Silicona de pasión. Por Fernando Santiago

Fernando Santiago Muñoz | 30 de marzo de 2018

La noche del 13 al 14 de diciembre de 1988 encargamos a un grupo de chavales de las Juventudes Comunistas que fueran a sellar con silicona la cerradura del Edificio Roma, donde están las dependencias administrativas anexas al Palacio de la Diputación. Por la mañana un grupo de funcionarios se quedaron sin poder entrar durante un rato hasta que el entonces vicepresidente de la Diputación y responsable de Personal,Antonio Fernández, envió a un grupo de chavales que , provenientes del Centro de Educación Especial de El Puerto, estaban bajo la tutela de la Diputación, lo que provocó que me enfrentase en directo por la radio con el que luego fue consejero y hoy procesado en la causa de los ERE, ya que por aquel tiempo yo era el presidente de la Junta de Personal. El caso que es que los chavales solo tuvieron que empujar la puerta porque la noche anterior al cerrarla no habían puesto los cerrojos. Tó pá ná. Algo así ha ocurrido con el Caminito: el Comando Autónomo de Sevillitas Irredentos ha sellado la puerta de la capilla con lo que han retrasado la recogida de esta hermandad de negro que tiene como hermano mayor a un exconcejal del PP. Yo que pensaba que este año solo se iba a hablar del cambio en la Carrera Oficial y el resto de quincalla de costumbre, pero al final los capillitas siempre dan espectáculo: si no lo dan a la entrada lo dan a la salida. Me había quedado en el rechazo que les provoca que la gente coma pipas y eche las cáscaras sal suelo (todavía si fueran pistachos lo entendería), el coraje que les da que el personal coloque sus sillas para sentarse a esperar el paso de las cofradías, la manía que tienen con que nadie pueda cruzar por en medio de una procesión aunque vivan en la calle cuando en Sevilla se forma un grupo para andar delante del paso . Los capillas incluso están muy preocupados por la indumentaria de la peña: los cargadores no pueden ir con zapatillas de deportes, los pobres. Los penitentes no pueden llevar zapatos marrones, los hombres tienen que ir de domingo a miércoles con chaqueta y corbata y de jueves a viernes con traje oscuro. Si alguien rompe esta indumentaria es que Cádiz es una ciudad de chuflas, como el señoría y la categoría que hay en Sevilla nada. Todo del estilo. Eso por no hablar del tradicional debate sobre si el Despojado puede ir a un paso más rápido, si eso es de Cádiz o no es de Cádiz. En realidad a mí me da igual. Diría más: yo sellaba con silicona todos los templos. Cosas mías.

Fernando Santiago

  • JUAN GUERRERO

    Esta vez te tengo que dar la razon.Todas esas ordenanzas demuestran lo que son ….

  • Gustavo
  • Gustavo

    Te pillé: ¿la pareja protagonista de anoche? Esas entradas (pelo) son preocupantes, yo de él le pediría consejo al Barbero de Cádiz (F. González) (esquina superior izquierda foto)…

    http://www.diariodecadiz.es/semana_santa/Imagenes-Jueves-Santo-Cadiz_3_1231406884.html#slide-27

  • El Caraja

    Pues yo sellaría el teclado de su ordenador psra que dejase de poner sandeces.

  • Joselete

    Esa obsesión miliciana y cofradiera por la uniformidad en la indumentaria la trasladan luego a sus colegios privados-concertados sostenidos con el dinero de todos y son capaces de expulsar, en su versión académica, a un alumno por llevar los calcetines de color beige y no blanco. Caso del que fui testigo.

  • Un tal Iván

    Qué manía tiene el español de criticar todo lo autóctono, lo que nos distingue del resto del mundo y es admirado desde fuera.
    La Semana Santa es una adaptación católica de las fiestas paganas de celebración de la primavera, que tienen sus raices en la cultura celtíbera.
    Simplemente se sustituyó la Diosa de la Tierra por la Vírgen María.
    Pero son tradiciones culturales que van más allá de la religión y las creencias personales.
    En la Semana Santa se subvierte la autoridad eclesial. El papa y la jerarquía eclesial en general tienen poco que decir y es la jerarquía cofrade la que decide -de forma local- los detalles del evento.
    Desde un punto de vista antropológico es una fiesta muy singular.

  • Gustavo

    ¿El Sr. Santiago no dice nada de la relación de los capillas y los militares?…

  • Gustavo

    Otro más para que le de un patatús al Sr. Santiago…

  • Gustavo

    Aquí en Cádiz tenemos al niño, ya crecidito, legionario Santiaguín…

  • Gustavo

    Ahora le toca el turno a los mayores…

  • Fernando Santiago Muñoz

    Un tal Iván:yo no critico todo lo autóctono. A mí me gusta mucho el carnaval. Pero esta religiosidad fervorosa y pagana no tiene parangón en Europa. Digo más: a menos religión más desarrollo. Es una constante desde la Ilustración.

  • cazon en adobo

    A F.S.M. ¿eso se lo enseñaron en las Carmelitas de Barcelona? Porque en la Autónoma me extraña.¿Donde se dice, o se demuestra esa extraña frase?

  • Fernando Santiago Muñoz

    Cazon: fue la Complutense, no la Autónoma. También estuve en los Agustinos de Málaga y los Clérigos de San Viator de Madrid.

  • Cainita

    Dixit Fernando Santiago:Diría más: yo sellaba con silicona todos los templos. Cosas mías. Y me digo y me pregunto yo mismamente, no estaremos ante una apologia del delito, con esta afirmación????. Al final Fernandito, el sieso, como el se auto-denomina, va en ser un Karlos Puest en potencia, siga así colchonero.

  • Joselete

    Está claro que de los colegios religiosos salimos, sin remedio, los anticlericales más recalcitrantes.¿Porqué será? Ahí tenéis a Fernando Santiago estudiando en los Agustinos y los Clérigos de San Viator. Yo lo hice en Salesianos.

  • cazon en adobo

    La ironía es ironía, “buen periodista y entendedor”, como si hubiese puesto en las Agustinas Recoletas, o en la Católica de Avila…..¿lo entiendes?. El contenido es lo que vale.

  • ojú

    Hombre si lo de los países desarrollados lo dice por los Noruegos, Filandeses, etc, no habrá visto las fiestas vickingas. En cuanto a Francia u otros, ahora los musulmanes se llevan la palma, con todo un sistema de subvenciones, etc. En fin a cualquier cosa se le llama Estado laico.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Ojú: he viajado varias veces a Dinamarca, a Suecia, a Noruega y una vez a Finlandia. Jamás he visto algo parecido ni remotamente a la Semana Santa. Intento estar informado de lo que ocurre en el mundo y no sé que se pare ninguno de estos países por una fiesta religiosa durante una semana.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Cazón: me limitaba a completar tu información a la que le faltaban datos, no hace falta que te alteres.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Cainita: pues si crees que es una apología del delito tienes la obligación de denunciarme.

  • ojú

    Vamos a ver Fernando creo que la religión que allí se practica es la Luterana , también tengo entendido que no son paises laicos como la mayoría de los países desarrollados europeos es más algunos con religión oficial como Inglaterra o Bélgica.
    Si existiese esta fiesta ya no sería propia de España de esta manera, en cambio en américa si existen procesiones parecidas a las españolas.
    De todas maneras hay que tener en cuenta que España es un país aconfesional no laico y hay una diferencia grande.
    También le diré que no toda España celebra con la misma intensidad esta fiesta, en cataluña no se hace, tampoco en Galicia o el País vasco.

  • Tirio

    En el País Vasco no hay Semana Santa porque quisieron imitar el estilo gaditano y después de la primera levantá todavia están buscando al santo.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Ojú: pues si has visitado o tienes la oportunidad de visitar esos países verás que la religión no forma parte de la vida política y es algo residual en la vida pública. La religión es un atraso, motivo de guerras y conflictos desde hace siglos, como el nacionalismo. Es la cruda realidad. Que hayan quedado residuos de religión en alguna Constitución o legislación no significa que sean países religiosos. No verás en ellos manifestaciones públicas de fe ni cosas por el estilo. A mí me da igual, por supuesto, que cada uno practique la creencia que le parezca siempre y cuando no pretenda imponernos a los demás sus puntos de vista ni trasladarlos a la esfera pública. Yo creo que la religión debía practicarse en el seno de cada familia y en los templos, abandonar lo público y las escuelas. Pero el raro debo ser yo. Explícame entonces cómo en un país aconfesional se ponen las banderas a media asta para celebrar una ceremonia católica.

  • Frente Che

    Oju, en El Ferrol gusta más una levantá que un freidor


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber