El obispo de Córdoba

Fernando Santiago Muñoz | 4 de enero de 2013

Ustedes me perdonarán que empiece citando a Julio Anguita. No volverá a ocurrir(por ahora). En el pleito sobre la visita de los Reyes de España a Córdoba para inaugurar unas obras en la Mezquita hace años, Anguita propuso que inaugurasen también el nuevo Ayuntamiento, lo que no fue aceptado. Anguita le mandó una carta al obispo de entonces que resume muy bien mi pensamiento en la materia “usted no es mi obispo y yo sí soy su alcalde”. La pirmacía del poder democrático sobre sectas, peñas, entidades y religiones. A mí me da igual lo que piense el obispo de Córdoba sobre la vida sexual de la gente, sobre lo que él llama “política de género” , la vida en familia (que él desconoce, se supone)o lo que sea. Constato que les afecta a sus feligreses, entre los que no me encuentro. Y si acaso entre los católicos practicantes , a cuya peña tampoco pertenezco. Allá cada cual si quiere tener a dirigentes extravagantes o con opiniones tan rancias. Digo más: mientras más tonterías digan los obispos menos interés suscitarán entre la población. ¿Qué pensaría el obispo del jurado del Concurso de Agrupaciones del Carnaval de Cádiz con dos integrantes “expertas en feminismo y políticas de género”?

  • Manteko Kolorao

    es la manera que tienen hoy en día los obispos españoles de salir en los medios: decir cosas reaccionarias, porque ninguno parece dispuesto a imitar a Nicolas Castellanos o a salir en Gran Hermano

  • segundo

    Los obispos no piden salir, son los medios los que se hacen eco en la mayoría de los casos… lo que ocurre es que aquí la democracia sólo es para unos cuantos, ¿va a resultar ahora que un obispo por el hecho de serlo no tiene derecho a hablar? o simplemente, ¿sólo tiene derecho a hablar quien a mí me caiga bien?… De acuerdo que a veces los obispos se lucen con sus declaraciones, pero de ahí a que se tengan que callar, además, ya sabemos que son los medios los que están esperando a que cualquier haga la más mínima declaración para poner en titulares la frase que peor les haga quedar… respecto a lo que un sacerdote no sabe nada de la familia… no se habrá casado, de acuerdo, pero tienen padres y tienen hermanos y si se han criado en una familia como cualquiera, digo yo que algo sabrá.

  • Nuria Ferrán

    Completamente de acuerdo: Los obispos tambien tienen derecho a decir pamplinas.

  • Brigada Amarilla

    Totalmente de acuerdo, segundo; todos tienen tienen el derecho y la libertad de expresarse. Así nos permite conocer su pensamiento.

  • Epiplon

    No sé, yo soy católico, apostólico y romano y acepto y acato lo que digan mi obispo, por eso, porque soy católico, apostólico y romano; pero el que no lo es, es lógico que le haga el mismo caso a mi obispo que el que yo le hago a un ayatollah. El fallo de la iglesia católica es que se excede en sus competencias, exige cumplir sus reglas a los que no pertenecen a ella. Las normas de nuestra iglesia son para nosotros los católicos.

  • Javi F

    Lo que no se dice, por supuesto, es lo que dicen los otros 70 obispos españoles o los miles de curas que trabajan con los más desfavorecidos.

  • Daniel Cohn-Bendit

    No tienes que disculparte por hacer alusión a Julio Anguita. Lo estás haciendo con uno de los políticos más honrados y más dignos de la izquierda española.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Segundo: los obispos pueden decir lo que les dé la gana. Y los que no somos obispos podemos opinar sobre lo que dicen los obispos ¿o no? Quizás el problema es que algunos sienten nostalgia de cuando los obispos eran los únicos que podían opinar.

  • Juanra

    se supone que cuando habla un obispo y los demas callan sin haber debate es que opinan exactamente igual, por los que los meto a todos en el mismo saco, a nosé que uno de ellos diga lo contrario.

  • segundo

    En parte sí, en parte no. En algunas cosas que dicen llevan razón y en otras o no la llevan, o están anquilosados o quizás se equivocan en la forma de decirlo. Respecto a lo otro, para que tú puedas tener derecho a opinar sobre lo que dice el obispo, éste también tiene que tener derecho, pero eso de decir “Vd. no tiene derecho a hablar porque éste es un Estado aconfesional”, de acuerdo, lo es, pero “aconfesional” no significa que un obispo no pueda expresarse, es más, los obispos se dirigen a los católicos y aquí todo el mundo se da por aludido… Yo, católico, leo, escucho y podré estar de acuerdo o no… es como si a mi me molestara lo que dice un imán o un rabino… ni soy musulmán, ni judío, por lo tanto, eso no va conmigo, que diga lo que quiera.

  • Eduardo

    Lo que dice Santiago es lógico pero no es verdad. Yo creo que lo que dicen los obispos tiene interes para toda la sociedad y puede y debe ser criticado por los no católicos porque viven de de los impuestos. Si la Iglesia quiere tener libertad y que nadie se meta con ella este es el programa:
    Renuncia a los acuerdos Santa Sede Estado.
    Renuncia a la financiación.
    Renuncia a las vacaciones fiscales especiales.
    Hacer caridad con su propio dinero.
    Salir de los centros públicos de enseñanza.
    Que los símbolos católicos desaparezcan de las instituciones públicas.
    Sólo entonces estará en posición de igualdad con las otras confesiones y sobre todo con los ciudadanos que no pertenecen a ninguna.
    Respecto al obispo de Córdoba dire que me parece lamentable que alguien con su posición y capacidad de influencia tenga una cultura tan pobre.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Eduardo: en lo que tienes razón esencialmente es que al ser una entidad(la Iglesia) sostenida con dinero público está sometida al escrutinio de los ciudadanos(los contribuyentes). En el resto pienso que las opiniones de los obispos están sobrevaloradas. No creo que tengan tanta importancia para la sociedad . No creo que influyan ni entre sus feligreses:¿cuántos católicos se divorcian?¿cuántos viven en pecado, sin casarse?¿cuántos usan preservativos y otras métidos anticonceptivos no aprobados por la Iglesia?¿cuántos practican o aceptan el aborto? La lista sería larguísima. Y los católicos practicantes son más o menos el 10% de los ciudadanos . Hay otro amplio sector de católicos no practicantes y la inmensa mayoría de católicos culturales. Por ahora es una entidad privilegiada por el Estado, que la sufraga con generosidad sin pedir cuentas de lo que hace con el dinero público, que le concede un lugar preeminenete en la enseñanza. El otro día, Cospedal y Sáenz de Santamaría con Tarsicio Bertone, las dos con mantilla, una de ellas fue madre soltera y la otra no está casada por la Iglesia. Eso es España y esa es la Iglesia que tantos golpes de pecho se dal.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Segundo, ya te digo que no le niego al obispo su derecho a decir lo que le parezca. Faltaría más. Ni a los imanes, ni los rabinos, ni los de la cienciología o los evangelistas. Lo mismo que a los políticos. Allá cada cual con lo que dice. Pero sí tengo el derecho yo también a expresar mis puntos de vista sobre lo que dice, de la misma manera que lo hago cuando hablan los políticos o los columnistas. Tuviera que ver.

  • Fran de la jungla

    Santiago dixit: “Por ahora es una entidad privilegiada por el Estado, que la sufraga con generosidad sin pedir cuentas de lo que hace con el dinero público, que le concede un lugar preeminenete en la enseñanza”…por cierto, porqué los habitantes de la provincia de Cádiz, y los asociados de su asociación tienen que soportar que usted no rinda cuentas de lo que ingresa o gasta…porqué en Canal Sur siempre trabajan los mismos “comisarios”… porqué usted es tan proselitista…porqué tanto criticarla cuando la mayoría de actividades son buenas…porqué sus amigos “de la rosa” crearon los conciertos…porqué llevan los socialistos a sus hijos a los concertados…¿por qué ‘zeñó’, por qué? http://www.youtube.com/watch?v=fdUme8XKoWA jajajajajaja

  • Fernando Santiago Muñoz

    Fran de la Jungla: pues cada euro público que recibe la APC se justifica ante la administración que ha concedido la ayuda y todo el dinero que gasta la Asociación se audita, sus cuentas se aprueban en asamblea y se depositan luego en el Registro Mercantil. Del resto pues que dé cuenta quien tenga que darla.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber