Patrimonio de la Humanidad

Fernando Santiago Muñoz | 9 de diciembre de 2012

José Joaquín León escribo hoy al respecto de la declaración del Casco Antiguo de Cádiz como Patrimonio de la Humanidad a raíz de la declaración como bien inmaterial de los patios de Córdoba. Hace ahora 21 años Fernando Osuna estuvo investigando en la UNESCO los trámites para declarar un lugar como Patrimonio de la Humanidad. Vimos que el casco antiguo de Cádiz podía reunir esos requisitos y planteamos esa propuesta al pleno del Ayuntamiento desde el Grupo Municipal de IU. La propuesta se atascó porque hubo un invorme municipal , elaborado por alguien que hoy está en la Junta de Andalucía, que desaconsejaba ese trámite porque iba a suponer una supervisión de la actividad urbanística en el centro histórico, con la merma de autonomía que eso suponía. Insistimos a lo largo de los años y el Ayuntamiento hizo el primer trámite a desgana. En ese momento intervino la Junta de Andalucía a través de la entonces consejera Carmen Calvo (hoy sorprendentemente encumbrada a la presidencia de la Fundación Alfonso Perales: no hay persona más diferente de Perales en todo el PSOE) que bloqueó el proyecto y ahí se quedó. Cuando propusimos iniciar los trabajos para la celebración del Bicentenario, volvimos a la carga con el asunto, porque pensábamos que podía ser un elemento de difusión de la ciudad y podría tener algún efecto turístico. La cosa ha quedado en nada y me temo yo que no es la UNESCO la principal responsable. El patrimonio inmaterial (es el caso de los patios, como fue el del flamenco y podría ser el carnaval ) no tiene el mismo impacto que un lugar sea inscrito en la lista del Patrimonio Mundial. No son tantos los lugares en España que tienen tal consideración, incluso las ciudades así declaradas están agrupadas en una asociación que promueve sus intereses y hace ofertas conjuntas.

La cosa derivó ya a la broma y terminó en un célebre pasodoble de Los Yesterday

 


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber