El prestigio de las palabras

Fernando Santiago Muñoz | 14 de noviembre de 2017

IMG_4491

Voy a hacer de émulo del periodista burgalés Alex Grijelmo, portero del equipo de fútbol de la Cadena SER y autor de una interesante columna sobre el idioma en El País.. Hay palabras que han adquirido un prestigio inusual, entre ellas marea. Un fenómeno de la naturaleza fue usado en medio de la crisis como sinónimo de la movilización de determinados sectores. Marea blanca para la sanidad, marea verde para la educación, marea violeta para el feminismo. A partir de ahí se ha mantenido la palabra marea como si una multitud apoyase una causa. El paradigma es la marea de pensionistas de Cádiz, que son 10 personas pero se han puesto ellos ese nombre como si fueran miles. Ahí tienen ustedes una convocatoria de Podemos a la que irán los mismos tres que fueron a las jornadas que tuvieron en Tartessos.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber