. A pesar de la fuerza que tiene el mensaje en favor del derribo dentro y fuera de la provincia, sobre todo entre los colectivos ecologistas, en Almería se han sucedido desde que las obras se paralizaron en 2006 un número considerable de voces en favor de la apertura sostenible. Se han aprobado mociones en la Mancomunidad de Municipios del Levante y el consistorio carbonero y también se han dado alegatos en defensa como los que vienen haciendo el Colegio de Arquitectos, empresarios de la comarca, grupos de desarrollo rural e incluso del PP de Almería, como me reconoció en exclusiva Gabriel Amat en una entrevista hace ya algunos años. Después de ocho años de culebrón en los diferentes tribunales, la odisea jurídica del Algarrobico se expande, sobre todo a raíz del último fallo, y todavía no se ve luz al final del túnel. Azata elevó tres recursos ante el Estado, Junta de Andalucía y Ayuntamiento en los que reclama una indemnización de 70 millones de euros por daños y perjuicios de lo que considera un “anormal funcionamiento” de la administración y posiblemente no haya dicho su última palabra.

Los interrogantes del Algarrobico

Iván Gómez | 16 de marzo de 2014 a las 12:09

El desenlace de la que parecía crónica de una muerte anunciada se está haciendo esperar. Hace tan sólo unos días se cumplieron once años del inicio y ocho de la paralización cautelar de las obras de la mole de 22 plantas y 65.000 metros cúbicos de hormigón por parte del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Almería al entender que invadía la servidumbre de protección establecida en la Ley de Costas y estaba situado en una zona no urbanizable en pleno corazón del parque natural de Cabo de Gata-Níjar. Lo que iba a ser un derribo inminente, auspiciado por los ecologistas con el beneplácito de la exministra Cristina Narbona, que en su día fue diputada por Almería e íntima amiga del exalcalde de Carboneras, se ha convertido en una larga odisea jurídica con rapsodias en el Supremo, Constitucional, Audiencia Nacional y Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). A pesar de que la mercantil madrileña Azata del Sol y el Ayuntamiento de Carboneras se han llevado ya una docena de varapalos judiciales, todavía no se ha escrito el último capítulo sobre un mamometro que si bien fue catalogado como el símbolo de la destrucción del litoral también podría serlo de la lentitud de la justicia. El fallo sobre la licencia municipal que la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA dará a conocer en los próximos días podría ser la estocada definitiva que las organizaciones conservacionistas anhelan desde hace años, pero todo apunta a que la sentencia abrirá nuevas posibilidades de defensa a la promotora y al consistorio almeriense. Como ya vislumbró el ministro Arias Cañete poco después de acceder al departamento que llegó a negociar la expropiación, el hotel del Algarrobico tiene por delante un “largo recorrido jurídico” que probablemente vaya más allá de la ponencia del magistrado Rafael Toledano Cantero. La demolición, ya planificada y presupuestada por Gobierno y Junta, dependerá de la contundencia y argumentos de la sentencia del alto tribunal andaluz, aunque las partes en litigio no esperan precisamente un fallo que ponga fin a la dilatada pugna judicial.

20140310_184618.jpgSi el TSJA determina que la licencia por la que se autorizó la construcción de un hotel de cuatro estrellas a principios de 2003 es nula de pleno derecho, tanto la mercantil como el Ayuntamiento presentarán un recurso en el Supremo, lo que podría demorar la resolución final en torno a cinco años. Y si el tribunal con sede en Granada decide que hay que revisar la licencia municipal, el proceso podría retrotraerse al comienzo porque los técnicos del Ayuntamiento de Carboneras volverían a validarla previo paso por el Consejo Consultivo de Andalucía. Y es que el letrado del consistorio argumentó en la audiencia pública del 14 de enero que no había motivos para no conceder la autorización de obras y así lo defiende su actual alcalde, Salvador Hernández (PP), quien no se plantea tirar la toalla y recurrirá todo lo recurrible.El director de Azata, José Rodríguez, también defiende la legalidad de la mole al estilo de Benidorm y presentó ante los magistrados toda la documentación que avala que todos los errores urbanísticos y responsabilidades, al menos los que se han ido evidenciando en forma de sentencias de los diferentes tribunales, son previos a su adquisición de la finca en 1999 y competen a las administraciones públicas que su consentimiento a un Plan Parcial que se remonta al 26 de mayo de 1988. Casi 20 años de bendiciones antes de que el juez almeriense Jesús Rivera diera al traste con un proyecto turístico de Junta y Ayuntamiento que no se quedaba en el Algarrobico (R-5) y contemplaba en los sectores colindantes (R-6 El Canillar y R-7 La Galera) otros seis hoteles, 2.000 viviendas y un campo de golf.

A pesar de ser la última causa judicial relevante, de las cinco pendientes  relacionadas con la ordenación del territorio (PGOU de Carboneras, POTLA, PORN del parque natural de Cabo de Gata), la sentencia del TSJA no permitirá despejar algunas de las incógnitas sobre los verdaderos responsables de programar, a toda costa y sin ningún reparo medioambiental, una actuación urbanística para una zona de secano, un paraíso de naturaleza volcánica, a través del llamado Plan para el Desarrollo Turístico del Litoral Andaluz en 1985. ¿Por qué se aprobó una subvención cercana a los 77 millones de pesetas a una sociedad participada por la administración andaluza antes de ser constituida? ¿Por qué la Comisión Provincial de Urbanismo ninguneó el informe del ingeniero topográfico que incidía en que era un área natural de interés general? ¿Por qué se omitieron hasta 19 avisos y notificaciones oficiales alertando de los incumplimientos a la Ley de Costas? ¿Por qué se entierra la documentación desfavorable de Costas en 1997 y se le aplica una servidumbre de protección de 50 metros? ¿Por qué siendo la parcela urbanizable antes de que se aprobara la ordenación del parque natural su primera inscripción es como C1 (incompatible con el uso urbanístico) cuando se aprueba el PORN? ¿Por qué meses después se vuelve a calificar como D2 (urbanizable) sin AlgarrobicoH5.JPGseguir los cauces pertinentes ni publicarse en BOJA? ¿Por qué se dispara la edificabilidad de los terrenos hasta los 72.523 metros cuadrados días antes de ser comprados por la mercantil? ¿Por qué cuando la sociedad Río Alías vende la parcela a Azata la Consejería de Medio Ambiente hace constar en el Registro de la Propiedad que no se muestra interesada en ejercitar los derechos de tanteo y retracto que posteriormente reclamó en la justicia? ¿Por qué el juez que paralizó cautelarmente las obras denunció presiones de la magistratura?Demasiados interrogantes que probablemente seguirán sin respuesta cuando se acabe un proceso judicial que se eterniza en el tiempo. Lo único claro a estas alturas es que no se depurarán las responsabilidades y que el hotel sólo se podrá derribar cuando no exista ningún impedimento jurídico.

Incógnitas sin despejar 

Registro de la Propiedad. De 18 a 150 millones de pesetas. Finca número 7.905 en el Registro de la Propiedad. Adquirida por la Mercantil Río Alías el 15 de marzo de 1995 por 18 millones de pesetas a Isabel Giménez. Fue vendida por 120 millones de pesetas a la compañía mercantil Parque Club El Algarrobico en octubre de 1995. Fue adquirida por 150 millones de pesetas por Azata del Sol el 23 de agosto de 1999. Proyecto de Compensación del Plan Parcial del Sector Urbanizable ST-1, antes R-5, en el paraje de El Algarrobico

Primer incentivo a Parque Club El Algarrobico. Cuatro años antes de que Azata del Sol se hiciera con la propiedad de los terrenos, la Dirección General de Incentivos Económicos Regionales, a través del gobierno andaluz, aprobó una subvención de 76,7 millones de pesetas para el proyecto Parque Club El Algarrobico para el que se anunció una inversión de más de 426 millones y la creación de más de 130 puestos de trabajo en Carboneras. Curiosamente, la sociedad limitada que iba a poner en marcha un ambicioso proyecto turístico para la comarca no se constituye  hasta el 17 de octubre de 1995, meses después de que se aprobara la ayuda del Ministerio de Economía (BOE número 75, marzo de 1995)

Aprobación de costas. Dominio público. La finca rústica llamada El Algarrobico, en el término municipal de Carboneras, compuesta por  tierra y secano, de cabida una hectárea, cuarenta y dos áreas, noventa centiáreas, igual a 14.290 metros cuadrados. Certificación del 25 de junio de 1996 del Jefe del Servicio Provincial de Costas de Almería, Antonio Bayo Martínez, en la que se hace constar que la finca de este número no invade el dominio público marítimo-terrestre. Se encuentra sometida a la servidumbre de protección establecida en la Ley 22/1988, de 28 de julio. Autorizada por la Dirección General de Costas la realización de oficio por el Servicio Provincial de Costas del deslinde de dominio público marítimo-terrestre en diciembre de 1997.

ivan2.jpgSubvención del Ministerio de Economía. Interés público. La Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos acordó el 28 de febrero de 2002 conceder una serie de incentivos regionales, a propuesta del Ministerio de Economía, para fomentar iniciativas empresariales. Azata del Sol recibió de Economía 2,8 millones de euros, que representaban el 10% de su inversión total (28,47 millones), y anunciaba la creación de 102 empleos directos.

Luz verde municipal. Licencia de obras. La comisión de gobierno del Ayuntamiento de Carboneras otorga el 13 de enero de 2003 la licencia de obras para la construcción del hotel en la playa de El Algarrobico a la promotora Azata del Sol y confirma la inadmisión a trámite de las solicitudes de revisión de oficio de la licencia de obras formuladas por la Federación Provincial de Ecologistas en Acción, Salvemos Mojácar y la Delegación Provincial de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía.

Sin plazo de ejecución. No se revisa el plan parcial. Se incumplen los plazos para la ejecución de obras de urbanización establecidos en el propio plan parcial y normas subsidiarias de Carboneras que obligaban a la revisión una vez transcurridos seis años desde su aprobación definitiva si no se hubiera actuado sobre los terrenos. El Ayuntamiento debió proceder a la revisión del Plan Parcial del Sector S-T1 para adaptarlo a las previsiones de la Ley de Costas. La corporación local tenía perfecto conocimiento, según la sentencia del Juzgado Contencioso-Administrativo de Almería, de que hace ya veinte años la zona de servidumbre de protección era de 100 metros, tal y como reiteró el Servicio de Costas a Azata.

Cambio de planimetría. Desidia y prevaricación. La Junta tampoco adaptó el Plan Parcial a la Ley de Costas, mostrando una actitud pasiva y condescendiente con las infracciones y permitiendo el inicio de la construcción del hotel. “Dicha imprescriptibilidad de la servidumbre de protección y la extensión de su zona -cien metros- compele ineluctablemente a la administración andaluza a una expropiación y ulterior demolición de lo construido”, según la sentencia del juez Rivera. El Sector S-T1 se encuentra en espacio protegido no urbanizable, como recoge la planimetría oficial del PORN de Cabo de Gata-Níjar de 1994. Según la sentencia del Contencioso-Administrativo nº 2 de Almería, la Junta intentó, con la pretensión de adaptar el PORN a las normas subsidiarias, modificar la planimetría ivan4.jpgoficial sin someterla a procedimiento alguno. El Jefe de Planificación de la Red de Espacios Naturales Protegidos procedió a su rectificación el 11 de marzo de 2008 por “vía de hecho”. La Junta  aseguró que en el PORN se le atribuyó por error la categoría de suelo incompatible con ser terreno urbanizable, sin respetar derechos legítimamente adquiridos con anterioridad.

Informe topográfico que elude la Junta. Las administraciones habían respaldado hasta entonces el proyecto del hotel a pesar de que el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque calificó los terrenos como protegidos desde 1994 y de que en 1988 la Ley de Costas aumentaba a 100 metros la zona de servidumbre, que antes era de 20 metros. La Comisión Provincial de Urbanismo en la sesión de 26 de mayo de 1988 aprobó el Plan Parcial del terreno, siendo publicada la aprobación en el Boletín Oficial de la Provincia del 4 de agosto. Hay un informe del ingeniero técnico en Topografía, Ernesto Ledesma Mellado, asegurando que en la zona que se está construyendo el complejo hotelero se encuentro en un “área natural de interés general” y se invade la zona de servidumbre. La tesis de la administración andaluza es que la servidumbre de protección es de 50 metros, en base al artículo 21 del Plan Especial del Medio Físico de Almería, contraria a la Ley de Costas.

Treinta años de tramitación

1985 La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Carboneras (PSOE) inician la programación de una actuación urbanística dentro del llamado Plan Para el Desarrollo Turístico del Litoral Andaluz.

14 de julio de 1987 Aprobación Definitiva de las Normas Subsidiarias del Término Municipal de Carboneras, en las que queda identificado y demarcado el sector. Al mes se publica en BOP.

26 de mayo de 1988 Aprobación Definitiva por la Comisión Provincial de Urbanismo del Plan Parcial. La inicial se remonta a diciembre de 1987.

15 de julio de 1988 Aprobación Inicial del Proyecto de Urbanización del Sector, por parte de la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo.

10 de junio de 1992 Se aprueba el Avance de la Revisión de las Normas Subsidiarias de Planeamiento de Carboneras cambiando el nombre del sector de R-5 a S-T1 manteniendo sus características.

22 de diciembre de 1994 Se publica en el Boletín Oficial de la Junta el Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar quedando englobado el Sector ST1 en su ámbito.

9 de noviembre de 1995 La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ratifica la calificación urbanística del sector.

21 de marzo de 1997 Aprobación Definitiva del Proyecto de Bases y Estatutos del Sector por la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Almería.

24 de abril de 1997 La Consejería de Medio Ambiente informa a los anteriores propietarios de los terrenos de que estos se encuentran en Suelo Calificado Urbanísticamente, no teniendo esa administración ambiental competencias en razón a su inclusión dentro del ámbito del Parque Natural.

Basuras Algarrobico1.JPG29 de octubre de 1997 Aprobación Definitiva del Proyecto de Urbanización por parte de la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Almería.

Diciembre de 1997 Aprobación por la Junta de Andalucía del sector Algarrobico como zona D2 (área urbanizable) a la que pasó de C1.

28 de enero de 1998 Aprobación Definitiva de la Revisión de Normas Subsidiarias, iniciada en 1992, con el correspondiente informe positivo por parte de la Dirección General de Costas en relación al cumplimiento de la Legislación de Costas.

3 de febrero de 1998 El consistorio carbonero certifica el suelo del hotel como urbanizable.

3 de marzo de 1998 La Dirección Provincial de Costas informaba como Límite Interior de Servidumbre de Protección en el S-T1 a una distancia de 20 metros de la Zona de Dominio Público Marítimo-Terrestre. En otros informes, coherentemente, el Servicio Provincial de Costas de Almería informaba en el mismo sentido respecto a la anchura de la zona de servidumbre en el sector ST1.

16 de marzo de 1998 La Junta autoriza el uso de la zona de servidumbre, de 20 metros de ancho, para la construcción de un camping de 1ª categoría en Suelo Urbanizable a los propietarios.

10 de julio de 2001 Aprobación Definitiva del Proyecto de Compensación del Sector, por el Ayuntamiento de Carboneras. Dado que se trata de zona urbana el expediente fue tramitado con normalidad y obtuvo los informes favorables y preceptivos de las administraciones pertinentes: Turismo, Sanidad y Medio Ambiente.

13 de enero de 2003 Concesión de la Licencia Municipal para la construcción de un Hotel de 4 estrellas con restaurante por el Ayuntamiento de Carboneras.

La odisea jurídica del Algarrobico

Iván Gómez | 13 de marzo de 2014 a las 12:40

La sentencia que los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía darán a conocer de forma inminente podría ser decisiva en la condena a muerte del hotel del Algarrobico o abrir nuevas posibilidades en la defensa que vienen realizando la promotora, Azata del Sol, y el Ayuntamiento de Carboneras. A pesar de ser la última causa judicial relevante, de las cinco o seis pendientes por cuestiones de ordenación del territorio (PORN, PGOU y POTLA), es probable que el fallo no sea lo suficientemente JUNTA Y ESTADO PIDEN CONFIRMAR LA ANULACIÓN DE LA LICENCIA DEL ALGARROBICOdeterminante como para dar lugar al derribo inmediato que vienen reclamando los colectivos conservacionistas y ecologistas de nuestro país cada vez que se dicta una sentencia contraria a los intereses del hotel. De nada sirve el protocolo que alcanzaron Junta y Gobierno para repartirse las obras de derribo y restauración paisajística de la zona, actualmente en un estado pésimo de conservación según lamenta el alcalde de Carboneras, porque el acuerdo no tiene validez jurídica a pesar de haber sido publicado en el Boletín Oficial del Estado. La demolición dependerá de la contundencia de los jueces de la Sala Contencioso-Administrativo del TSJA y de no ser firme podría incluso estirar todavía más el proceso iniciado el 22 de febrero de 2006 cuando el juez Rivera ordenó la paralización cautelar de las obras porque podría vulnerar la Ley de Costas, lo que finalmente se ha demostrado que ocurrió. Y es que como ya anunció hace un par de años el ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, el hotel del Algarrobico tiene por delante un “largo recorrido jurídico”.

¿Cuándo se podrá derribar? En el momento en el que no haya impedimento jurídico. La traducción es bien sencilla. Hará falta mucho más que una nueva sentencia. Si el magistrado Rafael Toledano en su ponencia determina que la licencia municipal por la que se autorizó la construcción del hotel es nula de pleno derecho, tanto Azata de Sol como el Ayuntamiento de Carboneras presentarán un recurso ante el Tribunal Supremo, lo que podría demorar la resolución final en torno a los cinco años más. Toda una odisea judicial en la que se irían integrando las causas que hay pendientes en la Audiencia Nacional, el Constitucional y en el propio Supremo por el recurso al retracto de la Junta de Andalucía, al PORN de Cabo de Gata o por la servidumbre de la Ley de Costas. TO GO WITH AFP STORY "España-medioambiente-clima-economía-construccióEn el caso en el que los jueces del TSJA establezcan la revisión de la licencia municipal, otra vez tendría la palabra el consistorio de Carboneras como ya ocurrió en septiembre de 2008 con el auto del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 de Almería. Eso sí, posiblemente tendría que dictaminar el Consejo Consultivo de Andalucía, pero los técnicos del Ayuntamiento, tal y como ha reconocido su alcalde Salvador Hernández, volverían a aprobar una licencia porque no aprecian motivos para no concederla. Fue la postura que defendió su letrado en la audiencia pública del 14 de enero en Granada. Y es que el TSJA ya validó la postura del juez Rivera desestimando los recursos de apelación interpuestos por Azata y el consistorio carbonero contra el auto del magistrado de Almería, si bien era otro ponente, Manuel Ponte, y otro presidente de Sala, María R. Torres. Es una de las dudas planteadas por el portavoz de Salvemos Mójacar, Jaime del Val, quien entiende que una vez que ha vuelto de su baja la jueza que llevaba el proceso se debería haber reincorporado. Confía en que la sentencia no deje lugar a dudas sobre la ilegalidad del hotel porque es consciente de que el recorrido jurídico del Algarrobico dependerá de la contundencia del fallo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. 

El alcalde de Carboneras, Salvador Hernández, no piensa tirar la toalla en la lucha por la apertura sostenible del hotel. Lejos de dejarse amilanar por las sucesivas sentencias contra los incumplimientos de la mole de 22 plantas y 411 habitaciones de Azata, el consistorio tiene claro que la licencia concedida por el Ayuntamiento en su día es legal y así lo defenderán hasta el final. “Si nos dicen lo contrario, la recurriremos”. Y si les obligan a revisarla, como ya ocurriera con el juez Rivera, los técnicos municipales volverán a aprobarla. “Nos ha tocado la china”, reconoce el alcalde con resignación al recordar los 107 puestos de trabajo directos y más de 400 indirectos que iba a generar el establecimiento. El portavoz de la promotora, José Rodríguez, reconoció ayer a este periódico que RG210613- BICENTENARIO DE CARBONERAS - CASTILLO PLAYAS Y ALCALDE SALVADOR HERNANDEZlo que se enjuicia en Granada no es la licencia, sino la situación urbanística previa a la concesión de ese permiso. Fue su principal argumento en la vista pública de mediados de enero y entiende que podría condicionar el fallo de los magistrados. “La empresa no determina dónde se construye, lo deciden siempre las administraciones públicas que conceden todas las licencias. El Plan Parcial aprobado en 1998, un año antes de comprar el terreno, establecía hasta el color que tendría el hotel, sólo podía ser blanco”. Y es que para Azata del Sol todo se deriva del “anormal funcionamiento” de la administración, de ahí que hayan reclamando una indemnización de 70 millones de euros que incluyen los “daños y perjuicios”.  Con más de una decena de pronunciamientos judiciales en su contra, como la primera firme e irrevocable en marzo de 2008 que determinó su afectación de la servidumbre de protección de la Ley de Costas, el Algarrobico no parece cosa juzgada, tal y como determinaron los abogados de Junta y Gobierno en la vista oral después de estar dos décadas prestando conformidad a las normas urbanísticas sin ningún tipo de impugnación ni deslegitimización. Entienden que no hay “incongruencia” con la aquella sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Almería que en primera instancia resolvió la nulidad de la licencia del hotel, pero no llegaron a plantear la demolición que sí piden los colectivos ecologistas. Lo que olvidan, al menos desde la administración andaluza, es que esa sentencia que ahora avalan puso al descubierto su “burda maniobra” de intento de legalización del hotel cambiando el suelo de C1 no urbanizable a D2 área urbanizable en la planimetría del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) sin publicarlo en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía. Pero ese fue sólo uno de los múltiples errores cometidos por las instituciones públicas en relación al hotel situado en el corazón del parque natural. Otro día los detallaremos con profundidad. Ahora lo prioritario es el fallo del TSJA que se demora. La espera es tensa porque podría ser decisivo para la resolución del proceso o todo lo contrario, contribuir a estirar aún más la odisea jurídica del Algarrobico.