Agua para el Poniente

Iván Gómez | 6 de septiembre de 2016 a las 12:06

Plena disponibilidad de energía. La ampliación de la subestación eléctrica de Berja y la conexión con una línea de alta tensión de once kilómetros con la planta de Balerma, con casi cinco millones de euros de inversión por parte de Acuamed, ha solventado el último de los escollos de una desaladora que tendría que estar fabricando agua desde hace años entre el mar de plástico ejidense, pero no ha podido hacerlo hasta este verano después de una eterna travesía burocrática con retrasos por obras complementarias, modificados y expropiaciones. La desaladora del Campo de Dalías, una de las más modernas y grandes de Europa, ya puede trabajar a su máximo rendimiento, si bien durante estos primeros meses se mantiene al 25% de producción por la falta de una mayor demanda. Santiago Lacambra, director de la planta y portavoz de Acuamed, asegura que “los primeros años siempre son ECONOMÍA-PROVINCIA-BALANEGRAdifíciles”, si bien es optimista de cara a 2017 y su previsión es poder distribuir la totalidad del agua que puede producir hoy una instalación que ha costado casi 145 millones de euros, en torno a 97.200 metros cúbicos diarios y 30 hectómetros cúbicos anuales. España está hoy a la cabeza en todas las fases del ciclo integral del agua, siendo sus empresas un referente en desalación, tanto por la tecnología desarollada como por la capacidad instalada, sobre todo en el litoral mediterráneo. Y la desaladora del Poniente es una de las más avanzadas porque la maquinaria desplegada permite reducir en un 45% el consumo energético. Esa sería la principal diferencia con antiguas plantas como la de Carboneras, que hoy está sobre el 80% de producción, ya que el tratamiento empleado para la desalinización del agua es el mismo, el de ósmosis inversa. Más de 150 personas han estado trabajando en los últimos años en su puesta a punto e instalando las más de 12.810 membranas para la desalación y los 3.000 equipos electromecánicos, entre estáticos y rotativos, así como en la red de tuberías de 41 kilómetros para la distribución del agua desde un depósito regulador en Balerma hasta Aguadulce con 13 arquetas para el suministro a los regantes de la Junta Central de Usuarios del Poniente y los municipios de El Ejido, Roquetas y Vícar. Nada menos que 300.000 habitantes de población abastecida y en torno a 8.000 hectáreas de cultivos en el momento en el que se alcance su máxima capacidad. Será entonces cuando se esté fabricando agua para llenar cada hora más de una piscina olímpica y devolver al mar casi dos, debido a que el factor de conversión del recurso captado en el mar es de un 0,48 por cada litro. 

El consumo potencial deberá ir creciendo en los próximos años con el incremento de demanda de regantes y agricultores, dada la calidad y garantías que ofrece el producto a pesar del alto coste del agua desalada. La planta tiene un triple beneficio para la comarca, el primero ambiental al reducir la sobreexplotación de los acuíferos, el segundo por la mejora del agua suministrada para riego agrícola y consumo humano -debido a un control exhaustivo en diferentes puntos del proceso de desalación de parámetros como salinidad, pH, boro y mineralización- y ,por último, el ahorro que ECONOMÍA-PROVINCIA-BALANEGRAsupondrá a la depuración posterior al rebajar los tratamientos necesarios para su reutilización. La construcción de la desaladora, adjudicada a la UTE formada por Veolia Waters, Sando Construcciones, Inypsa y Montajas Eléctricos Crescencio Pérez, ha sido la principal medida articulada por el Gobierno para dar respuesta a la declaración de sobreexplotación del acuífero que se remonta a septiembre de 1995. Han tenido que pasar más de 20 años para que esté operativa una iniciativa para corregir el déficit, junto a la reutilización de aguas residuales y recursos del embalse de Benínar, con el objetivo de que se reduzca la extracción en unos 50 hectómetros cúbicos anuales. De hecho, sólo la planta que será explotada por la UTE Campo de Dalías durante un periodo de 15 años podría alcanzar 40 porque se ha construido con la posibilidad de ampliarse en 10 su capacidad inicial. El proceso de fabricación no se interrumpe. Las 24 horas del día supervisado por un equipo de 18 trabajadores en diferentes turnos. El corazón del proceso está en el edificio principal donde se realiza la ósmosis inversa, la separación de agua y sal. El procedimiento de bombeo de alta presión obliga a restrigir el acceso sólo al personal autorizado ahora que empiezan el goteo de visitas de instituciones y centros educativos.

La tecnología empleada es española, si bien los productos que integran el centro procedente de todo el mundo. Las membranas de Japón y tuberías y emisarios fueron conducidos por un barco a flote desde Noruega. La fabricación del agua se inicia precisamente con el inmisario que se situó a 14 metros bajo el nivel del mar en la playa de Balerma, asentado sobre una plataforma rocosa. La torre submarina está dimensionada para recibir más de 217.900 metros cúbicos al día. A partir de la toma abierta llega el agua a nivel del mar y se bombea desde el edificio de captación a la planta. A partir de ahí se suceden una serie de tratamientos que son supervisados en todo momento por un laboratorio interno. Los parámetros del agua se miden en ECONOMÍA-PROVINCIA-BALANEGRAlas distintas fases de producción, un control que permite modificar mediante dosificación química los valores del recurso incluso antes de pasar por las membranas de la ósmosis inversa. El último paso es la remineralización para que sea potable que se realiza con cal y dióxido de carbono. Siendo esta planta un referente del ahorro de energía, la limpieza de los filtros se aplica con el propio rechazo de salmuera. También es un ejemplo de protección medioambiental y los efluentes de la planta que se devuelven al mar se sitúan en un emisario equipado con difusores cuyos puntos de descarga fueron cuidadosamente estudiados para evitar cualquier afección a flora y fauna marina. De hecho, la UTE realiza un seguimiento diario de los vertidos de salmuera y su afección a las praderas de posidonia. El emisario tiene una parte terrestre de 266 metros y otra bajo el mar de 1.970, cuyos últimos 200 corresponden a este tramo difusor equipado con una veintena de eductores o bocas de descarga. Es el rechazo el que vuelve al mar, la mitad de lo que entra. El resto, el agua de primera calidad, se envía al depósito en el que se almacena en torno a cuatro o cinco horas. A continuación fluye en gravedad hacia los grifos del Poniente.

Almería es popular

Iván Gómez | 28 de junio de 2016 a las 13:01

En su visita en el arranque de la campaña, Mariano Rajoy lo dejó plasmado por escrito. Después de darse un baño de masas en El Ejido y Adra, además de saborear un helado típico, escribió un tuit  dando fé como buen notario de que “Almería es popular”. Y así ha sido. Tampoco era novedad. Lo viene siendo desde hace más de una década, si bien en las tres últimas citas con las urnas había más preocupación que euforia por el retroceso en mariano almeríapapeletas a pesar de las frecuentes victorias. En la noche de domingo, era otro ambiente. Entusiasmo y alegría palpable y vehemente. No era la habitual estampa de familia con los brazos alzados ni la forzada pirotecnia en redes sociales. En cada gesto, en cada abrazo de su particular backstage, primero en la sede provincial y después en el Círculo Mercantil, había mucho de júbilo, pero también de alivio. Frenaban la dinámica del fin de ciclo para remontar el vuelo en su intento de no perder la hegemonía. De los dos escaños que lograron en diciembre con 117.635 votos pasan a tres plazas en el Congreso con 131.377 sufragios, la única fuerza que crece y lo hace además con solidez. El 26 de junio se volvieron a distanciar de los socialistas en más de 25 puntos y suben  nada menos que en 13.742 sufragios frente a los casi cinco mil que pierden los socialistas y 2.827 de la lista de Ciudadanos. Almería es una de las provincias del país con un mayor porcentaje de respaldo al proyecto de Mariano Rajoy y en Andalucía vuelven a ser los que se colocan al frente de la marea azul. 

El resto de circunscripciones oscilan entre el 29% de votos al PP en Sevilla y el 35% de Jaén y Granada. Pero en Almería son diez puntos más para un partido que se han convertido en lento pero infatigable rodillo bajo la tutela de Gabriel Amat. Cuando parecía que el desgaste seguiría mermando su consolidación en la provincia, los populares han sabido movilizar a su militancia y bases y vuelven a ser el corcho que siempre sale a flote. Lejos quedan de los cuatro diputados y casi el 58% de votos cosechados por la candidatura del PP en las generales de 13516675_281452792207339_4966282673734594653_n2011, si bien fue un techo histórico inaccesible en un nuevo escenario político de voto fragmentado en el que, pese a la atomización del espectro parlamentario, siguen alternándose la victoria con el PSOE desde las primeras elecciones democráticas. El PP de Almería ha logrado más votos incluso en los feudos de gobierno municipal socialista o independiente como Vícar, Níjar, Albox, Benahadux y Vera, además de mejorar los resultados en los grandes núcleos del litoral como Adra, El Ejido, Roquetas y La Mojonera. El Valle del Almanzora es otro de sus bastiones y sólo el Nacimiento resiste al empuje de los populares. Otros municipios en los que no gobiernan los socialistas y, sin embargo, ganaron en sufragios el 26-J son Gérgal, Berja y Carboneras. Pero poco más. El PSOE de José Luis Sánchez Teruel está hoy en su mínimo histórico de votos, con 84.517, y después de recortar distancias con el PP el 20 de diciembre se han separado más de la cuenta. No sólo se ha roto su empate a dos diputados, el partido con mayor fidelidad de los almerienses, al quedarse con el sexto escaño, ha quebrado el esquema cuatripartito de nuevo cuño a las primeras de cambio.

Podemos ha vuelto a la casilla de salida en Almería, después de un batacazo en su confluencia con Izquierda Unida y Equo que lo ha dejado sin representación en las Cortes. El intento de Pablo Iglesias de blindar la presencia del general y exjefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Julio Rodríguez, en el futuro grupo parlamentario fracasó en la misma medida que el sorpasso. No lo lograron como número dos por Zaragoza y tampoco ha sido posible como cabeza de lista por Almería, una provincia que hasta la fecha no penalizaba cuneros y sin compromiso. De hecho, Julio Rodríguez se esforzó mucho más en cuestión de días por estrechar vínculos con una provincia ajena que el anterior candidato David Bravo, abogado sevillano que RG270616- UNIDOS PODEMOS - VALORACION RESULTADOS ELECCIONES GENERALES 2016 - IUno se interesó lo más mínimo por la circunscripción que representó en la legislatura más corta de la democracia. A Unidos Podemos le crecieron los enanos desde un primer momento. La ruptura con las formaciones de la confluencia pudo superarse y se apaciguaron las hostilidades, pero no logró la movilización esperada por falta de apego con sus compañeros de viaje sin necesidad de que fueran visibles sus peleas intestinas. Se equivocaron de partitura con la designación de un paracaidista, por mediático que resultara, y el acto multitudinario del Teatro Cervantes se diluyó fruto de una sangría electoral de la izquierda.  “Estamos con vosotros, pero no somos uno de los vuestros”, decía Winston Churchill a propósito de Europa. Algo así ha debido pasar por la cabeza de la militancia de Izquierda Unida que ha aportado bien poco en votos en un cálculo que merece un análisis detenido aunque a simple ojo han salido las cuentas. Podemos cosechó en diciembre 39.482 papeletas y en su concurrencia con comunistas y ecologistas apenas creció en 500 votos este domingo. Hay un ejemplo bien claro de la pérdida del papel catalizador del cambio que ha supuesto la confluencia. Izquierda Unida acaparó en las municipales de mayo de 2015 se hizo con la Alcaldía de Rioja con 427 votos, el 49,48% del total. Y ayer apenas fueron 180 los que se depositaron en las urnas para la formación Unidos Podemos. No han logrado sacar rédito, todo lo contrario, a la repetida debilidad del bipartidismo que en Almería ha pasado de largo. 

El único que la viene sufriendo de lleno es el PSOE, si bien amarrar el segundo escaño le ha servido para no dar la guerra por perdida. El alcalde de Benahadux, Juan Jiménez, será nuevamente diputado en el Congreso después de un par de semanas de vértigo demoscópico tras un sondeo preelectoral del CIS que lo dejaba sin escaño. La campaña de los socialistas pecó, entre otras cosas, del patriotismo provincial con su movilización, al RG270616- PSOE - VALORACION RESULTADOS ELECCIONES GENERALES 2016parecer sin recompensa, bajo el lema Somos almerienses. Y es que  se ha dejado de poner el énfasis en los programas y el foco deriva hacia candidatos y procedencias.  Hasta el PP, que lanzó en masa a sus militantes y correligionarios por toda la provincia, pasó casi de puntillas por los problemas de los almerienses, incluso laxos en su solución como la desalación y la bonificación del agua para los regantes, recurriendo sin más al tirón del presidente del Gobierno en funciones en un plano ajeno a la micropolítica. Las ideologías son delgadas y la pedagogía de los populares, basada sobre todo en sacrificio y recuperación para la estabilidad frente al modelo de los morados, ha calado hondo en la provincia frenando el sorpasso y dejando en simulacro lo que se pronosticaba como un terremoto electoral del cambio. Ciudadanos ha conseguido ser nuevamente la tercera fuerza de la provincia y, si bien retrocedió ligeramente en votos, también ha sacado partido fomentando las antipatías contra el populismo y sus ensoñaciones antiburguesas. Diego Clemente repetirá en el Congreso después de una larga y sufrida noche electoral en la que estuvieron a 1.673 votos de que les adelantara la candidatura del general de Podemos.

Pero no fue así. Y serán tres las formaciones con representación en la Cámara Baja, mientras que en el Senado se mantiene el desequilibrio de sillones con tres a uno a favor de los populares. Con la novedad de que Maribel Sánchez adelanta a Eugenio Gonzálvez por casi 200 votos y el excalcalde de Almería Luis Rogelio Rodríguez-Comendador sigue siendo el más votado en la provincia. Otros datos de interés en el análisis postelectoral son los LOCALmunicipios que tuvieron una mayor proporción de votos para las diferentes formaciones políticas. La candidatura del PP al Congreso recibió el apoyo mayoritario de Benitagla con un 70,5% de las papeletas y en Alcóntar con un 62,5%. Los socialistas lograron su victoria más contundente en el municipio de Almócita con un 71% de los sufragios y hicieron pleno en la comarca de Nacimiento. Si bien en el conjunto del país se mantuvo la baja participación, en los mismos términos de abstención de las pasadas generales de diciembre, en la provincia ha crecido en cuatro puntos, de la misma forma que se disparó el voto por correo, una consecuencia derivada principalmente de la importante movilización del PP del electorado provincial a toque de corneta contra la confluencia izquierdista. Y es que, como ya avisó Rajoy en su escala en el Poniente, Almería es popular.

Réquiem por la concesión funeraria

Iván Gómez | 17 de junio de 2016 a las 12:36

El equipo de gobierno ya prepara el funeral de una concesión que la justicia ha determinado que en su día, a principios de 2010, fue adjudicada con graves defectos en la tramitación administrativa. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía dictó en febrero del pasado año una sentencia por la que ordenaba anular el servicio municipal de los cementerios, en manos de ASV Funeser, y una vez fracasados los intentos por salvar el fallo mediante modificaciones en el contrato tendrán que acatarlo y anular la concesión. Aparcarán la vía judicial, aún teniendo la posibilidad en los próximos diez días RG181213- INAUGURACION JARDIN DEL ENCUENTRO - CEMENTERIO SAN JOSEde presentar alegaciones en el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo nº3 de Almería, para sacar de nuevo el contrato a licitación. Así lo argumentó ayer el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, quien ha precisado que acatarán, como no puede ser de otra forma, el fallo sobre el servicio de cementerios. Mientras se realiza el proceso burocrático de licitación, será la actual concesionaria la que siga al frente de la prestación, si bien el nuevo concurso no garantiza que puede resultar nuevamente adjudicataria. En este sentido, no hay que olvidar que ha sido un largo proceso en los tribunales desde que la empresa Tanatorio del Sur presentara un recurso contra el pliego de condiciones de la concesión que desestimó el equipo de gobierno presidido por el entonces alcalde, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador. Si bien en primera instancia el juzgado resolvió de forma favorable a los intereses del consistorio, el alto tribunal andaluz en febrero de 2015 acabó estimando el recurso especial contra el procedimiento de contratación para la gestión del servicio de los cementerios, tanatorio y crematorio porque, entre otros motivos, no se realizó una memoria acreditativa de la “conveniencia y oportunidad” de realizar la concesión tal y como obliga la Ley de Régimen Local, ni tampoco había pasado por la comisión ni sesión plenaria. 

El problema ahora, en manos de la asesoría jurídica municipal, es que la mercantil ASV Funeser ha invertido cinco millones de euros en la mejora del servicio, lo que ha incluido, además de crear 400 nuevos nichos, columbarios y criptas, el tanatorio crematorio Sol de Portocarrero inaugurado a finales de agosto de 2013 con la tecnología más avanzada y unas instalaciones a la vanguardia del sector funerario. La concesión por treinta años, la que comenzó en abril de 2010, será anulada, por tanto, seis años después, por lo que es muy probable que este litigio acabe en indemnización millonaria para la RG020813- NUEVO TANATORIO CREMATORIO Y CARLOS SANCHEZempresa, un nuevo despropósito a la gestión municipal que se sumaría a otras compensaciones millonarias por errores en los contratos como las que se tuvieron que afrontar con CEAL, anterior adjudicataria de los cementerios, o con Telvent por la Ciudad Digital sin entrar a valorar los elevados gastos que supondrán los incumplimientos de convenios urbanísticos como el de la Compañía de María con el empresario catalán Miguel Rifá. A raíz de la sentencia, desde el área que preside Carlos Sánchez iniciaron la municipalización de la gestión de servicios funerarios y los cinco cementerios ubicados en la capital, pero este expediente se articuló en base a que el fallo sólo afectaba al tanatorio-crematorio, que es el que se volvería a sacar a concurso estableciendo de canon la cuantía de la amortización del edificio que fue construido por ASV Funeser. Esa construcción fue un requisito de la concesión, al igual que el compromiso para invertir más de cuatro millones en la mejora de los cinco cementerios y en la construcción del tanatorio-crematorio. El canon establecido por el consistorio fue del 16% de los ingresos totales percibidos durante el periodo concesional fijado en un periodo de treinta años.

Autovía del Agua por decreto

Iván Gómez | 15 de junio de 2016 a las 12:08

No se han sacado un conejo de la chistera ni inventado la receta universal contra la sequía de la provincia, pero van a conseguir retomar un proyecto decisivo en la lucha contra el déficit hídrico. Los cargos electos de Ciudadanos tanto en los ayuntamientos como en el Parlamento de Andalucía y los candidatos a serlo en Senado y Congreso han previsto una hoja de ruta en las administraciones con las que poner en marcha la histórica Autovía del Agua que se proyectó a finales de los noventa, pero fue aparcada por la crisis, y que los regantes almerienses y las organizaciones de agricultores vienen reclamando en los últimos años. Y la cruzada ‘ciudadana’ no parará hasta que una conducción de acero de entre 1.000 y 1.500 milímetros de diámetro 1041-1024x576permita enlazar el embalse de Cuevas con el pantano de Benínar y desde ahí hacia la presa de Rules desde la que llegarán unos 70 hectómetros cúbicos anuales. La tubería bidireccional que permita trasvasar el agua desde un extremo a otro de la provincia se ha planteado en el Parlamento de Andalucía como la solución al déficit hídrico, así al menos lo ha entendido la almeriense Marta Bosquet, quien presentará una Proposición No de Ley y cuenta con el respaldo de su grupo para que sea una “línea roja” a la hora de negociar con el PSOE el apoyo de su partido a los presupuestos de la Junta del próximo año. Ya formuló una pregunta hace unos meses sobre la planificación de la administración regional para una zona en grave riesgo de sequía al consejero de Medio Ambiente, si bien no ha obtenido de momento la respuesta esperada y sólo hay voluntad para seguir estudiando la viabilidad de la infraestructura. Desde el PSOE almeriense ya han mostrado disposición a retomar el proyecto que en su día planificó la sociedad estatal Acusur, antes de que fuera derogado el trasvase del Ebro,si bien no han fijado fechas ni partidas para implementarlo en los próximos años. También el PP ha querido sacar rédito electoral de la reivindicación de regantes y agricultores y lo planteó en sede parlamentaria, pero no deja de ser una pregunta sin seguimiento ni mayor interés. Es Ciudadanos el que abandera la lucha por el eje central de distribución del agua en Almería, un proyecto que tiene un coste estimado de 110 millones de euros que deberían asumir las administraciones autonómica y central con parte de financiación de las comunidades de regantes que se beneficiarían de la red.

“Es una actuación fundamental para garantizar el futuro del campo, el trasvase desde Rules y el agua de la desalación y reutilización van a permitir recargar los acuíferos sobreexplotados antes de que sea demasiado tarde”, argumenta el candidato de Ciudadanos, Diego Clemente. De hecho, dentro de su tour de campaña hoy tendrá una parada en el Levante para mostrar a los regantes y usuarios todo lo que vienen trabajando para hacer realidad la autopista del agua. La formación cifra el déficit en 139 hectómetros cúbicos para toda la provincia, en base a los estudios consultados, y expondrá ante los agricultores sus planes para que la sequía pase a la historia. Los 30 hectómetros cúbicos de la planta del Campo de Dalías cuando esté a pleno IMG_0185 (2)rendimiento, 10 más de la desaladora de Almería y otros 40 de la de Carboneras, entre 6 y 8 de la futura desalobradora de Balsa del Sapo y la decena procedentes de la reutilización del agua en El Bobar, Roquetas y Poniente, más los 70 que pueden llegar desde la presa granadina de Rules unidos a los aportes consolidados de las cabeceras del Tajo y Negratín, en torno a 15 y 25, permitirían cubrir la situación actual de déficit y no depender de los acuíferos. Es más, la pretensión de la formación de Albert Rivera es alcanzar un gran pacto por el agua con el consenso de los agentes implicados y todos los partidos y administraciones en el que articular, siempre en virtud de criterios técnicos y no políticos, la fórmula para implementar las nuevas infraestructuras hídricas y un precio único para el agua que acabe con el mercadeo y agravios a los regantes almerienses que pierden competitividad al pagar más por el agua desalada que los de otras zonas del sureste. A partir de ahí, en el horizonte del medio y largo plazo se fijarán objetivos como una reelaboración del Plan Hidrológico Nacional que acabe con enfrentamientos entre los territorios y la insolidaridad con las cuencas condenadas a la costosa compra de sus recursos. Pero antes de modificar los planes a nivel estatal deberá cambiarse el de la Cuenca Mediterránea que no incluyó en su reciente aprobación una posible transferencia desde la presa de Granada hasta Adra al no aceptarse las alegaciones de los regantes almerienses.

Vaivén electoral almeriense

Iván Gómez | 10 de junio de 2016 a las 12:53

De la simbólica pegada de carteles de un fallido fin de ciclo, aquel jueves 3 de diciembre de 2015 coincidiendo con una encuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que pronosticaba una posible derrota del PP en Almería después de más de una década de hegemonía, a una aplastante mayoría de los populares en las urnas en el sondeo que se conoció ayer horas antes del inicio de la campaña. Cuando todas las miradas FOTO INICIO CAMPAÑA 2estaban en el sorpasso de Unidos Podemos y sus coaliciones en detrimento de los socialistas, Almería ha sufrido un vuelco en relación a los anteriores comicios y la sorpresa la han dado los populares cuando parecía que nada iba a cambiar. El sondeo del CIS los catapulta con tres diputados nacionales frente al único escaño que tendrían PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos. De un empate técnico en las municipales de hace poco más de un año se ha pasado a un nuevo escenario de voto fragmentado pero con un claro dominio del PP. De hecho, de confirmarse en las urnas los resultados del sondeo preelectoral que se ha realizado en base a 320 entrevistas de 22 municipios de la provincia, Almería sería la única circunscripción de Andalucía en la que los populares lograrían ir más allá del empate acaparando los mismos diputados nacionales 1 1 que el resto de las formaciones.

Del sorpasso al repaso en apenas medio año, si bien el amplio margen de error de la encuesta -de 5,6 puntos-, así como la elevada abstención que se atisba y la considerable proporción de indecisos, podrían dejar la encuesta en papel mojado como ocurrió en diciembre cuando vaticinaron que los de Pablo Iglesias iban a dejar en esta provincia su casillero de escaños a cero. La campaña de dos semanas que acaba de iniciarse será determinante a la 13339727_1431581476867890_8167454862575418803_nhora de validar ese pronosticado zarandeo del PP al resto de formaciones en Almería y de refutar cualquier teoría sobre la debilidad del bipartidismo. El vértigo demoscópico aprieta más que nunca en una provincia que se ha convertido en plaza estratégica al estar en el aire un escaño que parecían pelear PP y Podemos y que, según la encuesta del CIS, acabaría perdiendo el PSOE. Los populares estuvieron a sólo 1.040 votos de dejar sin escaño al abogado sevillano David Bravo como cabeza de lista de Podemos a la Cámara Baja en diciembre y ahora lo intentarán con otro paracaidista, el general en la reserva gallego Julio Rodríguez. El candidato de la confluencia izquierdista ayer, precisamente, pedía “prudencia” a unos simpatizantes que lo esperaban a su llegada a la estación del ferrocarril para obsequiarle con un indalo. Fue, sin duda, la mejor puesta en escena, por lo que supone para la isla de Almería la odisea de viajar en tren, para un foráneo que la dirección de Podemos ha situado en esta provincia al entender que el escaño está garantizado.

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso y candidato por Almería, Rafael Hernando, también se pronunció sobre el resultado de la encuesta preelectoral y valoró que “estimula para seguir trabajando porque España no puede permitirse un comunista en el Gobierno”. Un duro mensaje contra el crecimiento de Unidos Podemos que van a repetir durante las dos semanas de la campaña, más aún en provincias como la de Almería donde ya han anunciado que irán con todo. El propio presidente del PP andaluz , Juanma Moreno , dejó claro que centraría esfuerzos en circunscripciones prioritarias en las que está en juego un escaño y enumeró la de Almería junto a las de Málaga y Granada. Es más, en su intento de recuperar el fuelle que el desgaste electoral les había ido restando en las últimas cuatro citas con las urnas, contarán con el candidato a la reelección como presidente del 160609 Foto PSOE pegada de carteles 2Gobierno, Mariano Rajoy, quien intervendrá junto al líder regional y Rafael Hernando un en gran acto público el próximo martes en Almería. También Unidos Podemos contará con su primer espada, Pablo Iglesias, si bien no será un acto conjunto con Alberto Garzón como el que han programado en otras provincias. Será el miércoles, un día después del mitin de Rajoy, y junto al líder de la formación morada estará un candidato a la Cámara Baja, Julio Rodríguez, que fuera cuestionado tras su designación por el resto de partidos imbricados en la causa. Los socialistas  repetirán con su mejor cartel  hoy por hoy, Susana Díaz, la presidenta de la Junta y el PSOE de Andalucía, aunque tras el duro golpe del macrosondeo preelectoral podrían solicitar el amparo de Pedro Sánchez para sumar a la marca susanista. Será el 20 de junio cuando vuelva la presidenta del socialismo andaluz a la provincia, en la que ya estuvo hace cinco días participando en un encuentro de precampaña con los simpatizantes en Garrucha. Esa misma tarde también estará en la provincia el líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, recorriendo los municipios del Levante almeriense en los que están trabajando para la consolidación del proyecto de Albert Rivera.

El portavoz de C’s en el Parlamento de Andalucía manifestó hace unos días que su partido “tiene muchas opciones de crecer”, incluyendo la posibilidad de subir un escaño, en las provincias de Almería y Cádiz. La enésima campaña electoral ha echado a andar y hasta el 26 de junio no se conocerá si, tal y como . ha vaticinado la encuesta del CIS, ha vuelto el infatigable rodillo del partido de Gabriel Amat o si sigue perdiendo apoyos electorales en DSC_0286beneficio de una reforzada, por lo que supone la suma de votos de IU y Podemos, ala izquierdista en la provincia. Los populares tocaron techo en los comicios generales de 2011, con un 57,7% de los sufragios de almerienses a la candidatura de Mariano Rajoy, alcanzando una distancia de veinte puntos con los socialistas  que se ha esfumado en los últimos años fruto de su acción de Gobierno y el desgaste que le ha venido provocando, más allá de la corrupción y los recortes, el déficit de infraestructuras, sobre todo en servicios ferroviarios, en la circunscripción almeriense. El PP ha anunciado una campaña de “mucha pedagogía” en su intento de recomponerse de las últimas sangrías de votos y tendrá que ser muy intensa y cercana si quiere frenar las embestidas del resto de las formaciones que lo situaron ya en las anteriores elecciones como el enemigo a batir. Dos semanas de mítines, repartos de material informativo en los mercadillos y plazas, encuentros sectoriales y pirotecnia en redes sociales de un ejército de voluntarios despejarán la incógnita del sorpasso y repaso.

Nuevos trasvases y desalación eficiente

Iván Gómez | 8 de junio de 2016 a las 13:07

Una vez postergado, casi por todos, el debate sobre ese Plan Hidrológico Nacional que iba a traer 95 hectómetros cúbicos hasta la provincia mediante el trasvase del Ebro de no haber sido derogado hace ya más de una década, la planificación hidrológica de Almería, tanto la de la Cuenca Mediterránea Andaluza como la del Segura, ha centrado la batalla contra el déficit hídrico en los recursos procedentes de transferencias de otras demarcaciones (Tajo y Negratín), en la construcción de desaladoras del Programa AGUA de Acuamed y conexión de la existente en Carboneras y en el impulso a la reutilización de las depuradas mediante los terciarios. Tres ejes para compensar la eterna falta de precipitaciones y los hectómetros cúbicos que ya no llegarían desde el río del extremo nororiental del país. Pero la realidad no siempre se desarrolla como es planificada y cada uno de los pilares de la nueva política hídrica que dejó a un lado el faraónico proyecto se han resentido por una serie de contrariedades a las que se acabaron sumando la crisis y el recorte de las OLYMPUS DIGITAL CAMERAinversiones. Fue aparcada la autovía del agua que iba a conectar el embalse de Cuevas con el pantano de Benínar, un eje bidireccional que permitiría nutrir a todas las comarcas de la provincia ante las posibles sequías, sobre todo por la sobreexplotación de los acuíferos y pozos, y no se tuvieron en cuenta los precios tan elevados que iba a tener el agua desalada, un lastre para la competitividad del regadío almeriense. El crecimiento continuado de la depuración ha sido insuficiente, también por la falta de financiación de los proyectos prioritarios, y se han quedado en el camino una serie de proyectos de Acuamed con el consiguiente retroceso en las aportaciones que nunca llegarán. Ni la desaladora de Rambla Morales se incorporó a la red provincial, ni la planta desalobradora prevista en Adra, ni las pantanteas de Abla y Abrucena y la conexión desde Carboneras a Los Llanos también quedó aparcada, como también ocurrió con la conducción hacia el Campo de Tabernas. Ahora será retomada por la Diputación, si bien buscará fondos privados al tratarse de una infraestructura con un coste por encima de los 30 millones de euros que permitirá poner en cultivo 5.000 hectáreas. Y para colmo, la desaladora del Bajo Almanzora fue destrozada por la riada del 28 de septiembre de 2012, quedando inutilizada desde entonces, a la espera de un arreglo que se ha enquistado -y lo estará unos años- al carecer de un seguro y situarse en el epicentro de la trama de corrupción de la sociedad estatal. Pero más allá del programa de Acuamed, que tenía una previsión de 520 millones de euros en inversiones y ha recibido más de 700 rebajando el número de actuaciones, las conducciones de Carboneras permitirán sumar cuando se completen las fases, así como la desaladora de Almería en estado de infrautilización. Balsa del Sapo sigue pendiente de una desalobradora y los regantes han puesto la mirada en un trasvase desde Rules que traería más de 50 hectómetros cúbicos anuales.No acaba de encajar en los planes de la Junta, que sí ha solicitado más hectómetros cúbicos del Negratín.

 

Unidos pero no revueltos

Iván Gómez | 18 de mayo de 2016 a las 11:49

Paso atrás, por no decir trágala, para no resquebrajar el sueño de una alianza de la izquierda que canalice el magma nacional de la indignación política, al menos en Almería. En otras provincia hay cargos públicos de IU que ya han anunciado que el 26 de junio no votarán a la coalición en la que confluyen con Podemos y Equo. Pero la dirección almeriense de Izquierda Unida, presionada por la federal, no ha querido renunciar a un acuerdo político contra la desesperanza social, el del cambio, ni aún teniendo que aparcar convicciones ideológicas y programáticas, porque romper el frente popular avalado por sus militantes les podría IMG_20160517_101538847.jpgcondenar nuevamente a una irrelevancia política en las Cortes. El cabeza de lista de Unidos Podemos en la provincia es innegociable para el partido que dirige Pablo Iglesias, cualquier otra cuestión e incluso los siguientes puestos se podrían consensuar, pero la candidatura tendrá como número uno a Julio Rodríguez, general en la reserva y exJefe del Estado Mayor de la Defensa. El dedo salomónico del líder de Podemos señaló hacia el sureste peninsular porque quiere blindar la presencia del militar en el futuro grupo parlamentario del Congreso sin importar que el envío de cuneros sea una vieja práctica del bipartidismo y la casta a la que también señala con hostilidad casi instintiva. Su peso en el ecosistema electoral de la provincia, con casi 40.000 votos frente a los 10.776 de IU, ha obligado a la condesdencia de los aliados en la nueva aventura, sin llegar a retractarse de lo dicho, pero sabiendo que la imposición de Podemos no se puede refutar. Precisamente ayer, después de que se apaciguaran los ánimos para evitar la desmovilización de los militantes y la consiguiente sangría electoral, el candidato de Unidos Podemos se reunió con las bases y compareció ante los medios de comunicación para darse a conocer. Ya había tenido una primera toma de contacto en Madrid con la coordinadora de Izquierda Unida, Rosalía Martín, aprovechando su participación en el Comité Federal del Partido Comunista en el que fue apoyada y aplaudida por sus camaradas, si bien ha tenido que renunciar a sus principios antimilitaristas y en contra de lo que representa la Alianza Atlántica (OTAN).

La exparlamentaria andaluza entiende que son más cosas las que los unen, como los cincuenta puntos del acuerdo marco sellado por los tres partidos, que las que los separan, principalmente por el perfil militar del candidato y su procedencia de fuera de Almería. Pese al respaldo asambleario, Rosalía Martín ha tenido que acabar aceptando la imposición de su partido, más allá de los reproches que ha recibido de la dirección de Podemos y de destacados exdirigentes de su partido como Julio Anguita. En la sede provincial de Comisiones Obreras, en un salón de actos hasta la RG170516- ENCUENTRO CON LAS BASES DE UNIDOS PODEMOS - IU Y EQUObandera, el general en la reserva respondió hora y media a las preguntas y reivindicaciones de los que en los últimos días lo han atacado a tumba abierta. En la previa ya se había ganado a las direcciones de IU y Equo pese a las divergencias del relato sobre las Fuerzas Armadas de unos y otros, superando el cisma de los que cuestionan la OTAN y los que pretenden regenerarla desde dentro al considerarse partido de Gobierno que no renuncia a sus acuerdos internacionales. Desde el mismo jueves en el que estalló la polémica, al considerar Martín una provocación la designación de Juio Rodríguez como cabeza de lista al Congreso, ha venido acercando posturas la dirección de los tres partidos, siendo clave a la vez que intensa el encuentro de la tarde del lunes. Se optó por aparcar convicciones en favor de la confluencia trabajando por conseguir una mayoría social en las urnas el próximo 26 de junio. Así lo argumentó ayer el propio candidato, ante los militantes de las tres formaciones, siempre en beneficio del proyecto común y el gobierno del cambio y dejando atrás a los actores políticos. Con un discurso ejemplar empedrado de buenas intenciones, el exJefe del Estado Mayor de la Defensa se declaró pacifista, al igual que horas antes cuando incidió en su trayectoria militar progresista y demócrata.

En el encuentro con las bases le arrancaron, además, compromisos con el feminismo y con una provincia lastrada por la falta de infraestructuras. Ya por la mañana quiso evidenciar, con lo poco aprendido estos días con su equipo de campaña, que sabe los principales retos de Almería y su necesidad de comunicaciones para romper su aislamiento y mantener el modelo productivo. A los almerienss de izquierdas ha pedido que superen estereotipos y no lo conciban como “hombre de la guerra”, como llegó a decir la coordinadora de IU al conocer su designación, porque hoy por hoy es sólo un RG170516- REUNION JULIO RODRIGUEZ Y MESA DEL FERROCARRIL - PODEMOSciudadano más que se ha sumado al proyecto en común por el cambio a pesar del coste personal que le acarrea. El que se define como soldado raso de Podemos perdona y entiende la sorpresa e indignación entre sus compañeros de viaje en esta provincia, pero aseguró que “hay que mirar hacia adelante, hacia el futuro de España, de mis hijos y mis nietos”. Ajeno a los roces y evitando cualquier reproche, se mostró dispuesto a trabajar por la provincia porque se siente muy “patriota” que para Podemos, tal y como reiteró, pasa por estar con toda la gente y no con sólo con la que defiende unos determinados intereses. Sobre el papel del ejército del que se desprende la divergencia de Podemos con IU y Equo, Julio Rodríguez argumentó que quiere acabar con la opacidad de los asuntos de seguridad y defensa, con transparencia a las cuentas de las Fuerzas Armadas y con un sistema integral europeo para dejar atrás la “obsoleta” OTAN para la que propone cambios. A mediodía se reunió con la Mesa del Ferrocarril para asumir sus primeros compromisos con una provincia que apenas conocía y a la que espera representar en las Cortes. En su primera visita fue acompañado por su compañera de partido y parlamentaria Lucía Ayala, quien reiteró el orgullo de que Almería contribuya con sus votos al escaño del general y no se salió de la partitura contra las tesis antiparacaidistas alegando que conciben la representación parlamentaria en función de una circunscripción estatal. Así no lo entienden los demás, contrarios a incorporar cuneros, de ahí que estén unidos pero no revueltos.

Un general en la batalla por el escaño

Iván Gómez | 13 de mayo de 2016 a las 12:34

Dicen que el hombre es el único animal capaz de tropezar dos (e incluso más veces) con la misma piedra y Podemos será el partido que lo materialice en la provincia. La formación de Pablo Iglesias ha vuelto a mercadear con el escaño almeriense del Congreso al que aspiran, el que quieren revalidar, al situar como cabeza de lista a una persona que desconoce por completo la circunscripción, un cunero al que buscar acomodo, después de la polémica generada en la anterior cita con las urnas en la que concurriera por Almería el abogado sevillano David Bravo. El nuevo actor político que han insertado sin consulta alguna a las bases, en un nuevo trágala de su dirección local, en el ecosistema electoral de Almería es el general en la reserva y exjefe del EXJEMAD JULIO RODRÍGUEZ -NÚMERO DOS DE PODEMOS POR ZARAGOZA- EN DESAYUNOSEstado Mayor de la Defensa, José Julio Rodríguez, después de su intento frustrado de acceder a las Cortes en el puesto dos de la candidatura de Podemos en Zaragoza. Es uno de los activos fundamentales de la formación de Pablo Iglesias y la experiencia de las elecciones de diciembre ha sido determinante en el reemplazo de David Bravo. La tradición de los paracaidistas en la provincia no se penaliza, ni internamente ni por el electorado, de ahí que sea habitual el envío e imposición de los cabezas de lista. Ocurrió con los socialistas Juan de Dios Ramírez Heredia, que fue el primer gitano en convertirse en diputado nacional, y con la precursora del derribo del Algarrobico, Cristina Narbona. El PP aún mantiene al cunero, ya almeriense de adopción, Rafael Hernando, y Podemos lleva dos de dos. Bravo logró el escaño en el Congreso sin haber pisado Almería, con errores de bulto y pifias de principio a fin, y su actividad parlamentaria fue orientada a cuestiones ajenas a la provincia como los derechos intelectuales de autor. Al cierre de la legislatura más breve de la democracia española, aún siendo un Gobierno en funciones, no ha registrado ni una sola iniciativa en beneficio de los almerienses. Y el general en la reserva del Ejército del Aire ha cogido el testigo de la candidatura para garantizar su presencia en el próximo grupo parlamentario. Al menos así lo ha concebido la estrategia podemita desde Madrid, que incluso habló de blindar, pero el escaño no será nada fácil. En los comicios de diciembre estuvieron a sólo 1.040 votos de perder esa sexta plaza en el Congreso de los Diputados, un sillón que habría recogido el PP de Almería, tal y como le vaticinaban las encuestas. Eloísa Cabrera, la mano derecha de Gabriel Amat en el Ayuntamiento de Roquetas, era la aspirante que se quedó fuera de las Cortes y ahora volverá con más fuerza a intentarlo en la campaña que comenzará en las próximas semanas.

La fórmula del paracaidista de Podemos ha sido defendida por los principales cargos en Almería y Andalucía, si bien más allá de lo orgánico hay cierta decepción y resignación con la decisión de que el general concurra el 26 de junio como cabeza de lista por la provincia. Ayer mismo, Rosalía Martín, coordinadora provincial de Izquierda Unida, manifestaba sin que se hubiera sellado aún la confluencia electoral, su firme oposición a la designación. La pretendiente de ese escaño en la negociación con Podemos asegura que “es un hombre de la guerra y la OTAN”, por lo que entienden que se trata de una provocación para IU y sus principios. El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, cuestionó ayer las declaraciones de la líder de IU en 11012376_10204442701281360_1368845924564088742_nAlmería y dijo que “son irrespetuosas” y no dudó en atribuir a la corriente de opinión el calificativo de “minoritaria” al contrastar con el elevado respaldo obtenido por la hipotética coalición en la consulta a los militantes. La parlamentaria andaluza y miembro del Consejo de Podemos a nivel estatal Lucía Ayala manifestó en la misma línea que “en las conversaciones con IU se acordó que el número uno lo pondría Podemos y hemos decidido que Almería es el lugar más adecuado para Julio”. La dirigente pidió coherencia y responsabilidad a la fuerza aliada en la difícil batalla para mantener el escaño que osciló en las elecciones de diciembre entre las dos opciones más alejadas ideológicamente. Más allá de la polémica con IU y su extraño compañero de viaje en Almería, también en el seno de Podemos hay voces críticas con la imposición desde Madrid del general del Ejército del Aire, al entender que contrasta con una regeneración que defienden y los cuneros circulan por vasos comunicantes de la vieja política de la casta. No dará pie a peleas intestinas, pero se resquebraja la unidad en torno a un candidato almeriense para esa plaza. En un escenario de voto fragmentado y elevada volabilidad del colectivo indeciso, Podemos conocerá en las urnas el acierto de su relevo. Los almerienses decidirán el 26J si se alistan con el general.

Autovía contra la sequía

Iván Gómez | 8 de mayo de 2016 a las 13:23

El 15 de noviembre de 1999, el consejo de administración de la extinta Aguas de la Cuenca del Sur (Acusur) establecía en el Plan Global de Actuaciones Hídricas prioritarias para la provincia de Almería la denominada Autopista del Agua, una interconexión de los embalses de Cuevas y Benínar a través del Campo de Níjar con capacidad para transportar 140 hectómetros cúbicos. El programa proyectaba un importe de 82.000 millones de las antiguas pesetas para una quincena de actuaciones entre las que figuran logros como la desaladora de Carboneras o el trasvase Negratín-Almanzora. El eje TRASVASE TAJO-SEGURAbidireccional se planificó para redistribuir posibles excedentes y equiparar los precios que pagan los regantes (de los 0,02 euros del recurso procedente del pantano y 0,53 cuando se fabrica en planta desaladora) y se comenzaron a sentar las bases de una necesaria prolongación desde el Poniente hasta la presa de Rules, además de incorporar los excedentes de los ríos Trevélez y Cadiar, con la que pretendían conseguir otros 40 hectómetros cúbicos más cada año. Sin embargo, la situación de quiebra de Acusur y el cambio de la política hídrica, sobre todo con la previsión del trasvase del Ebro, supuso la paralización de obras y proyectos aún no ejecutados y la red provincial que vertebraría las necesidades de la provincia fue aparcada provisionalmente. El Gobierno de Zapatero acabaría sentenciando años más tarde el Plan Hidrológico Nacional, lo que supuso una estocada mortal a la faraónica infraestructura que iba a traer 95 hectómetros cúbicos de la cuenca excedentaria del Ebro hasta Almería. Así se concibió el programa AGUA de Acuamed, la sociedad pública estatal que cogió el relevo de Acusur, basado en la consolidación de los aportes ya existentes (Tajo y Negratín) y en la construcción de desaladoras en Campo de Dalías y Villaricos. Una década después del comienzo de aquel planteamiento basado en la desalación, que se volvía a olvidar de la autovía del agua y del flujo que se podría recibir desde el río Guadalfeo, las desigualdades en el precio del agua persisten para los usuarios almerienses por las grandes diferencias entre el agua de acuíferos, pantanos, trasvases y plantas desaladoras, y el déficit hídrico no se ha resuelto porque la mitad de las actuaciones no se han culminado o no han llegado aún al pleno rendimiento. 

El fantasma de la sequía sigue ahí, sobrevolando el porvenir de las comunidades de regantes de la provincia que consideran que hay que mirar al pasado y recuperar la autopista del agua. La Federación de Regantes de Almería (Feral) ha puesto sobre la mesa un estudio previo para hacerla posible y dar un nuevo cambio de rumbo a las fallidas políticas hídricas de las administraciones públicas. Y las conclusiones del informe, que ha sido elaborado por la consultora Zofre, evidencian que parte de las infraestructuras que requiere la interconexión Poniente-Levante ya han sido construidas haciendo más asequible el eje vertebrador con el que redistribuir los recursos de la provincia. El trasvase desde Rules y la culminación de la red hacia 20140303_133938.jpgla Rambla de El Saltador, en la que confluyen los aportes que llegan desde el Tajo y el Negratín, tendría un coste aproximado de 109,7 millones de euros. El proyecto parte de una tubería de 1.100 milímetros en la presa de Rules con capacidad para trasegar un caudal de 50 hectómetros al año de los 80 que estiman que se pueden extraer. Los otros 30 se quedarían en la costa oriental de Granada, que aún carece de una infraestructura para recibir el agua una década después de la construcción del embalse. Así lo acordaron en el encuentro que mantuvo la directiva de Feral con los regantes del Bajo Guadalfeo. El objetivo es hacer un frente común del que todos se podrían beneficiar, teniendo en cuenta que la autovía es bidireccional y llegaría agua a Granada en el caso de necesitarla, además de hacer posible la culminación de obras que arrastran al formar parte de la infraestructura hacia el Poniente. Un lobby del agua del sureste del país basado en la solidaridad de los agricultores más castigados, al no disfrutar de los privilegios y las rebajas que el Gobierno concede a otros regantes del mediterráneo. Ya hay ejemplos de colaboración entre usuarios, una cuestión que se contempla en la autopista del agua al definir la conexión entre las comunidades, como el que van a iniciar Tierras de Almería y Sol y Arena en los próximos días. Hay una clara desigualdad que deben intentar solventar porque el agua del Tajo se paga a 9 céntimos por metro cúbico y la del Campo de Dalías, que estará a rendimiento pleno este verano, cuesta 52 en cabecera y unos 30 en la planta. Era un paso obligado, ya que una hipotética negativa del conjunto de usuarios en Granada restaría posibilidades al planteamiento de retomar el trasvase de Rules. Y los agricultores también están a favor de sus demandas, tal y como les han trasladado tanto Asaja como Coag.

La siguiente puerta a la que han llamado ha sido la política y, si bien los grandes partidos no se han querido mojar todavía con su iniciativa hídrica, sí lo ha hecho Ciudadanos sacando adelante una Proposición No de Ley en el Parlamento de Andalucía que van a llevar en la próxima legislatura a Congreso y Senado. Uno de los principales escollos, a pesar de que ya lo habían contemplado en su hoja de ruta, es el normativo. Hace tan sólo unos meses fue aprobado el Plan Hidrológico de la Cuenca Mediterránea Andaluza 2015-2021 sin contemplar este nuevo escenario de transferencias y conducciones, de hecho, no se han aceptado las alegaciones de la Federación de Regantes. A partir de ahí tendrá que iniciarse una guerra legislativa, más allá de la política para conseguir fondos con los que implementar la Autovía del Agua. El presidente de Feral, José Antonio Fernández, asegura PANTANO CUEVAS 130613 003.jpgque están dispuestos a asumir entre un 20 y 30% de la inversión necesaria, si bien el resto correspondería a las administraciones públicas, con la ayuda de financiación europea, en virtud del interés general de las actuaciones. “Estamos dispuestos a pagar nuestra parte porque está claro que no podemos seguir así más tiempo. Las desaladoras han sido una ruina”, añade al tiempo que detalla que las comunidades y juntas de usuarios se muestran de acuerdo a participar en el coste de las actuaciones como partícipes de esta búsqueda de nuevos recursos que inició Feral a petición de las que peor estaban. En el estudio realizado figuran sólo las obras necesarias para que el flujo sea dirección oeste a este, si bien en las próximas fases se complementará para que pueda invertirse el flujo y trasegar en sentido contrario. Los embalses de Cuevas y Benínar se convierten en los puntos estratégicos para el almacenamiento y distribución de los caudales procedentes de Rules por el sur y del Negratín por el norte. A partir de ahí emplearían instalaciones ya existentes, como los 78 kilómetros de tuberías que se construyeron entre la presa de Cuevas y la planta de Carboneras en el Levante y otras impulsiones y conducciones del Poniente entre el Campo de Dalías y Aguadulce. La interconexión es uno de los objetivos irrenunciables para la gestión del regadío, una cuestión casi de supervivencia. Feral ha rescatado del pasado esta autovía y no va a parar hasta que fluya el agua del Poniente al Levante.

Partidos en el tren del postureo

Iván Gómez | 4 de mayo de 2016 a las 12:00

En la legislatura más corta de la democracia no sólo ha fracasado el intento de formar Gobierno. A las puertas del Congreso también ha descarrilado el ferrocarril de Almería y las reivindicaciones del conjunto de los agentes sociales por un tren digno. Los partidos, después de decenas de reuniones e instantáneas, en los vagones del Talgo y en las salas y pasillos de la Cámara Baja, no han sido capaces de sellar un acuerdo conjunto en la Comisión de Fomento con el que defender la necesaria lucha ante el Gobierno en funciones por la mejora de las comunicaciones ferroviarias, ancladas en el siglo pasado por el desmantelamiento de servicios y una preocupante falta de inversiones, sobre todo en la última legislatura presidida por Mariano Rajoy. Después de conseguir que hasta los partidos nacionalistas vascos y catalanes aceptaran debatir una iniciativa que recogía las demandas que los propios DSCN2372.JPGintegrantes de la Mesa del Ferrocarril habían depositado días antes en los despachos de la Carrera de San Jerónimo, el PP rompió la unanimidad necesaria para presentar una cuestión que no recoge el orden del día. Llegó fuera de plazo y la búsqueda del consenso para poder plantearla que abanderó la socialista Sonia Ferrer se estampó de bruces con la negativa del diputado del PP Juan José Matarí en la última de la comisiones de Fomento. Una muestra más de la incompresible falta de entendimiento de los dos grandes partidos a la hora de unir voluntades en defensa del interés de los almerienses, después de la postura favorable que mantenían tanto Ciudadanos como Podemos a sentarse a negociar un “papel” que plasmara su aceptación y que dejara constancia de su unidad a la espera de un nuevo Gobierno. Otra oportunidad perdida que contrasta con la cordial y señorial recepción que brindaron en el Congreso todas las fuerzas, con sus portavoces, a los integrantes de la Mesa del Ferrocarril a los que acompañaron en sus viajes desde Almería a Sevilla y Madrid. Semanas antes lo comenzó a fraguar el diputado nacional de Ciudadanos, Diego Clemente, que llegó a iniciar conversaciones con socialistas, populares y con el único representante de Podemos, el sevillano David Bravo. Pero la negociación se diluyó, como los estériles intentos de los partidos de alcanzar un pacto, olvidando el compromiso que hicieron en la campaña de las generales en un foro promovido por la plataforma ciudadana Califal.

La legislatura más breve también ha sido la del postureo, la de las fotografías de compromisos sin cumplir y los anuncios que se perdieron. Sólo el PSOE presentó una pregunta en el Congreso relativa a medidas que deberían acometer Renfe y Adif para mejorar las conexiones ferroviarias de Almería, las que había planteado la Mesa que no requerían esfuerzo inversor, y otra relativa a la parálisis y plazos para la culminación de la línea de Alta Velocidad entre Almería y Murcia. También el diputado de Ciudadanos preguntó por el AVE, pero las dos cuestiones quedan sin respuesta por un Ministerio de Fomento que ni estaba ni se le esperaba. En el Senado fue Juan Carlos Pérez Navas, portavoz del PSOE en la capital, el que le hizo llegar al Ejecutivo en funciones la inquietud de la provincia por la falta de fondos para los tramos del Corredor Mediterráneo en la provincia y también sobre los planes de conexión ferroviaria con el Puerto, aunque la mediación para que el secretario DSCN2183.JPGde Estado de Infraestructuras recibiera a la Mesa del Ferrocarril la realizó el popular Eugenio Gonzálvez. La fuerte presión de los almerienses propició que de aquel encuentro con los responsables de Renfe y Adif se diera paso a una reunión con la ministra de Fomento, Ana Pastor, otra cita para olvidar por su falta de concreción y lapsus, como el de cargarse a la primera de cambio el tráfico mixto que ya habían venido planteando en la línea de Alta Velocidad low cost de vía única entre Almería y Murcia. Más allá de los anuncios de una ministra en funciones que quiso desmontar el “agravio” de la isla almeriense planteando ciudades que están peor en comunicación ferroviaria, el diputado nacional Rafael Hernando optó por llevar al Congreso una Proposición no de Ley para el desarrollo de las actividades planificadas en alta velocidad en España. Documento que no deja de sorprender en una provincia históricamente aislada porque lo mismo defiende el AVE a Murcia que las conexiones entre Barcelona y Francia, Santiago y Vigo, Olmedo y Zamora. Diputados de otras provincias, además de recoger la credencial, como los de Tarragona, Murcia, Zaragoza, Málaga o Girona, han presentado preguntas escritas al Gobierno saliente sobre su tren convencional o la integración de sus ferrocarriles. Los de Almería no han sido capaces de llevar a las Cortes el mensaje de cohesión que la sociedad ha planteado con su reivindicación unánime. Era su única utilidad porque todas las iniciativas que no hayan salvado la primera fase de tramitación mueren con el nuevo Gobierno. En campaña volverán a batallar cada uno por su lado las carencias del tren, exhibiendo en Almería financiación y obras inminentes que olvidan nada más aterrizar en el aeropuerto de Madrid. Al igual que tantas otras cuestiones, la defensa política del ferrocarril descarriló en el Congreso.