Matar a sonrisas

Fernando Santiago Muñoz | 14 de septiembre de 2017

Qué gracia me hace Zornoza, Don Rafael para su parroquia, que con una sonrisa no hace más que pegar baculazos. Se ha cargado a dos vicarios generales, al director del seminario, al vicario de Ceuta, al párroco de La Línea (por moderno), a empleada de una parroquia de San Fernando, al pobre gay que quería ser padrino de un bautizo. Ha traído a toda la corte de Comunión y Liberación y a sus instituciones educativas. Pero pone esa cara de ovejita que llevan al matadero y asunto arreglado. Encima dide que no es momento sencillo para vivir la vida de la Iglesia: sobre todo para quienes depende de él y no comulgan con ruedas de molino, si se me permite la expresión. En realidad tengo con Zornoza la misma relación que con Tito Floren: no soy del club pero no soy capaz de quitármelos de encima.

  • Cainita

    Coñazo de tio, si se me permite la expresión, siempre con la misma cantinela, si hasta se está pareciendo ultimamente al PUIGDEMONT este de Catalonia, formación para los cristianos, caridad, fé, pasitos a la calle, cofrades enfervecidos mirando con la babilla fuera como sacan sus pasitos a las calles. Y según cuentan los entendidos, habría llegado el Zornoza a Cadiz castigado por no sé qué, y tambien cuentan de sus buenisimas relaciones con los directores de los medios de comunicación de cadiz y de sus opiparas comidas, con lo cual la critica, la sana critica, se la quita de enmedio. PAIS


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber