Con la venia » Archivo » Recomendaciones para cuando acabe el apocalipsis. Lugares insólitos. FSM

Recomendaciones para cuando acabe el apocalipsis. Lugares insólitos. FSM

Fernando Santiago Muñoz | 30 de junio de 2020

De los que yo conozco el más raro que he visitado es la estepa mongola. Desde el neolítico los hombres  aprendieron a domesticar animales y a cultivar la tierra, lo que les puso más fáciles la alimentación, así que se agruparon en ciudades. Los nómadas son pues un residuo de la historia. En la estepa viven familias enteras con rebaños de caballos que se trasladan en función del clima y los pastos.  Viven en unas tiendas que los rusos llaman yurtas y los mongoles ger. Estos clanes familiares con su ganado se mueven por la amplia y vacía estepa con sus antiguas costumbres. Una vez al año se juntan todos en Ullan Bator para el Naadam, las carreras de caballos , las competiciones de lucha y tiro con arco. Allí se formalizan bodas, contratos y todo tipo de acuerdos. Son gente hospitalaria, como ocurre con todos los seres humanos que viven en lugares difíciles (el ártico, el desierto) donde la hospitalidad es imprescindible. Fue algo interesante. En Ullan Bator nos encontramos con Luis Pancorvo que estaba haciendo un capítulo de su serie “Otros pueblos”. Le extrañó que yo no saliera en imagen para presentar nuestros documentales.

Otro lugar extraño de verdad es el País Dogón, entre Malí y Burkina Faso. Un pueblo extraño con costumbres raras, gobernado por el ogón, con su bastón lleno de nudos. La Casa de las Mujeres, donde se retiran durante la menstruación. Las enormes máscaras que usan en los ritos funerarios: los cadáveres los meten en cuevas y al cabo de los años  cuando ya se han momificado o se  pudrieron, los convierten en polvo y se los comen. Viven en unas chozas cónicas con unas ventanas de madera labrada. Ahora sería imposible ir allí por la inestabilidad política de la zona, la lucha  contra el yihadismo con ejércitos de la Unión Europea.

Chiloé, al sur de Chile, unas islas boscosas donde se han reproducido las leyendas sobre seres mitológicos del bosque.

Los Llanos de Venezuela, una extensa zona  de marisma  junto al Orinoco, donde la capibara, el cebú, el caimán, el mono aullador, las serpientes y el ibis escarlata conviven con los jinetes. Negros Occidental (Filipinas), Kerala (India), Islas Svalvard (Noruega) son también lugares extraños, unos por lo alejados que están de lo que aquí llamaríamos civilización , que en realidad son las costumbres occidentales, otros por su paisaje radical , otros por sus modos de vivir diferentes.

 


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber