Muy interesante

Fernando Santiago Muñoz | 19 de octubre de 2019

Alejandro Magno

Fernando Santiago Muñoz | 19 de octubre de 2019

El procès

Fernando Santiago Muñoz | 19 de octubre de 2019

Norte y Sur

Fernando Santiago Muñoz | 19 de octubre de 2019

La prostitución

Fernando Santiago Muñoz | 19 de octubre de 2019

Charlotte. Por Julio Malo

Fernando Santiago Muñoz | 19 de octubre de 2019

CHARLOTTE%20P1Cuando a finales del año 1937 los arquitectos españoles Josep Lluis Sert, Luis Lacasa y Antoni Bonet se ocupan en desmontar el pabellón español en la Exposición Internacional de Paris fue la arquitecta Charlotte Perriand quien con más cariño se afanó en ayudarles, hasta el punto de alojar en su ático de Montparnasse al matrimonio Sert. Esta obra supuso para el gobierno de la República un esfuerzo destinado a solicitar socorro a los estados democráticos, en ella participan directamente Picasso, Miró, Alberto, Calder y otros artistas españoles, junto con profesionales e intelectuales de todo el mundo. Charlotte Perriand se había ocupado de escoger minuciosamente las fotografías que transmitían el dolor de un pueblo que sufría los horrores de una durísima contienda. Tiempo atrás, la arquitecta francesa había coincidido con Sert y Torres Clavé en el IV Congreso Internacional de Arquitectura Moderna en 1933, que iba a celebrarse en Moscú, pero problemas de la vanguardia constructivista en la Unión Soviética a causa de la persecución estalinista, obligan a desplazar el encuentro al buque Patris, fondeado en el puerto de Atenas. Precisamente, los encargados de redactar las conclusiones de este congreso fueron Sert y Perriand. Ambos se habían conocido en el taller de Le Corbusier en la rue de Sèvres, un antiguo convento donde se respiraba un ambiente ideal entre arquitectos de todas partes del mundo. Se hablaban todas las lenguas pero un solo lenguaje, como decía Charlotte.

 

Las fotografías escogidas para el pabellón español de 1937 se pueden contemplar durante estos días en la exposición “Le monde nouveau de Charlotte Perriand” en la Fundación Louis Vuitton de Paris, un edificio del arquitecto  Frank Gehry en el Bosque de Boulogne, inaugurado en octubre de 2014, semejante al Guggenheim bilbaíno en el cual las escamas de titanio han sido sustituidas por piezas cerámicas. La extensa muestra en tan espectacular contenedor hace justicia histórica a esta heroína del espacio, una de las grandes arquitectas de la modernidad cuyo nombre con frecuencia ha sido eclipsado por sus relevantes colaboradores, como Le Corbusier o Fernand Léger, vecino éste muy querido de Charlotte con quien compartía un discurso de izquierda radical.

 

Charlotte Perriand (1903-1999) estudió en la Escuela Central de Arte de Paris, pero abandona el academicismo clasicista para inspirarse en la estética de las máquinas. Su bar en acero cromado y aluminio destaca en el Salón de Otoño de 1927. A partir de ahí, se incorpora al equipo de Pierre Jeanneret y Le Corbusier con quienes diseña múltiples piezas como su  conocida chaise longue de acero tubular. Participa en la fundación de la Unión de Artistas Modernos presidida por Robert Mayet Stevens que lidera la vanguardia en el Paris de entreguerras. Seducida por la estética japonesa se traslada a Tokio donde ocupa el cargo de asesora artística del Ministerio de Comercio e Industria, implicándose con entusiasmo en la vida cultural del país. Su exposición “Tradición, selección, creación” tuvo cierta influencia en el diseño japonés. Al comenzar la Segunda Guerra Mundial intenta regresar a Paris pero ya no es posible y se instala en Vietnam. Durante este periodo desarrolla diseños con bambú como la Tokyo Chaise Longue, versión oriental de su mueble más conocido. Arquitecta, urbanista, diseñadora, fotógrafa se expresa en todas las disciplinas mediante exquisito talento con su conocida alegría y vitalidad. Revisar ahora la producción de una profesional que abrió la senda de la modernidad en tiempos convulsos representa un estímulo para las arquitectas y arquitectos de nuestra época.

 

JULIO MALO DE MOLINA

Parque

Fernando Santiago Muñoz | 19 de octubre de 2019

Vistas

Fernando Santiago Muñoz | 19 de octubre de 2019

Irreverentes

Fernando Santiago Muñoz | 19 de octubre de 2019

La falsa peatonalización

Fernando Santiago Muñoz | 18 de octubre de 2019

Lo que se va a hacer en la Plaza de España no es una peatonalización sino la eliminación de las plazas de aparcamiento. Seguro que la plaza va a quedar mejor pero los coches van a seguir pasando, como ocurre con Argüelles donde basta con sentarse un momento para ver cómo los vehículos siguen camino de la Plaza de España como si no existiese un disco de circulación prohibida, empezando por los de la Policía Local que vuelve del desayuno. Ya lo denunció la Asociación de Padres y Madres del colegio Celestino Mutis.

¿Dónde estaba Susana?

Fernando Santiago Muñoz | 18 de octubre de 2019

46CDB62C-7256-44D9-992A-16B1D728E36E 13738F93-B372-4E91-8F06-71D818952E01

Respuesta: en Guadalcacín. Dos presentaciones del libro de Juanma Marqués y dos veces en los que la protagonista, Susana Díaz, no solo no ha ido sino que lo ha intentado reventar. En Sevilla y ayer en Cádiz convocó actos de su partido a los que reclamó la presencia de cargos públicos y orgánicos para evitar que fuesen sus fieles. Alguien debe decirle al rey que está desnudo. Muchos comentarios y anécdotas de los últimos 25 años del debate político andaluz.

Mientras tanto fue la protagonista, como no podía ser menos, de la interesante charla en la APC. Luis Pizarro dijo  a la pregunta de si Susana Díaz debía repetir como candidata “no le doy consejos a Susana, no me los pide y además no me haría caso”. A la misma pregunta  Antonio Sanz “para nosostros es mejor que se vuelva a presentar”.

Dos objeciones al acto: fue muy largo (dos horas) y hacía mucho calor (¿nadie recuerda que en el salón de actos de la APC hay aire acondicionado?). El salón lleno a rebosar entre otros la vieja guardia del PSOE (el Piri, Pepe Mier, Piñero, Pablo Lorenzo, Gabriel Almagro) junto con Fran González. Y unos cantos del PP : Cossi , Ramoní, Juan Pablo Chaves. Corrió la opinión de que el resultado electoral estará mediatizado por el caso catalán, que eso hará aumentar la participación  con un resultado difícil de pronosticar. Muy interesante. La pobre Susana va a tener que organizar actos de su partido en cada capital andaluza.

Onda Cádiz. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 18 de octubre de 2019

 

A mi juicio las televisiones públicas son útiles siempre que cumplan un servicio , no para competir en chabacanería con Tele5 o Antena3. Me parecen interesantes las televisiones públicas que tienen servicios informativos independientes del gobierno de turno, no como TV3 que es una máquina de agitación  independentista o como fue en algunos momentos Canal Sur para  el susanismo. Detesto las televisiones públicas que promueven el folklorismo tipo “Se llama copla”, los Juanes y medio y todo el mamarracho circundante. Canal Sur, en algunas cosas ejemplar a la hora de promover el servicio público , en otras ha propiciado la imagen del andaluz indolente, gracioso y fiestero. Se ha dedicado con énfasis a la semana santa, los toros, las ferias, las romerías y los carnavales, a dar una imagen de Andalucía plagada de tópicos. Todo eso por 150 millones de euros al año.

Onda Cádiz nació del furor de todos los Ayuntamientos por tener su chiringuito donde hacer propaganda del partido gobernante. Tan es así que la televisión municipal de Cádiz tuvo innumerables multas  por la campaña de propaganda desvergonzada a favor del PP y de Teófila Martínez. La Onda Cádiz donde Jorge Moreno campaba a sus anchas, la de Agustín Bravo, la que gastaba dinero en la plataforma de propaganda pepera llamada  AIERTA, donde se colocaba a la prima de un concejal del PP, al cuñado del presidente provincial del partido, al que ponía los focos en los mítines, se le daban programas a los amigos(¿alguien recuerda al lorito?) donde la hija de un militante entraba en plantilla mientras su madre hacía un programa de cocina, donde los exjefes de prensa encontraban acomodo, donde los amigos del poder entraban por la gatera, donde una productora servía de cuelo por la puerta de atrás, donde  la amante de turno  hablaba de gatitos. De aquellos años viene la idea instalada en algunos de que  la ciudad tiene otras prioridades donde gastar los más de dos millones de euros de su presupuesto. Luego llegó David Navarro y se instaló en el sistema hasta que una alianza de PP, Ciudadanos y PSOE dio un golpe de mano. Ahora se ha elegido por unanimidad a la excelente periodista Carmen Morillo que va a tener la oportunidad de demostrar para qué sirve una televisión pública local más allá del submarino amarillo, los programas cofrades y el exhibicionismo carnavalesco de algunos y algunas. Una televisión al servicio de los ciudadanos, accesible, donde se ofrezca otra imagen de la ciudad ajena a los tópicos chabacanos.

Fernando Santiago

Ejemplos

Fernando Santiago Muñoz | 18 de octubre de 2019

Ha vuelto

Fernando Santiago Muñoz | 18 de octubre de 2019

Maier

Fernando Santiago Muñoz | 18 de octubre de 2019

50 años del puente

Fernando Santiago Muñoz | 18 de octubre de 2019

Paz

Fernando Santiago Muñoz | 18 de octubre de 2019

Sancti Petri

Fernando Santiago Muñoz | 18 de octubre de 2019

Muy merecido

Fernando Santiago Muñoz | 17 de octubre de 2019

Dimisión.

Fernando Santiago Muñoz | 17 de octubre de 2019