Los efectos de la malvada Constitución

Fernando Santiago Muñoz | 8 de diciembre de 2017

  • Pepe Cabrales

    Obsérvese la deuda pública. Todo cuanto gastamos, lo debemos nosotros y nuestras generaciones posteriores.

  • Francisco Medina

    Este es un buen ejemplo de la falacia cum hoc ergo propter hoc. Dicho de otro modo, correlación no implica necesariamente causalidad. Si quiere, también puede achacar a la constitución el aumento de la temperatura media mundial.

  • Gala

    El aumento de la contaminación, la sequia, españoles por el mundo.

  • Isidro

    Fernándo, en el justo momento en que Europa deje la brutal intervención económica que tanto favorece actualmente España….. el batacazo va a ser de antología.
    Zalú y Alegría

  • Uantuzri

    No hay excusas que no palíen la impotetencia de los púberes líderes que padecemos hoy en día.
    Y a los hechos me remito.

  • Pablo

    El periodo constitucional que arranca en 1978 ha sido el mejor que ha vivido socia, economicamente y de avanze de toda la historia de españa.

    El aumento de la contaminancion tendras que concretar respecto de que contaminante y respecto de que paises,la sequia en españa y en el area mediterranea es cicloca, da igual quien es el gobernante, supongo que pablo iglesias no sera capaz de cambiar los ciclos metrologicos,aunque a lo mejor si.

    Respecto de la brutal intervencion economica que favorece a españa,pero tb a Italia,a Portugal y sobre todo a Francia, esta calculado la parada de compra de deuda a lso paises por Bce. No sera un batacazo , sera un saltito con red. La inflacion esta controlada , no te preocupes.
    l

  • Pepe Cabrales

    Fíjense ustedes en la falacia. Estás endeudados al 100%. Todo lo debemos. En el 77, la deuda pública era del 13%. Sin embargo, interpretamos como muy avanzado, una mejoría mayúscula, que las ampliaciones de gasto público se deban absolutamente. Como el aquel que dijese que en el 77 tenía un piso del que sólo debía un 13 %, pero que ahora tiene 16 pisos y todos los debe en su totalidad. El tener es, al parecer, sinónimo de mejoría. Normal que así lo interprete el suedoburgués de Fernando Santiago. Y también, el mentalmente viejuno de Jose Ramón del Río (léase su columnita de hoy en el Diario). Este último llega a más. Afirma que tenemos una Constitución impecable, que nos hace iguales a todos, y que el consenso de entonces no existe hoy. Fíjense el nivel intelectual. No hay división de poderes, pero la Constitución del 78 es formidable. El consenso, que es lo menos democrático que hay, era entonces fabuloso (el consenso, que en realidad era una camarilla de listos, que sustituyeron el poder de los Partidos por el de Franco). Una monada de razonamiento.

  • Pepe Cabrales

    Formidable foto en Diario de Cádiz de las nuevas generaciones del Casino Gaditano (entre ellas, cómo no, José Ramón del Río; también el consensuante, Pérez-Llorca). Qué generación la mía; no me extraña que nuestros nietos no nos entiendan nada.

  • Emi

    No hay división de poderes en la Constitución? Vaya, hombre. Pues no hay catedrático de derecho constitucional que sostenga esa opinión.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber