De cuotas y críticos

Iván Gómez | 15 de julio de 2011 a las 17:06

LLEGA la hora de la verdad para el PSOE de Almería y casi todos sus hombres y mujeres ya han tomado posiciones. Eso sí, es un partido que siempre tiene sitio para los rezagados de última hora, eternos supervivientes, que se decantarán tan sólo minutos antes de confirmarse el resultado de las votaciones. José Luis Sánchez Teruel, avalado por el propio Pepe Griñán aunque no lo investirá en persona como nuevo secretario general mañana en el Auditorio de la Universidad de Almería, es el elegido por la mayoría de los miembros (y miembras) de la familia socialista almeriense para suceder al Clan de Cuevas, encabezado por Martín Soler y Diego Asensio, quienes después de catorce años al frente del partido han optado por combatir desde la segunda línea como delegados (elegidos por la agrupación de su municipio) en pro del histórico Luis Caparrós.

Era la única forma de devolverle al líder del socialismo andaluz el jaque mate que les endosó poco antes del verano en una jugada maestra que provocó la fuga de la mayoría de miembros de la Ejecutiva Provincial tras un doloroso baile de cargos en la Junta de Andalucía. Sin embargo, la vendetta no llegará a buen puerto. Al menos de momento, porque de nada sirve cortar las hojas dejando que las raíces puedan volver a brotar al primer descuido. Ninguno de los tres aspirantes al liderazgo socialista ha criticado abiertamente la gestión de los ex dirigentes del partido a sabiendas de que la vida da muchas vueltas, sobre todo en política. El vínculo de los candidatos con el Clan de Cuevas resulta evidente, más aún si analizamos las personas que los rodean y les prestan avales, y el próximo año se podría seguir estrechando si el incansable Javier Arenas logra hundir al imperio socialista y cobran fuerza las conspiraciones que ya se empiezan a urdir contra Griñán en algunas provincias andaluzas.

La batalla del nuevo PSOE almeriense, en la que apareció Juan Antonio Segura Vizcaíno casi por sorpresa, se ha centrado en sumar apoyos, en este caso avales, demasiado alejada de los argumentos que esgrimían por la regeneración del partido, la vuelta a sus ideales y principios, a acercarse a la ciudadanía y dar respuesta a la crisis. Las viejas rencillas por las cuotas de representación y futuros cargos han vuelto a soterrar el proceso de reflexión interna. La polémica presencia o ausencia en las listas de la capital de las hermanas Serón, por ejemplo, demuestra que todavía tienen mucho que aprender aquellos que predican una integración que se acaba midiendo solo en cuotas. La política hace extraños compañeros de cama y el PSOE de Almería pasó en días de tener una menguada disidencia a ser un partido de críticos unidos contra un todo, pero sin dar los nombres. De oficialistas a críticos y viceversa. Hasta Diego Asensio se ha sumado en feisbuk al grupo llamado militancia crítica socialista traspasando el sello de oficialista, que lo ha marcado frente al núcleo de guerristas durante más de una década, al candidato del consenso, José Luis Sánchez Teruel.

El ex alcalde de Chirivel y gerente de la Fundación Andalucía Emprende deberá andarse con mucho ojo a la hora de configurar su nuevo equipo una vez proclamado secretario general. No es fácil separar el grano de la paja cuando se quiere sumar, pero en política, como en la vida, no todo vale.  Deberá mantenerse alejado de las presiones de unos y otros, de aquellos que entregan firmas a cambio de cargos orgánicos e institucionales, porque la regeneración del partido no puede gestarse desde el clientelismo tan cuestionado en los últimos años. Su proyecto no debe verse salpicado por los intereses de las diferentes corrientes de la familia socialista para ser sólido y firme ante la sociedad sin deudas partidistas. En sus manos está trabajar por un nuevo PSOE que remonte el vuelo tras los peores resultados de su historia en la provincia o conformarse con dirigir más de lo mismo.

Atrapados en azul

Iván Gómez | 25 de mayo de 2011 a las 18:16

El mapa de la provincia nunca fue tan azul. Las siglas del PP ondean en medio centenar de municipios (46 con mayoría absoluta y otros cinco con mayoría simple) desde las elecciones locales celebradas el domingo y podrían ser casi 60 cuando se culmine el proceso de negociaciones ya iniciado en la quincena de pueblos pendiente de los futuros pactos de gobierno. El líder del Partido Popular andaluz, Javier Arenas, siempre ha tenido claro que los vientos de cambio soplarán desde la provincia al resto de la comunidad y los almerienses, como ya hicieran en las pasadas autonómicas, le han vuelto a corresponder, esta vez con un apoyo sin precedentes, un 50,43% de los votos. Feudos históricos de la izquierda como Huércal Overa, Pulpí, Viator, Huércal de Almería, Macael, Olula y Alhama, entre otros, han apostado por el cambio y votaron mayoritariamente a los populares.

La provincia castigó duramente al socialismo almeriense y pocos candidatos del PSOE han superado las duras embestidas de la crisis, el paro y la pésima percepción del Gobierno que a día de hoy tienen la mayoría de los ciudadanos. El partido que fundó Pablo Iglesias ha caído a 412 concejales (58 menos que en las municipales de 2007) y ya se ha iniciado un debate interno en el que ya se buscan los culpables de una situación antes de que sea demasiado tarde. En el grupo de supervivientes al revolcón popular están los alcaldes de Vícar, Albox, Benahadux, Fiñana, Serón y Abla, siendo el resto regidores de los pequeños pueblos del interior de menos de mil habitantes. El caso de Vícar es verdaderamente significativo, el único bastión de los socialistas en el corazón de un Poniente atrapado en azul. Estos alcaldes son los que debería tomar el PSOE como ejemplo de años de trabajo, cercanía con sus vecinos y una estrategia electoral algo más acertada que la marcada por la dirección provincial y, sin embargo, si se mira atrás con perspectiva algunos de los supervivientes son a los que menos se ha tenido en cuenta.

Al contrario que en los comicios anteriores, y como viene siendo habitual, las elecciones dejaron a un ganador y a un claro perdedor, un PSOE bastante tocado. “Las victorias tienen muchos padres, mientras que la derrota es huérfana”, lo dijo John F. Kennedy en un discurso el 20 de enero de 1961. Cincuenta años después se mantiene su reflexión porque el PP ya ha exhibido los nombres de las personas que más han contribuido al abultado resultado electoral, entre los que destacan Paco Góngora en El Ejido, Luis Rogelio en la capital y por supuesto el de Gabriel Amat en el conjunto de la provincia, y el PSOE sigue sin querer saber dónde están los culpables de su involución. Los socialistas se han visto atrapados en azul, sin capacidad de autocrítica y a solo un año de las elecciones autonómicas y generales. Entre las claves de la contundente derrota electoral hay que destacar las siguientes:

La crisis económica. No hay un sólo dirigente del PSOE que aún no haya aludido a la complicada situación económica del país para explicar la debacle electoral. El Gobierno no ha logrado frenar la escalada de parados y en la última legislatura, que acaba en 2012, se ha generado un descrédito entre la ciudadanía insalvable para la mayoría de alcaldes socialistas. No obstante, una decena de los candidatos del PSOE que vienen gobernando en municipios de la provincia como Vícar, Benahadux o Albox han superado todas las adversidades logrando mantener el sillón de la Alcaldía. El propio líder del PSOE de Almería, Diego Asensio, tiene claro que sería un error achacar al paro y la crisis los malos resultados electorales sin analizar otros posibles factores como la relación de la provincia y los almerienses con las diferentes administraciones y la estrategia del partido en su conjunto.

 – El segundo alcalde más votado del país. El candidato del PP de Almería, Luis Rogelio Rodríguez, ha sido el segundo alcalde más votado de las capitales de todo el país, con un 58,5% de los votos. Tan sólo ha recibido más apoyo el alcalde de Murcia. El primer edil almeriense completará como mínimo un ciclo de 12 años al frente del consistorio almeriense y en la legislatura que comienza será prácticamente un rodillo con 18 concejales frente a los siete de la candidatura socialista de Juan Carlos Usero, el peor resultado de la historia del PSOE en la capital. Mucho deben cambiar las cosas en el Grupo Municipal Socialista, prácticamente desaparecido en la última legislatura, para que comience a levantar cabeza al menos como oposición. El trabajo desarrollado por algunos de los candidatos del PP en la última legislatura ha sido el mejor aval con el que presentarse a las municipales. El PP ha conservado la mayoría de sus alcaldías, algunas incluso con una delicada situación económica. En el municipio de Huércal de Almería, en el que se presentaban 11 formaciones políticas, el PP se quedó a doce votos de la mayoría absoluta y posiblemente cierre un acuerdo con uno de los diferentes movimientos vecinales que ha conseguido representación. Después de 32 años de gobierno de izquierdas, esta alcaldía tan importante para IU en las últimas legislaturas pasará a manos del PP, todo un símbolo de la respuesta de los ciudadanos a las pésimas políticas que se han venido aplicando.

Participación. El PSOE aseguró que si la abstención era alta los más perjudicados en la cita con las urnas serían los socialistas. La participación en los comicios fue del 65%, tres puntos superior a la de 2007, a pesar del buen día de playa, las comuniones y el posible efecto del movimiento del 15-M. El municipio con mayor participación fue el de Alicún, con más del 96% de los electores y los de mayor población (Almería, Roquetas y El Ejido) en los que menos votantes acudieron a las urnas, una tónica habitual.

La guerra socialista. Aunque llevan meses apostando por la unión de todas las fuerzas hasta después de las municipales, era más que evidente la crispación que ha existido entre la dirección del partido y algunos sectores más críticos. Es más, la relación de la Ejecutiva Regional del PSOE que lidera Griñán ha sido directa y cercana con algunos alcaldes y todo lo contrario con los líderes del socialismo almeriense. El ruido de las voces críticas comienza a incrementarse y posiblemente los decibelios sean muchos en las próximas semanas. Unos y otros comenzarán a tomar posiciones a partir de la reunión extraordinaria que celebra el Comité Federal del PSOE el sábado. Los descontentos dentro del partido en la provincia cada día son más y después de la tormenta no llegará la calma.

La integración de GIAL. El líder del PP almeriense, Gabriel Amat, ya sabía cuando inició el proceso de integración con el partido de Juan Megino (GIAL) que tenían mucho que ganar y poco o nada que perder. Ayer se demostró que en los municipios en los que se ha producido la integración, fruto de la desaparición de la formación independiente, el PP ha salido fortalecido. En la capital no sólo han sumado los dos escaños que obtuvo GIAL en los comicios de 2007, han ganado cinco ediles, pasando de 13 a 18. Es más, en otros pueblos como Carboneras, a pesar deno llegar a un acuerdo de integración, los independientes que procedían de GIAL (ahora GICAR) pactarán con el PP para que no gobierne más el PSOE.

El auge de Izquierda Unida. La formación se ha vuelto a consolidar como tercera fuerza política de la provincia logrando meter cabeza en dos ayuntamientos tan importantes como el de Roquetas y El Ejido. En la capital aumentan a dos concejales y suman 33, 11 más que en las municipales de 2007. Eso sí, han perdido uno de sus principales bastiones, el de Huércal de Almería después de una convulsa etapa de dimisiones y transfuguismo.

El descalabro del PAL. Fue, sin duda, una de las respuestas más contundentes de los ciudadanos, en este caso ejidenses. El voto de castigo a Juan Enciso, implicado en la Operación Poniente, ha sido determinante en una victoria aplastante del PP. El PAL bajó ayer a sólo 7 concejales (cuatro en El Ejido) frente a los 61 ediles y ocho alcaldías que consiguió en 2007 siendo la tercera fuerza política de la provincia. El futuro apunta más bien a la desaparición porque la oposición genera un duro desgaste y la mayoría de los hombres y mujeres de la provincia que la formación política tenía en sus filas ya han abandonado. El macrojuicio que a lo largo de la legislatura se celebrará será determinante para conocer si Juan Enciso, todo un histórico de la política almeriense, tiene sus horas contadas como dirigente de un partido en peligro de extinción.

Movimientos vecinales y extranjeros. Los grupos de ciudadanos que han surgido en los últimos años están cobrando fuerza y logran cada vez más presencia en el seno de los ayuntamientos. Tan sólo en Huércal de Almería, el PP tendrá que llegar a acuerdos para poder gobernar con alguno de los nuevos partidos. Grupo Independiente del Pueblo, Vecinos de Huércal de Almería y Alternativa Ciudadana por Huércal sumaron el domingo dos concejales cada formación y serán la llave del futuro gobierno. El Grupo Independiente de Enix logra 3 concejales y hasta 4 contabilizan los Independientes por Dalías y la Agrupación de Electores de Alcudia. Por el contrario, los partidos formados por ciudadanos extranjeros en el Levante y Almanzora, principalmente por británicos, apenas han conseguido representación y no tendrán peso específico en los futuros gobiernos municipales.

Urbanismo ilegal. Los grupos ecologistas vienen denunciando las malas prácticas de algunos ayuntamientos desde hace años. Recientemente situaban en el punto de mira los de Cuevas del Almanzora, Mojácar y Vera, llegando a pedir que se anularan sus convenios urbanísticos, y sólo el último ha sido castigado en las urnas, a expensas de posibles pactos. También le ha podido pasar factura al de Huércal Overa su política del ladrillo y casi seguro que también al alcalde del Algarrobico que ya tiene las horas contadas porque tiene más votos pero será víctima del pacto de PP y GICAR. El todavía alcalde de Zurgena, imputado en la Operación Costurero, también ha sufrido el revés de la ciudadanía.

Las encuestas. El verdadero sondeo siempre es el de las urnas, pero en la mayoría de municipios se han cumplido las encuestas. En Almería en lugar de 17 concejales, el PP ha conseguido 18, pero la victoria aplastante fue reconocida en los sondeos previos por todos. En Níjar y Roquetas más de lo mismo. La única excepción fue la encuesta realizada por el Partido de Almería (PAL) que decía que rozaban la mayoría absoluta (13 concejales) en El Ejido y al final se han quedado en cuatro. En el mismo municipio el PP hizo otro pronóstico sobre su victoria que al final se ha cumplido, la gran sorpresa de las elecciones municipales del 22 de mayo de 2011.

Las cartas sobre la mesa

Iván Gómez | 3 de abril de 2011 a las 17:43

Ya no quedan ases en la manga. Los partidos ya han puesto, a falta de menos de dos meses para las elecciones municipales, todas las cartas sobre la mesa. Las últimas incógnitas se han ido despejando a lo largo de marzo y los ciudadanos ya pueden juzgar con los argumentos necesarios la mejor opción de cara al 22 de mayo.

pic-20110120063848S6148P5Las candidaturas de Luis Rogelio (PP) y Juan Carlos Usero (PSOE) vuelven a ser más de lo mismo, con pocas novedades, si bien la dinámica de uno y otro partido es contrapuesta. Los populares hacen piña por la mayoría absoluta en torno al cabeza de lista, mientras los socialistas no pierde la ocasión de armar broncas y disputas internas, conflictos absurdos e innecesarios de un sinsentido que se repite cada cuatro años. Muy del estilo ‘cuerpo a tierra que vienen los nuestros’ ha sido también la configuración de la candidatura de Carboneras con un alcalde que se veía delegado provincial de Turismo y que, tras abandonar y hacer pública su renuncia a seguir en política municipal, ha dado marcha atrás para intentar seguir gobernando conjuntamente con su hermana en el pueblo de El Algarrobico. Dimes y diretes que merman la credibilidad política y restan crédito electoral a los proyectos con independencia de los argumentos. Para animar un poco el cotarro, PSOE y PP han querido paliar la falta de interés de sus listas de la capital con un cruce infantil de denuncias ante la Junta Electoral Central que no los ha dejado precisamente en muy buen lugar.

pic-c1-1010826Gabriel Amat, líder indiscutible del PP almeriense, ha puesto definitivamente las cartas ‘boca arriba’ y ha dejado bien claro que su relevo es Eloísa Cabrera. La concejala de Cultura ha subido hasta el segundo peldaño de la escala sucesoria y sería la que tomaría las riendas del Ayuntamiento de Roquetas si el ‘hermano mayor de Arenas’ decide situarse al frente de la Diputación, un cargo para el que suena cada día con más fuerza el joven Javier Aureliano García. Eloísa Cabrera se convierte en el brazo derecho del alcalde del segundo municipio de la provincia, siendo ya de por sí uno de los pesos pesados de la dirección del Partido Popular a la que ascendió vertiginosamente en el último congreso provincial.

Y en El Ejido también está todo relativamente claro, si la juez Montserrat Peña no dice lo contrario. Juan Enciso confirmó que se presentaría como cabeza de lista de un PAL muy mermado por las ‘fugas’ de sus principales cargos en los pueblos de la comarca y seguirá liderando un proyecto junto a su amigo José Añez. Ni la Operación Poniente ni los continuos ataques que viene recibiendo de izquierda y derecha han acabado con sus ganas de seguir siendo el alcalde de los ejidenses y todo apunta, al menos sus encuestas, a que lo seguirá haciendo a no ser que haya una coalición del resto de formaciones políticas del consistorio.

pic-20100811064110S5292P5A lo largo del pasado mes también fueron presentadas las delegadas provinciales de Turismo y Cultura como candidatas de Níjar y Dalías. Esperanza Pérez toma la alternativa con pocas expectativas reales de arrebatarle la Alcaldía a Antonio Jesús Rodríguez, pero ha mostrado desde el minuto cero una ilusión y ganas encomiables. Yolanda Callejón vuelve a casa casi forzada por su partido y el resultado es cuanto menos incierto. En Adra dos viejos conocidos, Carmen Crespo y Luis Pérez, empiezan a sacar trapos sucios evidenciando una rivalidad de años y dos campañas agresivas como marcaba el guión. También se avecina una dura contienda en Macael, donde el PP ha salido con muchísima fuerza de las trincheras y ha preparado un equipo renovado tras darle el relevo Guillermo Casquet a Raúl Martínez. Y no nos podemos olvidar de Huércal de Almería. A pesar del agujero negro en el que se han convertido sus cuentas municipales, la espantada del alcalde y varios concejales deja a IU sin opciones de mantener su principal bastión. Todo apunta a coalición de fuerzas y no sería de extrañar un gobierno a tres o cuatro bandas.

Las cartas ya están sobre la mesa. Equipos, proyectos y partidos despejan las incógnitas. La maquinaria electoral funciona a todo motor desde hace semanas y pronto se animará una campaña electoral de la que se ha querido descartar hasta Zapatero.

Más de lo mismo

Iván Gómez | 21 de marzo de 2011 a las 19:26

La candidatura de Luis Rogelio Rodríguez es una clara apuesta por la continuidad. Con las bajas de Paco Amizian, que recientemente alegó razones de salud para marcharse de la política, la más que previsible del concejal de Tráfico, José Carlos Dopico, y de la también diputada Rebeca Gómez, el alcalde de Almería ha mantenido prácticamente intacto a su equipo de gobierno. Su núclero duro será el mismo, al menos durante un primer año, ya que posiblemente tenga que reestructurar el organigrama municipal con las elecciones autonómicas y generales de 2012. El núcleo duro se ha desdibujado con la salida de Amizian y con un Javier Aureliano García cada días más centrado en la gestión del Partido Popular en la provincia. De aquellos cachorros de Nuevas Generaciones que heredaron el Ayuntamiento de Almería como escuderos de Luis Rogelio, ya solo queda plenamente dedicado a la gestión municipal el ahorrador Pablo Venzal.

1-110321 Alcalde presentacion lista elecciones munic-4781El candidato confía en las personas que le han escoltado durante esta legislatura, la mayoría sin perfil político alguno, e incorpora en los puestos de salida a algunas otras que han venido asumiendo grandes responsabilidades en los últimos años, en un discreto segundo plano, como Manuel Guzmán y Ramón Fernández Pacheco. También le acompañará la parlamentaria andaluza Aránzazu Martín, que ya fue concejala en la oposición en corporación de 1999, y las ‘cuotas’ del acuerdo con GIAL, Esteban Rodríguez y Ana Martínez Labella. En el último puesto de la candidatura, con la excepción de los suplentes, vuelve a repetir el amigo del alcalde y diputado nacional Rafael Hernando. Pocas novedades en una lista de continuidad que viene avalada por unas encuestas inmejorables, de hasta 17 concejales, y una euforia peligrosa. Al igual que su contrincante socialista, Juan Carlos Usero, el alcalde de Almería se presenta, para bien o para mal, con más de lo mismo.

El concejal de Tráfico

Iván Gómez | 10 de marzo de 2011 a las 18:56

Un extraño virus se ceba de lleno con los concejales de Tráfico y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Almería cuando se aproximan las elecciones. Ya pasó con el anterior, el entrañable José Juan Soria, una persona muy querida por buena parte de los agentes sociales de la ciudad, pero tremendamente desacertado en sus posicionamientos, algo que le hizo ser muy cuestionado por su propio equipo de gobierno del que salió despedido al concluir la legislatura. Ahora es José Carlos Dopico el que se posiciona para hacer las maletas al ganarse el menoscabo de su alcalde que ayer tuvo que retirar del orden del pleno el punto relativo a la ordenanza cívica elaborado por los técnicos del Área de Seguridad y Movilidad.

110306 Jose Carlos Dopico simulacro bomberos1El primer edil tuvo que dar marcha atrás. Y es que una ordenanza cívica sin consenso adolece de civismo desde su nacimiento. Y no ha sido el único error de Dopico. En los últimos meses se ha empecinado con sorpresiva testarudez (no sé hasta qué punto podrá sacarle rédito electoral) en revertir una prestación conjunta del servicio de taxis con la comarca del Bajo Andarax para dentro de muy poco tener que retomarla conjuntamente con la Delegación de Obras Públicas y Transportes, aunque todo apunta a que no será el actual concejal el que reactive las negociaciones después de las elecciones. Por no hablar de su triste posicionamiento desde principios de año reiterando su intención se seguir formando parte del equipo de Luis Rogelio argumentando que hay proyectos iniciados que deberían tener continuidad. ¿En tráfico? ¿Qué actuaciones requieren que siga Dopico como concejal delegado? ¿Señalizar o cambiar la dirección de una calle? ¿La sincronización semafórica de la Rambla consistente en que todos los semáforos estén en rojo cuando más prisa tenemos? La ciudad lleva años sin un plan de movilidad sostenible y la situación de la circulación cada día es más caótica. Esas son las actuaciones municipales que deberían tener continuidad, pero ni siquiera se las han planteado.

Disparates aparte, la desconfianza del alcalde en la figura del concejal de Seguridad y Movilidad ha sido tal que en las dos últimas legislaturas ha tenido que asumir las competencias de la Policía Local. En lugar de delegar su gestión en el equipo de gobierno, ha querido supervisarla y tomar las decisiones con un contacto permanente con el superintendente Jorge Quesada, un colaborador directo con el que ha trabajado estrechamente desde su presidencia en la Diputación Provincial. Los concejales de Tráfico suelen ser muy buenas personas, de gran acogida entre la ciudadanía, pero malos gestores, cuanto menos sorprendentes en algunas de sus decisiones. De hecho, tanto Dopico como Soria han sido los únicos capaces de cuestionar las órdenes del alcalde y su equipo de gobierno y el desenlace no será otro que el relevo. Todo apunta a que dejará de formar parte de la corporación y a que Luis Rogelio, si es reelegido por tercera vez como alcalde, se lo pensará mejor a la hora de designar al concejal de Tráfico.

Candidatos imputados

Iván Gómez | 9 de marzo de 2011 a las 21:30

Los compromisos de los principales partidos se suceden meses antes de las elecciones, pero conforme se acercan los comicios quedan en anuncios incumplidos, como buena parte de las propuestas recogidas en las decenas de páginas de los programas electorales que ya están repartiendo entre los ciudadanos. Tanto el PSOE como el PP han hecho pública su intención de apartar de las listas a los políticos imputados ante la justicia y, sin embargo, van a volver a presentar en las municipales del 22 de mayo a candidatos que están siendo investigados por presuntos delitos en su gestión, ya sean por prevaricación, tráfico de influencias o infracciones urbanísticas. La provincia de Almería es un claro ejemplo. Ni los socialistas ni los populares podrán hacer gala de la honradez, ética y moral de la que han carecido a la hora de aprobar determinadas listas por el rédito electoral. Una rentabilidad a muy corto plazo. Lógicamente, no ha sido la norma general, los presuntos corruptos no representan ni al diez por ciento de los candidatos, pero los pocos cabezas de lista sobre los que se han generado tantas dudas y aún no han respondido ante los tribunales son más que suficientes para contaminar al conjunto de sus compañeros.

Una veintena de cargos almerienses, entre alcaldes y concejales, volverán a figurar en las listas de sus partidos a pesar de estar imputados en diferentes  causas judiciales. Para no vulnerar la presunción de inocencia, uno de los pilares de nuestro actual derecho, y tampoco permitir que sigan gobernando los políticos corruptos, se deberían agilizar los procedimientos jurídicos en los que estén envueltos los posibles candidatos. PSOE y PP tendrían que llegar a un gran acuerdo por la regeneración democrática de los cargos de las administraciones, en este caso la más cercana a los ciudadanos, y que también incluyera un pacto para evitar la excesiva judicialización de la vida política, sobre todo cuando se acercan las elecciones. Es tan reprobable cometer un delito en la gestión municipal como inventarse ilegalidades donde no las hay para obtener un rédito electoral y sembrar dudas injustificadas. La provincia afronta unos nuevos comicios sin que nada haya cambiado por mucho que los dirigentes de los grandes partidos hablen continuamente en comités y asambleas federales de una ética y honradez de la que carecen algunos de sus candidatos. El tiempo debe poner a cada uno en su sitio y no sólo a los que cometen las irregularidades, sino también a los que miran para otro lado por un puñado de votos.

Etiquetas: , ,

Una carta de amor a Endesa

Iván Gómez | 25 de febrero de 2011 a las 13:09

Los contenidos que vengo publicando en el blog son normalmente opiniones, argumentaciones y razonamientos personales, pero en esta nueva entrada voy reproducir íntegramente las reflexiones de una persona, un usuario de Endesa como la mayoría de nosotros, que decidió ‘cartearse’ con la compañía eléctrica para cuestionar sus servicios. Siempre me ha gustado el género epistolar y este Ciudadano A lo ha desarrollado de la mejor manera. La mordaz carta no tiene desperdicio por su elegancia y acidez e incluso por el marcado interés informativo. Todos tenemos derecho al pataleo porque más que consumidores somos “consumidos”.

Notificación. Primera carta de amor.

Estimado señor:

Endesa Distribución va a proceder próximamente a la sustitución de su contador de electricidad por uno nuevo que dispone de capacidad de Telegestión, en cumplimiento de la normativa vigente (RD 1110/2007 de 24 de agosto y Orden TC/3860/2007 de 28 de diciembre). El nuevo sistema de Telegestión permitirá entre otras funciones la lectura a distancia de su consumo. A lo largo del próximo trimestre, un operario autorizado por Endesa sustituirá el contador que usted tiene actualmente instalado. Si su contador se encuentra en el cuarto de contadores o es accesible desde el exterior de su vivienda, no será necesario que usted esté presente. En caso contrario, el operario se pondrá en contacto con usted para poder realizar el cambio de contador. El coste de la sustitución correrá a cargo de Endesa y usted sólo tendrá que abonar una cantidad en concepto de Derechos de Enganche, que según se establece en la legislación actual asciende a 9,04 euros. Por otra parte, el coste mensual de alquiler del contador a aplicar será de 0,81 euros. Si necesita cualquier aclaración sobre esta sustitución o desea realizar alguna consulta, puede contactar con nosotros dirigiéndose al Teléfono de Atención de Endesa Distribución Eléctrica 902 509 600. Estaremos encantados de atenderle. Agradeciendo de antemano su colaboración, reciba un cordial saludo”.

Respuesta. Segunda carta de amor

“Estimados señores de Endesa Distribución:

He recibido su amable carta de fecha indeterminada (porque no la ponen) en la que me comunican una serie de hechos consumados basados, naturalmente, en que ustedes como monopolio hacen siempre lo que les sale de los electrones y a nosotros, como miembros de la honorable manada de borregos forzosamente consumidores, nos queda la única opción gozosa de pagar.

Les dirijo esta carta porque en el texto que me han enviado, como a otros muchos miles de consumidores, supongo, existen algunas cuestiones que me han sumido en un estado de estupor, catatonia y asombro. O dicho de otra forma, que me han fundido ustedes los plomos. Porque vamos a ver. Me dicen ustedes amablemente que van a proceder a cambiarme “mi” contador de electricidad. Una cuestión bastante curiosa porque resulta que en el desglose de la factura que les pago a ustedes todos los meses les abono una cantidad en concepto de alquiler de contador. Y digo yo, ¿cómo es posible que les haya pagado un alquiler por algo que era mío? ¿Habrán incurrido ustedes, mi querido monopolio, en un involuntario y pequeño error por el que me han estado cobrando indebidamente una modesta pero significativa cantidad a lo largo de los últimos años? Sigo adelante con la carta y observo que me cuentan ustedes que el nuevo contador permite la lectura a distancia (es decir, más gente al paro, me temo, maldita tecnología) lo cual, como fácilmente comprenderán, a los usuarios nos la refanfinfla. Dicho de otra manera, que me da igual que lean ustedes el contador a medio metro o desde las quintas chimbambas, a condición de que las lecturas sean las reales.

Añaden que el coste de la sustitución -en cumplimiento de la normativa legal- correrá a cargo de Endesa. Y digo yo que faltaría más que nos cobraran a nosotros por algo que ni hemos pedido ni maldita la falta que nos hace. O sea, que les agradezco la información aunque me resulte irrelevante. Lo que me llena de asombro es que me indiquen que “solo” tendré que abonar “una cantidad en concepto de derechos de enganche que según la legislación actual asciende a 9,04 euros”. Vamos a ver, querido monopolio, ¿cómo nos van a cobrar a los usuarios un reenganche de un desenganche que ni hemos pedido, ni hemos contratado? Porque digo yo que porque a ustedes les salga del flujo de electrones cambiar los contadores, como les podría dar por cambiar esas divertidas torretas eléctricas de colorines con las que generosamente nos han adornado las autopistas para mejorar nuestra imagen turística, ¿a mi que me cuentan? Eso del derecho de enganche, que debe ser un asunto más complejo que el derecho romano, es un devengo que se produce cuando un usuario se da de alta en la red por primera vez o lo vuelve a hacer después de que le hayan cortado la luz por impago. ¿Pero cómo le pueden cobrar enganche a un consumidor que no se ha desenganchado, que está al corriente de sus pagos y que tiene un contrato vigente con ustedes para el suministro en unas condiciones pactadas?

Es que si tenemos en cuenta que tienen ustedes, un suponer, 600.000 usuarios en Canarias, a casi diez euros por barba, se van a embolsar así como quien no quiere la cosa unos seis millones de euros, que hay meses que no los gana uno, créanme, aunque sea expresidente de Gobierno y además de llevarse 80.000 del ala al año limpios de polvo (aunque no me consta que de paja) cobren por hacer de lobby para algunas de las grandes empresas españolas. Lo que ya me descalabra completamente es que añadan -supongo que intentando convertir la carta en un relato kafkiano- que el coste mensual del alquiler del contador a aplicar (un lapsus sintáctico porque en todo caso querrán decir ustedes “el costo mensual a aplicar del alquiler del contador”) será de 0,81 euros. A veeeeerrr. Si el contador es mío ¿me van a pagar ustedes 0,81 euros mensuales? ¿O será que realmente el contador es de quien es -es decir, de ustedes- y amablemente me comunican que me van a cobrar esa módica cantidad mensual?. Y si es de ustedes, ¿por qué principian hablando de “mi” contador?

Queridos amigos del monopolio. No se líen. El contador es de ustedes. Lo era antes y lo es ahora. Por eso me cobraban antes el alquiler y me lo van a cobrar ahora. Y lo cambian ustedes por imperativo legal, con lo que esa pretensión de cobrarles diez euros a los usuarios me parece sencillamente que es sacar las patas del tiesto y echarle un poco de morro al asunto. Sobre todo porque lo que realmente se callan en su amable carta -en las cartas, como en la vida, es más importante lo que se calla que lo que se cuenta- es que el nuevo contador tecnológicamente avanzado que nos están cascando por decisión unilateral les va a permitir a sus señorías detectar a aquellos usuarios -viviendas, oficinas, bares, restaurantes y otros- que están consumiendo ligeramente por encima de la potencia contratada. O dicho de otra manera, que aquellos consumidores que tienen con ustedes un contrato de potencia de 5 kw y resulta que de media están consumiendo un poco por encima -que como bien saben son un porrón- van a tener que pagarles esa energía extra con un sustancioso recargo y, de propina, estarán obligados a realizar un nuevo contrato de mayor potencia. Es decir, que con esos nuevos contadores van a detectar ustedes los pequeños sobreconsumos que ahora se les escapan, van a cobrarlos con banderillas y van a hacer el negocio redondo aumentando el rango de potencia de los contratos. Ustedes lo saben. Yo lo sé. Los usuarios no lo sabían.

Resulta descorazonador que mientras hacen ustedes todo esto, la gente que se supone que representa los intereses de los ciudadanos sigan discutiendo del sexo de los galgos y los podencos. Si esto fuera un libre mercado, allá penas porque estarían ejerciendo con toda legitimidad sus derechos como empresa y los usuarios estarían en condiciones de elegir. Como resulta que tienen ustedes el monopolio real de la distribución no estamos hablando de un mercado libre y las reglas del juego deben ser distintas. Desde luego no deberían pasar porque ustedes hagan lo que les salga del forro de los cajones de los electrones y a los usuarios, forzosos, no les quede otra que tragar. Les agradezco su amable y distorsionada información en torno a sus planes para apretarnos un poco más los bolsillos, les recomiendo encarecidamente que su grupo de producción compre energías renovables de los nuevos parques eólicos del Cabildo de Tenerife (y de paso quesos, vino, yogures, piensos, vacas… o jugarse incluso unas perritas en los casinos de la casa) y les aseguro que como se les ocurra cobrarme diez euros por un reenganche que no he pedido, pienso acudir a la Organización de Consumidores y Usuarios para que no me hagan ni puñetero caso, perder el tiempo, frustrarme y pensar una vez más que estamos indefensos ante los monopolios, los mercados intervenidos y los ineptos que se suponen que tienen que defendernos.

Reciban un cordial saludo.

Contestación. Tercera carta de amor (y una objeción desesperada)

PD. El número de información al que me indican en la carta que debo llamar (el 902 509 600 de Atención al Cliente de Endesa Distribución Eléctrica) es un call center -como dicen los modernos- que está en Madrid (me gustaría que creen puestos de trabajo donde yo pago, no sé si me entienden). Te atiende primero un sistema robotizado y luego una amable persona que solo acierta a repetir el manual de la compañía que viene a ser: “Le entendemos, pero le vamos a cobrar. Esto es lo que hay”. Ah. Y el número es de tarificación especial, de pago, con lo cual además de esperar, preguntar y no tener respuesta, también terminamos pagando. Por cierto, por mucho que me he leído las disposiciones legales que citan en su carta -y otras- sobre el cambio en los equipos de medidas básicos, por ninguna parte he visto otra interpretación que la de que son ustedes los que deben instalarlos y pagar el coste de la instalación.

Etiquetas:

Fomento del alquiler

Iván Gómez | 19 de febrero de 2011 a las 18:09

La Consejería de Vivienda puso en marcha el programa de Fomento del Alquiler en 2005 con la firme intención de impulsar en las ocho provincias andaluzas un mercado de arrendamiento fuerte, maduro y rentable. Fue una de las medidas más publicitadas por la Junta de Andalucía al amparo de la entrada en vigor del Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012 que quiso dinamizar al maltrecho sector durante la crisis con ayudas de hasta el 40% para los inquilinos. Sin embargo, la administración andaluza midió mal y el éxito y aceptación que han tenido las políticas de fomento del alquiler, sobre todo en Almería, Sevilla y Málaga, desbordaron las previsiones alcistas. La Junta se ha encontrado en los últimos años con que no cuenta con capacidad económica suficiente para poder satisfacer todas las expectativas generadas por su propia gestión y sus promesas incumplidas han acabado con la paciencia de las partes implicadas (inmobiliarias, propietarios e inquilinos).

El hartazgo y desesperación ha obligado a los afectados a iniciar una serie de medidas de protesta cuyo punto de inflexión tendrá lugar el miércoles 23 de febrero con la movilización a las puertas de la Delegación Provincial de Obras Públicas y Vivienda de la Junta de Andalucía. En torno a medio millar de almerienses se unirán bajo el lema ‘Junta paga lo que debes a agencias, inquilinos y propietarios’ al no ver la luz al final de un largo túnel que se prolonga desde mediados de 2008. Para la decena de agencias inmobiliarias de la provincia afectadas por los retrasos e impagos del programa de fomento del alquiler han sido muy difíciles los últimos años. Les deben a algunas de las empresas importes de hasta 400.000 euros y no todas han podido sobrevivir a la tardanza en los pagos, viéndose obligadas a echar el cierre. Ahora no solo reclaman el dinero que les adeudan, casi con total probabilidad le pedirán a la Consejería de Vivienda daños y perjuicios ante los tribunales. De hecho, los bufetes de abogados más importantes del país llevan meses detrás de una causa judicial millonaria. Pero la sinrazón de la administración andaluza, que ofreció lo que no puede dar, no sólo está provocando el cierre de inmobiliarias. Detrás del problema de las agencias de fomento del alquiler hay miles de ciudadanos que contaban con unos recursos que ahora no tienen. Dramas reales que se plasman en aquellas familias que han tenido que abandonar el hogar en el que vivían porque sin las subvenciones no pueden pagar cada mes el contrato de arrendamiento.

La Junta argumenta que desde el inicio del programa de fomento del alquiler ha realizado un gran esfuerzo inversor para conseguir la dinamización de esta fórmula de acceso a la vivienda y ha llegado a destinar en incentivos más de 58 millones de euros. Entre 2008 y 2010, por ejemplo, se han abonado más de 13,3 millones, una cantidad que multiplica por cuatro la inversión prevista. La deuda en Andalucía con las agencias de fomento del alquiler supera los 14 millones de euros (20.000 expedientes pendientes de pago y resolución) y de más de 32 millones con los propietarios (5.486 expedientes). El conjunto de agencias homologadas en la comunidad suma 205, de las que 133 han cesado la actividad por la asfixia económica.

El gobierno socialista de la Junta de Andalucía, en plena crisis por los ERE podridos, las jubilaciones fraudulentas y los fondos de reptiles, se enfrenta a otro grave problema que le acabará pasando factura muy pronto, el 22 de mayo en las municipales. Si no ofrece una solución convincente  y pragmática a los miles de afectados tras la primera movilización del miércoles, tendrá abierto un nuevo frente cuyo origen está en sus propias políticas sociales. De nada vale alardear legislatura y media de unas ayudas en materia de vivienda que ahora no pueden pagar. Que la consejera de Obras Públicas y Vivienda tire de calculadora porque como no cuadren las cuentas pronto no podrán pagar el alquiler a fin de mes.

Adiós al soterramiento de las jorobas

Iván Gómez | 13 de febrero de 2011 a las 23:19

El anuncio del subsecretario del Ministerio de Fomento, Jesús Miranda Hita, de que el soterramiento de las vías del ferrocarril será finalmente integral, como ha venido demandando la sociedad almeriense en la última década, ha generado una euforia entre los principales agentes sociales y económicos de la ciudad que no debería empañar la necesidad de que el Gobierno aclare determinadas incógnitas que surgen de su nueva postura. Si el Ministerio de Fomento en los últimos años ha impuesto a los almerienses, a su fiel estilo lentejas, un soterramiento caracterizado por las jorobas sobre los 800 metros de trazado entre el barrio de El Puche y la estación antigua del ferrocarril alegando razones técnicas (iluminación y ventilación), de seguridad y de viabilidad económica, ¿por qué ahora da marcha atrás y acepta un proyecto del que no quería ni oír hablar? Si antes no se podía hacer un mayor esfuerzo inversor y el tope se cifró en 244 millones de euros, ¿de dónde sacarán los 35 millones de más que pondrá íntegramente el Gobierno de Zapatero?

El malestar de la sociedad civil, e incluso del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Almería que erróneamente aceptó por resignación, es tan evidente ahora que se conocen las 108 alegaciones que se han presentado al estudio informativo como antes cuando le hicieron llegar sus reivindicaciones los principales agentes sociales y económicos de la provincia como la Cámara de Comercio, Asempal, el Foro Ciudad, el Colegio de Arquitectos o las asociaciones vecinales, entre otros.  Si antes las bóvedas estaban más que justificadas, ahora el hecho de que no se contemplen en un nuevo proyecto debería conllevar una explicación del Ejecutivo. Son muchos los años de estériles discusiones políticas, de hacer y deshacer, de láminas de agua y especulaciones urbanísticas, que no se puede tolerar, por buena que sea la noticia, que se vuelva a retrasar aún más una infraestructura necesaria y demandada desde hace décadas.

Después de todo lo avanzado, el anuncio de un nuevo concurso de ideas para ordenar una superficie sin las cubiertas no transitables también requiere una aclaración por parte del Ministerio de Fomento. Es más, es un compromiso verbal, que deberá plasmarse sobre papel cuanto antes, sobre todo porque llega en plena precampaña electoral y de eso entendemos y mucho los almerienses. La generosa actitud del Gobierno de impulsar finalmente un proyecto completamente integral, a pesar de lo sorprendente, se podrá valorar en su justa medida cuando lleguen las explicaciones pertinentes del adiós al soterramiento de las jorobas y las fechas de la futura actuación.

La banda de Curro Jiménez

Iván Gómez | 9 de febrero de 2011 a las 12:58

Así conocen los vecinos, en tono cariñoso claro está, a la coalición de gobierno que mantienen desde el año 2003 los socialistas, liderados por el alcalde Juan Jiménez, y el concejal de Izquierda Unida, Antonio Gómez Carmona alías ‘Curro’, en el Ayuntamiento de Benahadux. Un pacto político que se renovó en las municipales de 2007, evitando que el candidato del PP, Antonio Ros, accediera a la Alcaldía a pesar de contar con más votos, y que el 22 de mayo no podrá repetirse porque el edil de IU se ha integrado en la candidatura del PSOE de Benahadux. Lo hará como independiente y su marcha, que se suma a la del alcalde y tres concejales en Huércal de Almería, deja a Izquierda Unida al borde del abismo en el Bajo Andarax.

La mala racha que atraviesa la formación liderada por Rosalía Martín en la comarca no impedirá que presenten candidaturas en las próximas municipales, según asegura la coordinadora provincial, pero sí que ha debilitado sensiblemente dos de las históricas asambleas de Izquierda Unida. Si la fuga de cargos que se ha producido recientemente en Huércal de Almería era la crónica de una muerte anunciada, por los continuos enfrentamientos entre la dirección y el nuevo alcalde, lo de Benahadux entraba dentro de lo previsible, pero no era lo esperado. De ahí que la coordinadora provincial de IU califique a Antonio Gómez como “tránsfuga” y le haya pedido sin éxito que entregue su acta de concejal, un escaño que le costó el puesto de trabajo cuando anunció que pactaría con los socialistas estando al frente de uno de los talleres de empleo del Ayuntamiento de Gádor, cuyo alcalde desde hace 24 años, Eugenio Gonzálvez, es el referente táctico-estratégico del Partido Popular en la comarca.

Izquierda Unida consiguió en las municipales de 2007 un total de 21 concejales y tres alcaldías (Huércal de Almería, Alcolea y Velefique). La pérdida del poder en Huércal, uno de sus baluartes en la provincia, deja seriamente mermadas sus aspiraciones en el Bajo Andarax donde será difícil remontar el vuelo, sobre todo ahora que La banda de Curro Jiménez será netamente socialista, con la integración de Antonio Gómez ‘Curro’ en la candidatura de Juan Jiménez. Corren malos tiempos para el comunismo y las elecciones están cada vez más cerca.